Inicio > Mis eListas > paraguainee > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 781 al 800 
AsuntoAutor
CONFERENCIA INTERN Perla Al
Mauro-gui peëme Perla Al
DEIA: Las ikastola Joan Mol
EL PERIÓDICO DE CA Joan Mol
¡ESCRIBIR EN GUARA Joan Mol
El ataque constant Joan Mol
blog "Avañe'ê" Adriana
Ivonne Lugo. Una e Joan Mol
Re: Ivonne Lugo. U ivonne l
Cine y catalán y g Joan Mol
A Mesa pola Normal Perla Al
Para info: Diccion Alberto
Estimad@s amig@s, ivonne l
DEIA www.Iktb.tv Joan Mol
Guaraní - idioma n Andrew N
=?utf-8?Q?RE:__Gu? =?utf-8?
Marandu =?utf-8?
UH: Villagra Marsa Perla Al
RE: Guaraní - idio Andrew N
VOLUNTARIOS POR LA Joan Mol
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Paraguái ñe'ê
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 800     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[paraguainee] VOLUNTARIOS POR LA LENGUA
Fecha:Domingo, 15 de Marzo, 2009  08:28:51 (+0100)
Autor:Joan Moles i Carrera <moles.joan @.....com>

Maiteípa:

 

VOLUNTARIOS POR LA LENGUA

 

A pesar que es falso, o medio “falso”, alguien dijo recientemente que en Cataluña se producen muchas novedades lingüísticas, especialmente en el campo de la dinamización lingüística –asegurar que el catalán sea usado por todos/as en todas partes sin importar el origen, la lengua primera, la religión, etc– que más tarde son “integradas, copiadas, asumidas, importadas, reelaboradas” por otras comunidades lingüísticas del mundo. Debajo otra muestra del programa Voluntarios por la Lengua www.vxl.cat (página web muy fea) que se base en compartir de forma gratuita tiempo entre:

1)     Una persona que habla catalán.

2)     Una persona que está aprendiendo catalán y necesita mejorar la conversación en esta lengua.

 
En el programa participan miles de ciudadanos anónimos que hablan catalán. Y miles que quieren aprenderlo.

El en programa participan algunas destacadas personalidades políticas y públicas como una muestra del compromiso de la sociedad con la lengua catalana.

El programa es mostrado, publicitado, exhibido, explicado frecuentemente en los medios de comunicación catalanes como una contribución más de la creación constante de conciencia lingüística sobre el valor del catalán. ¡Quién quiere salvar su lengua habla en su lengua “siempre” y habla de ella frecuentemente!
 

El mayor problema con el que se topan muchos extranjeros es que hay muchos hablantes de catalán que por mecanismos interiorizados de subordinación lingüística –una herencia muy directa de 40 años de dictadura franquista– hablan a cualquier persona que presumen “extranjera” en castellano. Es difícil cambiar determinados hábitos y mucho más si:

1)     Se domina perfectamente el catalán y el castellano.

2)     El “extranjero” es de un país de lengua castellana o vive, en Cataluña, en un ambiente social muy castellanizado.

 
¡Pero nada es imposible y los hábitos pueden cambiarse!
 
PROPUESTA PARA PARAGUÁI

 

Ayer Villagra Marsal (http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Villagra_Marsal) hablaba del guaraní como  un “anclaje de identidad”. Pero queda mucho, casi un “todo”, por hacer.

Está el tema de:

a)     El modelo de lengua y el Ente Normativo de la Lengua Guaraní.

b)     La Ley de Normalización Lingüística (es decir su uso en todo) del Guaraní.

 

Y queda por hacer que muchos de los miembros de las clases altas y medias, acomodadas, capitalinas, que no hablan guaraní lo aprendan. Ellos y ellas son un obstáculo inmenso a la normalización del guaraní.

Tal vez, sólo tal vez, podría desarrollarse un programa de conversación en guaraní al estilo de Voluntarios por la Lengua sólo para esta gente.

 

Urge, pero, avanzar también en el tema de la normativa.

