Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 328 al 357 
AsuntoAutor
El Pequeño Labrieg Ricardo
Tu Linaje Espiritu Ricardo
La Gran Madre Tier Ricardo
Que son los GAP? / Ricardo
Equinoccio en el M Ricardo
24 Runas Futhark M Ricardo
A los Servidores d Ricardo
ojo-Nuevas listas Ricardo
Glosario de Termin Ricardo
Que son los GAP? / Ricardo
Plenilunio de Virg Ricardo
Web Islam 99 / 8 Ricardo
Acerca de las ciud Ricardo
DECLARACION DE PUE Ricardo
La expansión del p Ricardo
La Red Planetaria Ricardo
Astrologia Psicolo Ricardo
Destino espiritual Ricardo
FW: Destino espiri Ricardo
El Otro Oro / Kold Ricardo
Significado del Gr Ricardo
Dinero y Ascension Ricardo
La prosperidad con Ricardo
Jornadas por la Pa Ricardo
ojo-Meditacion Foc Ricardo
ojo-Carta Abierta Ricardo
Forum Espiritual d Ricardo
La Magia de Merlin Ricardo
Luz en las Olimpia Ricardo
ojo-Habla Lady Gai Ricardo
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 348     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:El Otro Oro / Koldo // Nueva Gacela Celeste / Financiamiento colectivo de la Red
Fecha:Domingo, 17 de Septiembre, 2000  14:03:53 (-0600)
Autor:Ricardo Ocampo <anahuak @.............mx>

Amig@s: 
 
Recibimos esta nueva entrega del querido hermano Koldo Aldai, desde Navarra, 
Espana. El coordina, como muchos de ustedes saben, la Red Iberica de Luz. 
Estamos todos juntos en campana por hacer de estos juegos olimpicos una 
nueva oportunidad para anclar luz y enviar a todo el planeta, desde nuestro 
corazon, en paz profunda, energias de fraternidad y sanacion. La ocasion es 
inmejorable por la cantidad de expectacion y mentes sintonizadas en el 
acontecimiento. Los invitamos en gozo a sumarse cotidianamente al mediodia 
en una meditacion global sincronizada durante las jornadas que dura la gesta 
deportiva. 
 
Asimismo, empezaremos otra campana para fortalecer financieramente a la 
Gacela Celeste, que es una de las publicaciones que con tanto amor y 
esfuerzo hace Koldo periodicamente. La idea es convertirla en el organo 
impreso de divulgacion principal de la Red Iberoamericana de Luz, y que 
continue llevando una sintesis de los principales materiales canalizados que 
circulan hoy en nuestra red a todas las alianzas que aun no cuentan con 
acceso a la Internet. Se trata de hacer un esfuerzo colectivo por trascender 
la virtualidad y llevar esta informacion estrategica a sectores hasta hoy 
aislados de las bendiciones del ciberespacio. 
 
Les ruego que se comuniquen con Koldo <planetagaia@...> ditamentente para 
que les ofrezca los mecanismos disponibles para hacer los depositos 
bancarios que en donativo generoso ustedes dispongan. La Gacela la pueden 
encontrar virtualmente en la pagina web respectiva 
<http://www.geocities.com/gacelaceleste>; y exhortamos a los interesados a 
que la publiquen en papel en su ciudad, o que en su defecto la ordenen a 
Espana para que se las envien ya impresa por correo. Podran colocarle 
publicidad local para financiar su manufactura, en su defecto y si fuera 
necesario, y obtendran descuentos especiales si ordenan directamente por 
correo un numero superior a los 50 ejemplares. Koldo tambien estara en 
disponibilidad de hacerselas llegar ya formateada en un zip si se lo 
solicitan. 
 
Tambien hemos abierto, por fin, una cuenta especial para recibir sus 
donativos en apoyo a los costos basicos de operacion de RedLuz. Despues de 
dos anos y medio de servicio gratuito ininterrumpido, y a instancias de 
muchas alianzas que amorosamente nos han ofrecido su colaboracion solidaria 
--especialmente para demostrar cooperacion y conservar en la gratuidad estos 
servicios comunitarios de seleccion de Nueva Informacion--, aceptaremos sus 
obolos en la cuenta numero 7655236 de la sucursal 566 del Banco Banamex de 
la Ciudad de Mexico, a nombre de Aurora Ocampo. Por favor envien por fax, 
despues, sus fichas de deposito al telefono (525)661 4212, o por email a 
<chicanos@...>. Por ahora solo podemos recibir sus monedas 
nacionales previamente convertidas a pesos mexicanos. 
 
