Inicio > Mis eListas > paraguainee > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 781 al 800 
AsuntoAutor
CONFERENCIA INTERN Perla Al
Mauro-gui peëme Perla Al
DEIA: Las ikastola Joan Mol
EL PERIÓDICO DE CA Joan Mol
¡ESCRIBIR EN GUARA Joan Mol
El ataque constant Joan Mol
blog "Avañe'ê" Adriana
Ivonne Lugo. Una e Joan Mol
Re: Ivonne Lugo. U ivonne l
Cine y catalán y g Joan Mol
A Mesa pola Normal Perla Al
Para info: Diccion Alberto
Estimad@s amig@s, ivonne l
DEIA www.Iktb.tv Joan Mol
Guaraní - idioma n Andrew N
=?utf-8?Q?RE:__Gu? =?utf-8?
Marandu =?utf-8?
UH: Villagra Marsa Perla Al
RE: Guaraní - idio Andrew N
VOLUNTARIOS POR LA Joan Mol
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Paraguái ñe'ê
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 790     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[paraguainee] =?ISO-8859-1?Q?Cine_y_catal=E1n_y_guaran=ED=2E?=
Fecha:Viernes, 6 de Marzo, 2009  21:03:32 (+0100)
Autor:Joan Moles i Carrera <moles.joan @.....com>

Maiteípa: 
 
Debajo una larga relación de artículos, editoriales y opiniones de EL 
PERIÓDICO (versión en castellano) sobre la voluntad del Gobierno de 
Cataluña de que las películas del cine se exhiban: 
 
a)	Versión original subtitulada en catalán (50% de las copias 
exhibidas) y en castellano (50% de las copias exhibidas). 
b)	O, versión doblada en catalán (50% de las copias exhibidas) y en 
castellano (50% de las copias exhibidas). 
 
Los datos actuales de películas exhibidas en catalán son muy bajos. 
Bajísimos. Menos del 5% de todo el cine exhibido. 
 
La propuesta del Gobierno Catalán choca con problemas: 
a)	Nula tradición, para el cine de masas, de cine en versión original 
y uso de subtítulos. 
b)	Nula voluntad de las productoras americanas (las “majors”) de 
doblar al catalán… pretextando que esto abriría el campo a otras 
peticiones de otras lenguas. ¿Estarían ahí el guaraní, el quechua, el 
aymara reclamando el mismo trato? 
c)	Nula voluntad de los intermediarios de Madrid que tienen los 
derechos de exhibición sobre el cine americano en el Estado Español de 
doblar o subtitular al/en catalán. 
d)	Quejas laborales de los dobladores que de popularizarse el 
subtitulado verían reducido su trabajo. ¡Pero aumentaría el trabajo de 
los subtituladores! 
 
Nadie sabe como avanzará la propuesta, pero: 
a)	¿Se extenderá la propuesta al cine que emiten los canales de 
televisión? Parecería lógico que fuese así. 
b)	De extenderse a la larga aumentaría el nivel de inglés (u otras 
lenguas) de la población e incluso su nivel de catalán y castellano 
escrito. Nota. Debería haber la posibilidad, en la TV digital y en 
algunos cines, de ver una película alemana en alemán con subtítulos en 
alemán, por ejemplo, para practicar la lengua de forma oral y escrita. 
 
¿Por qué hay tan poco cine exhibido en catalán? Por los motivos arriba 
expuestos y porqué la historia tiene su peso. Si no se alimenta la 
demanda esta crece de forma muy lenta pues tiene que vencer muchos 
obstáculos. La mejor prueba de ello es la prensa en catalán o EL 
PERIÓDICO en catalán y castellano: antes todos sus lectores eran en 
castellano pero cuando apareció la edición en catalán la mitad de 
lectores optaron por esta versión y la tirada global del periódico 
subió. Lo mismo pasará con el cine: cuanto más cine haya subtitulado o 
doblado en catalán más normal será y más se verá. 
 
¿Cuándo en Paraguái películas americanas (y del mundo) dobladas en 
guaraní y/o subtituladas en guaraní? 
 
Poañuâ. 
 
Joan Moles i Carrera 
 
=== 
 
5/3/2009  EDITORIAL 
 
EDITORIAL: 'Una ley para la normalidad' 
 
La opinión del diario se expresa solo en los editoriales. Los artículos 
 
exponen posturas personales. 
 
