Inicio > Mis eListas > paraguainee > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1553 al 1572 
AsuntoAutor
=?utf-8?Q?Nivel_de =?utf-8?
=?utf-8?Q?Guarani_ =?utf-8?
Lenguas amenzadas =?utf-8?
=?UTF-8?Q?Mario_Ru PARAGUAI
=?UTF-8?Q?ABC:_=E2 PARAGUAI
=?UTF-8?Q?De:_domy PARAGUAI
=?utf-8?B?Q3VsbWlu =?utf-8?
=?utf-8?B?TWFyaW8g =?utf-8?
=?utf-8?B?Q2hlIHJ5 =?utf-8?
=?utf-8?B?VlknQVBB =?utf-8?
FW: Seminario "Pen =?utf-8?
=?utf-8?Q?Organiza =?utf-8?
Situación lingüíst Yvy Marâ
N ew Book - Nuevo Andrew N
RE: N ew Book - Nu Julia Ma
Novedades en Ápe P Ápe Para
FW: Fiesta en la g =?utf-8?
=?utf-8?B?Rlc6IEbD =?utf-8?
=?utf-8?B?Rlc6IEbD =?utf-8?
=?utf-8?Q?Gobierno =?utf-8?
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Paraguái ñe'ê
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1562     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[paraguainee] =?utf-8?B?Q2hlIHJ5a2XigJl5?= =?utf-8?Q?_Osvaldo_V?= =?utf-8?B?ZXLDs24gw7FhbmVt?= =?utf-8?B?b3R5cmXigJnhu7k=?=
Fecha:Martes, 8 de Marzo, 2011  02:20:59 (+0000)
Autor:=?utf-8?B?TWlndWVsIMOBbmdlbCBWZXLDs24gR8OzbWV6?= <=?utf-8?B?TWlndWVsIMOBbmdlbCBWZXLDs24gR8OzbWV6?= >

Che ryke’y Osvaldo Verón ñanemotyre’ỹ

Al abrir mi correo esta noche, 7 de marzo, un triste me nsaje me causó una inmensa consternación: “Falleció Osvaldo Verón”. - leí. Aikuaákuri mbo’ehára Verà ³n hasyeteha, katu naimo’ãi pya’ete ojehekyiha ñan de apytégui. Osvaldo era y es mi gran “pariente”, ch e ryke’y pavẽ, un fervoroso luchad or por la causa de la lengua guaraní, escritor y promot or de la cultura correntina y por extensión de la paragu aya y la argentina.

Lo conocí hace como ocho o diez años, en un seminario sobre guaraní q ue se realizó en la ciudad de Itatĩ, Corriente, Repúb lica Argentina. Apenas intercambiamos unas palabras, desc ubrimos que compartíamos el mismo apellido: VERÓN, y d esde ese momento un fraternal lazo de hermandad y amista d nos unió inseparablemente. “Mba’éichapa che parie nte”, siempre ha sido su saludo conmigo y como buen ar gentino me expresaba la más tierna expresión de amista d: un beso en la mejilla.

Siempre nos intercambiábamos correos, cada vez que nos encontrábamos en Paraguay en e l local del Ateneo de Lengua y Cultura Guaraní o en Bue nos Aires, nos prometíamos recíprocamente una visita. Hace como dos años mi pariente cumplió conmigo dicho co mpromiso y me regaló una visita en mi humilde casa de l a ciudad de Itauguá, fue acompañado por su también en trañable amigo el mbo’ehára Nicolás Costadoni. Almor zamos un rico “chicharõ trensádo”, pollo y asado q ue compramos de San Lorenzo –mejor dicho que él compr ó de San Lorenzo porque no quiso que yo pagara-. Termina do el suculento almuerzo acompañado de unas copas de vi no, me ofrendó un regalo más: fue a descansar la siest a en la cama de mi hijo mayor, Federico Ñamandu. Despuà ©s de la dulce siesta, y ya muy avanzada la tarde, los ll evé a la ciudad de Itauguá, de donde don Verón comprà ³ algunas prendas de ao po’i, si mal no recuerdo para sus nietos. Quería él aprovechar la ocasión para visit ar el Santuario de Caacupé, pero antes de eso recorrimo s un poco la Ciudad del Ñanduti, y les llevé –con el profesor Nicolás siempre- hasta frente de la cancha de l Club 12 de Octubre. Mi pariente era tan inquieto que qu iso entrar inclusive a ver el partido, ya que ahí jugab a con el local 12 de Octubre   el Club Libertad, que en ese momento estaba lejos en la punta en la disputa de la Copa de Libertadores de Améric a, y don Osvaldo, como buen escritor, estaba enterado de esas actualidades deportivas. La hora les exigió a los mbo’ehára Osvaldo y Nicolás a tomar una “Caacupeñ a” para ir a visitar a la Virgen Serrana.

De mi parte por suerte  tuve la dicha de r etribuirle a mi pariente la visita que me hiciera en Ita uguá. El día lunes 3 de mayo de 2010, cuando represent é al Paraguay junto a otros escritores en la Feria Inter nacional de Libros en Buenos Aires, lo visité en su dom icilio de Adrogue, provincia de Buenos Aires, acompañad o de mi apreciado amigo periodista, escritor y guarani m bo’ehára Gustavo Torres. En esa ocasión, junto con al gunos amigos suyos, degustamos un rico asado relleno pre parado por el propio anfitrión. Conversamos mucho, toma mos unas copas de vino, para luego abandonar nuevamente s u acogedora vivienda y su invalorable compañía.

Una p ar de veces nos volvimos a encontrar con mi pariente en Paraguay. Con la misma deferencia y familiaridad me salu daba. Siempre me conmovió su dación y entrega en la bú squeda de más sabiduría. A pesar de su edad y profusa formación intelectual,  se co nfundía con los demás participantes del Curso de Licen ciatura del Ateneo de Lengua y Cultura Guaraní; habiendo sido él antes profesor titular en una de las universid ades más emblemáticas y prominentes Sudamérica: la Un iversidad de Buenos Aires, compartía con nosotros los ne ófitos de la ciencia esos lugares destinados a los estu diantes. Esa humildad y el deseo de seguir aprendiendo, además de gran calidez humana, son para mí los princip ales legados de mi gran pariente Osvaldo Verón.

< p class="MsoNormal" style="text-align: justify;">Che pari ente, tape nde reiguyru ha rehejáva oréve roñeha’ã ta roipykúi nendive; nde pypore opytáva ore raperãme omimbi ha ojajái mbyja ko’ẽjúicha.  Nde reko marangatu ha ara ndu oremombaretéta roguerove hag̃ua opa ára poyvi nde rembohasáva orépe

Nde ryvy pahague

Miguel Verón