Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1680 al 1709 
AsuntoAutor
El Papa en Irak? / RedLUZ/L
Año Nuevo Azteca / RedLUZ/L
Cuenta Tolteca del RedLUZ/L
Directrices para e RedLUZ/L
Oracion por los Es RedLUZ/L
Red Psiquica Vivie RedLUZ/L
Cumbre Argentina d RedLUZ/L
2003, Año Decisivo RedLUZ/L
ojo-Ascenso y Caid RedLUZ/L
La Red y la Paz / RedLUZ/L
NO HABRA GUERRA EN RedLUZ/L
Plenilunio de Pisc RedLUZ/L
Gracias Presidente RedLUZ/L
Carta de Principio RedLUZ/L
Red de Tejedores / RedLUZ/L
Cuenta Tolteca del RedLUZ/L
OPA propone hacer RedLUZ/L
Una Luz de Esperan RedLUZ/L
La Relacion de Dio RedLUZ/L
ojo-La Oscuridad E RedLUZ/L
ojo-Operacion Aire RedLUZ/L
Solo Nos Queda Soñ RedLUZ/L
Amar a la Oscurida RedLUZ/L
LUMINAIRES 2003 / RedLUZ/L
Un Curso de Milagr RedLUZ/L
Cuenta Tolteca del RedLUZ/L
Vigilia de Oracion RedLUZ/L
CRIS / Campaña por RedLUZ/L
Dia de la Tierra / RedLUZ/L
El Sexto Sol RedLUZ/L
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1731     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] Cuenta Tolteca del Tiempo / La energia colectiva del 12 de marzo al martes 18 de marzo 2003
Fecha:Martes, 11 de Marzo, 2003  23:38:23 (-0600)
Autor:RedLUZ/LUXWeb <redluz @...............mx>

Cuenta Tolteca del Tiempo / La energia colectiva del 12 de marzo al martes 18 de marzo 2003

@@@redluz
red iberoamericana de luz


Sala Virtual de Traducción de RedLuz
¿Quieres ser traductor voluntario de la red planetaria de luz?
Conéctate escribiendo a <salav-subscribe@yahoogroups.com>

From: Gabriela Gómez Junco <gabiota@prodigy.net.mx>
Date: Mon, 10 Mar 2003 12:10:36 -0600
To: RedLUZ/LUXWeb <redluz@cablevision.net.mx>
Subject: La energia colectiva del 12 de marzo al martes 18 de marzo 2003

Mi más profundo agradecimiento a la gente que desde hace ya varios años trabaja en el calpulli Nextipac de la Ciudad de México y que ahora van a entregarnos semana con semana la energía del día según la calendárica mexica-azteca. También con esta podremos estar sincronizados en una misma fuerza, esta fuerza es la que se requiere para el despertar colectivo!

Para quienes el año nuevo comienza el 12 de marzo..
¡Feliz año nuevo!
Gaby

Cuenta Tolteca del Tiempo
Del 12 al 18 de marzo, 2003
Año cuatro cañavera

Tlacatzin Stivalet Corral
talcatzin35@yahoo.com.mx

miércoles 12 de marzo, 12:43 horas

axcan ticateh ome zipactli ilhuitl ipan atlacahualo metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos dos iguana (retorno) en lo dejado por el agua (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral ome 'dos', tiene como identidad diurna a Tlaltecuihtli 'protector terreno', que nos aporta colectivamente la fuerza masculina de la tierra, como identidad nocturna a Itztli 'obsidiana', lo cual nos da una indentidad de investigadores acuciosos, el semejante volante es quetzalhuitzilin 'colibrí precioso', lo que nos hace poseedores de la voluntad logradora del colibrí precioso.

El retorno zipactli 'iguana' es del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, rumbo de Quetzalcohuatl 'gemelo precioso', que activa nuestra identidad colectiva, nuestra identidad femenina. Es un día que favorece el inicio de proyectos personales o colectivos. Los ciclos siempre inician con zipactli 'iguana': cada metztli 'mes tolteca', cada xihuitl 'año', cada tlalpilli 'trece años', cada xiuhmolpilli '52 años', et cetera. Nuestra identidad es Tonacatecuihli 'protector de la abundancia' Tonacazihuatl 'señora de la abundancia'.