Más allá de las medidas para reactivar el sector y para regular la creación o 
 
la producción de obras cinematográficas, la futura ley del cine de Catalunya 
 
levanta polémica por la propuesta impulsada por el conseller Joan Manuel 
 
Tresserras, al frente del Departament de Cultura, en el sentido de apostar por 
 
la exhibición de películas en versión original y por la paridad de copias, en 
 
catalán y castellano, de las dobladas. 
 
Con mayor o menor intensidad, en el resto de las artes y los medios de 
 
comunicación la presencia del catalán es notoria, significativa, una 
 
circunstancia a la que el cine permanece prácticamente ajeno. En un país que 
 
tiene el catalán como lengua propia y en el que, según el Estatut, catalán y 
 
castellano se equiparan en derechos y deberes, es casi surreal que los pocos 
 
filmes doblados al catalán tengan que ser anunciados precisamente como la 
 
excepción que son, una especie de concesión al folclore. También es chocante 
 
que en Catalunya, con más de dos décadas de inmersión lingüística y con casi 
 
un 100% de conocimiento de la lengua catalana debido a dicha política, se den 
 
tan pocas oportunidades a películas en versión original subtituladas en 
 
catalán. Puras anécdotas. 
 
La futura ley del cine en Catalunya pretende rectificar esta situación. Debe 
 
hacerlo desde el consenso, puesto que no se trata de impedir ni de prohibir 
 
sino de incentivar y de promover. La evolución de la política lingüística se 
 
ha deslizado desde la inicial normalización de 1983 a la mayor proactividad de 
 
la ley de 1997 y del actual Estatut. El sector del cine, con episodios 
 
fallidos como el protagonizado por el conseller Pujals, siempre ha sido reacio 
 
a entender la realidad del país. 
 
Con los mecanismos previstos con la legislación en la mano y con medidas que 
 
intenten revertir el estado de las cosas, convienen, en esta nueva etapa, 
 
muchas dosis de negociación y de tacto, porque estamos ante un colectivo 
 
diverso, desde las majors norteamericanas a las distribuidoras y a los 
 
exhibidores. El conseller Tresserras ha hecho gala de estas cualidades y debe 
 
obtener un margen de confianza. 
 
No se trata, como han dicho PP y Ciutadans, de una política paternalista o de 
 
"imponer la lengua en que tenemos que ver las películas". Se trata, con todos 
 
los respetos y toda la contundencia democrática, de ofrecer a los ciudadanos 
 
(y a la lengua catalana) una oportunidad de la que hoy no disfrutan. 
 
http://www.elperiodico.com/default.asp? 
 
idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=592472&idseccio_PK=1006 
 
=== 
 
5/3/2009  EL DEBATE LINGÜÍSTICO|PROYECTO DE CAMBIO LEGAL DE LA GENERALITAT 
 
La ley del cine aviva la polémica del catalán 
 
• El 50% de todas las películas que se estrenen tendrán que ser en este idioma 
 
CRISTINA SAVALL 
BARCELONA 
 
La Generalitat quiere favorecer el cine en versión original y garantizar que 
 
las películas dobladas o subtituladas en lengua catalana partan con igualdad 
 
de condiciones que las que se programan en castellano, un 50% de copias en 
 
cada lengua. El documento de bases, la declaración de intenciones de la ley 
 
del cine catalán, que no será vigente hasta el próximo año, tras ser aprobada 
 
por el Parlament, endurece la normativa al optar por cuotas lingüísticas con 
 
sus correspondientes sanciones. 
 
El objetivo es paliar, según el conseller de Cultura, Joan Manuel Tresserras, 
 
"el gran desequilibrio" que hay entre el castellano y el catalán en la oferta 
 
de la cartelera cinematográfica. "El cine es la excepción, una anomalía. Es el 
 
sector cultural en el que la desproporción es más preocupante", manifiesta, 
 
refiriéndose a que sus taquillas se encuentran a años luz de las registradas 
 
por el teatro en lengua catalana, el consumo de prensa, las audiencias de 
 
televisión y radio y las ventas editoriales. 
 
PÚBLICO MINORITARIO 
 
Según informó el conseller hace un mes en un encuentro con las asociaciones de 
 
productores catalanes la presencia del catalán a las salas durante el 2008 no 
 
ha alcanzado el 2% de la cuota de mercado. Ayer, el Govern facilitó datos del 
 
2007, cuando la oferta llegó al 3,5%. Ese año de los más de 450 filmes 
 
estrenados en las salas, el 97% se distribuyó doblado o subtitulado en 
 
castellano. 
 
