Inicio > Mis eListas > paraguainee > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2031 al 2050 
AsuntoAutor
=?utf-8?Q?Biederma =?utf-8?
=?utf-8?Q?Biederma =?utf-8?
=?utf-8?Q?FW:_TALL =?utf-8?
=?utf-8?Q?Promueve =?utf-8?
=?utf-8?Q?Con_el_g =?utf-8?
=?utf-8?Q?Estudian =?utf-8?
=?utf-8?B?RWwgZ3Vh =?utf-8?
=?utf-8?B?RWwgZ3Vh =?utf-8?
=?utf-8?Q?Concurso =?utf-8?
=?utf-8?Q?Concurso =?utf-8?
=?utf-8?B?UGVybGEg =?utf-8?
=?utf-8?B?QWNhZMOp =?utf-8?
=?utf-8?Q?Reconoci =?utf-8?
=?utf-8?Q?Aguyje=2 =?utf-8?
=?utf-8?B?VW4g4oCc =?utf-8?
=?utf-8?Q?CEUNIRA_ =?utf-8?
Concursos literari Susy Del
=?utf-8?Q?FE_Y_ALE =?utf-8?
=?utf-8?B?VGVtYmni =?utf-8?
=?utf-8?B?w5pMVElN Susy Del
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Paraguái ñe'ê
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2042     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[paraguainee] =?utf-8?B?UGVybGEgw4FsdmE=?= =?utf-8?B?cmV6OiDigJxFcmEg?= =?utf-8?Q?estudiante?= =?utf-8?Q?_de_Arquit?= =?utf-8?Q?ectura=2C_pe?= =?utf-8?Q?ro_me_sent?= =?utf-8?B?w61hIGNhbXBlc2k=?= =?utf-8?B?bmHigJ0=?=
Fecha:Viernes, 4 de Julio, 2014  10:51:57 (+0000)
Autor:=?utf-8?B?TWlndWVsIMOBbmdlbCBWZXLDs24gR8OzbWV6?= <=?utf-8?B?TWlndWVsIMOBbmdlbCBWZXLDs24gR8OzbWV6?= >

“Era estudiante de Arquitectura, pero me s entía campesina”

La activista y presentadora de te levisión defiende los derechos de los agricultores parag uayos además de su lengua, el guaraní

< div class="enlaces" style="margin: 0px;">

Perla Álvarez explica por qué defiende los derechos campesinos. / ULY MARTÍN, A. AGUD O, A. DE LA RÚA

Solo en breves inst antes se le borra la sonrisa, quizá para dar un sorbo a su yerba mate, de la que no se separa. La activista, femi nista y presentadora de televisión paraguaya Perla Álva rez desborda confianza en sí misma y, sobre todo, en lo que defiende: los derechos de los campesinos de su país,  principalmente las mujeres rurales, así como el us o de la lengua guaraní. "Mis dos amores", dice. Tiene, s in duda, carisma y madera de líder. Lo que explica, en p arte, su trayectoria.

Ella, que nunca había usad o los fogones, acabó conduciendo un programa de cocina e n la cadena pública.  Más aún, oriunda de Pa storeo, una chica de ciudad que estudiaba en Asunción, e s a sus 43 años un referente nacional en la valorizació n del trabajo en la tierra. Y para rematar, Álvarez, que no hablaba una palabra de guaraní hasta los 25, se gana la vida como profesora de esta lengua y desde hace un me s es el miembro número 22 de la Academia de la Lengua Guar aní. Con todo, asegura que no le agrada destacar e i nsiste en que el trabajo en la organización de la que es portavoz, Conamuri  (Coordinadora Nacional de Orga nizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas), es conjunto y sin jerarquías.

Sobre sí misma, a Perla Álvarez le gusta decir que ella se ha “ campesinizado” desde que estudiaba en la universidad en la capital, donde entró en contacto con organizaciones de indígenas y agricultores. Ella ha hecho, dice, el iti nerario inverso al que recorren otras mujeres rurales de Paraguay que acaban involucrándose en movimientos en def ensa de sus derechos y formándose en la capital. “Mi c amino no ha sido tradicional”, afirma con gesto pícaro .