La dualidad ome zipactli 'dos iguana' nos remite al trecenario ze xöchitl 'uno flor', masculino, del rumbo del sur, huitztlanpa 'hacia entre espinas', que tiene como identidades a Huehuecoyotl 'coyote anciano', que nos da identidad de cantores, y Macuilxöchitl 'flor péntica', también llamado Xöchipilli 'hijo flor', que despierta nuestro instinto de florecer, es decir, de alcanzar floridamente nuestros proyectos. Esta segunda «casa» tiene como identidad interna a Mictlantecuihtli 'protector de entre difuntos', que nos inspira para unirnos a nuestros difuntos: personales y nacionales.

El mes atlacahualo 'lo dejado por el agua' tiene como identidad externa a Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', lo cual significa que durante el mes manifestaremos una «identidad» fecundadora y propiciadora de todo aquello que es nutriente para los humanos. Como identidad interna de atlacahualo 'lo dejado por el agua' somos Xiuhtecuihtli 'protector de hierba', nombre del fuego iniciador de vida, lo cual nos hace manifestar esta característica a lo largo de los veinte días del mes.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestaremos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: el presente ilhuitl 'retorno' nos propicia una identidad protectora y nutricia para aquello que iniciamos con la intención de hacerlo florecer

jueves 13 de marzo, 12:43 horas

axcan ticateh yei ehecatl ilhuitl ipan atlacahualo metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos tres viento (retorno) en lo dejado por el agua (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral yei 'tres', tiene como identidad diurna a Chalchiuhtlicue 'esmeralda su falda', que nos aporta colectivamente la fuerza femenina del agua, es decir, del agua de los ríos, que corre con fuerza limpiando aquello que está contaminado, como identidad nocturna a Piltzinteötl 'pupila hijo amado', nombre que se da al sol naciente, el que hace que los colores de la naturaleza sean percibiblies, que nos propicia una identidad de «sol naciente», el volante que acompaña al numeral tres de cuixin 'milano', un ave que vuela casi tan alto como el águila y que también posee una vista poderos.

El retorno ehecatl 'viento' es del rumbo mictlanpa 'hacia entre difuntos', el norte, rumbo de Tezcatl ipoca 'espejo su esplender', que activa nuestra conciencia ética, nuestra identidad masculina. El acompañante de este retorno es Quetzalcohuatl 'gemelo precioso', nuestra identidad colectiva, por lo que tenemos una identidad propicia para acciones políticas. Es un día que favorece el trabajo con la palabra, especialmente en asuntos que propicien acciones correctas desde el punto de vista ético.

La dualidad yei ehecatl 'tres viento' nos remite al trecenario ze xöchitl 'uno flor', masculino, del rumbo del sur, huitztlanpa 'hacia entre espinas', que tiene como identidades a Huehuecoyotl 'coyote anciano', que nos da identidad de cantores, y Macuilxöchitl 'flor péntica', también llamado Xöchipilli 'hijo flor', que despierta nuestro instinto de florecer, es decir, de alcanzar floridamente nuestros proyectos. Esta tercera «casa» tiene como identidad interna a Chalchiuhtlicue 'esmeralda su falda', que nos hace prpensos a renovar aquello que percibimos contaminado, para restaurar su fuerza vital original. Esto permite tomar conciencia todo aquello que nuestro entorno entorpezca nuestra armonía colectiva y nos impele a limpiar con la palabra la contaminación que percibimos.