Los peajes resucitan el enfrentamiento con las gigantescas distribuidoras 
 
norteamericanas que, de momento, no quieren hacer ninguna declaración. El 
 
consenso con las majors no ha sido posible. La Generalitat lo ha intentado 
 
todo, hasta, según los más críticos, convertir a Catalunya en el único 
 
territorio europeo decidido a subvencionar a las multinacionales de Hollywood. 
Tresserras ha notificado al sector de que debe reconocer "la singularidad" de 
 
Catalunya, también dentro del mercado español, por lo que confía en que las 
 
distribuidoras replanteen su estrategia de mercado, y acepten igualar el 
 
número de copias en ambas lenguas. "Es una intervención a favor de la 
 
libertad. Una norma que garantiza que el público pueda escoger", dijo. 
 
Los exhibidores también temen, con esta imposición, acrecentar la crisis de 
 
asistencia del público a las salas. El Gremio de Empresarios de Cines de 
 
Catalunya reclamó soluciones para que las cuotas no vayan en detrimento de las 
 
recaudaciones. La gerente del gremio, Pilar Sierra, asegura que existe 
 
voluntad de colaborar. "Pero ello no debe suponer pérdidas económicas. Es un 
 
sector que está en crisis hace cinco años. Un negocio privado que no recibe 
 
ninguna subvención pública". 
 
Distribuidores y exhibidores no consideran oportuno que el Govern haya hecho 
 
público el borrador antes de negociarlo con la industria. "Todavía no se 
 
conoce suficientemente el anteproyecto, por lo que habrá que esperar", 
 
prosigue Sierra. Luis de Val, directivo de la distribuidora Wide Pictures, 
 
advierte que en esta medida entra en juego la accesibilidad de las salas que 
 
van a exhibir películas en catalán. "No es lo mismo un cine situado en el 
 
extrarradio que otro en el centro de Barcelona". 
 
A Julio Fernández, presidente de Filmax, le preocupa que la Generalitat quiera 
 
obligar a doblar o subtitular las películas sin saber quién va a pagar los 
 
gastos derivados. Albert Plans, presidente de Guionistas Asociados de 
 
Catalunya, se posiciona a favor de la futura ley del cine. "Normalizará la 
 
actual situación de desequilibrio en el estreno de filmes en catalán". Plans 
 
señaló que las medidas que se han tomado hasta ahora han resultado un fracaso 
 
absoluto. "Se debe conseguir mayor presencia del catalán sin que nadie se 
 
rasgue las vestiduras y haga aspavientos" 
 
El esbozo de ley favorece las proyecciones en versión original imponiendo una 
 
tasa de doblaje. El Ministerio de Cultura se planteó hace cinco años la 
 
implantación de este canon --que se aplica ya en Francia-- con la finalidad de 
 
conseguir más recursos económicos para el fondo de ayuda al cine español. 
 
http://www.elperiodico.com/default.asp? 
 
idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=592403&idseccio_PK=1013 
 
=== 
 
5/3/2009  EL DEBATE LINGÜÍSTICO|LOS ANTECEDENTES 
 
Hollywood rechaza desde 1998 que haya cuotas de catalán 
 
• Pujol dijo 11 años atrás que Catalunya no se "arrodillaría" ante las 
 
distribuidoras 
 
• Pujals, Vilajoana y Mieras ya intentaron regular el doblaje antes que 
 
Tresserras 
 
CRISTINA SAVALL 
BARCELONA 
 
Las majors y la Generalitat llevan 30 años hablado distintos idiomas. El 
 
Govern --y, en su nombre, el conseller Joan Manuel Tresserras-- sigue 
 
defendiendo la igualdad y cooficialidad de catalán y castellano, y las 
 
distribuidoras se escudan en el libre mercado, y en no crear precedentes que 
 
compliquen su estrategia comercial. 
 
Las cuotas lingüísticas en el cine siempre han suscitado polémica. Ya en 1998, 
 
las grandes distribuidoras se negaron a cumplir el decreto 237 relativo al 
 
doblaje y subtitulación de películas al catalán, alegando que los peajes 
 
lingüísticos eran incompatibles con su política, que en ese momento solo 
 
preveía el doblaje a cinco idiomas en todo el mundo. 
 
En julio de ese año, Jordi Pujol manifestó que la Generalitat no podía seguir 
 
"arrodillándose" ante las majors. El Govern, con Joan Maria Pujals al frente 
 
de Cultura, aprobó el decreto que establecía sanciones para las empresas que 
 
no doblasen al catalán el 25% de las copias, un porcentaje menor al que pactó 
 
CiU con el PSC y el IC-V, que era del 50%. 
 
