Inicio > Mis eListas > redanahuak > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1101 al 1140 
AsuntoAutor
Invitacion al 8vo Ricardo
plantar es opciona Ricardo
FW: un curso de mi Ricardo
informacion para t Claudia
como abrir tu camp Claudia
Generacion de Luz Ricardo
Invitacion al 8avo Ricardo
FW: LOS TAMBORES S Ricardo
EL AÑO MONO DE MAD torasyah
Diplomado Kinam Ricardo
no soy tu maestro Ricardo
Comunicacion No Vi Ricardo
Comunicacion No Vi Ricardo
CURSO DE MEDITACIO Ricardo
GOBIERNOS E INDIFE Ricardo
PARLAMENTO DE LAS Ricardo
La Caida de Babilo Ricardo
2004, Año del Mono Anahuak
8000 Tambores Sagr Anahuak
El Jaguar-Serpient Anahuak
El cuento de la 'd Anahuak
Simone Weil, Anahuak
Asamblea Mundial d Anahuak
13 Encontro Nova C Anahuak
Dominus Dominatrix Anahuak
IV Jornadas de Paz Anahuak
Encuentro REDLUZ e Anahuak
QUE ES EL CORAZON? Anahuak
Se esta produciend Anahuak
El Anticristo de l Anahuak
Internet, parte de Anahuak
Conciencia Animal Anahuak
Los 7 Desafios / D Anahuak
Simone Weil / 95 a Anahuak
1er ENCUENTRO MEXI Ricardo
Mito e Historia de Ricardo
Restaurando el Pre Ricardo
Terapia de Regresi Ricardo
La Tolerancia Ricardo
Apocalipsis Ahora Ricardo
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
RED ANAHUAK
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1142     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[redanahuak] Simone Weil / 95 aniversario de su nacimiento / 3 de feb 1909 / Citas / Instituto Simone Weil, AC
Fecha:Martes, 2 de Marzo, 2004  23:28:18 (-0600)
Autor:Anahuak Home <redanahuak @...............mx>

Simone Weil / 95 aniversario de su nacimiento / 3 de feb 1909 / Citas / Instituto Simone Weil, AC

* * * * * * * * * *

NUEVA INFORMACION PARA EL CAMBIO...
www.laneta.apc.org/redanahuak
redanahuak-alta@elistas.net
Solo 3 mensajes semanales.

Para desconectarte:
redanahuak-baja@elistas.net

* * * * * * * * * *

PARA SEGUIR RECIBIENDO LA SELECCION *AMPLIA*
DE MATERIALES CON LO MEJOR DE LA
RED PLANETARIA DE LUZ,
ESCRIBE A
gap-digest-alta@elistas.net
Hasta 7 mensajes en un solo compendio diario.

* * * * * * * * * *

NACE LA RED MEXICANA DE LUZ !
Conecta escribiendo a
redmexicanadeluz-subscribe@yahoogroups.com
La Mujer Dormida está pariendo..

* * * * * * * * * *

RED GLOBAL DE TAMBORES
Evento Planetario de Equinoccio
Registra tu Ceremonia / Marzo 21
Por la Sanacion de la Tierra, la Vida y la Paz
Llamado a las Cuatro Direcciones!

http://www.universidadindigena.org
tamboressagrados@yahoo.com.mx

* * * * * * * * * *

IV JORNADAS DE PAZ Y DIGNIDAD 2004
Una carrera cuatrianual para el despertar de la Tierra
Desde Alaska y la Patagonia hasta Panama
La Profecia del Aguila y el Condor
Mayo-Noviembre 2004

http://www.peaceanddignityjourneys2004.net
http://groups.yahoo.com/group/jornadaspazdignidad

* * * * * * * * * * *

PARLAMENTO DE LAS RELIGIONES DEL MUNDO
7-13 de julio
http://www.unescocat.org/prm2004/esp/home_esp.html
http://www.barcelona2004.org
CUMBRE DE NUEVA CONCIENCIA
10-11 de julio
http://www.athanor.es/cumbrenuevaconciencia