El mes atlacahualo 'lo dejado por el agua' tiene como identidad externa a Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', lo cual significa que durante el mes manifestaremos una «identidad» fecundadora y propiciadora de todo aquello que es nutriente para los humanos. Como identidad interna de atlacahualo 'lo dejado por el agua' somos Xiuhtecuihtli 'protector de hierba', nombre del fuego iniciador de vida, lo cual nos hace manifestar esta característica a lo largo de los veinte días del mes.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestaremos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: el presente ilhuitl 'retorno' nos vuelve oportuno asumir una identidad regeneradora de la armonía colectiva, para alcanzar el florecimiento de aquello que nos beneficia colectivamente.

viernes 14 de marzo, 12:43 horas

axcan ticateh nahui calli ilhuitl ipan atlacahualo metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos cuatro casa (retorno) en lo dejado por el agua (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral nahui 'cuatro', tiene como identidad diurna a Tonatiuh 'va irradiando', que nos inunda durante el día la fuerza masculina del sol, es decir, que favorece que actuemos como el nuestro gran astro diurno, que nos aporta energía para el esfuerzo que requerimos para completar exitosamente nuestra tarea de cada día. La identidad nocturna que se favorece en nosotros es la identificada como Zenteötl 'fuerza armonizante uno', lo cual propicia nuestra pertenencia con los demás. El volante que está presente en este día es zolin 'codorniz', un ave terrena.

El retorno calli 'casa' es del rumbo zihuatlanpa 'hacia entre mujeres', el poniente, rumbo de Xipeh Totec 'dueño de sexo, nuestro protector', que activa nuestro instinto de placer, también nuestra identidad femenina. La identidad manifiesta en este retorno es Tepeyollohtli 'corazón de montaña', que propicia el encuentro con uno mismo, con nuestro ser interno. Es un día que favorece el trabajo en nuestra casa, por lo que resulta dificil salir de ella, nos gusta reflexionar sobre lo que somos, sobre lo que buscamos en la vida. Durante el ciclo día noche, somos propensos a realizar acciones placenteras.

La dualidad nahui calli 'cuatro casa' nos remite al trecenario ze xöchitl 'uno flor', masculino, del rumbo del sur, huitztlanpa 'hacia entre espinas', que tiene como identidades a Huehuecoyotl 'coyote anciano', que nos da identidad de cantores, y Macuilxöchitl 'flor péntica', también llamado Xöchipilli 'hijo flor', que despierta nuestro instinto de florecer, es decir, de alcanzar floridamente nuestros proyectos. Esta cuarta «casa» tiene como identidad interna a Tlazolteötl 'fuerza armonizante de la basura', que nos inspira para renovarnos. Esto propicia que trabajemos en el arreglo y embellecimiento de nuestro hogar.

El mes atlacahualo 'lo dejado por el agua' tiene como identidad externa a Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', lo cual significa que durante el mes manifestaremos una «identidad» fecundadora y propiciadora de todo aquello que es nutriente para los humanos. Como identidad interna de atlacahualo 'lo dejado por el agua' somos Xiuhtecuihtli 'protector de hierba', nombre del fuego iniciador de vida, lo cual nos hace manifestar esta característica a lo largo de los veinte días del mes.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestaremos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: el presente ilhuitl 'retorno' genera en nosotros de disfrutar de nuestro hogar, de embellecerlo con flores. Nos impele al autoconocimiento, al descubrimiento de nuestra identidad propia, personal y nacional.

sábado 15 de marzo, 12:43 horas

axcan ticateh macuilli cuetzpalli ilhuitl ipan atlacahualo metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos cinco lagartijo (retorno) en lo dejado por el agua (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral macuilli 'cinco', tiene como identidad diurna a Tlazolteötl 'fuerza regeneradora de basura', que nos impele durante el día a recolectar basura, a sacudir, a desprendernos de aquello que ya cumplió su ciclo y que debe ser desechado. La identidad nocturna que se manifiesta en nosotros es la identificada con Mictlantecuihtli 'protector de entre difuntos', lo cual propicia nuestra pertenencia quienes se adelantaron a nosotros: en nuestra familia y en nuestra patria. El volante que está presente en este día es cacalotl 'loro con zapato', un ave que los ‘frailes’ identificaron como cuervo: un ave europea.

El retorno cuetzpalli 'lagartijo' es del rumbo huitztlanpa 'hacia entre espinas', el sur, rumbo de Huitzilopochtli 'zurdo colibrizado', que favorece nuestro pensamiento logrador, también nuestra identidad masculina. La identidad que nos acompaña este ciclo día noche es Huehuecoyotl 'coyote anciano', la representación de nuestra personalidad festiva. Es un día que propicia lo que nos proporciona alimento, sin necesidad de esforzarnos, como la lagartija, que le llega el alimento a donde se asolea. Se favorece la energía sexual masculina.