En septiembre de 1999, 20 días antes de las elecciones autonómicas y tras un 
 
viaje diplomático de Pujals a Los Ángeles, la Metro Goldwyn Mayer, la 
 
Paramount, Universal, Disney y Fox y dos empresas españolas, Filmax y Lauren 
 
Films, suscribieron un acuerdo con el Govern para doblar al catalán 18 
 
películas en un periodo de ocho meses. La Generalitat asumía el coste, pero 
 
las majors terminaron imponiendo su criterio de que el doblaje debía ser 
 
voluntario. 
 
'HARRY POTTER' AVIVÓ EL FUEGO 
 
En esas fechas, el promedio de afluencia de espectadores a las salas dónde se 
 
exhibieron películas en lengua catalana, como Anna i el rei, con Jodie Foster 
 
como protagonista, fue inferior al de los cines que programaron los mismos 
 
títulos en castellano. No obstante, la cuota catalana ascendió del 1% al 6%. 
Ya en el 2000, Jordi Vilajoana, como nuevo conseller de Cultura, derogó la 
 
norma a cambio de un consenso con las distribuidoras. Pero la negativa de la 
 
Warner a doblar al catalán la primera entrega de Harry Potter avivó la 
 
controversia. Finalmente se llegó a un acuerdo para que el joven mago hablara 
 
en catalán en las siguientes entregas. 
 
El fuego volvió a encenderse este mismo año con el estreno de Vicky Cristina 
 
Barcelona. La decisión del productor Jaume Roures de estrenar la película de 
 
Woody Allen solo en versión original subtitulada al catalán en Catalunya 
 
significó el divorcio entre su empresa Mediapro y la Warner, a quien le unía 
 
un contrato de exclusiva para distribuir sus filmes. 
 
La Generalitat, con la socialista Caterina Mieras en Cultura, volvió en marzo 
 
2006 a plantear cuotas de pantalla. El borrador de ley imponía entonces un 10% 
 
de exhibición en lengua catalana. Los exhibidores rechazaron los peajes, lo 
 
que llevó a la Generalitat a mantener las cuotas a cambio de ayudas 
 
económicas. 
 
http://www.elperiodico.com/default.asp? 
 
idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idtipusrecurs_PK=7&idnoticia_PK=592336 
 
=== 
 
5/3/2009  EL DEBATE LINGÜÍSTICO 
 
Voces a favor, votos en contra 
 
EL PERIÓDICO 
Todos los sectores relacionados con el mundo del cine --distribuidores, 
 
directores, actores, exhibidores...--, además de las distintas fuerzas 
 
políticas y organismos implicados, opinaron ayer sobre el anteproyecto de la 
 
ley del cine. He aquí algunos puntos de vista, voces a favor (los cineastas) y 
 
votos en contra (algunos políticos), respecto a que la mitad de las películas 
 
que se distribuyan en Catalunya se deberán doblar o subtitular al catalán, con 
 
un impulso decidido por la versión original. 
 
ENRIC PÉREZ 
DIRECTOR DE LOS CINES VERDI 
"Todo depende de las distribuidoras" 
"Es lo mismo que dicen siempre pero la fuerza la tienen las distribuidoras y 
 
están en Madrid. Si ellas no quieren aceptar la ley y no ofrecer copias en 
 
catalán, los cines no podemos hacer nada, somos solo exhibidores. En los 
 
Verdi, cuando una película es buena la gente va, tanto si están los subtítulos 
 
en catalán o en castellano". 
 
LLUÍS SOLER 
ACTOR 
"Tener más cine en catalán es correcto" 
"Todo lo que apoyar con firmeza una mayor presencia del catalán en el cine me 
 
parece correcto. Como más se refuerce, mejor. El apoyo al cine en versión 
 
original también me gusta porque es lo mejor para ver a un actora. Pero al 
 
leer los subtítulos pierdes matices, no entras en el filme como cuando lo 
 
escuchas en tu idioma". 
 
SALOMÓN SHANG 
EMPRESARIO Y CINEASTA 
"Politizar el cine es peligroso, siniestro" 
"El hecho de politizar un arte no solo es peligroso, sino que además es 
 
siniestro, porque pretende que el espectador acuda más a las salas simplemente 
 
por un fenómeno de identificación lingüística. Eso implica convertir el cine 
 
en un elemento tan nimio como es un criterio lingüístico". 
 