* * * * * * * * * * *


From: Sylvia Maria Valls / smvalls@prodigy.net.mx  
To: redanahuak@laneta.apc.org
Sent: Friday, February 13, 2004 2:51 AM
Subject: Instituto Simone Weil, A.C, segunda entrega de selección de citas en el 95to aniversario de su nacimiento, 3 de feb 1909

Valls, Sylvia Maria. Simone Weil: Profesión de fe. Antología y crítica alrededor de su obra. UAM, Col. Molinos de Viento, 1990, no. 73, pp. 128-142, supra.  Capturado para la Red por Ligia Pintado Patiño


Segunda SELECCIÓN DE CITAS DE  DIVERSAS FUENTES


La libertad sobrenatural debe existir, pero esta existencia es algo infinitamente pequeño que crece de forma exponencial.



       El silencio en la música entre las notas, representa este algo infinitamente pequeño.



          La más hermosa música es aquélla que otorga la mayor intensidad a un instante de silencio, que obliga al oyente a escuchar el silencio. Primero, por el encadenamiento de los sonidos se le guía hasta el silencio interior; después a éste se le añade el silencio exterior. (Ibid., p.129.)



La cristiandad se hizo totalitaria, conquistadora, exterminadora, porque no desarrolló la noción de la ausencia y la no-acción de Dios aquí abajo. Se ligó a Jehová en igual medida que a Cristo, concibiendo La Providencia según el modo del Antiguo Testamento. Israel era la única que podía resistir a Roma porque se asemejaba a ella, y así el cristianismo naciente llevaba en él la mancha romana aún antes de llegar a ser la religión oficial del Imperio. El mal hecho por Roma jamás ha sido realmente reparado.

          

Igual sucede con Alá, pero en menor grado, puesto que los árabes no han constituido jamás un Estado. La guerra de la cual él es Dios es la guerra de las razzias.

(Ibid., p.134.)



          La caridad puede y debe amar, en un país, todo lo que es en él condición de desarrollo espiritual de los individuos, es decir: por un lado, el orden social, aun cuando este orden social sea malo, por ser menos malo que el desorden; por otro lado, la lengua, las ceremonias, las costumbres, etc..., todo lo que participe de la belleza, toda la poesía que envuelve la vida de un país. Se puede y se debe amar así a todos los países, pero se tienen obligaciones particulares con el propio.



          Pero una nación como tal no puede ser objeto de amor sobrenatural. Ésta no tiene alma. Es una gruesa bestia. (Ibid., p.135.)



          El falso Dios trasmuta el sufrimiento en violencia. El verdadero Dios trasmuta la violencia en sufrimiento.

(...)

Por naturaleza buscamos el placer y evitamos el sufrimiento. Es solamente por ello que el júbilo sirve de imagen del bien y el dolor de imagen del mal. De lo cual provienen la imaginería del paraíso y del infierno. Pero de hecho, en nuestra vida, placer-dolor conforman una pareja inseparable.

          Existen aquí abajo tanto dolores semi-infernales como placeres semi-infernales; existen felicidades casi divinas y sufrimientos casi divinos.

          Bien podría ser que, en el instante de la muerte, entra en el alma que es santa, a un mismo tiempo, una infinidad de júbilo divino y una infinidad de dolor puro que la hacen estallar y desaparecer en la plenitud del ser; mientras que el alma perdida se disuelve en la nada con una mezcla de horror y de horrible complacencia. (Ibid., p.136.)



