Inicio > Mis eListas > paraguainee > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 268 al 287 
AsuntoAutor
Propuestas y pedid =?utf-8?
RE: Lean esto que Ivonne L
=?utf-8?Q?Curso_de =?utf-8?
Réplica al senador Joan Mol
Réplica al senador Joan Mol
Réplica al senador Joan Mol
UN POCO DE RUDA FR silvia p
RE: UN POCO DE RUD CAPYME I
REPLICA AL SR JOAN ricardo
Re: UN POCO DE RUD dea pomp
Para seguir el deb Alberto
A la Sra. Silvia M Joan Mol
DEIA. Los nuevos e Ñe'êeta
Re: REPLICA AL SR Lopez R.
RE: REPLICA AL SR =?utf-8?
GOD SAVE THE PARAG Coco Arc
Comentarios sobre Joan Mol
Los comentarios so Ñe'êeta
Re: Comentarios so Edgar Po
DE CURRICULOS Y OT silvia p
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Paraguái ñe'ê
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 279     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[paraguainee] A la Sra. Silvia Martínez. Con la misma franca rudeza. O con la misa rudeza franca.
Fecha:Sabado, 28 de Junio, 2008  21:14:03 (+0200)
Autor:Joan Moles i Carrera <paraguai-paraguay @..........net>

Sra. Silvia Martínez

 

Con la misma franca rudeza. O con la misa rudeza franca. (Yo la agradezco la franqueza. Agradezco ser directo).

 

1)      Celebro su vivencia francesa pero nada aporta al debate. Nada. Ni siquiera la experiencia francesa, haciendo una traslación, se convierte en su escrito es un llamado para que todos/as los/as uruguayos/as residentes en Paraguái aprendan, sin más dilación y sin excusas, guaraní. O incluso para que se aprenda como lengua segunda obligatoria en Uruguái ¿Por qué no Sra. Martínez? ¿Por qué no? ¡Por pedir, sugerir, imaginar … que no quede!

2)      Sí, vio y aprendió el francés en Francia pero no parece que viese como el francés -sus valedores- ha aniquilado las demás lenguas de Francia. No vio ni aprendió con qué estrategias se hace esto. Contar como el francés o el castellano u otras lenguas han llevado a cabo procesos de sustitución lingüística es algo relevante para el debate en la lista. Y no vio ni aprendió que estrategias deben usarse para valorizar una lengua minorizada. Me gustaría recordarle que el objetivo primero, último, único, de la lista [Paraguái ñe’ê] es normalizar y estatalizar el guaraní en Paraguái, su área y el MERCOSUR.

3)      ¿Sabe qué esperaría de usted? Esperaría de usted que hiciese introspección histórica y que trabajase para que Uruguay asumiese –mucho más allá de algo folklórico- la política de exterminio físico y/o cultural de todos los primeros americanos en su territorio. (Por otro lado doy fe que en la lista hay uruguayos que hacen y han hecho mucho, muchísimo, muchísimo más que muchos/as paraguayos/as por el guaraní. A ellos/as: aguyje de corazón).

 

Entrando en el tema Cason http://www.state.gov/r/pa/ei/biog/15149.htm : [Sra. Silvia Martínez] “Y como estoy hablando con ruda franqueza, debo decirle, Molles, que esa es una característica que en escasísimas oportunidades encontré en los europeos.  Creo que de ahí viene su sorprendente incultura en relación al resto del mundo.Cason es un muy mal amigo de los sudamericanos. Le recomiendo dar una vuelta por el Google, o suscribirse a Le Monde Diplomatique y también al Washington Post. Enterese de quien es ese señor, y el tipo de favores que le ha hecho al continente. Si Laino, que no es santo de mi confesión, lo critica... yo aplaudo. Como uruguaya que ya tuvo el disgusto de ver a ese señor siendo embajador en nuestras tierras... “

 

1)      Sra. Martínez:¡Datos! Aporte los datos que insinúa y critiquémoslos. ¡Adelante!  ¡Sin datos nada! Soy, entre otras cosas, licenciado en ciencias políticas y leo en francés, inglés, portugués, italiano …. Entenderá que soy “cartesiano”. Aporte datos. Intento ser ecuánime y por esto necesito los datos.  Y todos los necesitamos. Y cuando los aporte, los datos del Sr. Cason, no se olvide de los datos de los políticos paraguayos que construyeron el “Apartheid lingüístico” paraguayo y pudrieron con este bárbaro régimen de discriminación social-cultural-educativa-lingüística el país y destruyeron millones de personas. Y no se olvide de mencionar que el “Apartheid lingüístico” paraguayo hace dos siglos que dura y que el Sr. Cason ha sido embajador en Paraguay desde 2005. Datos, nada más que datos.