La dualidad macuilli cuetzpalli 'cinco lagartijo' nos remite a la quinta «casa» del trecenario ze xöchitl 'uno flor', masculino, del rumbo del sur, huitztlanpa 'hacia entre espinas', que tiene como identidades a Huehuecoyotl 'coyote anciano', que nos da identidad de cantores, y Macuilxöchitl 'flor péntica', también llamado Xöchipilli 'hijo flor', que despierta nuestro instinto de florecer, es decir, de alcanzar floridamente nuestros proyectos. Esta quinta «casa» tiene como identidad interna a Tepeyollohtli 'corazón de montaña', que nos hace buscar nuestra identidad. La energía colectiva que manifestamos en este ciclo día noche nos impele encontrarnos a nosotros mismos para propiciar la restauración de lo que nos trae alimento.

El mes atlacahualo 'lo dejado por el agua' tiene como identidad externa a Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', lo cual significa que durante el mes manifestaremos una «identidad» fecundadora y propiciadora de todo aquello que es nutriente para los humanos. Como identidad interna de atlacahualo 'lo dejado por el agua' somos Xiuhtecuihtli 'protector de hierba', nombre del fuego iniciador de vida, lo cual nos hace manifestar esta característica a lo largo de los veinte días del mes.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestaremos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: el presente ilhuitl 'retorno' nos hace propensos a desprendernos de aquello que dejó de favorecer lo que nos alimenta y se ha convertido en estorbo.

* * * * * * * * * *
Red Iberoamericana de Luz
Si recibiste este material de un amigo o conocido y deseas suscribirte
gratuita y directamente al servicio informativo RedLuz para recibir y
compartir documentos similares, sólo tienes que mandar un email a
<
redluz-digest-alta@elistas.net> o visitar nuestras páginas en
<
http://www.redanahuak.org.mx> y <http://www.elistas.net/lista/redluz>.
Gracias por pasar esta información a otros!

* * * * * * * * * *
domingo 16 de marzo, 12:43 horas

axcan ticateh chicoaze cohuatl ilhuitl ipan atlacahualo metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos seis serpiente (retorno) en lo dejado por el agua (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral chicoaze 'seis', tiene como identidad diurna a Mictlantecuihtli 'protector de entre difuntos', lo cual propicia nuestra pertenencia a quienes se adelantaron a nosotros: en nuestra familia y en nuestra patria.  Nuestra identidad nocturna es Chalchiuhtlicue 'esmeralda su falda', que nos aporta colectivamente la fuerza femenina del agua, es decir, del agua de los ríos, que corre con fuerza limpiando aquello que está contaminado. El volante que está presente con el numeral chicoaze 'seis' es itzchicuauhtli 'lechuza obsidiana'.

El retorno cohuatl 'serpiente' es del rumbo tlahuilcopa 'hacia donde la luz', el oriente, rumbo de Quetzalcohuatl 'gemelo precioso', que propicia nuestra acción con los demás, asimismo nos propicia una identidad receptiva, es decir, femenina. La energía que nos aporta cohuatl 'serpiente' es vacilante, cambiante de un deseo a otro, buscando nuestro objetivo de manera no directa, como se desplaza una serpiente cuando se acerca a su presa.

La dualidad chicaze cohuatl 'seis serpiente' nos remite a la sexta «casa» del trecenario ze xöchitl 'uno flor', masculino, del rumbo del sur, huitztlanpa 'hacia entre espinas', que tiene como identidades a Huehuecoyotl 'coyote anciano', que nos da identidad de cantores, y Macuilxöchitl 'flor péntica', también llamado Xöchipilli 'hijo flor', que despierta nuestro instinto de florecer, es decir, de alcanzar floridamente nuestros proyectos. Esta sexta «casa» tiene como identidad interna a Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', Que nos hace proteger activamente aquello que vive. Lo que propicia esta «casa» es el acercamiento a nuestra herencia proveniente de nuestros difuntos abuelos anahuacas, es un impulso a limpiar nuestra herencia pero de manera no directa.