Solamente las matemáticas nos obligan a constatar los límites de nuestra inteligencia. Puesto que siempre es posible pensar de una experiencia que ésta resulta inexplicable porque no conocemos todos los factores. Aquí, estamos en posesión de todos los factores, combinados en la pena luz de la demostración, y sin embargo, no alcanzamos a comprender. Tal como la fuerza en relación con nuestra voluntad, resultan las matemáticas en relación con nuestra inteligencia. Ello nos obliga a dirigir la mirada de nuestra intuición aún más lejos. El universo de los signos carece de espesor, y sin embargo es infinitamente duro. (Ibid., p.141.)



¿No se reconoce (por lo demás) que la astronomía se deriva de la astrología, la química de la alquimia? Pero se interpreta esta filiación como un gran avance, mientras que hay degradación en lo que  a la atención se refiere. La astrología y la alquimia trascendentes son la contemplación de verdades trascendentes en símbolos provistos por los astros y las combinaciones de las sustancias. La astronomía y la química son degradaciones de aquéllas. La astrología y la alquimia como magias son degradaciones aún más bajas. No hay plenitud de la atención sino en la atención religiosa. (Ibid., p.142.)



La vía ascendente de la República (Platón) es la de los grados de la atención. El ojo del alma es la atención... La atención absolutamente pura, la atención que no es sino atención es la atención dirigida hacia Dios, porque éste no está presente sino en la medida en que hay atención... Las relaciones matemáticas no son gran cosa sin atención --pero todavía son algo: Dios solo no es nada sin atención). (Ibid., p.158.)



Cada cosa es buscada y rebuscada no por ella en sí sino en tanto que bien. Solo el bien es buscado por lo que es en sí. Así pues, el bien solo es absoluto. (Ibid. P.159.)



Discurso de Aristófanes (Banquete, Platón). El Amor reparador del pecado original, pone fin a la dualidad. "Cada uno de nosotros es símbolo de un hombre (símbolo, signo de reconocimiento constituido por un objeto cortado en dos) como los pliegos, a partir de dos. Cada cual busca su símbolo."

          La unidad del hombre es trascendente en relación con la persona, como lo es para la Trinidad.

          Los hombres que tienen por "símbolo" una mujer, las mujeres que tienen por "símbolo" un hombre encuentran su unidad en el acto carnal. Los demás no pueden. Estos son los místicos. Los primeros pecan de adulterio. (Por tanto la fidelidad conyugal es ya castidad.)

          El hombre fue cortado en dos como el Alma del Mundo.

          El Amor es el médico del pecado original. (Ibid., pp.161-162.)



A los ojos de Platón, el amor carnal es una imagen degradada del verdadero Amor. El amor humano casto es una imagen menos degradada. La idea de sublimación no podía surgir sino en medio de la estupidez contemporánea... "...Entrados en amistad y en diálogo con Dios, encontrarnos y con ello reencontrar nuestros amores."

          El Amor responde al Bien.

          La fecundidad es o corporal o espiritual. (Ibid., p.162.)



... No podemos jamás, en ningún caso, fabricar algo que sea mejor que nosotros. Así el esfuerzo extendido verdaderamente hacia el bien no puede llegar a su meta; es después de una tensión larga y estéril que termina en desesperación, cuando ya no se espera  más nada, que desde el exterior --don gratuito, maravillosa sorpresa-- nos llega el don. Este esfuerzo ha sido destructor de una parte de la falsa plenitud que está en nosotros. El vacío divino más pleno que la plenitud ha venido a instalarse en nosotros. (Ibid., p.163.)



El conocimiento sin palabras, nada es más ignorado hoy en día. Si se hablara de esto, las gentes comprenderían por esta expresión algo totalmente distinto de lo que la misma quiere decir. Hoy se embotellan las cosas dentro de las gentes por medio de palabras. Slogans. (Ibid., p.167.)



Sacrificio, lo que sacraliza, lo que conforma la santidad.

El consentimiento de la víctima es lo único que puede hacer del sacrificio algo verdaderamente sagrado y por tanto verdaderamente purificador, un sacramento. Es el caso en la misa.... puesto que "el consentimiento mutuo es la perfecta justicia" (Banquete). (Ibid., p.170.)