Urge, también, avanzar en la transmisión/aprendizaje de la lengua en el hogar.

Y urge escribir en guaraní. Si sólo es escribe en castellano (novel, periodismo, correspondencia, e-mails, notas, afiches…) sólo se desarrolla el castellano escrito en todos estos ámbitos y de nuevo el guaraní como una lengua oral y para la poesía.

 

Poañuâ.                                      

 

Joan Moles i Carrera

 

TEXTO ORIGINAL EN CATALÁN

AVUI.CAT

benach/oriol/pujol/estrenen/parella.html

VERSIÓN TRADUCIDA AUTOMÁTICAMENTE SIN TRADUCCIÓN POR

http://translate.google.com/translate_t#

Promoció del català

 

El català, en parella

 

SOBIRANISTA · La parella lingüística d'Oriol Pujol és un jove independentista de la regió senegalesa de Casamance SÍMIL · La del president Benach compara Catalunya amb l'oest d'Austràlia pel dèficit fiscal DISCRIMINACIÓ · Els dos participants es queixen que ningú els parla en català

Xavi Tedó

 

 

La parella del portaveu de CiU al Parlament, Oriol Pujol, no és de la Casa Gran. Però gairebé. Omar Diatta és de Casamance, territori situat al sud-oest del Senegal que reclama la independència. "No l'he triat jo", assegura Pujol rient per negar qualsevol vinculació entre els rebels del Moviment de Forces Democràtiques de Casamance (MFDC) i el projecte catalanista d'Artur Mas. Diatta és de l'ètnia dels diola, la més nombrosa de Casamance, que viu oprimida econòmicament pels wòlofs, que representen gairebé la meitat de la població del Senegal. No és estrany, doncs, que entengui les reivindicacions nacionals de Catalunya: "El que més m'agrada de la gent d'aquí és que és un poble orgullós de si mateix que promou la seva llengua i lluita per la llibertat". "No tothom pensa així", li rebat el dirigent de CDC, qui sap si pensant en el PSC o en Unió.

 

Diatta és un alumne avantatjat. Sap on és i parla un català gairebé perfecte. Per això Pujol no deixa de dir que no li calen classes, sinó parlar-lo amb naturalitat. El seu currículum idiomàtic fa por. Parla diola, wòlof, mandinga, francès, anglès, castellà, català i fins i tot té nocions d'euskera d'una breu estada al País Basc. El jove diola assegura que li és més difícil escriure en català que parlar-lo. Quan diu malament una paraula, Pujol li escriu en un paper com s'escriu: "Ja te'ls guardes, aquests fulls?", li pregunta el portaveu. "No", respon Diatta, a qui se li escapa el riure. Les bromes són una constant en les seves converses, que acostumen a fer al seu despatx del Parlament.

 

 
Un no sap qui és el polític dels dos. Durant tota la sessió, els telèfons de Diatta no deixen de sonar. Sí, sí, telèfons, perquè en té tres. El seu personal, el que fa servir com a administratiu a l'Associació de Senegalesos de Catalunya, i el que utilitza com a secretari de l'Associació Catalana de Residents Senegalesos. En aquesta darrera entitat s'encarrega de gestionar tots els tràmits dels compatriotes que acaben d'arribar. És un testimoni directe del drama que viuen molts africans per arribar a Europa i coneix el funcionament de les màfies que trafiquen amb immigrants. Cada dia rep una vintena de persones i no apaga mai el telèfon. Té clar que tornarà a Casamance perquè "els que som aquí tenim l'obligació moral de tornar per desenvolupar el nostre país". Mentrestant, atén una nova trucada camí de la cafeteria de la cambra catalana amb un Pujol astorat que vacil·la si deixar-li un altre telèfon per a la Casa Gran.