El mes atlacahualo 'lo dejado por el agua' tiene como identidad externa a Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', lo cual significa que durante el mes manifestaremos una «identidad» fecundadora y propiciadora de todo aquello que es nutriente para los humanos. Como identidad interna de atlacahualo 'lo dejado por el agua' somos Xiuhtecuihtli 'protector de hierba', nombre del fuego iniciador de vida, lo cual nos hace manifestar esta característica a lo largo de los veinte días del mes.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestaremos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: el ilhuitl 'retorno' chicoaze cohuatl 'seis serpiente' nos hace propensos a acercarnos a nuestra herencia ancestral de manera no conciente, de manera cambiante, pero buscando el florecimiento de nuestras raíces milenarias.

lunes 17 de marzo, 12:43 horas

axcan ticateh chicome miquiztli ilhuitl ipan atlacahualo metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos siete muerte (retorno) en lo dejado por el agua (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral chicome 'siete', tiene como identidad diurna a Zenteötl 'fuerza armonizante uno', lo cual propicia la búsqueda de lo que favorece nuestra pertenencia con los demás, nuestra unidad con todo lo que existe. La identidad nocturna que se manifiesta en nosotros es Tlazolteötl 'fuerza armonizante de la basura', lo cual favorece sueños renovadores. El volante que está presente con el numeral chicome 'siete' es tizapapalotl 'mariposa blanca'.

El retorno miquiztli 'muerte' es del rumbo mictlanpa 'hacia entre difunto', el norte, rumbo de Tezcatl ipoca 'espejo su esplender', que nos vuelve propensos a un comportamiento recto desde el punto de vista de lo ético, nos llenamos de energía masculina, es decir, activa. La identidad que nos aporta este ciclo día noche es Tecziztecatl 'de entre caracoles', del mar sometido a los ciclos lunares de las mareas, también somos Metztli 'luna', que nos hace sentir el deseo de cerrar ciclos para que se abran otros nuevos.

La dualidad chicome miquiztli 'siete muerte' nos ubica en la séptima «casa» del trecenario ze xöchitl 'uno flor', masculino, del rumbo del sur, huitztlanpa 'hacia entre espinas', que tiene como identidades a Huehuecoyotl 'coyote anciano', que nos da identidad de cantores, y Macuilxöchitl 'flor péntica', también llamado Xöchipilli 'hijo flor', que despierta nuestro instinto de florecer, es decir, de alcanzar floridamente nuestros proyectos. Esta séptima «casa» tiene como identidad interna a Xiuhtecuihtli 'protector de hierba', el fuego, lo cual nos impele a proteger la renovación de lo vivo. Esta «casa» nos hace sentir pertenencia con nuestros difuntos ancestros anahuacas, pero no para regresar al pasado, sino para favorecer el inicio de un nuevo ciclo: los 676 años del «sol tolteca» que se inició el día nahui cuauhtli 'cuatro águila' que coincidió con el martes 13 de junio del año 2000 europeo.

El mes atlacahualo 'lo dejado por el agua' tiene como identidad externa a Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', lo cual significa que durante el mes manifestaremos una «identidad» fecundadora y propiciadora de todo aquello que es nutriente para los humanos. Como identidad interna de atlacahualo 'lo dejado por el agua' somos Xiuhtecuihtli 'protector de hierba', nombre del fuego iniciador de vida, lo cual nos hace manifestar esta característica a lo largo de los veinte días del mes.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestaremos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: este ilhuitl 'retorno' propicia al cierre de los ciclos que nos llevan a renovarnos, desprendiéndonos de aquello que ya sirvió para nuestros fines.

martes 18 de marzo, 12:43 horas

axcan ticateh chicoyei mazatl ilhuitl ipan atlacahualo metztli ipan nahui acatl xihuitl

'hoy somos ocho venada (retorno) en lo dejado por el agua (mes) en cuatro cañavera (año)'

El numeral chicoyei 'ocho', tiene como identidad diurna a Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', lo cual nos impele a nutrir todo aquello que favorece a lo vivo, tal como lo hace la lluvia. La identidad nocturna que nos aporta este numeral es Tepeyollohtli 'corazón de montaña', lo cual favorece la aparición de sueños reveladores de nuestra identidad, de sueños que nos permiten descubrir nuestra identidad. El volante que está presente con el numeral chicoyei 'ocho' es itzcuauhtli 'águila obsidiana', que es el emblema nacional.