RAFAEL LÓPEZ 
DIPUTADO CATALÁN DEL PP 
"Es una medida política" 
"Se trata de una medida política, no una medida según las necesidades reales 
 
del cine catalán. Si es la medida estrella de la ley del cine de Catalunya, el 
 
cine catalán está perdido. El cine catalán tiene otros problemas, sobre todo, 
 
conseguir calidad y excelencia. Estoy en contra del intervencionismo". 
 
MARC RECHA 
CINEASTA 
"Una taquillera no sabía qué era VO" 
"Es un derecho lógico; debería haberse hecho hace tiempo. También los manuales 
 
de electrodomésticos deberían estar en catalán. Además, es muy positivo el 
 
refuerzo de las versiones originales. El otro día fue a un cine en Vilafranca 
 
del Penedès y la joven taquillera no sabía qué era eso". 
 
ALBERT SERRA 
CINEASTA 
"El doblaje debería desaparecer" 
"Mejor que la gente pueda elegir. Respecto del doblaje, debería desaparecer; 
 
va en detrimento de la calidad. El único argumento que tienen son los 
 
beneficios, pero en casi toda Europa, hasta en Portugal, ven las series de 
 
tele en versión original. Así aprenden a leer y aprenden otros idiomas". 
 
MARTÍ GASULL 
PLATAFORMA PER LA LLENGUA 
"Una reivindicación de la sociedad" 
"Es una reivindicación de la sociedad desde hace años. Supondrá la libertad de 
 
mercado; hasta ahora el espectadora no podía escoger. El cambio puede dar 
 
miedo. Hay que tomar medidas, como incentivos económicos, para que los 
 
exhibidores se decidan. Desde la sociedad civil trabajaremos para que le ley 
 
tire adelante". 
 
JOSEP MARIA BALCELLS 
DIPUTADO DEL PSC-CC 
"Paliará el gran desequilibrio" 
"Es muy positivo. La ley paliará el gran desequilibrio provocado ahora por el 
 
número muy superior de películas dobladas al castellano. Sin embargo se 
 
necesitará diálogo con todos los sectores implicados y con todos los grupos 
 
parlamentarios, ya que la negociación con las grandes compañías del sector no 
 
será fácil". 
 
MARIA MERCÈ ROCA 
DIPUTADA DE ERC 
"Es de justicia la paridad lingüística" 
"Estoy muy satisfecha y orgullosa de una ley que pretende acabar con la 
 
injusticia de no poder ver los filmes en las dos lenguas oficiales de 
 
Catalunya porque ahora hay mucha más oferta en castellano. A las compañías 
 
cinematográficas se les darán unas garantías y unas facilidades". 
 
ANTONIO ROBLES 
DIPUTADO DE CIUTADANS 
"No se aplica en la escuela" 
"Es intervencionista, muy paternalista, ya que no permite a las empresas 
 
privadas regirse por las reglas del mercado. Se quiere aplicar en el cine lo 
 
que no se está aplicando en la escuela. Si queremos que haya un 50% de catalán 
 
y un 50% de castellano en el cine, que se aplique también en la escuela". 
 
JORDI PORTA 
PRESIDENTE ÒMNIUM CULTURAL 
"Es una asignatura pendiente" 
"Es una asignatura pendiente para conseguir la normalización del sector del 
 
cine. En este caso es la oferta la que ha determinado la demanda, y no al 
 
contrario. Es posible que haya complicaciones con los productores porque 
 
cuesta romper la inercia. Pero los espectadores lo agradecerán". 
 
CARLES PUIGDEMONT 
DIPUTADO DE CiU 
"Habrá que ver la voluntad real" 
"Es positivo de entrada, pero hay que estar a la expectativa de qué voluntad 
 
real hay detrás de esta intención del Govern. Ahora no hay más de 20 títulos 
 
doblados y subtitulados, cuando el pacto de 1998 ya permitía lo que ahora 
 
parece que pretende la ley que anuncia el conseller de Cultura". 
 
http://www.elperiodico.com/default.asp? 
 
idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idtipusrecurs_PK=7&idnoticia_PK=592409 
 
=== 
 
5/3/2009  EL DEBATE LINGÜÍSTICO|LAS OPINIONES 
 
Artículo de Ramón de España, escritor y crítico de cine: 'Subtitular, la 
 
diferencia' 
 