2)      Cree un grupo de debate: ElMalvadoEmbajadorCason@eListas.net  o póngale el nombre que quiera y debatamos ahí lo que este embajador-y otros- hicieron mal. Y proponga medidas concretas para ejuiciarlo si es el caso. ¡Y HAGA LO MISMO CON LOS POLÍTICOS PARAGUAYOS!.  Debajo un artículo de Luis Agüero Wagner, en Tiempo de Cuba (para cubrir otras  tendencias ideológicas opto por algo de la comunista o comunistoide o postcomunista o pseudocomunista Cuba) sobre Cason y sobre paraguayos… ¡Haga su debate! Pero sepa que la lista [Paraguái ñe’ê], en un país tan faltado de espacios de debate sobre el guaraní, es sólo esto, un debate para el guaraní… y yo no sé ver en su escrito ninguna propuesta concreta para el guaraní. Nada. Sólo crítica a la gestión, en general, de un embajador.

 

[Sra. Silvia Martínez] “Valdría la pena alimentar estos diálogos con otros protagonistas, con temas serios, relacionar idioma, identidad nacional y soberanía nacional, por ejemplo.”

 

1)      La lista, con múltiples moderadores, es plural. Esta es una virtud que todo el mundo le reconoce. Participe activamente –y asuma que criticará y será criticada- y tendrá “otros protagonistas”. Y si no asume los riesgos del debate o no le gusta lo que se dice cree su/una lista: OtrosProtagonistasYMisTemasSerios@eListas.com o la que le parezca más interesante.

2)      Me gustaría saber, MUY HONESTAMENTE, que entiende usted con “temas serios”. Desde mi modesto punto de vista la lista [Paraguái ñe’ê] es una herramienta importante y seria para el debate sobre el guaraní y temas relacionados. Es la lista más grande y más plural, del mundo, sí, del mundo, sobre este tema. Me sorprenden los comentarios de petición de “temas serios” porqué implican/provienen/significan:

a)      Intelectuales encerrados en su torre de marfil que en realidad no desean debatir día a día (es algo hecho de forma altruista, muy agotador y que exige mucho esfuerzo) y que viven mejor en su torre dorada pensando que deberían hacerse otras o más cosas pero que en realidad NO HACEN NADA. Es una actitud elitista, distante, diletante que nada aporta. Quien quiere debatir y cambios deber embarrarse en el debate. De nada sirve escribir en privado o decir que hay otros temas: ¡Apórtelos!

b)      Provienen de "nacionalistas aulladores" (aunque sólo sea de forma inconsciente por tanto tiempo de exposición al "nacionalismo aullador") comprometidos con el “Apartheid lingüístico” paraguayo que con la excusa que sea desvían la atención de la denuncia del “Apartheid lingüístico” paraguayo.

c)      De personas que no entienden que en nuevo discurso sobre el guaraní (“El guaraní, una cuestión de derechos humanos”) debe llegar al espectro/abanico más amplio de la población y que por esto la erudición sobre (cualquier tema) y los millones de notas a pie de página no sirven de nada en este debate incipiente – necesario – plural – transversal en un país donde el Estado “Apartheid” Paraguayo no ha formado sobre derechos lingüísticos a sus ciudadanos y donde mucha gente –intelectualidad incluida- tiene una visión folklórica, nostálgica, impregnada de militarismo y "nacionalismo aullador" y aislacionismo, antropologoide del guaraní.

d)      Pregunta formal. ¿Quiénes son las personas serias que pueden proponer temas serios? ¿Quién da las patentes de seriedad?

3)      Sra. Martínez, esto “idioma, identidad nacional y soberanía nacional” ha salido en reiteradísimas ocasiones en la lista. Es obvio que el guaraní es una forma de paraguayización-nacionalización y de salvaguarda de la soberanía nacional. No me extiendo en el tema. Ha sido tratado y se trata en la lista.

