Inicio > Mis eListas > paraguainee > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1533 al 1552 
AsuntoAutor
ABC. Y la ley de l PARAGUAI
=?UTF-8?Q?GUARAN=C PARAGUAI
=?utf-8?Q?Humanos_ =?utf-8?
=?utf-8?Q?FW:_Info =?utf-8?
Humor con fotos. =?utf-8?
Uruguay. ¡ Dictadu nohelia
Uruguay ur gente: nohelia
=?utf-8?Q?FW:_Semi =?utf-8?
Miltares e n Urugu nohelia
DECLARACIÓ N PRESE nohelia
Melki: un embjador =?utf-8?
Recuerdan al idiom =?utf-8?
=?utf-8?Q?FW:_Conc =?utf-8?
=?utf-8?Q?Buscan_d =?utf-8?
=?utf-8?B?RWwgR3Vh =?utf-8?
=?utf-8?Q?Concurso =?utf-8?
=?utf-8?B?UHJvbG9u Susy Del
=?utf-8?Q?FW:_Prol =?utf-8?
=?utf-8?B?Rlc6IEXD =?utf-8?
=?UTF-8?Q?Mok=C3=B Yvy Mar‚
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Paraguái ñe'Í
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1566     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[paraguainee] =?ISO-8859-1?Q?Situaci=F3n_ling=FC=EDstica_paraguaya=3A_7_de_marzo_de_18?= =?ISO-8859-1?Q?70_y_7_de_marzo_de_2011?=
Fecha:Miercoles, 9 de Marzo, 2011  10:18:11 (-0400)
Autor:=?ISO-8859-1?B?WXZ5IE1hcuJlJ/8=?= <yvymaraey.fundacion @.....com>

Situaci√≥n ling√ľ√≠stica paraguaya: 7 de marzo de 1870 y 7 de marzo de 2011 
Hace dos d√≠as, 7 de marzo, se cumplieron 141 a√Īos de una de las 
p√¡ginas m√¡s nefastas de la historia paraguaya: la prohibici√≥n del uso 
de la lengua guaraní en las instituciones educativas. Apenas seis días 
de la culminación del genocidio, los ejércitos de ocupación, 
portadores de la ‚Äúcivilizaci√≥n‚ÄĚ y el ‚Äúdesarrollo‚ÄĚ, trataron de cortar 
y eliminar una de las pocas riquezas que la rapi√Īa no pudo exterminar 
durante los cinco largos a√Īos de guerra: la lengua de la naci√≥n 
paraguaya. Para ello utilizaron un gobierno marioneta, encabezado por 
Cirilo Antonio Rivarola, que ellos mismos impusieron el 15 de agosto 
de 1869. 
Upe √¡ri guive, ojapo 141 ro‚Äôy, pytaguaku√©ra ha hembigu√¡i o√Īemoń©por√£va 
hendiveku√©ra, o√Īeha‚Äô√£ oikytń©ete √Īande rapo, √Īande reko, ha √Īane
√Īe‚ÄôáļĹ 
guarani. Upe guive heta mit√£ ha mit√£ku√Īa Paragu√¡i √Īemo√Īere ojeharu ha 
opyta i√Īe‚ÄôáļĹngu; opavave jaikuaa mba‚Äô√©icha ojejurupete, o√Īemo√ĪesŇ©, 
ojehovapete, ojeja‚Äôo, o√Īe√Īembohory ha ojejurumboty mit√£kuimba‚Äôe, 
mit√£ku√Īa, karai‚Äôy ha ku√Īatań©ngu√©rape mbo‚Äôeha√≥pe upeha √¡ra guive. 
P√©icha rupi heta tapicha hovakyhyje, i√Īe‚ÄôáļĹrakate‚ÄôáĽĻ, ochuchupa ha
omok√Ķ 
ikŇ©. Jep√©mo umi jejah√©i vaiete ohasava‚Äôekue √Īande jar√Ĺi, √Īande taita 
ha √Īande syku√©ra ko‚Äô√¡gŐÉa ogue nungait√©ma, ambue hend√¡icha o√Īemomirń© 
gueteri mbo‚Äôeha√≥pe guarani √Īe‚ÄôáļĹharaku√©rape ko tet√£me, 200 ro‚Äôy
is√£so 
hague ar√Ĺpe. 
La prohibición en 1870 del uso en las escuelas de la lengua guaraní, 
idioma hablado probablemente por el 99% de la población, y la 
imposición del castellano, lengua hablada probablemente 25% de los/as 
sobrevivientes de la Guerra Guasu, creó un inusitado mutismo social, 
con sus nefastas consecuencias económicas, sociales, políticas y 
culturales en la vida nacional. 
A 141 a√Īos de aquella nefasta guerra imperialista, muchas aguas han 
pasado por debajo del puente. En el aspecto ling√ľ√≠stico por suerte han 
desaparecido o mermado las flagrantes discriminaciones y atropellos de 
lesa humanidad; los ni√Īos y ni√Īas hablantes de la lengua mayoritaria 
del Paraguay ya no reciben castigos f√≠sicos por hablar la √ļnica lengua 
que manejan, la educaci√≥n te√≥ricamente es biling√ľe, y hasta contamos 
con una Ley de Lenguas. Empero, los dardos de aquel macabro decreto 
del 7 de marzo de 1870 siguen en gran medida vigentes en las escuelas 
en nuestro país. 
