Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1710 al 1739 
AsuntoAutor
El Caso del ADN Ex RedLUZ/L
Cuenta Tolteca del RedLUZ/L
Campo de Concentra RedLUZ/L
Ser Luna / Web de RedLUZ/L
Teotihuacan / La T RedLUZ/L
Lemuria Nos Habla RedLUZ/L
Magia Organizada P RedLUZ/L
La Luna, un instru RedLUZ/L
Circulos de Mujere RedLUZ/L
Pasos hacia la Paz RedLUZ/L
Primavera-Otoño 20 RedLUZ/L
La Cuenta Tolteca RedLUZ/L
Comunicacion con A RedLUZ/L
Ascenso y Caida de RedLUZ/L
Nace la Red Argent RedLUZ/L
Carreta de la Paz RedLUZ/L
El Poder del Amor RedLUZ/L
Festival de Pascua RedLUZ/L
Dia sin Automovile RedLUZ/L
Rezo por la paz fr RedLUZ/L
Las Cuatro Formas RedLUZ/L
Neotame y Aspartam RedLUZ/L
Panchakarma / Tecn RedLUZ/L
Cuenta Tolteca del RedLUZ/L
Segundo Congreso M RedLUZ/L
La Oracion de Pelu RedLUZ/L
La Noche Oscura de RedLUZ/L
Cuenta Tolteca del RedLUZ/L
Lazaris explica a RedLUZ/L
Verdad, Compasion, RedLUZ/L
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1782     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] Cuenta Tolteca del Tiempo / Abril 16-22
Fecha:Jueves, 17 de Abril, 2003  00:56:47 (-0500)
Autor:RedLUZ/LUXWeb <redluz @...............mx>

Cuenta Tolteca del Tiempo / Abril 16-22

@@@redluz
red iberoamericana de luz


* * * * * * * * * *


UN CURSO DE MILAGROS
foro virtual de análisis y discusión

INSCRIPCIONES GRATUITAS ABIERTAS!!
Sólo manda un email a:
<milagros-digest-alta@elistas.net>
Moderadora: Rita Calderón
Un servicio más de la RedLuz para sus lectores.

* * * * * * * * * *


ESPACIO DISPONIBLE PARA PUBLICIDAD APROPIADA
redluz-publicidad@elistas.net


* * * * * * * * * *

Si deseas seguir recibiendo la interpretación de cada semana según la cuenta tolteca del tiempo, suscríbete en la nueva lista de correo:


SER TIERRA


http://groups.msn.com/SERTIERRA

Tradiciones ancestrales...


Moderadora: Gabriela Gómez-Junco

* * * * * * * * * *


Cuenta Tolteca del Tiempo

Año cuatro cañavera

Tlacatzin Stivalet Corral
http://www.anahuac2000ac.org

miércoles 16 de abril, 12:43 horas

axcan ticateh mahtlactlihuan ze cozcacuauhtli ilhuitl ipan tlacaxipehualiztli metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos once quebrantahuesos (retorno) en levantamiento de prepucio de hombres (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral mahtlactlihuan ze 'once' tiene como acompañante externo a Yohualtecuihtli 'protector nocturno', nombre nahua con que se conocen las tres estrellas del centro de la constelación llamada Orión por los europeos, es precisamente lo que se identifica como su cinturón. Asumir esta identidad nos hace sentir una gran pertenencia al Cosmos, o sea, el Universo nos da fuerza para manifestarnos como protectores de todo lo que existe en el Cosmos. No manifestamos identidad interna cuando está presente este numeral. El volante presente en este ciclo día noche es alotl 'loro grande'.

El retorno cozcacuauhtli 'quebrantahuesos' pertenece al rumbo huitztlanpa 'hacia entre espina', el sur, rumbo de Huitzilopochtli 'zurdo colibrizado', nuestra identidad vocacional, por lo cual se refuerza nuestro instinto de tiempo. Por esta identidad nos manifestamos como personas saludables, que aprovechamos hasta la mínima oportunidad que se nos presenta, también manifestamos una actitud amigable, propicia para dar consejos útiles a los demás. Como identidad alterna somos Itzpapalotl 'mariposa de obsidiana', nombre nahua de la constelación que los europeos nombran Orión, por lo que en la noche recibimos mucha sabiduría, lo cual puede ser en forma de sueños reveladores.