En un sentido (¿pero en qué sentido?) el pecado original, la expulsión del Paraíso terrestre, la Pasión, la Resurrección, se producen al mismo tiempo en cada instante.

          Pero en un sentido (¿en qué sentido?) estos son eventos históricos. Puesto que son realidades, no solamente en el cielo, sino sobre la tierra. Y no hay más realidad aquí abajo que la que se produce en un lugar, en un instante.

          Esta necesidad, es la Materia, la Madre, de donde procede la Encarnación. Es la condición de la existencia.

          Es por lo cual tiene sentido rezarle a la Virgen. "Salvación, plena de gracia."

(Lucas, I:28)

          Lo imperfecto procede de lo perfecto y no a la inversa...

          ... La fe sola permite inventar. (...)

          Yerbas recogidas bajo el plenilunio en los cuentos mágicos. Creencia en la eficacia de la luz lunar bajo su forma perfecta. Esta luz juega un papel demoníaco, pero como la ostia consagrada en las misas negras. Igual que como el pan de la eucaristía, que contiene la virtud de hacer entrar al Espíritu Santo en las almas, hizo entrar al diablo en la de Judas. Solas las cosas santas tienen para los malos una virtud diabólica.

          La luna llena es algo perfecto que a partir del día siguiente ya no se verá.

          La luna es un objeto de contemplación frente a frente, mas no el sol. La luna es la última cosa que el hombre contempla a la salida de la caverna de Platón, inmediatamente antes de recibir la capacidad de echar una mirada, necesariamente fugitiva, sobre el sol. Dicho de otro modo, según el Banquete, representa la belleza de Dios.

          El equinoccio de la primavera y el plenilunio en Pascua. Los dos símbolos reunidos. (Ibid., p.177.)



Dionisio, dios clorofílico. La clorofila es el intermediario entre la energía solar y nosotros. Así como la luna nos permite contemplar frente a frente y por largo rato la luz solar, del mismo modo la clorofila nos permite comer y beber la energía solar. Cuando bebemos el vino, bebemos la energía solar misma. Seguramente esto es algo de lo cual siempre se ha tenido conciencia. No es difícil. (...) (Ibid., p.180.)



El vino es la sangre del sol. Dionisio. (Ibid. P.199.)



No se posee sino aquello a lo cual se renuncia. Aquello a lo cual no se renuncia se nos escapa. En este sentido, no es posible poseer sea lo que fuere sin pasar por Dios.

          Es necesario que todas las armonías, sin excepción, que constituyen nuestra alma sean deshechas a fin de ser de nuevo hechas en nosotros por Dios con nuestro consentimiento. Es la muerte que precede a la resurrección... Dios nos ha creado sin que nosotros lo hayamos querido. Falta que nos recree con nuestro consentimiento, ya que no quiere hacernos ninguna violencia. Y finalmente, con nuestro consentimiento, nos decreará. (Ibid., p. 182.)



El gran dolor del trabajo manual, es que se ve uno obligado a esforzarse durante tan largas horas simplemente para existir.

          El esclavo es aquél a quien ningún bien es propuesto como fin de sus cansancios fuera de la simple existencia.

          Tiene entonces o que hacerse desapegado o caer en el nivel vegetativo. (...)

          El desapego consiste en hacer todo lo que uno hace, no en vista de un bien, sino por necesidad, y en tomar únicamente el bien como objeto de la atención.

          El hombre que vive por su ciudad, su familia, sus amigos, para enriquecerse, para mejorar su situación social... una guerra; es tomado como esclavo; y a partir de entonces, para siempre, tiene que agotarse hasta el límite de sus fuerzas, desde la mañana hasta la tarde, simplemente existir. (...)

          Los momentos cuando se ve uno forzado a contemplar la simple existencia como fin único, es el horror total, sin mezcla. Es el horror de la situación del condenado a muerte que el mismo Cristo resintió. (Ibid., pp.183-184.)



