Inicio > Mis eListas > paraguainee > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 181 al 200 
AsuntoAutor
Convocatoria Iniciati
Dudas, aclaracione NICOLAS
Fw: Dudas. DIAyNOCH
Respuesta de DIAyN Joan Mol
A Nicolás Melgarej Joan Mol
=?utf-8?Q?RE:__A_N NICOLAS
Personal brinda at Rodrigo
Nicolás Melgarejo. Joan Mol
LA TRIPLE ESTAFA D Joan Mol
ÚLTIMA HORA: Encue Ñe'êeta
ABC COLOR: Siguen Ñe'êeta
CUESTIONES DEL BIL ricardo
RE: CUESTIONES DEL =?utf-8?
ABC Y ÚLTIMA HORA: Ñe'êeta
ESTO DE DEBAJO ES Ñe'êeta
RE: Algunas humild MIRANDA
Más datos (más det Joan Mol
¿Dónde quedará la Ñe'êeta
Última Hora. Esto Joan Mol
=?utf-8?Q?Peipir=C =?utf-8?
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Paraguái ñe'ê
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 196     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:RE: [paraguainee] Algunas humildes opiniones
Fecha:Lunes, 2 de Junio, 2008  22:14:37 (+0200)
Autor:MIRANDA Ana <ana.miranda @...............eu>

Bon dia,
 
Concuerdo con Perla Alvarez en todo lo expuesto. Eu falo e escribo lingua galega.
 
He seguido el debate desde hace cuarenta dias, fecha en la estuve en Paraguay con motivo de las elecciones,  donde tuve la sensacion de remontarme a una Galiza, la Galicia del Estado español, donde el galego era prohibido, usurpado, donde eramos menospreciados.Hoy en dia, y sin poder afirmar que sea una situacion totalmente perfecta, pero si en la que existen unos minimos, la lingua galega es un valor, se usa por su cooficialidad por los poderes publicos, en las Universidades, escuelas, con su radio y tv propias, y lo que es mas importante, tiene un valor economico, a traves de su cine, literatura, musica, que le de un elemento excepcional como cultura.
 
No quise intervenir en el debate hasta este momento, despues de haber seguido vuestras interesantisimas opiniones. Me ha transformado el haber ido a Paraguay, soy galega en Bruselas, y tengo en esto la misma sensacion, las lenguas galega, catalana y euskera, tampoco son lenguas oficiales del Parlamento Europeo, como tampoco es el guarani en el Mercosur: uno de tantos ejemplos de nuestra afinidad.
 
Las palabra de Perla me han conmovido hasta tal punto, que decidi intervenir, como ajena al proceso, pero como ciudanada del mundo con una cultura y una lengua propia, con derecho a existir como la suya, que me ha parecido de una asombrosa vitalidad. Precisa ademas de un apoyo, normalizacion y normativizacion publica, de un proceso acelerado de autoestima. Igual que nos paso en Galiza. Quien quiera mas informacion, estoy a su disposicion.
 
Muchas gracias. Un saludo cordial y fuerza. Ana Miranda, Bruselas


From: Ivonne Lugo [mailto:ivonne_lugo@ande.gov.py]
Sent: Wed 5/21/2008 6:46 PM
To: Perla Alvarez Britez; Paraguái ñe'ê - eListas. net
Subject: RE: [paraguainee] Algunas humildes opiniones

Gracias Perla.

 

Sigamos el debate.
Ivonne Lugo

 


De: Perla Alvarez Britez [mailto:perlaalvarezbritez@gmail.com]
Enviado el: Miércoles, 21 de Mayo de 2008 12:08 a.m.
Para: Paraguái ñe'ê - eListas. net
Asunto: [paraguainee] Algunas humildes opiniones

 

Mba'éichapa irũnguéra

 

En estas líneas intentaré dar algunas opiniones personales a los comentarios de María Glausser y Fredy Casco, de forma muy general.

 

Por hacer más "participativa" la lectura de mi opinión personal, esta vez la hago en castellano, aunque dejo constancia de que me hubiera gustado hacerlo en guaraní (por coherencia, por convicción, por seguridad, por gusto, por deber, y otras razones más, que hoy dejo de lado). Pero como somos esclavos del tiempo en este loco mundo que nos lleva en su ritmo frenético a su marcha global, no puedo hacerlo en forma bilingüe, aunque bien podría, porque me considero bilingüe con igual dominio escrito de las dos lenguas oficiales de nuestro país. Así que aquí va mi comentario monolingüe castellano.

