Inicio > Mis eListas > paraguainee > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 821 al 840 
AsuntoAutor
=?UTF-8?Q?Eduardo_ Joan Mol
EL PAÍS. Paraguái. Joan Mol
Lengua maya =?utf-8?
Sobre: Lengua maya Joan Mol
FW: RV: MENSAJE IM =?utf-8?
Crónicas d esde la nohelia
Salud y ed ucación nohelia
Ñemomarandu Susy Del
Pirapire Perla Al
Dirección de Promo Susy Del
AVUI. La normaliza Joan Mol
Pueblos Or iginari nohelia
=?utf-8?B?UnY6IFtj FABIAN V
Asunción, Paragua nohelia
El Guaraní en Reun ivonne l
BOE. Las leyes en Joan Mol
www.abc.com.py 110 ivonne l
PÚBLICO. ... El es Joan Mol
=?utf-8?Q?Vy'apav= =?utf-8?
ñomongeta ley de l Perla Al
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Paraguái ñe'ê
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 838     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[paraguainee] PÚBLICO. ... El español agoniza en Filipinas. Sól o dos de cada 100 habitantes sabe hablarlo.
Fecha:Domingo, 12 de Abril, 2009  18:26:54 (+0200)
Autor:Joan Moles i Carrera <moles.joan @.....com>

Maiteípa,
 
Esta noticia de debajo ilustra varias cosas:

1) Esta insistencia constante de la prensa en la lengua. Público es un periódico en castellano. El castellano es una lengua mayorizada (a través de la colonización) en el mundo. Y en algunos países ya es la lengua única. Es una lengua oficial en la ONU. Es una lengua con millones de hablantes (lengua única, lengua primera, lengua segunda, lengua preferida, lengua ….), y a pesar de ella se habla día y noche de ella.

2) El texto destaca, muy importante, que para la mayoría de los filipinos "El español ha sido visto como una lengua colonial (…)”. La “desaparición” del castellano en Filipinas, a pesar que la historia de cerca de 300 años del archipiélago está escrito en esta lengua se debe a esta condición y a la activa política favorable al inglés de los estadounidenses. Pero debe señalarse que medidas de “erradicación” del castellano se llevaron a cabo siendo Filipinas un país independiente de los Estados Unidos: de iure desde 1946.

3) Destacar que la lengua estatal de Filipinas es el tagalo y que ello no implica renunciar a tener una segunda (o tercera) lengua internacional de relación: hoy lo es el inglés. El chino y el castellano serían la tercera lengua y la segunda no filipina. El castellano, durante la dominación colonial fue la única lengua oficial. Hoy en el país se da una situación de bilingüismo diglósico entre tagalo e inglés.

4) Las lenguas filipinas que no son el inglés o el tagalo están claramente minorizadas de cara el tagalo y el inglés a pesar de contar, algunas de ellas como el cebuano, con más de ¡10 millones de hablantes! Sólo el tiempo dirá qué pasará con estas lenguas.

5) Constatar la gran cantidad de préstamos que tiene el tagalo del castellano. A esto debe añadirse, en una estrategia de dialectializar a las demás lenguas de Filipinas sin importar su familia lingüística y “vampirizarlas” subsumiéndolas en el tagalo, la voluntad de tomar, para el tagalo, palabras de otras lenguas de Filipinas.

Y esto ¿para qué sirve para el guaraní?

a) Para ser capaz de encarar, SIN RENUNCIAR A ÉL, la relación con el castellano sin complejos. El castellano debe su presencia en toda América a un proceso colonial. Hoy pero es una lengua naturalizada (e incluso única) en muchos países. Pero ninguna de estas dos realidades debe impedir NORMALIZAR las lenguas americanas más viables y mayoritarias como es el caso del guaraní y MANTENER el castellano y AÑADIR otras lenguas.

b) El guaraní, adaptándolos, puede tomar préstamos de otras lenguas, sea el castellano, sean lenguas americanas. Es algo que han hecho, hacen, la mayoría de lenguas. La discusión puede estar en la cantidad y en la forma de adaptarlos.