• TV-3 tuvo la oportunidad de cambiar y no se atrevió 
 
RAMÓN De España 
 
Como detractor del doblaje, me parece una buena noticia que nuestro Gobierno 
 
autónomo planee potenciar el subtitulado en catalán, pero me van a permitir 
 
que albergue algunas dudas acerca de la extensión de la propuesta. Mal que les 
 
pese a los paladines de la cosa identitaria, lo cierto es que, a la hora de ir 
 
al cine, el catalán medio ha demostrado ser igual de vago que el español 
 
medio: ni a uno ni a otro les gusta leer letreros. De hecho, la primera 
 
oportunidad de normalizar el subtitulado en Catalunya tuvo lugar con el 
 
nacimiento de TV-3. Hubo quien pensó entonces que, para seguir el buen ejemplo 
 
de esos países nórdicos a los que tanto admiramos, TV-3 subtitularía películas 
 
y telefilmes. Evidentemente, el Gobierno autónomo, que conocía perfectamente a 
 
su electorado, dedujo que lo que este quería era escuchar a J.R. Ewing 
 
pronunciar en correcto catalán su mítica frase "Ets un pendó, Sue Ellen". 
También en el apartado de la exhibición cinematográfica se optó por el doblaje 
 
antes que por el subtitulado. Aunque hubo alguna distribuidora que aportó su 
 
granito de arena --recuerdo haber visto en el Boliche, subtitulada en catalán, 
 
La novia de Chucky, cuarta entrega de las andanzas del muñeco diabólico, por 
 
cortesía de Filmax--, los esfuerzos oficiales se dirigieron a que las majors 
 
las grandes productoras de EEUU doblaran sus películas al catalán. De la 
 
eficacia de tales gestiones da prueba aquella magnífica foto del conseller 
 
Pujals estrechando la mano de Mickey Mouse tras larga antesala. Y algo me dice 
 
que la nueva campaña gubernamental va a ir en la misma dirección, pues me temo 
 
que a los catalanes nos sigue dando la misma pereza de siempre la lectura de 
 
subtítulos. 
 
Aunque soy consciente de mi escasa relevancia social, no puedo dejar pasar la 
 
oportunidad de suplicarle al conseller Tresserras que haga un esfuerzo en este 
 
asunto. Tendrá, eso sí, que ponerse didáctico y decirle a la gente que el 
 
doblaje falsea las películas; añadiendo, si es preciso, que se trata de una 
 
imposición franquista que hay que quitarse de encima como las estatuas del 
 
caudillo, José Antonio y demás momias del régimen anterior. Puede apuntar que 
 
los subtítulos salen más baratos que el doblaje, cosa a tener en cuenta en 
 
épocas de crisis. Y, sobre todo, debe insistir en el subtitulado como hecho 
 
diferencial del que enorgullecerse. A ver si así cuela. 
 
http://www.elperiodico.com/default.asp? 
 
idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idtipusrecurs_PK=7&idnoticia_PK=592344 
 
=== 
 
5/3/2009  EL DEBATE LINGÜÍSTICO|LAS OPINIONES 
 
Artículo de Salvador Giner, presidente del IEC: 'La lengua en el cine' 
 
• La mayoría de países europeos no doblan, subtitulan 
 
SALVADOR Giner 
 
Siempre que agoniza una lengua se empobrece la humanidad. Y, si es verdad que 
 
la lengua es la más íntima patria del hombre, tener cuidado de ella es una 
 
noble misión. Las dificultades del mundo moderno, de la pluralidad de lenguas 
 
que conviven y los imperativos morales de coexistir con respeto mutuo y paz 
 
esencialmente activa exigen firmeza. Los pueblos de habla catalana son 
 
herederos de una lengua milenaria de extraordinaria riqueza conceptual, léxica 
 
y poética. En condiciones de modernidad avanzada y penetración mediática 
 
general, los ciudadanos que la hablan tienen que saber defenderla con finísima 
 
habilidad, manteniendo el respeto por las otras lenguas que se hablan en su 
 
territorio. Se necesita tanta imaginación como tacto, como lo prueba el 
 
proyecto del ley del cine. 
 
Imagino que la Conselleria de Cultura parte del supuesto de que la inmensa 
 
mayoría de películas serán dobladas. No lo tienen fácil. Desgraciadamente, no 
 
somos como en otros países de Europa que se limitan a subtitular y casi nunca 
 
se preocupan por el doblaje. En la mayoría de países europeos no doblan, 
 
subtitulan. Resultado: un conocimiento popular de idiomas elevadísimo, mucho 
 
mejor que el nuestro, a menudo tan patético y que nos hace perder contactos en 
 
el exterior. Tenemos políticos que por todas partes van con la ayuda del 
 
traductor y que no saben qué decir en los encuentros internacionales. Es solo 
 
un efecto secundario, aunque más importante de lo que parece. 
 