 

El president del Parlament, Ernest Benach, no s'escapa dels periodistes ni en el seu temps lliure. La seva nova parella lingüística, l'australiana Julie Butter, també és del ram. De fet, treballava a la secció de política al The West Australian abans d'arribar a Catalunya, ara fa sis anys. Benach, però, no ha de patir. Butter no fa de corresponsal, sinó que es dedica a fer classes d'anglès i a la traducció. Les casualitats no s'acaben aquí. La seva anterior parella, el brasiler Mario, també era periodista.

 
La conversa, que no classe, com remarca Benach, comença amb un breu recorregut pel Parlament. La segona autoritat del país fa una explicació en diagonal de la història de la cambra catalana. Quan entren al seu despatx, Butter ens revela que Catalunya no és Lituània ni Escòcia, sinó que és "com l'oest d'Austràlia". I no tan sols perquè té un clima semblant, sinó "perquè paguem molt i ens donen poc". Benach posa nom a aquest fenomen paraestatal: "D'això se'n diu dèficit fiscal". Tal com ens van les coses, però, el president del Parlament s'absté de recomanar-li un nou model de finançament.

 

 

Butter fa classes de català al Consorci per a la Normalització Lingüística des de fa dos anys i, amb Benach, ja ha tingut dues parelles. El parla amb força fluïdesa però reconeix que li falla la pronunciació. Sigui com sigui, la campanya del govern, Encomana el català, és necessària: "No tinc moltes oportunitats de parlar-lo perquè quan m'adreço a algú en català em responen en castellà". De fet, ella va aterrar a terres catalanes per aprendre castellà. Tampoc va llegir el llibre del diputat de Ciutadans Antonio Robles, Extranjeros en su país abans de venir: "Sabia que es parlava català, però em pensava que el català no era una llengua viva, creia que era com el gaèlic". A mitja conversa, Butter té un lapsus que no és lingüístic: "El parlament nacional de Madrid té tanta història?". "El nostre també és nacional", respon Benach. "És veritat", contesta una mica avergonyida l'experiodista, conscient del fet diferencial català.

 

 

 

El president del Parlament no només no exerceix de professor, sinó que es posa deures. Coneixedor de la passió de la seva parella pel món casteller, es compromet a explicar-li què carai són el folre o les manilles. Sense posar-se la faixa, això sí. També li promet que li ensenyarà música catalana durant les deu sessions que dura el programa lingüístic. No l'avisa que té més de cinc mil cançons al seu iPod.

 

* Si voleu participar en el programa Voluntaris per la Llengua us hi heu d'inscriure a través de la web www.vxl.cat o trucant al 93 567 10

Promoción del catalán

El catalán, en pareja


Soberanistas La pareja lingüística de Oriol Pujol es un joven independentista de la región senegalesa de Casamance similar la del presidente Benach compara Cataluña con el oeste de Australia por el déficit fiscal DISCRIMINACIÓN Los dos participantes se quejan de que nadie les habla en catalán
Xavi Tedó
 

La pareja del portavoz de CiU en el Parlamento, Oriol Pujol, no es de la Casa Grande. Pero casi. Omar Diatta es de Casamance, territorio situado al suroeste de Senegal que reclama la independencia. "No lo he elegido yo", asegura Pujol riendo para negar cualquier vinculación entre los rebeldes del Movimiento de Fuerzas Democráticas de Casamance (MFDC) y el proyecto catalanista de Artur Mas. Diatta es de la etnia de los diol, la más numerosa de Casamance, que vive oprimida económicamente por los wolof, que representan casi la mitad de la población de Senegal. No es extraño, pues, que entienda las reivindicaciones nacionales de Cataluña: "Lo que más me gusta de la gente de aquí es que es un pueblo orgulloso de sí mismo que promueve su lengua y lucha por la libertad". "No todo el mundo piensa así", le rebate el dirigente de CDC, quien sabe si pensando en el PSC o en Unión.