El retorno mazatl 'venada' es del rumbo zihuatlanpa 'hacia entre mujer', el poniente, rumbo de Xipeh Totec 'dueño de sexo, nuestro protector', lo cual nos activa nuestro intinto de placer sexual pero con sentido de responsabilidad. Por ser del rumbo poniente, manifestamos una identidad femenina, receptiva. La identidad que manifestamos por este ilhuitl 'retorno' también es Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', que es masculina, activa. Este retorno es muy fuerte, debido al equilibrio entre nuestras identidades masculina y femenina. Manifestamos una gran libertad, como el venado que busca la montaña, sentimos todo de una manera muy intensa, somos percetivos en grado sumo: como una venada.

La dualidad chicoyei mazatl 'ocho venada' nos refiere a la octava «casa» del trecenario ze xöchitl 'uno flor', masculino, del rumbo del sur, huitztlanpa 'hacia entre espinas', que tiene como identidades a Huehuecoyotl 'coyote anciano', que nos da identidad de cantores, y Macuilxöchitl 'flor péntica', también llamado Xöchipilli 'hijo flor', que despierta nuestro instinto de florecer, es decir, de alcanzar floridamente nuestros proyectos. Esta octava «casa» tiene como identidad interna a Itztli 'obsidiana', que nos inspira para la investigación acuciosa. Esta «casa» nos hace sentir deseos de actuar con libertad, de fecundar en nuestro entorno todo lo que es vital.

El mes atlacahualo 'lo dejado por el agua' tiene como identidad externa a Tlaloc 'licor fecundante de la tierra', lo cual significa que durante el mes manifestaremos una «identidad» fecundadora y propiciadora de todo aquello que es nutriente para los humanos. Como identidad interna de atlacahualo 'lo dejado por el agua' somos Xiuhtecuihtli 'protector de hierba', nombre del fuego iniciador de vida, lo cual nos hace manifestar esta característica a lo largo de los veinte días del mes.

El año nahui acatl 'cuatro cañavera', del rumbo tlahuilcopa 'hacia la luz', el oriente, tiene como identidad externa, por el nahui 'cuatro', a Tonatiuh 'va calentando, nombre del sol, lo cual nos hace manifestarnos a lo largo de todo el año como el «centro protector» de nuestro entorno, tal como lo hace nuestro astro rey; como identidad interna somos Zenteötl 'fuerza armonizante unificante', la identidad volante es zolin 'codorniz'. Por el retorno acatl 'cañavera', poseemos la «identidad» de Tezcatl ipoca 'espejo su humear', nombre nahua de nuestra conciencia ética. La dualidad nahui acatl 'cuatro cañavera' nos hace manifestar la identidad de Itztli 'obsidiana', que nos impulsa a investigar con profundidad aquello que nos interesa, cortando lo que nos lo impide. Por todo esto, a lo largo del año manifestaremos el deseo de proteger nuestro entorno investigando todo lo que está fuera de la ética para impedir que nos dañe: cortándolo.

síntesis: este ilhuitl 'retorno' chicoyei mazatl 'ocho venado' nos hace muy perceptivos de todo aquello que nos lleva a la libertad personal, que nos lleva a fecundar en nuestro entorno todo lo que se convierte en vida.

* * * * * * * * * *

@@@luxweb

iberamerican web of light
25,000 subscribers in two languajes & 90 nations worldwide
english services

Free New Info Selection Services
If you want to receive documents like this one
directly, in english,
different from our spanish speaking services, please write to
<
luxweb-subscribe@yahoogroups.com>
Thanks for passing this to others!

Operation Planet Love
<
http://www.redanahuak.org.mx/opa>

* * * * * * * * * *