Les recordamos que pueden encontrar gratuitamente los archivos completos de 
RedLuz en estas dos direcciones electronicas, con todos los materiales que 
hemos redistribuidos en estos dos anos y medio que estamos cumpliendo esta 
semana: 
 
http://www.elistas.net/foro/redluz/archivo 
http://www.egroups.com/community/redluz/archives 
 
Saludos fraternales y sean en jubilo! 
 
Ricardo Ocampo 
Editor/RedLuz 
 
******* 
 
 
From: "Planeta Gaia" <planetagaia@...> 
Date: Sat, 16 Sep 2000 16:49:37 +0200 
Subject: "El otro oro" 
 
Zubielki 16 de Septiembre de 2000 
 
 
Queridas alianzas: 
Flamea  ya la llama olímpica en el Estadio de Sidney . Los deportistas 
corren ya tras  los galardones, pero  hay  un oro que  brilla más  que el 
metal de las  medallas y que estos días se puede recolectar en abundancia 
gracias a estos  Juegos Universales. 
Los servidores de la Luz siempre estamos  dispuestos a aprovechar y 
multiplicar todos los "conatos"  de  auténtica fraternidad humana. 
En otro orden de cosas, tenéis  el nuevo número de  Gacela Celeste recién 
instalado en su rincón virtual. Contiene  como dossier  especial un  sabroso 
extracto de los libros "Conversaciones con Dios" 
 Feliz fin de semana  y fraterno abrazote  a todos: Koldo 
 
******* 
 
El otro oro 
 
Tras un recorrido lleno de vicisitudes, Danda, el aborigen australiano de la 
reconciliación, encontró entre la arena del inmenso foso a la niña Nikki 
Webster, encarnación de la esperanza humana, con la que inició su periplo 
hacia el futuro. La mayor fiesta deportiva no pudo comenzar con más 
esplendor. Tierra, agua, fuego fueron fondo de un bella historia, de un 
grandioso ritual con más de 100.000 espectadores presenciales y 3.500 
millones virtuales. 12.000 artistas, decenas de caballos y un perro 
recreaban en el Estadio Olímpico de Sidney el viaje de un pueblo, 
escenificaban de alguna forma el itinerario jadeante pero alentador de toda 
la humanidad.  
Flamea la llama olímpica de unos Juegos cargados de positivos mensajes y que 
han congregado a ciento noventa y nueve países. La atleta aborigen Cathy 
Freeman, símbolo también de una nación por fin reconciliada con su propio 
pasado, prendió el sofisticado pebetero. Los Juegos del milenio están 
marcando muchos esperanzadores precedentes en lo que respecta a ecología, 
mujer, presencia indígena, atención a los minusválidosŠ La ceremonia 
inaugural fue un alarde de creatividad, belleza y buen gusto. Color, alegría 
y luminosos contenidos se sucedieron en una original puesta en escena que 
saltó a las pantallas de todo el mundo. 
Atrás quedan las coreografías homogéneas, rígidas e insípidas del pasado. 
Círculos y más círculos llenaron el gran Estadio de los Juegos en su acto 
inaugural. Composiciones redondas, círculos ceremoniales indígenas, aros 
olímpicosŠ, simbolizaban de alguna forma un creciente y generalizado deseo 
de unidad. El espectáculo de apertura bien podía entenderse como la metáfora 
de un ser humano anhelante de círculos, que suspira reunirse, reencontrarse, 
rehallarse en medio de todos su congéneres. Quizá por ello organiza una y 
otra vez Juegos, OlimpiadasŠ 
Los resultados son, por todo ello, lo de menos. Lo importante es el alto 
porcentaje de participación femenina (38%), la preocupación ecológica que ha 
acompañado a la organización, la presencia aborigen en todas las 
manifestaciones culturalesŠ Las medallas son solo la excusa. El verdadero 
oro, el que no se aja, ni caduca, el que vale más que su cotización 
económica en el mercado, es el clima de global cordialidad que pueden 
suscitar unas Olimpiadas como las de Sidney. El mayor galardón que se pueden 
llevar las delegaciones a sus patrias es haber contribuido a hacer realidad 
ese sueño de armonía humana durante diecisiete días. Que gane éste o aquél, 
que tal país consiga tantos triunfosŠ, no deja de ser, a la postre, 
anecdótico. Las medallas descansan en las vitrinas, pero el espíritu de 
cooperación gestado, el oro de la unidad humana alcanzada es la garantía de 
un futuro global próspero y en paz. 
Cualquier excusa es, por lo tanto, buena para promocionar esa conciencia de 
solidaridad entre las naciones. Hoy por hoy el deporte es el mayor de los 
pretextos y es preciso exprimirlo al máximo. El que las dos Coreas se paseen 
de la mano en la ceremonia inaugural, el que una gigante paloma blanca con 
su rama de olivo llene la gran tela que sostuvieron todos los deportistas, 
el que los más altos ideales de compañerismo y universalidad sean promovidos 
en los actos, retrasmisiones, propagandaŠ, son los verdaderos triunfos de 
esta edición del milenio. Quienes han vivido el sueño de concordia humana 
durante quince días cobrarán la fuerza para perpetuarlo en el resto de su 
vida.  
Los Juegos no son sólo lucha contra el tiempo, un reto por superar los 
límites físicos humanos, un empeño por aplastar los records anterioresŠ, son 
por encima de todo ello el desafío por ampliar los aún limitados márgenes 
del elevado ideal de hermandad. La mayor plusmarca no es aquella que se bate 
en la arena de los estadios, sino en la pista cada vez más ancha de los 
corazones unidos. 
 