c) El guaraní no debería entrar en una relación diglósica, si de veras quiere normalizarse, con el castellano y debe ocupar todos los espacios de la realidad sin excepción. Y especialmente debe ocupar aquellos espacios de los cuales ha sido privado por siglos de furibundo castellanismo: administración, vida económica, medios de comunicación, sistema educativo.

d) A pesar de los antropologoides, romanticoides, esteticoides, espirtualoides, indigenistoides y demás calaña de “-oides” debe meditarse muy bien qué medidas REALES se pueden adoptar HOY para las lenguas paraguayas americanas que no son el guaraní. NINGUNA DE ELLAS TIENE MÁS DE 15.000 HABLANTES. La que se acerca más es el nivklé. Optar hoy por hoy por una política de máximos –desde una óptica antropologoide, nada versada en políticas de normalización lingüística, castellanista, prejuiciosa hacia el guaraní, etc.– de equiparación entre guaraní y demás lenguas americanas es una soberana estupidez que sólo beneficia a los partidarios del más acérrimo castellanismo pues nada se hará para el guaraní y las demás 20 lenguas (14 no relacionadas con el guaraní y 6 “dialectos” relacionados con el guaraní). 21 si contamos el alemán. 22 si contamos la lengua de signos del castellano (¿Y la del guaraní?).. 23 si contamos con el portugués-brasileño. 24 si… Y constar que el castellano será dejado fuera del debate en una situación de privilegio. Será el guaraní el que deberá ganar algo. El castellano y los castellanistas no aceptarán renunciar a nada y no preguntarán cómo se llegó a la situación presente.

Poañuâ.

Joan Moles

Filipinas intenta reanimar el español

El archipiélago reintroducirá este idioma en la educación secundaria tras un paréntesis de cuatro décadas

 
MAR CENTENERA - ENVIADA ESPECIAL - 12/04/2009 09:10
El español agoniza en Filipinas. Sólo dos de cada 100 habitantes sabe hablarlo. Menos aún son capaces de escribirlo. Y la mayoría de los que lo dominan supera los 50 años. Los apellidos castellanos que conservan muchos habitantes de Manila, así como los nombres de numerosas calles y negocios de la capital disimulan su estado crítico. Pero la esperanza de reanimar este idioma comatoso están puestas en la reintroducción del español en las aulas tras cuatro décadas de ausencia. Una terapia de shock que el Gobierno filipino pondrá en marcha en junio.

Una de las llaves para que el tratamiento tenga éxito está en manos del Instituto Cervantes de Manila. El centro tiene dos meses para transformar a profesores de inglés en los docentes de español que formarán la avanzadilla.

"El español ha sido visto como una lengua colonial, inútil y elitista"

"Se dará un curso intensivo de 240 horas en abril y mayo a los 34 profesores del proyecto piloto. El curso será presencial, pero después su formación continuará de forma virtual durante todo el curso", explica el jefe de estudios de este centro, Juan Robisco. "La situación no es ideal, pero tampoco lo era en España cuando empezó a enseñarse inglés", compara.

Con un español básico en el bolsillo, estos profesores impartirán las primeras clases a los 1.190 alumnos seleccionados para el proyecto, 70 en cada provincia. Si el programa tiene éxito, se ampliará.

Los docentes tienen a su favor las escasas diferencias de pronunciación entre el español y el tagalog, la lengua nacional filipina, y su abundante vocabulario en común más del 20%, fruto de cuatro siglos de coexistencia. Incluso sobrevive aún un dialecto del castellano, el chabacano, en la provincia de Zamboanga, al sur del país.

La competencia china

El parecido con el tagalog es una de las pocas ventajas con las que cuenta el español frente al chino, que puja con fuerza por arrebatarle el tercer puesto, después de haber cedido el segundo lugar al inglés hace décadas.