En los centros educativos, especialmente en las urbes, el guaraní 
sigue ausente. En estos días estuve participando de algunas 
actividades en la escuela de uno de mis hijos en San Lorenzo. 
Observando las se√Īalizaciones, los avisos, participando en la 
formación para el ingreso a las salas de clases o en la reunión de 
padres, escuchando las palabras de los directivos y profesores, la 
entonación del Himno Nacional,  o escuchando a los propios alumnos 
conversando entre s√≠, nadie se percatar√≠a de que est√¡ en un pa√≠s con 
dos lenguas oficiales y en una escuela donde la educaci√≥n es biling√ľe. 
Adem√¡s de estos hechos, lo lamentable sigue siendo el trato que 
reciben los monoling√ľes guaran√≠ que migran a las cercan√≠as de la 
capital del pa√≠s ya su lengua est√¡ ausente de su escuela. 
En mi  trayecto diario de Itaugu√¡ a San Lorenzo, donde estudian mis 
hijos, tengo dos pasajeros extras, una adolescente que estudia en una 
instituci√≥n educativa de Capiat√¡ y otro un nene que frecuenta aulas en 
San Lorenzo. La primera es oriunda del departamento de Caazap√¡, y el 
segundo del departamento de Caaguaz√ļ; cuando se hicieron vecinos m√≠os 
hace unos a√Īos no pod√≠an hilar una sola oraci√≥n en la lengua de 
Castilla,  eran monoling√ľes guaran√≠ puros; ahora, despu√©s de unos a√Īos 
de una escolarización negadora de su lengua, los mismos se comunican 
√ļnicamente en castellano y ya no quieren responder en guaran√≠ cuando 
uno les dirige la palabra en este idioma, aparentemente porque tienen 
verg√ľenza de usar su propia lengua a ra√≠z de la impl√≠cita ‚Äďo quiz√¡s 
expl√≠cita- pol√≠tica de sustituci√≥n ling√ľ√≠stica que se impone en toda 
la sociedad paraguaya, y específicamente en las escuelas. 
Hace dos días, el 7 de marzo de 2011, llamativa y coincidentemente 
con los 141 a√Īos de la prohibici√≥n del guaran√≠ en los mbo‚Äôehao, me 
trasladé en un vehículo ajeno a San Lorenzo con mis hijos ya que no 
contaba ese día con medio propio, y para mi sorpresa viajó con 
nosotros un migrante precoz, nenito de 9 a√Īos, oriundo de Alto Paran√¡, 
que est√¡ cursando el tercer grado en una escuela p√ļblica de Capiat√¡; 
el mismo habla sola y √ļnicamente en guaran√≠. Ven√≠amos conversando 
juntos ‚Äďen la √ļnica lengua de su casa y  que √©l conoce- y en un 
momento dado le pregunt√© si en su actual escuela se ense√Īaba y 
hablaba guaraní. 
-	Ko‚Äô√¡gŐÉa ningo no√Īembo‚Äôev√©i guarani che esku√©lape  -me respondi√≥. 
-	Ha ni michń©mivoi no√Īe√Īe‚ÄôáļĹi guan√≠piko ‚Äď le inquir√≠ nuevamente. 
-	No√Īe√Īe‚ÄôáļĹi - me respondi√≥ al momento en que se preparaba para bajar 
del vehículo e ingresar a la escuela con la ternura y candor de un 
ni√Īo campesino. 
Che ahecha ko mit√£ oikeha esku√©lape, √¡gŐÉakatu oje‚Äôeh√¡icha p√©rupi, 
ndaikua√¡i esku√©lapa oik√©ta chuepe. 
Qu√© pasar√¡ con la lengua materna de esta criatura de tierra adentro 
cuando tenga 13 √≥ 14 a√Īos; dejar√¡ de hablarla  como lo hicieron los 
dos pasajeros m√≠os de quienes habl√©?  o la mantendr√¡ con la segunda 
lengua que ineluctablemente aprender√¡ en la escuela, el castellano? 
Ojal√¡ que como sociedad superemos nuestros complejos ling√ľ√≠sticos y 
culturales para ocuparnos a cimentar nuestra soberanía cultural y 
ling√ľ√≠stica, y empezar  a respetar los derechos ling√ľ√≠sticos y de los 
ni√Īos y las ni√Īas y de toda la poblaci√≥n monoling√ľe guaran√≠ y 
hablantes de otras lenguas paraguayas, de manera a cuidar y potenciar 
la diversidad ling√ľ√≠stica y cultural la sociedad paraguaya. Este es 
para mí uno de los desafíos del Bicentenario;  éste momento histórico 
debe servirnos no solo para festejar y explotar petardos, sino ‚Äďsobre 
todo- para revisarnos profundamente como país y encarar las 
rectificaciones necesarias. La recuperación de nuestra soberanía 
cultural y ling√ľ√≠stica, como tambi√©n la soberan√≠a pol√≠tica, econ√≥mica, 
territorial, etc. es uno de los desaf√≠os en este Sandyk√Ķi. √Ďane 
√Īe‚ÄôáļĹngu√©ra ha √Īande reko rehe √Īangareko ndaha‚Äô√©i estado rembiapor√£ 
a√Īo, p√©va opavave tet√£ygua tembiapor√£ tee. 
Miguel Verón 
9 jasypoapy 2011