Huelga extenderse en las amenazas que atenazan a la esencia original del 
olimpismo: exceso de comercialización, corrupción, dopaje, intromisión 
políticaŠ El mayor espectáculo del deporte no está exento de unas lacras a 
las que los australianos y el COI parecen dispuestos a hacer frente con 
firmeza. Es preciso quitarle hierro y millones a la competición, recobrar el 
valor auténtico de la participación. Cuanto más dinero acompañe a las 
medallas, más se alejará el genuino espíritu deportivo de las canchas y 
estadios.   
Por encima de todos esos desafíos, Australia manifiesta en los Juegos su 
impronta prometedora, su identidad de tierra de oportunidad. Gentes de todo 
el mundo llegaron a partir del siglo XVII a ese acogedor país, ejemplo de 
tolerancia y de convivencia pacífica entre los pueblos. Los cinco 
continentes se metieron en este continente-isla y el tiempo agitó la 
mezcolanza de 160 etnias que dio por resultado un crisol de razas que hoy 
encarna una prospera nación. Esa Australia mestiza es por ello buen símbolo 
del espíritu universal que caracteriza el olimpismo. No en vano, sus 
diecinueve millones de habitantes se han volcado en el evento. 
"Atrévete a soñar" ("Get a dream") era la invitación de los cantantes Olivia 
Newton John y John Farnham en la ceremonia inaugural. La historia de la 
humanidad es una sucesión de esa suerte de sueños colectivos cada vez más 
ambiciosos, como aquel que hizo realidad el visionario Pierre de Coubertin 
al pie de la Acrópolis de Atenas, el 6 de abril de 1896. Un siglo largo 
después toca concretar otros sueños. El principio multicultural, de amistad 
y camaradería de la mayor fiesta deportiva puede universalizarse y estirarse 
más allá de dos largas e intensas semanas. Las olimpiadas son trampolín 
hacia más caras quimeras, dan constancia de que si los humanos somos capaces 
de reunirnos en torno al deporte, lo somos también de hacerlo en otros 
aspectos de la vida. 
Sidney 2000 ha sabido integrar tradición y modernidad, progreso y ecología, 
unidad y diversidad. Los primeros Juegos del tercer milenio con su fuerte 
voluntad integradora, con su carga liberadora, son un buen precedente para 
posteriores ediciones. La mayor apuesta mediática y tecnológica en la 
historia olímpica es también la más emancipadora. 
A los agoreros que se empeñan en contagiar el falso bulo de una humanidad a 
la deriva, habrá que recordarles que a finales del siglo XVIII Australia era 
una isla penal, donde eran recluidos los más "peligrosos" convictos de la 
metrópoli inglesa. Hoy la isla continente es una celebración, una fiesta 
bien ganada de las naciones de la Tierra, que mediante el deporte 
manifiestan su triunfo colectivo, reafirman su envite de un futuro 
diferente, un mañana de paz y unidad como verdadero oro en alza. 
Koldo  
 
 
Planeta Gaia. 
Comunicación al servicio de la fraternidad planetaria 
31241 Zubielki - Navarra (Spain) 
Telf. & Fax :948-54 00 20 / 606695452 
planetagaia@... 
http://web.jet.es/planetagaia 
http://www.geocities.com/gacelaceleste 
      
 
 
*******