La dualidad mahtlactlihuan ze cozcacuauhtli 'once quebrantahuesos' nos centra en el trecenario ze miquiztli 'uno muerte', masculino, del rumbo del norte, mictlanpa 'hacia entre difunto', el rumbo de Tezcatlipoca 'espejo su humear', nuestro instinto de espacio, nuestra identidad ética. El trecenario ze miquiztli 'uno muerte', nos hace asumir la identidad de Tlamatzincatl 'honorable cazador', uno de los nombres de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nuestra conciencia ética, también aparece Tonatiuh 'va calentando', el sol, lo cual significa que la protección es para el comportamiento ético: respeto a lo vivo, respeto a la verdad, respeto a lo ajeno, respeto a lo débil y respeto a lo armonioso. La «casa» número once nos identitifica con Zentecuihtli 'protector que unifica', así, los consejos que ofrendamos a quienes nos rodean en este ciclo día noche propician la unidad.

El mes tlacaxipehualiztli 'elevación del prepucio de los hombres' tiene como identidad externa a Xipeh Totec 'dueño de sexo, nuestro protector', nuestro instinto de placer, nuestra nupcialidad, por lo cual durante este mes manifestamos esta «identidad», es decir, disfrutamos de todo aquello que realizamos cotidianamente a lo largo de los veinte días del metztli 'mes'. La identidad interna que poseemos durante este mes es Piltzinteötl 'pupila hijo amado', lo cual nos permite percibir nuestro entorno de manera luminosa, nos hacemos más perceptivos de las formas y de los colores.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestamos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: el retorno mahtlactlihuan ze cozcacuauhtli 'once quebranahuesos' nos hace disfrutar de fuerza vital y de contribuir a la unidad colectiva ofreciendo a otros consejos valiosos.

jueves 17 de abril, 12:43 horas

axcan ticateh mahtlactlihuan ome olin ilhuitl ipan tlacaxipehualiztli metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos doce movida (retorno) en levantamiento de prepucio de hombres (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral mahtlactlihuan ome 'doce', por un ciclo día noche, nos convierte en Tlahuizcalpantecuihtli 'protector de la alborada', nombre del planeta Venus en su fase de Ślucero de la mañanaą. Con esta identidad somos capaces de ver las cosas antes de que estén totalmente claras, como ver antes lo que ocurrirá, es como si nuestro pensamiento se adelantara a los acontecimientos. El ave presente con este numeral es quetzalpapalotl 'pájaro precioso', el llamado quetzal, ave incapaz de aceptar el cautiverio.

El retorno olin 'movida', se ubica en el rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, donde se manifiesta Quetzalcohuatl 'gemelo precioso', nuestro instinto de pervivencia, que nos hace descubrir nuestra pertenencia colectiva con los demás seres humanos. La identidad que asumimos en este retorno nos hace muy activos, nos llenamos de energía creativa, no sentimos cansancio, tratamos de cerrar todos los ciclos abiertos. Como identidad alterna somos Xolotl 'acompañante', que es el planeta Venus en su fase de Ślucero de la tardeą, por lo que nos manifestamos como colaboradores activos de lo demás.

La dualidad mahtlactlihuan ome olin 'doce movida' nos sitúa en la «casa» doce del trecenario ze miquiztli 'uno muerte', masculino, del rumbo del norte, mictlanpa 'hacia entre difunto', el rumbo de Tezcatlipoca 'espejo su humear', nuestro instinto de espacio, nuestra identidad ética. El trecenario ze miquiztli 'uno muerte', nos hace asumir la identidad de Tlamatzincatl 'honorable cazador', uno de los nombres de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nuestra conciencia ética, también aparece Tonatiuh 'va calentando', el sol, lo cual significa que la protección es para el comportamiento ético: respeto a lo vivo, respeto a la verdad, respeto a lo ajeno, respeto a lo débil y respeto a lo armonioso. La «casa» número doce nos convierte internamente en Mictlantecuihtli 'protector de entre difunto' lo cual nos conecta de manera misteriosa con nuestros difuntos familiares y colectivos, por lo cual puede ocurrir sueños en que esté presente algún ser querido o algún personaje histórico.

