Inicio > Mis eListas > paraguainee > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1741 al 1760 
AsuntoAutor
=?utf-8?Q?Jahecham =?utf-8?
=?utf-8?Q?TEMBI'U_ =?utf-8?
=?utf-8?B?Rlc6IFR2 =?utf-8?
=?utf-8?Q?FW:_Los_ =?utf-8?
En febrero es el nohelia
=?utf-8?Q?DE_OTRAS Mirtha A
Re: En febrero es Maria de
Re: En febrero es Malu Vaz
FW: DEMOCRACIA Y P =?utf-8?
=?utf-8?Q?FW:_8*_A =?utf-8?
=?utf-8?Q?Hasta_si =?utf-8?
=?utf-8?Q?Aguyje=2 =?utf-8?
Interesante artícu Andrew N
=?utf-8?Q?New_York =?utf-8?
=?utf-8?Q?Por_prim =?utf-8?
=?utf-8?Q?FW:_INVI =?utf-8?
=?utf-8?Q?FW:_Invi =?utf-8?
=?utf-8?Q?FW:_POR_ =?utf-8?
=?utf-8?B?QmlsaW5n =?utf-8?
=?utf-8?B?VFJBRFVD =?utf-8?
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Paraguái ñe'ê
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1736     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[paraguainee] =?utf-8?B?S28gw6FyYSBoYWs=?= =?utf-8?B?dSDDsWFuZGVqdWs=?= =?utf-8?B?YXDDoXRh?=
Fecha:Sabado, 24 de Diciembre, 2011  06:02:17 (+0000)
Autor:=?utf-8?B?TWlndWVsIMOBbmdlbCBWZXLDs24gR8OzbWV6?= <=?utf-8?B?TWlndWVsIMOBbmdlbCBWZXLDs24gR8OzbWV6?= >