Lo mejor es no doblar y disfrutar como mínimo de la musicalidad y riqueza 
 
imaginativa de oír otras lenguas. Como hacen los holandeses, daneses, 
 
franceses e ingleses, acostumbrar el oído a otras lenguas, ir aprendiéndolas, 
 
y comparar lo que oímos con lo que leemos en la pantalla. Si seguimos la ópera 
 
en el Liceu con subtítulos, ¿por qué no podemos hacerlo también en el cine? La 
 
proliferación de cines que presentan películas en versión original debería 
 
hacer pensar a los propietarios de salas, así como a los distribuidores de 
 
films. Hay ventajas clarísimas en la taquilla con la paulatina introducción de 
 
la subtitulación. 
 
Nadie puede reprocharnos que luchemos por frenar la continua erosión de 
 
nuestra lengua frente a las tendencias que la quieren hacerla morir. No todo 
 
es negocio. Un país, solo se ama con hechos. El resto es palabrería. 
 
========================================================== 
 
6/3/2009 17:11 h POLÉMICA LINGÜÍSTICA 
 
Tresserras dice que no se puede ir contra el deseo de consumir cultura en la 
 
lengua que se quiera 
 
• El 'conseller' de Cultura se muestra abierto al diálogo con los 
 
distribuidores cinematográficos 
 
• Sugiere usar el caso catalán como un laboratorio de experimentación para 
 
adaptarse a la globalización 
 
ACN 
SANT CUGAT DEL VALLÈS 
 
El conseller de Cultura i Mitjans de Comunicació, Joan Manuel Tresserras, ha 
 
declarado este viernes en Sant Cugat del Vallès que "no se puede ir a favor 
 
del sector del cine a costa de los intereses de la gente y de su voluntad de 
 
consumir cultura en la lengua que quiera". 
 
En la inauguración de la Setmana del Llibre en Català, Tresserras se ha 
 
mostrado abierto al diálogo con todos los sectores implicados y ha explicado 
 
que la oferta que se ha hecho a los distribuidores es que "tomen el caso 
 
catalán como un laboratorio de experimentación" para "adaptarse bien a la 
 
globalización". Asimismo, se ha mostrado en contra de apostar por un modelo 
 
que "reduce la diversidad". 
 
Dinámicas presentes durante muchos años 
 
El dirigente ha dicho entender las reacciones contrarias de algunos 
 
empresarios, como "la respuesta a los cambios de las dinámicas que ha habido 
 
durante muchos años". 
 
En este sentido, ha reiterado que la voluntad de la Generalitat es tener "un 
 
proyecto de ley a favor del sector y del negocio", si bien ha advertido de que 
 
eso no se puede hacer "a costa de los intereses de la gente y de su voluntad 
 
de consumir cultura en la lengua que quiera". 
 
Tresserras ha resaltado que "la globalización va cambiando y cada vez lleva a 
 
mercados más flexibles en entornos diversos y multilingües". El conseller, 
 
finalmente, se ha mostrado en contra de apostar "por un modelo que reduzca la 
 
diversidad y cree grandes mercados monolingües", porque, según ha dicho, "eso 
 
es ir contra la historia y los derechos de las personas". 
 
http://www.elperiodico.com/default.asp? 
 
idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=592858&idseccio_PK=1013 
 
=== 
 
6/3/2009  EL INFORME 
 
Una herramienta de control y censura [el doblaje del cine] 
 
EL PERIÓDICO 
 
Eduard Voltas, como portavoz del Departamento de Cultura de la Generalitat, 
 
asegura que la defensa del cine en versión original subtitulada situará a 
 
Catalunya en el mismo estadio que otros países europeos. El Govern basa esta 
 
propuesta en un estudio encargado por la Unión Europea a Media Consulting 
 
Group sobre el doblaje y la subtitulación. «Los países donde impera el doblaje 
 
arrastran las secuelas de un pasado autoritario, de dictaduras. El doblaje se 
 
ha utilizado como herramienta de control y de censura». En el gráfico, queda 
 
patente que España e Italia son de los pocos países que todavía optan por el 
 
doblaje. 
 