El mes tlacaxipehualiztli 'elevación del prepucio de los hombres' tiene como identidad externa a Xipeh Totec 'dueño de sexo, nuestro protector', nuestro instinto de placer, nuestra nupcialidad, por lo cual durante este mes manifestamos esta «identidad», es decir, disfrutamos de todo aquello que realizamos cotidianamente a lo largo de los veinte días del metztli 'mes'. La identidad interna que poseemos durante este mes es Piltzinteötl 'pupila hijo amado', lo cual nos permite percibir nuestro entorno de manera luminosa, nos hacemos más perceptivos de las formas y de los colores.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestamos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: este ilhuitl 'retorno' poseemos una gran percepción de nuestro entorno, lo cual resulta muy útil ya que desplegamos una gran actividad, así, lo que hacemos resulta exitoso.

viernes 18 de abril, 12:43 horas

axcan ticateh mahtlactlihuan yei tecpatl ilhuitl ipan tlacaxipehualiztli metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos trece pedernal (retorno) en levantamiento de prepucio de hombres (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral mahtlactlihuan yei 'trece' nos inunda de la fuerza femenina del universo, llamada en nahua Zitlalinicue 'estrella su falda', por lo cual en este retorno se activa nuestra receptividad, nuestra capacidad engendradora. No asumimos identidad nocturna en este ciclo día noche. El ave que está presente es toznenetl 'loro pequeño'.

El retorno tecpatl 'pedernal' nos sitúa en el rumbo mictlanpa 'hacia entre difunto', el norte, rumbo de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', manifestación de nuestro instinto de espacio, lo cual nos hace asumir una identidad ética durante este retorno. Esta identidad, el tecpatl 'pedernal', nos hace sentir deseo de investigarlo todo, de conocer todo aquello que está en nuestro entorno, nuestra mirada se vuelve tan aguda como un bisturí que penetra en todo el devenir de aquello que está ocurriendo alrededor nuestro. Como identidad alterna somos Chalchiuhtotolin 'guajolota preciosa', que nos hace asumir una actitud de autosacrificio, de autoesfuerzo, de entrega total a aquello que estamos realizando en este ciclo día noche.

La dualidad mahtlactlihuan yei tecpatl 'trece pedernal' nos posiciona en la trecena «casa» del trecenario ze miquiztli 'uno muerte', masculino, del rumbo del norte, mictlanpa 'hacia entre difunto', el rumbo de Tezcatlipoca 'espejo su humear', nuestro instinto de espacio, nuestra identidad ética. El trecenario ze miquiztli 'uno muerte', nos hace asumir la identidad de Tlamatzincatl 'honorable cazador', uno de los nombres de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nuestra conciencia ética, también aparece Tonatiuh 'va calentando', el sol, lo cual significa que la protección es para el comportamiento ético: respeto a lo vivo, respeto a la verdad, respeto a lo ajeno, respeto a lo débil y respeto a lo armonioso. Durante la trecena «casa» nos asumimos como Chalchiuhtlicue 'esmeralda su falda', por lo que desaparecemos aquello que no está fuertemente arraigado en la ética, es decir, nos automejoramos.

El mes tlacaxipehualiztli 'elevación del prepucio de los hombres' tiene como identidad externa a Xipeh Totec 'dueño de sexo, nuestro protector', nuestro instinto de placer, nuestra nupcialidad, por lo cual durante este mes manifestamos esta «identidad», es decir, disfrutamos de todo aquello que realizamos cotidianamente a lo largo de los veinte días del metztli 'mes'. La identidad interna que poseemos durante este mes es Piltzinteötl 'pupila hijo amado', lo cual nos permite percibir nuestro entorno de manera luminosa, nos hacemos más perceptivos de las formas y de los colores.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestamos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: Este ilhuitl 'retorno' nos llena de energía para investigar acuciosamente todo aquello que en nosotros mismos se manifiesta como fuera de ética, para renunciar a tal comportamiento.

* * * * * * * * * *
Red Iberoamericana de Luz
Si recibiste este material de un amigo o conocido y deseas suscribirte
gratuita y directamente al servicio informativo RedLuz para recibir y
compartir documentos similares, sólo tienes que mandar un email a
<redluz-digest-alta@elistas.net> o visitar nuestras páginas en
<http://www.laneta.apc.org/redanahuak> y <http://www.elistas.net/lista/redluz>.
Gracias por pasar esta información a otros!