No hay más que una cosa sobre la tierra que de hecho sea posible tomar como un fin puesto que es algo que posee una especie de trascendencia en relación con la persona humana: se trata de lo colectivo. Es por lo cual nos encadena a la tierra. Es el objeto de toda idolatría. La avaricia: el oro pertenece a lo social. Toda riqueza, igual. La ambición: el poder pertenece a lo social. La ciencia, el arte -igual. ¿El amor? El amor es más o menos una excepción; es por lo cual se puede ir a Dios por amor, no por avaricia o por ambición. Sin embargo, en el movimiento que nos lleva hacia un ser, el carácter social de éste no queda de ninguna forma excluido. Amores provocados por los príncipes, las princesas, las gentes célebres, las grandes coquetas, etc..., todos los que tienen cierto prestigio. Por otra parte, en el amor por un inferior el espíritu de dominación y de posesión no está ausente, y este amor tiende al aniquilamiento de muchos individuos. Don Juan.



El objeto de la ciencia no es la verdad, sino la belleza. Lo que tiene por objeto la verdad es la filosofía. (Ibid., p.185.)



El valor de la belleza es el de constituir una finalidad sin fin.

          Se escucha una música perfecta con una atención sin deseo, fuera del deseo incluido en la atención. También en esto la superioridad de la intuición sobre el conocimiento discursivo. (Ibid. p.189.)



La ilusión de la Revolución consiste en creer que las víctimas de la fuerza, por ser inocentes de las vivencias que se producen, si se les pone en manos la fuerza, habrán de manejarla con justicia. Pero, salvo en el caso de quienes están lo suficientemente cerca de la santidad, las víctimas se hallan mancilladas por la fuerza tal cual lo están los verdugos. El mal que se encuentra en la empuñadura de la siega es transmitido hasta la punta. Por cuanto las víctimas, puestas  en la cumbre y entoxicadas por el cambio, hacen tanto mal o más, antes de recaer bien pronto.

          El socialismo consiste en poner el bien en los vencidos; el racismo, en ponerlo en los vencedores. Pero el ala revolucionaria del socialismo sirve a aquellos quienes, aunque nacidos en las capas bajas, son por naturaleza y por vocación vencedores; y así, desembocan en la misma ética. (Ibid. p.190.)



...Lo bello captura la finalidad en nosotros y la vacía de fin, captura el deseo y lo vacía de su objeto, dándole un objeto presente e impidiéndole lanzarse hacia el futuro. (...)

...El amor casto acepta la muerte del ser amado; esta muerte no le roba un futuro, puesto que no estaba dirigido hacia el futuro.

          La música desenvolviéndose en el tiempo captura la atención y se la roba al tiempo llevándola a cada instante sobre lo que es. La espera es espera vacía y espera de lo inmediato. No se busca que una nota, que un silencio, deje de ser, a pesar de que no se puede soportar que ello continúe. (Ibid., p.192.)



Lo bello atrae el deseo y lo satisface, y sin embargo lo deja lo suficientemente insatisfecho como para que no se pueda uno reorientar hacia otra cosa...

          Lo bello encierra, entre otras unidades de contrarios, la de lo instantáneo y lo eterno. (De ahí el poder de las puestas de sol y los amaneceres.) En todas las artes. (Ibid., p.193.)



La legitimidad es la continuidad en el tiempo; la permanencia, una invariante. Da como finalidad a la vida social algo que existe y que es visto como algo que siempre ha sido y que siempre deberá ser. Obliga a los hombres, en todo los actos de la vida social, a desear exactamente  lo que es.

          La ruptura de la legitimidad, el desarraigo, cuando no es debido a la conquista, cuando se produce en un país como resultado del abuso de la autoridad legítima destruyendo ella misma por sus excesos de fuerza todo sentimiento de legitimidad, este desarraigo suscita inevitablemente la idea obsesionante del progreso y la sed de enriquecimiento y de avance, puesto que la finalidad se orienta hacia el futuro. 1789. Rusia.