La vid a campesina y el guaraní son mis dos amores"

Fue en la facultad donde entró en contac to con los movimientos de estudiantes del interior del pa ís, llegados de zonas rurales. "Era alumna de Arquitectu ra, pero me identificaba con el estilo de vida de los cam pesinos. Reconecté con la historia de mis ancestros", ex plica. Por eso, mientras cursaba sus estudios (que no ter minó), “mendigaba” por las organizaciones campesinas para que le dejaran involucrarse. "Pero no había sitio para mí porque yo era una estudiante y parecía incompat ible. Y además no hablaba una palabra de guaraní", dest aca. Pero Álvarez, que no parece de esas personas que se amedrentan ante las dificultades, encontró finalmente u na rendija por la que colarse en una.

No solo con siguió una plaza para realizar un curso en Brasil relaci onado con los derechos agrícolas en representación de u na entidad campesina, sino que comenzó a estudiar guaran í, oficial en el país junto con el castellano desde 199 2, que se habla principalmente en zonas rurales. “Duran te un tiempo estaba socialmente prohibido usarlo. En mi c asa lo estaba porque mi papá decía que para progresar t enía que hablar el castellano”, explica la tardía inc ursión en la lengua materna del más del 80% de la pobla ción del país. Pero tomó carrerilla, acabó los estudi os superiores en el idioma, del que hoy imparte clases, y está a punto de doctorarse. "Me falta presentar la tesi s", reconoce.

Perla Álva rez, militante campesina. / ULY MARTIN

Para Álvarez, los derechos lingà ¼Ã­sticos y campesinos están estrechamente ligados y luc ha porque ambos sean reconocidos política y socialmente con el valor que ella cree que merecen. "Yo voy al banco y hablo guaraní. Lo defiendo hablándolo, también en la s reuniones con políticos y autoridades", dice orgullosa . "Estoy entre los referentes del impulso de la lengua", dice dejando a un lado la modestia con la que habla de su s logros que son todos "fruto del trabajo conjunto". "Mi perfil es el de una persona que trabaja para articular es fuerzos y que luego otros sigan trabajando", se explica.< /p>

Por mucho que se empeñe en resguardarse en su ti midez, Álvarez acaba emergiendo con fuerza como cabeza v isible de sus reivindicaciones. A ella se dirigieron las miradas de todas sus compañeras de Conamuri cuando surgi ó la oportunidad de presentar un programa sobre cocina t radicional, a pesar de que ella no sabe de cacerolas y as ados, en la televisión pública y emitido íntegramente en guaraní. Tembi´ u Rape (El camino de los alimentos), prodci do por Base Investigaciones Sociológicas, ha sido un pro grama de éxito no solo desde el punto de vista de la aud iencia, sino porque ha visibilizado a las mujeres del cam po con una imagen muy distinta de la que suelen aparecer en la prensa, en el contexto de conflictos por la tierra y vecinales.

"Al principio el formato iba a ser u n simple programa de cocina, pero propuse que visitáramo s a la gente en su chacra (tierra) y m ostráramos el proceso de producción, su gastronomía y recetas", detalla. Y así lo hicieron, grabaron 21 progra mas, todos en lugares distintos del país. En cada uno de ellos, el alimento protagonista era diferente del anteri or. Un día el poroto (frijol), otro la mandioca (yuca) o el choclo (maíz). "Luego mientras tomábamos tereré (m ate frio) hablábamos de los problemas que enfrentan", su braya.

Álvarez recuerda con cariño las grabaciones y confía en que los cinco capítulos que todavía no se han emitid o, salgan en antena pronto. Aquella experiencia fue muy e special para Álvarez porque cree que el programa aunaba todas sus reivindicaciones: el papel de la mujer en la te levisión y en la tierra, el trabajo campesino en general y todo ello, en guaraní. "Era espontáneo", zanja. Como ella.