La asociación de dobladores, sin embargo, ha manifestado su preocupación ante 
 
el hecho de que una rebaja de los filmes doblados a partir de ahora vaya en 
 
detrimento de su trabajo. 
 
http://www.elperiodico.com/default.asp? 
 
idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idtipusrecurs_PK=7&idnoticia_PK=592805 
 
=== 
 
6/3/2009  INDUSTRIA |POLÉMICA 
 
Los distribuidores se oponen a las cuotas de doblaje en catalán 
 
• Los empresarios reiteran que rechazan la regulación porque «crearía 
 
precedente» 
 
• Montilla deplora que el sector quiera perpetuar el statu quo actual 
 
CRISTINA SAVALL 
BARCELONA 
 
Los exhibidores y los distribuidores de películas, exactamente igual que 
 
ocurrió por primera vez hace 11 años y por segunda hace tres, se muestran 
 
reticentes ante las medidas proteccionistas del Govern recogidas en el 
 
documento de bases de la futura ley del cine catalán. La parte que suscita 
 
mayor controversia es la que obliga a las distribuidoras a doblar o subtitular 
 
al catalán la mitad de las copias en lengua extranjera. 
 
Luis Hernández de Carlos, presidente de la Federación de Distribuidores 
 
Cinematográficos (Fedicine), lamenta que hasta ayer la Generalitat no 
 
facilitara los apuntes de esta normativa a los representantes del sector. 
 
Eduard Voltas, secretario del Departamento de Cultura, se puso en contacto a 
 
primera hora de la mañana con esta entidad, que aglutina al 90% de los 
 
distribuidores en España, para ratificar el compromiso del Govern de tener en 
 
cuenta la opinión del gremio. Según Hernández, la negociación es inviable. «Si 
 
aceptamos doblar al catalán, al día siguiente otros territorios reclamarán 
 
igual trato y en poco tiempo tendremos que traducir cada película a tres o 
 
cuatro idiomas». Reconoce que hay diálogo y el acuerdo de convocar una 
 
reunión, pero no se muestra nada partidario de las cuotas. «En 1998 plantearon 
 
el mismo debate. La situación no ha cambiado desde entonces», insiste. 
Voltas señala que el anteproyecto de ley prevé la creación de un fondo 
 
destinado a las salas privadas para fomentar la exhibición de películas en 
 
catalán y el cine producido en Catalunya, con especial apoyo al que se ruede 
 
en versión original catalana. 
 
También contempla invertir en una red pública de salas de cine, donde se 
 
proyectarán películas en versión original, preferiblemente europeas. «Estamos 
 
facilitando el camino. El documento está sobre la mesa, ahora empieza el 
 
diálogo, aunque llevamos un año entablando conversaciones con distribuidores», 
 
comentó ayer Eduard Voltas. 
 
CIFRAS IRREALES 
 
El Gremio de Empresarios de Cines de Catalunya (GEC) sostiene que la demanda 
 
actual de la sociedad catalana de películas en catalán es inferior al 50 % que 
 
exige el plan de la Generalitat. «La Conselleria ha utilizado unas cifras no 
 
comparativas, que no reflejan la realidad», aseguró el gremio a través de un 
 
comunicado. «Actualmente se doblan al catalán las películas que pueden tener 
 
un éxito comercial importante, mientras que un gran número de títulos 
 
minoritarios se estrenan únicamente en catalán, cosa que hace bajar la media 
 
de recaudación por sesión», apuntaron los exhibidores. 
 
Los políticos volvieron a pronunciarse ayer sobre la intención de la 
 
Generalitat de establecer cuotas de doblaje. Especialmente significativas 
 
fueron las declaraciones del presidente de la Generalitat, José Montilla, 
 
quien desde Praga dijo: «No es de recibo que la presencia del catalán en el 
 
cine sea poco más del 3%». Añadió que «es absolutamente necesaria» la ley que 
 
obliga al doblaje en catalán y deploró que los empresarios «prefieran mantener 
 
el status quo». 
 
Por su parte, Juli Minoves, ministro de Cultura de Andorra [microestado donde 
 
el catalán es la lengua oficial del país], se posicionó a favor de la 
 
imposición de peajes para garantizar la igualdad de oferta entre el cine en 
 
catalán y el castellano, mientras que el ministro de Cultura de España, César 
 
Antonio Molina, evitó entrar en la polémica. «Es un tema de Catalunya», zanjó. 
 
http://www.elperiodico.com/default.asp? 
 
idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idtipusrecurs_PK=7&idnoticia_PK=592731