          Un futuro enteramente imposible -como el ideal de los anarquistas españoles- degrada mucho menos, difiere mucho menos de lo eterno que un futuro posible. No degrada incluso en nada sino por la ilusión de la posibilidad. Si es concebido como imposible, transporta hasta lo que es eterno.

          Lo posible es el lugar de la imaginación y en  consecuencia, de la degradación. Hay que querer, o lo que precisamente existe, o lo que no puede de ningún modo ser; mejor aún, ambas cosas. Lo que es y lo que no puede ser están, tanto lo uno como lo otro, fuera del devenir. (Ibid. p.194.)



Lo único que puede crear la legitimidad, puro ideal absolutamente desprovista de fuerza es el pensamiento: esto siempre ha sido y siempre será así.

          Es por lo cual una reforma debe aparecer siempre, ya sea como un regreso a un pasado que se había dejado degradar, ya sea como una adaptación de una institución a condiciones nuevas, adaptación cuyo objeto no sería un cambio, sino -al contrario- el mantenimiento de una relación invariante; como si teniendo la relación 12/4, y viendo que 4 se convierte en 5, el verdadero conservador no es el que quiere 12/5 sino aquél quien del 12 hace 15.  (Ibid., p.195.)



Idea de *** sobre la libre competencia [1] <#_ftn1> .  La competencia, al ser absolutamente libre, el equilibrio se establece y la ganancia desaparece. Al contar la remuneración del capital, el precio de venta equivale exactamente al del costo. Idea muy fecunda. La libre competencia es para la economía como la fluidez para el agua; conlleva necesariamente un equilibrio. Todo desequilibrio corresponde por tanto a una falta de fluidez. La acción del Estado debería entonces tener por objeto mantener la competencia lo más libre posible, al no ejercer sino presiones compensatorias de aquéllas que disminuyen la fluidez.

          Hay equilibrio cuando un ligero exceso activa de forma automática un dispositivo que libera una fuerza en sentido contrario[2] <#_ftn2> . (Ibid., p.196.)



Dios es un acto eterno que se deshace y rehace al mismo tiempo. En Dios hay eterna y simultáneamente dolor y júbilo perfectos e infinitos. (Ibid., p.200.)



El materialismo ateo es necesariamente revolucionario puesto que, para orientarse hacia un bien absoluto aquí abajo, hay que ponerlo en el futuro. Se necesita entonces, para que el ímpetu sea completo, un mediador entre la perfección por venir y el presente. Este mediador es el jefe. Lenin, etc... Es infalible porque es perfectamente puro; al pasar por él, el mal se convierte en bien... Ya Luis XIV, Napoleón, eran mediadores entre el presente y el futuro.

          Son los mediadores del mal. (Ibid., p.201.)



... El mal es siempre la destrucción de las cosas sensibles en las que hay presencia real del bien. El mal es ejecutado por aquellos que no tienen conocimiento de esta presencia real. Es cierto en este sentido que nadie es malo voluntariamente. Las relaciones de fuerza otorgan a la ausencia el poder de destruir la presencia.

          Es solamente para las almas en las que Dios ya ha penetrado, las que ya han experimentado con la realidad, es a ellas tan sólo que nada en el mundo puede robar la presencia de Dios. Pero se les puede robar el sentimiento de esta presencia. A Cristo le fue robado.

          No es  posible contemplar sin terror la extensión del mal que el hombre puede hacer y sufrir[3] <#_ftn3> . (Ibid., p.203.)



... En todo ser auténticamente de primer orden, hay en los hombres algo de lo femenino y en las mujeres algo de lo viril. ... El rechazo del homosexualismo, ¿acaso no proviene precisamente de que hay degradación de una posibilidad superior?