Diatta es un alumno aventajado. Sabe dónde está y habla un catalán casi perfecto. Por eso Pujol no deja de decir que no necesita clases, sino hablar con naturalidad. Su currículum idiomático da miedo. Habla diol, wolof, mandinga, francés, inglés, español e incluso tiene nociones de euskera de una breve estancia en el País Vasco. El joven diol asegura que le es más difícil escribir en catalán que hablarlo. Cuando dice mal una palabra, Pujol le escribe en un papel como se escribe: "Ya te los guardas, estas hojas?", Le pregunta el portavoz. "No", responde Diatta, a quien se le escapa la risa. Las bromas son una constante en sus conversaciones, que acostumbran a hacer en su despacho del Parlamento.

Uno no sabe quién es el político de los dos. Durante toda la sesión, los teléfonos de Diatta no dejan de sonar. Sí, sí, teléfonos, porque tiene tres. Su personal, lo que utiliza como administrativo a la Asociación de Senegalesos de Cataluña, y el que utiliza como secretario de la Asociación Catalana de Residentes Senegalesos. En esta última entidad se encarga de gestionar todos los trámites de los compatriotas que acaban de llegar. Es un testimonio directo del drama que viven muchos africanos para llegar a Europa y conoce el funcionamiento de las mafias que trafican con inmigrantes. Cada día recibe una veintena de personas y no apaga nunca el teléfono. Tiene claro que volverá a Casamance porque "los que estamos aquí tenemos la obligación moral de volver para desarrollar nuestro país". Mientras tanto, atiende una nueva llamada camino de la cafetería de la cámara catalana con un Pujol azorado que vacila si dejarle un otro teléfono para la Casa Gran.

El presidente del Parlamento, Ernest Benach, no se escapa de los periodistas ni en su tiempo libre. Su nueva pareja lingüística, la australiana Julie Butter, también es del ramo. De hecho, trabajaba en la sección de política en The West Australian antes de llegar a Cataluña, hace seis años. Benach, sin embargo, no debe sufrir. Butter no hace de corresponsal, sino que se dedica a dar clases de inglés y la traducción. Las casualidades no acaban aquí. Su anterior pareja, el brasileño Mario, también era periodista.

La conversación, que no clase, como remarca Benach, comienza con un breve recorrido por el Parlamento. La segunda autoridad del país hace una explicación en diagonal de la historia de la cámara catalana. Cuando entran en su despacho, Butter nos revela que Catalunya no es Lituania ni Escocia, sino que es "como el oeste de Australia". Y no sólo porque tiene un clima parecido, sino "porque pagamos mucho y nos dan poco". Benach pone nombre a este fenómeno paraestatal: "A esto se le llama déficit fiscal". Tal como nos van las cosas, sin embargo, el presidente del Parlamento se abstiene de recomendar un nuevo modelo de financiación.

Butter hace clases de catalán al Consorcio para la Normalización Lingüística desde hace dos años y, con Benach, ya ha tenido dos parejas. Lo habla con bastante fluidez pero reconoce que le falla la pronunciación. Sea como sea, la campaña del gobierno, encomienda el catalán, es necesaria: "No tengo muchas oportunidades de hablar para que cuando me dirijo a alguien en catalán me responden en español". De hecho, ella aterrizó en tierras catalanas para aprender español. Tampoco leyó el libro del diputado de Ciutadans Antonio Robles, Extranjeros en su país antes de venir: "Sabía que se hablaba catalán, pero me pensaba que el catalán no era una lengua viva, creía que era como el gaélico". A media conversación, Butter tiene un lapso que no es lingüístico: "El parlamento nacional de Madrid tiene tanta historia?". "El nuestro también es nacional", responde Benach. "Es verdad", contesta un poco avergonzada la experiodista, consciente del hecho diferencial catalán.

El presidente del Parlamento no sólo no ejerce de profesor, sino que se pone deberes. Conocedor de la pasión de su pareja por el mundo casteller, se compromete a explicar qué caray son el forro o las esposas. Sin ponerse la faja, eso sí. También le promete que le enseñará música catalana durante las diez sesiones que dura el programa lingüístico. No le avisa que tiene más de cinco mil canciones en su iPod.

* Si desea participar en el programa Voluntarios por la Lengua os habéis inscribirse a través de la web www.vxl.cat o llamando al 93 567 10