Ko Ă¡ra haku ñandejukapĂ¡ta

Son las 01:30 horas del dĂ­a 24 de diciembre, NiĂ ±o Ára, de 2011. A estas horas el calor no ha bajado mu cho de los casi 50 grado a que llegĂł ayer de tarde; aho ra mide 31 grados centĂ­grados. Con este calor sofocante es sencillamente imposible dormir sin un sistema de acon dicionador de aire; los ventiladores sencillamente vomit an fuego, como si atizaran la masa de helio, lo desperta ra de su sueño eterno al antiguo Helio griego. Pero sabe mos que las familias humildes no cuentan con esos sistem as de refrigeraciĂłn, muchas no tienen inclusive ni un p obre ventilador.
H i’ãtei ko ary pahĂ¡pe, ko SandykĂ”i pahĂ¡pe, ko Niño Ă¡rape jajepy’amongeta mba’éichapa ñambyai ha ñaĂ ±embosaraivaipa ñande sy guasu yvy rehe. Che mitã’ip e yma amo 30 ary ñande rapykuĂ©vo 31 grado umĂ­va haku asajekue ha orepya’atarovapĂ¡mi; koâ€™Ă¡g̃a katu pyhar epyte rei haku gueteri 30 Ă¡ri puku. Mba’épa ñanera⠀™arĂ” tononderĂŁvĂ©vo; mba’épa oha’arĂ” ñane ñemo ñaretekuĂ©rape kurivĂ©vo. ÑambyasyvĂ©va ñandekuĂ©ra j aheja ñane ñemoñarekuĂ©rape yvykue, ysyrykue, tekohak ue, tatarendy, y'i ha y' á»č; ha mba’eichakue pĂ©va ñañ eporandukua, pĂ©va oiko ñane akĂŁ ha ñane korasĂ”re oje haitypĂłre potapotave ha chentese; ku mymba ñembyahĂœic ha jajapyhypase oÄ©vĂ©va jahechakuaa tĂ©rĂŁkatu jaikuase ’á»čre mba’épa ogueru ñane rembiapokue.
Cuando yo era criatura, unos 30 años atrĂ¡s, nos desesperĂ¡bamos cuando en horas de la siesta la temperatura alcanzaba los 30 grados centĂ­gra dos; en ocasiones las temperaturas altas nos empujaban a los arroyos cristalinos que en esos años existĂ­na aĂșn , y que hoy nuestra miseria humana en pocos años ha sec ado sino envenenado. Lamentablemente nuestra generaciĂłn ha destruido y lacerado con mayor criminalidad a la Pach amama, ñande sy Yvy; la teorĂ­a desarrollista exacerbad amente individualista y ecosida nos ha avasallado y con voracidad nos hemos lanzado contra nuestros bosques, rĂ­o s, arroyos y todo tipo de recursos naturales que mantien en el equilibrio natural e incluse contra nuestros hermo s; ese mismo paradigma –lamentablemente- la tenemos in troyectado en nosotros y lo reproducimos en nuestras vida s cotidiana como Ășnico paradigma posible y viable.
El epĂ­logo del año de l Bicentenario, mĂ¡s aĂșn de la navidad que la estamos c elebrando, es un momento propicio para reflexionar quĂ© estamos dejando, o mejor dicho, quĂ© no estamos dejando a nuestros hijos y nietos. El funesto agronegocio que ben eficia a unas pocas empresas transnacionales estĂ¡ destr uyendo y envenenando vastos extensiones de tierras, enve nenando arroyos y rĂ­os y capas freĂ¡ticas por doquier, e liminado la biodiversidad tan rica de nuestro paĂ­s y de otros paĂ­ses de la regiĂłn; asĂ­ mismo estĂ¡ expulsand o compulsivamente a comunidades indĂ­genas y campesinas enteras de sus tierras; el agronegocio estĂ¡ produciendo un proceso acelerado de descampesinizaciĂłn y depauperiz aciĂłn de vastos sectores de la poblaciĂłn, en complicid ad de la mayorĂ­a de los partidos que hoy gobiernan el pa Ă­s y de la poblaciĂłn en general.
AnivĂ©mana ñambyaive tĂ©rĂŁ anivĂ©mana jaheja oñembyaive ñande rekoha; “tekoha’á»čre nin go ndaipĂłrive teko”; anivĂ©mana jaheja ojeitypa ka’ aguy avoamimi hembĂœva gueteri ñandĂ©ve; anivĂ©mana jahe ja oñemongy’a ha oñehundipa ñande ysy; anivĂ©mana j aiko ñemomirÄ©me ha oñeñoh
áșœ ñande apĂ©re veneno mamo jahahĂ¡pe.
El mode lo econĂłmico desarrollista impuesto a nivel planetario no es el Ășnico paradigma posible y viable para la humani dad; es mĂ¡s, ha demostrado su total fracaso. No solamen te ha sido funesto con la madre naturaleza, sino con la especie humana; a pesar de producir 4 Ăł 5 veces mĂ¡s de alimentos de lo que necesita la poblaciĂłn humana, cerca del 20% de la poblaciĂłn mundial sigue en extrema pobre za o se estĂ¡ muriendo de hambre. La brecha entre ricos y pobres antes de acortase ha tomado mayor distancia; el problema del Paraguay y la humanidad entera no es la pro ducciĂłn de alimentos y de riquezas sino de su mala dist ribuciĂłn.
Que est a navidad nos ayude a repensar nuestro devenir como sere s humanos de manera que podamos encarar cambios axiolĂłgi cos en nuestras vidas. Los verdaderos dueños de estas t ierras, nuestros hermanos guaranĂ­, tan sabiamente nos r ecuerdan que nosotros somos pasajeros en la tierra, que no somos su dueño, y que no tenemos ningĂșn derecho de d estruir nuestro tekoha, nuestras tierras, nuestros rĂ­os , nuestros bosques, ya que estos son de las futuras gene raciones. Niño Ára tañemyehyháșœ Ara-andĂșgui ha tajaje vy ñande jehe yvypĂłra hĂ¡icha; ñamoyke royrĂ” ha ñamo mbarete jekupyty; ñambotatapeju teko’asy, tekomorĂŁ, ñembyahĂœi, chentese, ha jahupi yvyatĂ© ñopytyvĂ”, tek oporĂŁ ha tekokatu

Miguel VerĂłn
24 jasypakÔi 2011