* * * * * * * * * *
sábado 19 de abril, 12:43 horas

axcan ticateh ze quiyahuitl ilhuitl ipan tlacaxipehualiztli metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos uno lluvia (retorno) en levantamiento de prepucio de hombres (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral ze 'uno' nos hace asumir doblemente la identidad del fuego iniciante, como identidad diurna somos Xiuhtecuihtli Tletl 'fuego protector de hierba' y como identidad nocturna somos Huehueteötl 'fuerza armonizante antigua'. Al asumirnos doblemente como fuego tenemos tanto la potencia fecundante del fuego cuanto su fuerza engendrante, es decir, somos fuego masculino y fuego femenino. Como volante, está presente el nexhuitzilin 'colibrí cenizo'.

El retorno quiyahuitl 'lluvia' nos ubica en el rumbo zihuatlanpa 'hacia entre mujer', el poniente, del mismo rumbo que Xipeh Totec 'dueño de sexo, nuestro protector', manifestación de nuestro instinto de placer, en forma de nupcialidad, nuestra búsqueda del amor con una persona de sexo complementario. Este rumbo activa nuestra mitad femenina, por lo que actuamos de manera receptiva. Este ciclo día noche manifestamos una gran imaginación, pero también gran tendencia a cambio de caracter, de lo alegre a lo irascible, aunque podemos ser capaces de gran concetración. La identidad alterna que mostramos es Tonatiuh 'va irradiando', el sol, lo cual complementa nuestra imaginación con productividad, tal como lo hace el sol con las semillas que germinan con la lluvia.

La dualidad ze quiyahuitl 'uno lluvia' nos ubica en el inicio del trecenario ze quiyahuitl 'uno lluvia', femenino, del zihuatlanpa 'hacia entre mujer', el poniente, el rumbo de Xipeh Totec 'dueño de sexo, nuestro protector', nuestro instinto de placer, nuestra identidad nupciálica. Durante el trecenario ze quiyahuitl 'uno lluvia', manifestamos la identidad de Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', esta identidad nos hace ser fecundantes, generadores de ideas que comunicamos a través de nuestra palabra, por lo que nos volvemos inspirantes de los demás para generar alimentos. La primera «casa» de este trecenario nos hace asumir como identidad nocturna a Tlazolteötl 'fuerza armonizante de la basura', con lo cual tenermos fuerza para renovarnos, para restaurar nuestra fuerza generadora de vida.

El mes tlacaxipehualiztli 'elevación del prepucio de los hombres' tiene como identidad externa a Xipeh Totec 'dueño de sexo, nuestro protector', nuestro instinto de placer, nuestra nupcialidad, por lo cual durante este mes manifestamos esta «identidad», es decir, disfrutamos de todo aquello que realizamos cotidianamente a lo largo de los veinte días del metztli 'mes'. La identidad interna que poseemos durante este mes es Piltzinteötl 'pupila hijo amado', lo cual nos permite percibir nuestro entorno de manera luminosa, nos hacemos más perceptivos de las formas y de los colores.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestamos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: el ilhuitl 'retorno' ze quiyahuitl 'uno lluvia' nos convierte en generadores de ideas creativas que deseamos compartir con los demás para que hagan germinar sus propios proyectos.

domingo 20 de abril, 12:43 horas

axcan ticateh ome xöchitl ilhuitl ipan tlacaxipehualiztli metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos dos flor (retorno) en levantamiento de prepucio de hombres (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral ome 'dos', como fuerza diurna, se manifiesta en nosotros como Tlaltecuihtli 'protector tierra', la fuerza protectora de la tierra, como fuerza nocturna se manifiesta como Itztli 'obsidiana'. Al ser Tlaltecuihtli 'protector tierra', asumimos la pertenencia cósmica que nos permite proteger nuestro entorno: cuidando el comportamiento ético. Cabe aquí tener presente el paralelo entre tlalli 'tierra' y zitlalli 'estrella', en realidad es Śtierra lejanaą, paralelo también presente en el latín: tellus 'tierra' y stella 'estrella'. Al ser Itztli 'obsidiana' tenemos el poder de cortar aquello que no es ético. El ave presente es quetzalhuitzilin 'colibrí verdeazul'.