"El español ya no es la lengua internacional de los filipinos, porque ese papel lo ocupa el inglés. Ya no es la lengua del ambiente social, político y cultural, porque ese espacio está ocupado por el inglés y el tagalog. Y no es la lengua familiar, porque los filipinos hablan en casa sus propias lenguas vernáculas", subraya el filólogo Rafael Rodríguez-Ponga en un informe del Real Instituto Elcano.

"Ahora hay un cambio: se ve como una lengua útil, internacional"

Para convencer en Filipinas, el castellano tiene que desprenderse de la piel colonial. "El español ha ido retrocediendo porque ha sido visto con prejuicios, como antigua, colonial, inútil, difícil o elitista. El cambio que se está operando en este mismo momento es de gran importancia: se empieza a ver como una lengua útil, internacional y abierta. Muchos filipinos, ahora, lamentan no haberla aprendido antes y mejor".

Es el caso de quienes quieren ir a trabajar o hacer negocios en Latinoamérica o de los que trabajan en los callcenter, uno de los negocios en auge en el país. "Ahora gano 14.000 pesos (228 euros), pero quiero aprender español porque así podría ganar casi 20.000 (325 euros) y tendría más oportunidades para ser encargada y doblar el sueldo", dice Marta Valencia, una filipina de 26 años, en una cafetería de Manila cercana a su oficina. "No tendría que inventarme un nombre inglés", bromea, "Pero ahora no tengo tiempo ni dinero para estudiarlo".

Desde que el ex presidente Ferdinand Marcos suprimió el español de la educación en 1976, esta lengua sólo se ha mantenido viva en un puñado de escuelas privadas y en algunas carreras universitarias, como Filología o Historia, donde se estudian textos del pasado colonial. Pero algunos temen que la retirada de la presidencia de Gloria Macapagal Arroyo en 2010 frene su delicada mejoría.

En manos del Gobierno

"Arroyo admira a España, le gustaría que todos hablásemos español con la misma fluidez que ella. Pero no puede ser reelegida en las próximas elecciones y hay candidatos, como Estrada, que no sólo no están a favor del español, sino que lo rechazan", señala Vicente Jardín, estudiante de la Universidad de Filipinas Dilman.

La directora general de Cooperación Española para África, Asia y Europa, Carmen Moreno, se mostró más optimista durante la reciente visita oficial a Manila con el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. "España es el primer donante en ayuda de la UE y el quinto mundial. El presupuesto de 2008 fue de 40 millones de euros, así que, aunque cambie la presidencia, la recuperación del español no se detendrá", aseguró.

El talago, un idioma con fuerte sabor hispano

4.000 palabras. El tagalog, la lengua nacional filipina, tiene más de 4.000 palabras y expresiones de procedencia española, empezando por uno de los saludos más comunes, ‘kumustá?’

Objetos de ultramar. El grupo más numeroso de vocablos de origen castellano está formado por todos aquellos objetos que no existían en el archipiélago antes del asentamiento de los colonizadores españoles a mitad del siglo XVI: ‘baso’, ‘silya’, ‘tinidor’, ‘kutsara’, ‘mesa’, ‘sabon’, ‘relos’, ‘plato’.

Nuevas aficiones. A los recién llegados les llamaron como el reino del que procedían, Kastila y adoptaron sus aficiones, como las ‘cartas’, ‘baraha’, o las apuestas con caballos en el ‘hipodromo’.

Organización estatal Los colonos dejaron su impronta en los cargos oficiales del país: ‘presidente’, ‘senador’, ‘diputado’, ‘alkalde’, ‘konsehal’ o ‘pulysia’.

Gastronomía. El ‘lechon’, importado de la gastronomía castellana, sigue siendo uno de los platos tradicionales por excelencia. También son comunes en las cartas el ‘asado’ o ‘la empanada’.

Vestimenta. Los colonizadores trajeron ropa desconocida para los locales y el nombre de sus prendas se conservan, como es el caso de ‘sombrero’, ‘gora’ o ‘peineta’.