 

Como siempre, yo ando preguntándome sobre lo que ocurre a mi alrededor. Y ahora me inquieta saber qué es el fundamentalismo, ya que probablemente por mi ignorancia, no encuentro tal calificación en los debates de estos últimos días en la lista Paraguaái ñe'ẽ.

 

Si la promoción de los derechos lingüísticos de más de la mitad de la población paraguaya de vivir en su lengua, de desarrollarse en su lengua, de acceder a todos los  demás derechos fundamentales (salud, educación, cultura, vivienda, empleo, bienestar, etc.) en su lengua y además el derecho de acceder desde su lengua a otras lenguas con competencia efectiva para la comunicación y desarrollo humano; si esto es  fundamentalismo, soy fundamentalista.

 

Me pregunto, no tenemos derecho, guarani-hablantes a ser atendidos o atendidas en guaraní en las oficinas públicas y empresas privadas que trabajan en nuestro propio país  (casa "propia" del guaraní) sin ser considerados por ello ignorantes, analfabetos, analfabetas, "pobrecitos y pobrecitas". 

 

Si exigir estos derechos violentados centenariamente por el propio Estado por funcionar en una sola lengua, lengua única de una minoría; es fundamentalismo, soy fundamentalista.

 

Me pregunto hasta cuándo el Estado seguirá conculcando nuestros derechos de acceder a todo con normalidad en guaraní y castellano (al menos) y quiénes educarán lingüísticamente a la sociedad paraguaya, siendo que por siglos hemos sido los y las guarani hablantes destinados al patio trasero del estado (y hablantes lenguas originarias de América en Paraguay, olvidadas) generando un auto-odio secular, difícil de erradicar.      

 

Si exigir al estado estos derechos conculcados, el de tener el estado a su servicio en su lengua, entonces soy fundamentalista. Si pedir que autoridades, el funcionariado y la administración del estado sean bilingües (oral y escrito) guaraní-castellano, como mínimo, es ser fundamentalista, soy fundamentalista.

 

Mi humilde participación en la lucha (digital/virtual pero también en el accionar cotidiano/real) por la promoción del guaraní se enmarca en esta dimensión de la promoción lingüística del guaraní.

 

Si mi amor por la lengua no se traduce en hechos que lo demuestren, muy difícilmente podrá ser entendido como amor. 

 

Si hablamos de la construcción nacional del Paraguay, de un nuevo Paraguay que ansiamos todos y todas, esta construcción necesariamente deberá considerar el enorme peso histórico/cultural/identitario que tiene el guaraní en la sociedad paraguaya como país. Esto no significa discriminar el castellano, ni otras lenguas, ni otros factores de identidad que hacen al Paraguay un pueblo diverso pero único. Se trata de reconocer esta diversidad y hacer que de ese diálogo intercultural que se expresa no sólo en castellano, sino mayoritariamente en guaraní y también en otras lenguas surja la construcción del ser paraguayo, del ser paraguaya.

 

No se trata ahora de que nosotros, guarani hablantes, mujeres y varones, ahora que empezamos a reconocer que hemos sido discriminados, excluidos y excluidas de la vida nacional (en periodos de "paz" e hipócritamente halagados/as en épocas de "guerras") por tantos tiempo en nuestro propios suelo, ahora nos vengan con que por estos nosotros y nosotras discriminamos a los demás, por el sólo hecho de exigir lo que nos corresponden. Los números demuestran estas realidades el régimen de "apartheid lingüístico" implícito vivido.

 

No se trata tampoco de echarnos la culpa de un sistema, se trata, pienso yo, de que luchemos por cambiar las cosas, las reglas del juego, claras y justas. No somos culpables, pero si damos el primer paso, el reconocimiento de la situación de discriminación y la necesidad de erradicar esa discriminación, es un paso dado andado. Pero no es suficiente, debemos de seguir andando, de lo contrario no avanzaremos.