 

Reciba un cordial saludo.

 

Joan Moles i Carrera

 

==

 

James Cason, Virrey del Paraguay

 

http://www.tiempodecuba.com/node/1696

 

Submitted by tiempodecuba on Lun, 17/03/2008 - 18:57

 

Análisis y Opinión Imperialismo Nuestra América

 

Tal vez  estas paradojas algo expliquen del porqué en este ambiente en el que nadie ni nada progresa,  la carrera diplomática  y los planes del virrey del Paraguay James Cason avanzan viento en popa, entre aclamaciones de la oposición y la gloriosa  prensa paraguaya.

 

Luis Agüero Wagner

 

La historia recogió recientemente el papel de Antonio Arguedas Mendieta, ministro del Interior del general René Barrientos, en el rescate de algunas reliquias relacionadas con el Che Guevara, asesinado en Bolivia durante el gobierno al cual servía.  Arguedas era un antiguo militante del partido Comunista Boliviano que había sido nombrado ministro por su compañero de alpinismo René Barrientos a pesar de la ira de la embajada norteamericana que lo consideraba marxista.  Menos divulgada es la forma en que llegó a ministro, a través de un pacto con Larry Sternfield, jefe de la estación de la CIA en Bolivia, que si pasaba un interrogatorio sobre su identidad sería nombrado ministro.  Agentes de la CIA llevaron entonces a Arguedas a Lima y lo sometieron a cuatro días de interrogatorio con un detector de mentiras y bajo fuertes dosis de Pentotal, la “droga de la verdad”.  Arguedas pasó todas las pruebas y en agosto de 1966 fue nombrado ministro. Un caso paralelo es el del general José Félix Estigarribia, quien para llegar al poder en Paraguay e imponer su dictadura, pactó con Roosevelt en Washington, a cambio del respaldo norteamericano a su ascenso político,  la entrega de la zona petrolífera del Chaco, recuperada en una guerra en la que él mismo había comandado al ejército paraguayo que la recuperó de los bolivianos.

 

Menciono estos ejemplos de obsecuencia al imperio considerando las interrogantes que dejó un extraño atentado contra el presidente paraguayo Nicanor Duarte Frutos, en su mismo comando militar, y del que se sospecha de la misma cúpula de las Fuerzas Armadas de Paraguay, en su mayoría generales que se han especializado en las escuelas de golpistas de Fort Benning y otros centros de lavado de cerebro para militares latinoamericanos, y hoy responden a Washington con mayor fidelidad que a su propio gobierno.

 

Cualquiera podría pensar que en un país en los umbrales de sufrir una epidemia por fiebre amarilla y cuyo presidente ha sufrido un atentado de este tipo, la prensa estaría ocupada en estos temas realmente trascendentes, pero no es así.    Hoy el tema que domina  la prensa maccartista heredada de Stroessner –y que decide lo que en Paraguay es noticia- es la no declaración de cuentas de aportes para la campaña del partido oficialista, como si se tratara de una campaña electoral norteamericana aunque sean triviales e insignificantes los montos denunciados para un partido al que adhieren los hombres más acaudalados del país, habituados a  realizar fuertes donaciones.  Otro de los grandes titulares habla del pedido de rendición de cuentas hecho al oficialismo por Pilar Callizo, la representante de una organización financiada por la ultraderecha de Washington que además es conocida militante del opositor partido Liberal.

 

Estos medios paraguayos cuando deben dar la palabra a contestatarios sólo conceden espacio a los referentes que son favorecidos por Cason, quien hoy decide quienes pueden representar y quienes no a la oposición paraguaya  mediante  la prensa adicta a los sobornos que distribuye la embajada norteamericana.