          El prejuicio popular según el cual los artistas necesitan de una vida sexual libre para su actividad creadora reposa sin duda sobre una equivocación. Necesitan excitación para que su organismo produzca la energía necesaria a su arte. Pero la satisfacción, lejos de ayudarles, les priva de una energía en esta forma suscitada. Si a pesar de esto crean es porque les queda un excedente de energía.

          Todas las uniones mediante las cuales Zeus produce sus hijos mediadores son uniones ilegítimas. Papel del adulterio en la mezcla de amor y mística en el Medioevo. Idea que la unión del hombre y de Dios es algo esencialmente ilegítimo, contranatural, sobrenatural. Algo furtivo y secreto. (Ibid., p.122.)



A causa de la muerte, los afectos humanos están todos absolutamente condenados y carentes de futuro. Lo que amamos apenas existe. Aún más, para lo que amamos, la existencia no es un bien. Hay que concebir esto y aceptarlo por el amor de Dios. (Ibid., p.223)



Electra llorando a Orestes muerta. Si se ama a Dios mientras que se piensa que no existe, manifestará su existencia. (...)

          El bien y el mal se responden por medio de los mismos símbolos -árbol del pecado y de la cruz- llama del infierno y del Santo Espíritu -espíritu de verdad y de error- el pan que hace entrar al demonio en Judas -Eva  y María- Diluvio, bautizo- Lucifer matutinus (Lucifer de la mañana; esta expresión, empleada en la bendición del cirio pascual en el oficio del Sábado Santo, designa a Cristo).  (Ibid., p.224)



La savia (Dionisio) está compuesta de fuego y de agua -agua, simiente celeste.

          Regreso al agua, regreso al estado primordial, anterior al pecado, estado de filiación, estado en el que el alma no es otra cosa sino creación divina. (Heráclito de Éfeso: "Para las almas, la muerte consiste en volverse agua.") (Ibid., p.225.)



Ambigüedad de lo demoníaco y de lo divino. Cuando lo sobrenatural entra en un ser que no contiene suficiente amor para recibirlo, se convierte en mal. Todo progreso implica que se reciba más de lo sobrenatural que lo que se tiene de amor. De ahí las tentaciones de los santos. Basta con permanecer orientado hacia Dios para sobreponérseles. De otra forma la gracia se trueca en despecho; así como por la conversión todo el mal se trueca en amor. (Ibid., p.226.)



"Todo lo que carece de valor evita la luz" (Juan, III, 20) Aquí abajo uno se puede esconder bajo la carne. En el momento de la muerte ya no se puede seguir haciéndolo. Se ve uno librado a la luz, en la desnudez. Es ello, según el caso, infierno, purgatorio o paraíso (Ibid., p.227.)



[1] Los asteriscos podrían referirse a Adam Smith. A primera vista esto podría sonar a Reaganomics y por supuesto que nada que ver: el sistema Reagan reposa ideológicamente en este bando por motivos puramente oportunistas ya que su ejercicio es enteramente ajeno a la filosofía que supone avanzar: la economía de guerra se basa en prebendas que inflan de forma astronómica las ganancias mientras se simula débilmente una situación de libre competencia que ya ni el más ignorante de los ciudadanos se traga...En la realidad, el neo-liberalismo no practica lo que predica.
[2] Para los optimistas, la esperanzada pregunta: ¿no podrá acaso la cibernética moderna resolver el problema de tales desequilibrios? ¿lo suficiente como para eliminar los más graves? ¿O será nuestro Némesis?
[3] Siguen varias páginas de invectivas contra las tradiciones  religiosas de Israel: prohibición de todo lo que es mediación, sacralización de lo colectivo; se declara contra la influencia judía en la cultura europea (y, a través de ella, en todo el mundo) por su carácter desarraigante. Sólo la tradición cabalística, que parece no llegó a conocer, habría encontrado un lugar de honor en su panteón personal.