 

Hablo del tema de culpas, pues muchas veces nuestras reivindicaciones no focalizan adecuadamente la raíz de los problemas y terminamos culpabilizándonos nosotros mismos, y esto favorece al mantenimiento del mismo sistema. Nuestro accionar, es mi opinión siempre debe ser crítica y no por eso dejar de construir. 

 

Debo admitir también lo tantas veces se ha dicho den esta lista, la discriminación contra el guaraní sumado a otras causas históricas/políticas nos han causado daños enormes a guarani hablantes, nos ha denigrado como personas, por el hecho de hablar guaraní. Esto ha traído graves consecuencias socio-culturales a la población paraguaya dejándonos en esa categoría la de "habitantes" y no ciudadanos y ciudadanas, sujetos de derecho. Pero también ha causado enormes consecuencias a monolingües castellano-hablantes, pues es cotidiano escuchar que la gente sufre por no poder hablara guaraní, se le ha prohibido en la infancia, se le ha negado la posibilidad de adquirirla como segunda lengua…

 

Pero todo esto a quién beneficia, a un pequeño sector de la población que acapara todo en detrimento   de la mayoría que no tiene nada o casi nada.

 

Y esto es profundamente político, y bien! si la lengua y la lucha por la lengua -que es más que nada la lucha por los derechos de varones y mujeres, sujetos de derecho con dignidad humana y que debe respetarse- atraviesa por todos los sectores y todo el quehacer nacional, ya que la lengua como herramienta de comunicación y signo de identidad atraviesa todas las esferas de las actividades humanas.

 

Lamento que la gente se canse de oír reclamos cuando los reclamos vienen de cientos de años de violencia y sometimiento, de negación de una realidad que se pretende desconocer. Y no creo que esto sea una manipulación política. Y mal vamos si creemos que la lengua es patrimonio de un sector, la lengua es de todos y todas si la usamos y en la medida que la usamos. Mal iremos también si la defensa de la lengua es enfocada en la lengua en sí. Hay una realidad palpante, guarani hablantes (campesinos, indígenas, pobladores urbanos, tanto mujeres como varones) junto a indígenas de otras lenguas americanas pertenecen  al sector de población de extrema pobreza.

 

Si no vemos que esto implica una clara discriminación, es porque no queremos ver y si esto no es asunto político de incumbencia del estado y de la sociedad toda, entonces, creo que debemos rever nuestros conceptos de democracia.

 

Lamento que siempre se nos pida paciencia y más paciencia. Priorizar lo prioritario, priorizar lo urgente, creo que debe ser el lema. Y esto no implica descuidar otros componentes fundamentales que se necesitan para la erradicación de las desigualdades que reinan en nuestro país.

 

Sea quien sea la persona responsable de cualquiera de las secretarías de gobierno, pero en especial las que acá nos ocupa, y sus respectivos equipos de trabajo deberá necesariamente considerar estos aspectos y abordarlos desde una perspectiva global y priorizando los puntos más urgentes, sin descuidar los objetivos estratégicos que como sociedad nos hemos trazado en la Constitución Nacional y en los planes y programas  que vayamos debatiendo en nuestros debates, donde ciertamente no participan aun monolingües guaraní. 

 

Y finalmente, si este nuevo gobierno no toma en serio la necesidad de definir una política lingüística que dé cuenta de estas realidades, entonces de qué cambios estamos hablando.  

 

Y dicho todo esto, como siempre aclaro, bajo ningún sentido la reivindicación del guaraní pasa por la discriminación del castellano ni de otras lenguas, pero se necesitan acciones que potencien su promoción y desarrollo. Asimismo estoy convencida de que este desarrollo ayudará a las demás lenguas americanas de Paraguay y de América. Y no veo que en este debate haya fragmentación de la sociedad paraguaya, sino más bien el encaminamiento hacia una sociedad democrática respetuosa de su diversidad y con una identidad sólida para afrontar los procesos de la integración en pie de igualdad.

 

En otro momento  me gustaría abordar una problemática nueva que se presenta con la descampesinización acelerada del campo paraguayo que requieren de acciones políticas urgentes deben de tomarse desde el Estado, por razones, socioeconómicas, medioambientales lingüísticas y culturales.

 

Con el ánimo de seguir el debate.

 

Añuã.

 

Perla