El retorno xöchitl 'flor' pertenence al rumbo huitztlanpa 'hacia entre espina', el sur, del rumbo de Huitzilopochtli 'zurdo colibrizado', esto nos hace manifestar aptitud para lograr lo que nos proponemos y activar nuestro instinto de tiempo. También se activa nuestra mitad masculina, por lo que somos activos. En este retorno manifestamos predisposición para culminar aquello que está en curso, para hacerlo florecer. Como indentidad alterna también somos Xöchiquetzalli 'belleza florida', lo cual nos llena de inspiración artística, nos hacemos sensibles a lo bello, a lo armonioso.

La dualidad ome xöchitl 'dos flor' nos ubica en la segunda «casa» del trecenario ze quiyahuitl 'uno lluvia', femenino, del zihuatlanpa 'hacia entre mujer', el poniente, el rumbo de Xipeh Totec 'dueño de sexo, nuestro protector', nuestro instinto de placer, nuestra identidad nupciálica. Durante el trecenario ze quiyahuitl 'uno lluvia', manifestamos la identidad de Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', esta identidad nos hace ser fecundantes, generadores de ideas que comunicamos a través de nuestra palabra, por lo que nos volvemos inspirantes de los demás para generar alimentos. Esta segunda «casa» tiene como identidad interna a Tepeyollohtli 'corazón de montaña', lo cual activa nuestra búsqueda de identidad, nuestro deseo de conocer nuestra ubicación en el espacio y en el tiempo.

El mes tlacaxipehualiztli 'elevación del prepucio de los hombres' tiene como identidad externa a Xipeh Totec 'dueño de sexo, nuestro protector', nuestro instinto de placer, nuestra nupcialidad, por lo cual durante este mes manifestamos esta «identidad», es decir, disfrutamos de todo aquello que realizamos cotidianamente a lo largo de los veinte días del metztli 'mes'. La identidad interna que poseemos durante este mes es Piltzinteötl 'pupila hijo amado', lo cual nos permite percibir nuestro entorno de manera luminosa, nos hacemos más perceptivos de las formas y de los colores.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad interna de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestamos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: en este ilhuitl 'retorno' nos manifestamos como protectores de lo que culmina, de lo que florece, por lo que descubrimos nuestra identidad interna y cortamos con aquello que no somos.

lunes 21 de abril, 12:43 horas

axcan ticateh yei zipactli ilhuitl ipan tozoztontli metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos tres iguana (retorno) en pequeña velación (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral yei 'tres' hace brotar en nosotros la identidad diurna Chalchiuhtlicue 'esmeralda su falda', la fuerza renovadora del agua horizontal, que nos renueva éticamente, que nos hace desprendernos de aquello que nos impide respetar lo vivo, respetar la verdad, respetar lo ajeno, respetar lo débil y respetar lo armonioso. Como identidad interna nos manifestamos como Piltzintecuihtli 'protector niño amado', la fuerza del sol naciente, lo que nos permite irradiar inspiración para que los demás vean con claridad su entorno. Como ave, está presente en nosotros el cuixin 'milano', ave de vista muy aguda.

El retorno zipactli 'iguana', es del tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, el rumbo de Quetzalcohuatl 'gemelo precioso', nuestro instinto de pervivencia, nuestra conciencia genómica. Este rumbo activa la mitad femenina de nuestro genoma, por lo cual nos mostramos receptivos, engendradores de las ideas que nos aportan los demás. En este ciclo día noche nos volvemos muy emprendedores, siempre conscientes de nuestra responsabilidad cósmica de pertenencia colectiva, buscando iniciar acciones. Como identidad alterna somos Tonacatecuihtli 'protector de abundancia' y Tonacazihuatl 'paridora de abundancia', lo cual hace muy fecundo todo lo que emprendemos en este retorno.

La dualidad yei zipactli 'tres iguana' nos lleva a la tercera «casa» del trecenario ze quiyahuitl 'uno lluvia', femenino, del zihuatlanpa 'hacia entre mujer', el poniente, el rumbo de Xipeh Totec 'dueño de sexo, nuestro protector', nuestro instinto de placer, nuestra identidad nupciálica. Durante el trecenario ze quiyahuitl 'uno lluvia', manifestamos la identidad de Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', esta identidad nos hace ser fecundantes, generadores de ideas que comunicamos a través de nuestra palabra, por lo que nos volvemos inspirantes de los demás para generar alimentos. La tercera «casa» tiene como identidad nocturna a Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', que refuerza nuestra identidad fecundante.