 

Entre estos agrupamientos opositores al gobierno se cuenta al Grupo impulsor para la Regulación del Financiamiento Político en Paraguay, favorecido por los dólares de USAID e íntegramente constituído por nucleaciones opositoras, que declara que su objetivo es transparentar el origen y utilización de los fondos que reciben los partidos políticos, aunque no especifique quién transparentará el origen y utilización de los fondos que reciben ellos.  Entre los referentes del grupo se encuentran cercanos colaboradores de la campaña del obispo Fernando Lugo como Perla Yore (Mujeres políticas en red),  Gerardo Rolón Pose (partido Demócrata Cristiano), Teri Silvero (Encuentro Nacional), y otras nucleaciones fantasmas que sólo aparecen para recibir los dólares de la embajada como Mupoder (Pelusa Brítez),  Red de Mujeres Munícipes del Paraguay (Nelly Servín), etc.  También aparecen abiertamente en la lista grupos de declarados enemigos del gobierno paraguayo como los adherentes del Partido Patria Querida (representados por Cecilia de Frutos) y los adherentes del Partido Unace (representados por Emma Rolón).

 

El fluido relacionamiento entre periodistas paraguayos y la embajada norteamericana tiene vieja data, y es tan normal que trabajar como propagandista del imperialismo es considerado en este país como la cúspide de la profesión.  El diario más leído y la radio más escuchada, Ñandutí, son medios subvencionados por la National Endowment for Democracy y USAID. Las estrellas de estos medios en la actual campaña proselitista son Camilo Soares y Rocío Casco, dirigentes de un minúsculo grupo que se hace pasar por guevarista pero recibe importantes sumas en dólares procedentes de la ultraderecha norteamericana, por intermedio de una organización no gubernamental.

 

Una de las estrellas del periodismo paraguayo, un ex policía de Stroessner devenido en periodista, Alcibíades González Delvalle, tiene un largo historial de servicios a la embajada norteamericana. Ya en la década de 1980 fue invitado varias veces por el vice-presidente George Bush (padre), a realizar giras por Estados Unidos y en innumerables ocasiones recibió donaciones de embajadores norteamericanos cuyo destino se desconoce. Gonzalez Delvalle no sólo es un ídolo del periodismo paraguayo, sino que es tan influyente que ha logrado silenciar su pasado como represor, y es más,  hoy aparece como un perseguido por la dictadura ante la sociedad. Uno de los grupos que bajo el falso ropaje de izquierdas recibe financiación de USAID, el Movimiento Popular Tekojoja, ha llegado al ridículo extremo de presentarlo como referente de la lucha contra la dictadura en Paraguay para recibir apoyo del influyente periódico ultraderechista  ABC color.

 

No es de extrañar el caso de Gonzalez Delvalle si tenemos en cuenta que en Paraguay, entre las supuestas víctimas de la dictadura anticomunista de Stroessner, han aparecido casos tan insólitos como ex delatores, informantes, torturadores y hasta un militante neo nazi.

 

Un caso parecido al de González Delvalle es el de Jean-Claude Criton, un ciudadano francés, cuya fotografía figura entre los represores que actuaron en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (Esma), hoy convertida, por decisión del Estado argentino, en un espacio para la memoria.  Criton cuenta con importantes relaciones con el mundo periodístico paraguayo, al que frecuenta, encontrándose actualmente en Paraguay donde se presenta como un perseguido, al igual que muchos otros.

 

Su fotografía aparece entre numerosos militares y policías que fueron identificados por las víctimas que pasaron por el centro clandestino de detención que funcionaba en la Armada en tiempos de Videla, un dictador muy apreciado por los medios paraguayos que llegaron a cantarle loas desde sus editoriales.

 

Los demás medios que gustan aparecer como campeones de la democracia,  como los canales de televisión 9 y 13, el diario Ultima Hora,  se originaron en fortunas malhabidas acumuladas en la era de Stroessner, cuyo consuegro el narcotraficante Andrés Rodríguez, obtuvo la venia del embajador Timothy Towell (un ex agente de la CIA) para derrocar al longevo dictador y el congelamiento de sus antecedentes como pieza clave en la Conexión Latina, que traficaba la heroína nieve blanca de Marsella con rumbo al mercado norteamericano.  Hoy aquel narcotraficante que amparaba a Auguste Ricord (Lucien Darguelles), ex agente de la GESTAPO y encubridor de criminales nazis refugiado en Sudamérica, es el prócer de la democracia de acuerdo a todos estos medios paraguayos.

 

Tal vez  estas paradojas algo expliquen del porqué en este ambiente en el que nadie ni nada progresa,  la carrera diplomática  y los planes del virrey del Paraguay James Cason avanzan viento en popa, entre aclamaciones de la oposición y la gloriosa  prensa paraguaya.

 

Luis Agüero Wagner