El mes tozoztontli 'pequeña velación' es acompañado externamente por Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', por lo cual durante este mes manifestamos esta «identidad», es decir, durante los veinte días manifestamos una personalidad fecundante, propiciadora de las ideas de los demás. Como identidad interna está presente en nosotros Mictlantecuihtli 'protector de entre difuntos', lo cual nos acerca a quienes ya se nos adelantaron al Mictlan 'entre difuntos'. En este mes sentimos deseos de hacer merecimiento, es decir, buscamos trabajar internamente para crecer, para madurar.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestamos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: este ilhuitl 'retorno' hace que manifestemos una renovación que nos hace iniciar con paso firme actividades que contribuyen al bienestar colectivo, que contribuyen a la abundacia.

martes 22 de abril, 12:43 horas

axcan ticateh nahui ehecatl ilhuitl ipan tozoztontli metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos cuatro viento (retorno) en pequeña velación (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral nahui 'cuatro' nos trae como identidad externa a Tonatiuh 'va irradiando', el sol, por lo que nos comportamos como protectores de quienes conviven con nosotros en este ciclo día noche. Como identidad interna somos Zentecuihtli 'protector de la unidad', es por esto que todos manifestamos una personalidad magnética que atrae a los demás, quienes muestran deseos de unión, de protección de los demás. Con esta manera de comportarnos todos los asuntos en curso se facilitan, se solucionan las dificultades. El ave presente es zolin 'codorniz'.

El retorno ehecatl 'viento' es del mictanpa 'hacia entre difunto', norte, rumbo de Tezcatl ipoca 'espejo su esplender', nuestro instinto de espacio, nuestra identidad ética, rumbo masculino, por lo que nos hacemos activos, emprendedores. Este día nos volvemos muy locuaces, la palabra se nos facilita, nos expresamos verbalmente de manera muy clara, también nos volvemos andariegos, inquietos, como el viento. La identidad alterna que manifestamos este retorno día noche es Quetzalcohuatl 'gemelo precioso', nuestra identidad colectiva, que nos hace buscar la pervivencia de nuestro genoma.

La dualidad nahui ehecatl 'cuatro viento' nos ubica en la cuarta «casa» del trecenario ze quiyahuitl 'uno lluvia', femenino, del zihuatlanpa 'hacia entre mujer', el poniente, el rumbo de Xipeh Totec 'dueño de sexo, nuestro protector', nuestro instinto de placer, nuestra identidad nupciálica. Durante el trecenario ze quiyahuitl 'uno lluvia', manifestamos la identidad de Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', esta identidad nos hace ser fecundantes, generadores de ideas que comunicamos a través de nuestra palabra, por lo que nos volvemos inspirantes de los demás para generar alimentos. La cuarta «casa» nos trae como identidad nocturna a Xiuhtecuihtli Tletl 'fuego protector de hierba', por lo que propiciamos lo nuevo, lo que se inicia.

El mes tozoztontli 'pequeña velación' es acompañado externamente por Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', por lo cual durante este mes manifestamos esta «identidad», es decir, durante los veinte días manifestamos una personalidad fecundante, propiciadora de las ideas de los demás. Como identidad interna está presente en nosotros Mictlantecuihtli 'protector de entre difuntos', lo cual nos acerca a quienes ya se nos adelantaron al Mictlan 'entre difuntos'. En este mes sentimos deseos de hacer merecimiento, es decir, buscamos trabajar internamente para crecer, para madurar.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestamos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: el ilhuitl 'retorno' nahui ehecatl 'cuatro viento' nos impele a trabajar con los demás en la búsqueda interna de nuestra maduración ética que une, que nos armoniza colectivamente.

* * * * * * * * * *

@@@luxweb

iberamerican web of light
25,000 subscribers in two languajes & 90 nations worldwide
english services

Free New Info Selection Services
If you want to receive documents like this one
directly, in english,
different from our spanish speaking services, please write to
<luxweb-subscribe@yahoogroups.com>
Thanks for passing this to others!

Operation Planet Love
<http://www.laneta.apc.org/redanahuak/opa>

* * * * * * * * * *