Inicio > Mis eListas > mutantes > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6101 al 6150 
AsuntoAutor
RE: Y EL FAMOSO DI Ricardo
RE: APROVECHO ESTE Ricardo
Encuesta Nueva Tit Centro d
Re: Y EL FAMOSO DI firenze
Dios firenze
Re: al fin esto se José Gar
quién soy? LiebeLic
Zazen Shin Fabiana
Ante y penúltima d José Gar
Re: Ante y penúlti Centro d
EL CENTRO DE GRAVE LiebeLic
Rita la consolador Fer
La vilipendiada Ro Fer
RE: APROVECHO ESTE Gustavo
Re: La vilipendiad Rose Sig
RV: LLUVIA DE ESTR Gustavo
RE: Y EL FAMOSO DI Gustavo
Encuesta Nueva Tit Centro d
Clara Comprensión LiebeLic
Re: EL CENTRO DE G José Gar
RE: La vilipendiad Fer
BOLETIN DE MEDITAC Gustavo
La Carta Fabiana
LA NUEVA TIERRA - Gustavo
Encuesta Nueva Tit Centro d
Re: Encuesta Nueva LiebeLic
Nostradamus y la a José Gar
RE: Encuesta Nueva Gustavo
Respeto y Dignidad Gustavo
Detengamos el muro Javier M
Encuesta Nueva Tit Centro d
Re: Ante y penúlti José Gar
Re: Encuesta Nueva dni_sin_
Re: Ante y penúlti Centro d
Re: Encuesta Nueva Centro d
mutantes "s m"
manejando el enojo "s m"
cuerpo de luz "s m"
LA LUZ DE ORO LiebeLic
Re: manejando el e Gisela V
RE: Encuesta Nueva Gustavo
RE: Encuesta Nueva Gustavo
SIN APEGOS Gustavo
Encuesta Nueva Tit Centro d
Re: Encuesta Nueva Centro d
Re: Encuesta Nueva Centro d
la creme de la cre "s m"
Actividades de Pro Ricardo
Un mito griego sob LiebeLic
RV: Tiempos que se Gustavo
 << 50 ant. | 50 sig. >>
 
MUTANTES
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 12559     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[mutantes] Clara Comprensión del Propósito
Fecha:Lunes, 17 de Noviembre, 2003  17:47:53 (EST)
Autor:LiebeLicht <LiebeLicht @...com>

Clara Comprensión del Propósito

Nyanaponika Thera


Esta primera clase de Clara Comprensión enseña a pre
guntarse, antes de 
actuar, 
si la actividad que se pr
etende está realmente de acuerdo con los propósitos,
 

las intenciones o ideales de uno, es decir, si es v
erdaderamente conveniente 
en 
el más estricto sentid
o práctico así como en el aspecto ideal. 

A través
 del entrenamiento en la Atención Pura se aprenderá,
 si todavía no es 
costumbre en el practicante, a rea
lizar la pausa oportuna para hacerse la 
pregunta.

Pu
ede haber quien piense que no es necesario dedicar esp
ecial atención, como 
materia de estudio o entrenamie
nto, a la conveniencia de sus acciones porque 
creen q
ue como «seres racionales» actúan naturalmente con 
«racionalidad», 
esto es, de manera conveniente. 

P
ero totalmente aparte del propósito último del Camin
o de la Atención, hay 
ciertamente que admitir —que
 el hombre no siempre actúa racionalmente;      
ni s
iquiera cuando el propósito que tiene en mente es bie
n menguado 
y plenamente egoísta y materialista. 

El
 hombre olvida a menudo sus propósitos, programas y p
rincipios descuidando 
incluso sus más obvias ventaja
s; y todo esto es debido no sólo a la 
precipitación
.
o a la pasión, sino incluso a caprichos totalmente 
fortuitos, curiosidad 
infantil o perezosa indolencia.
 

Por estas u otras razones secundarias, la gente se 
desvía a menudo en 
direcciones totalmente opuestas a
 sus propias intenciones vitales y a sus verdaderos 
i
ntereses.

Bajo el impacto de las innumerables impresi
ones que invaden al hombre desde 
el mundo exterior y 
desde la multiplicidad interior (papañca), es, desde 

luego, comprensible y, en cierta medida, incluso inev
itable para la mayoría de 
nosotros, 
que nos desviem
os ocasionalmente de la dirección general de nuestra 
vida. 

Tanto más necesario es limitar al mínimo tal
es desviaciones y esforzarse por 
su total eliminació
n. Esto último, sin embargo, sólo puede lograrse en 
la 
perfecta Atención del Santo (arahat). 

Mas estas
 desviaciones del sendero recto en el que nos hemos pr
opuesto vivir 
no pueden eliminarse, ni tan siquiera r
educirse considerablemente, simplemente 
imponiéndono
s una subordinación a las órdenes dictatoriales de u
n seco 
razonar o moralizar. 

El lado emocional del h
ombre, para el que estas desviaciones caprichosas o 
e
scapadas son, a menudo, una forma de evadirse o protes
tar, pronto se sublevaría 

e incluso se desquitaría
 con algún comportamiento evidentemente irracional. 


Para lograr una «penetración pacífica» en las reg
iones irracionales de la 
mente y convencerlas para qu
e participen voluntariamente en la realización de un 

propósito claramente comprendido, el trabajo tiene q
ue «comenzar desde el 
principio», 
sobre la amplia 
base de la Atención Pura. 

Las fuerzas internas ment
ales creadoras de tensión se irán absorbiendo 
gradu
almente en la corriente principal de las intenciones e
 ideales mediante los 
métodos simples, armónicos y 
no coactivos de esa práctica . 

Es sólo a través d
e una ampliación sistemática, pero orgánica y natur
al del 
control consciente, o sea por autoadiestramien
to, que se logrará una 
coordinación conveniente de 
las variadas—tendencias y necesidades de la mente hu
mana 
y de las numerosas actividades del hombre. 

Só
lo de tal manera se obtendrá el equilibrio creciente 
de las emociones, 
la armonía general y la estabilida
d de carácter para los que será 
fundamentalmente ex
traña toda variabilidad y toda arbitrariedad, inclusi
ve en la 
«evidente irracionalidad» del comportamien
to y las tendencias autodestructivas. 
La base segura 
de tal autoadiestramiento, es decir, del control senso
rial y 
mental, 
la forma del método no coactivo de l
a Atención Pura. 

Al fortalecer el hábito de «para
r y pensar» le proporciona a la Clara 
Comprensión d
el Propósito una oportunidad creciente para entrar en
 acción, y al 
presentarle los hechos sin falsearlos 
da a la Clara Comprensión un material 
fidedigno para
 que tome sus decisiones.

Puede suceder, y causar lue
go un profundo arrepentimiento, que un alto ideal 
o u
n importante propósito, olvidado o pospuesto temporal
mente debido a un 
capricho pasajero o a una fantasía
, se haya convertido, cuando vayamos a 
reemprenderlo,
 en— algo completamente inalcanzable debido a la dis
tinta situación 
externa que nosotros mismos hemos ca
usado, debido precisamente a esas excursiones 
acciden
tales. 

El ideal o el propósito puede también ser i
nalcanzable a causa de un cambio 
interior del individ
uo y también ocasionado por su comportamiento. 

Nos 
arrepentiremos menos de las oportunidades perdidas si 
cultivamos la Clara 
Comprensión del Propósito hasta
 que se arraigue profundamente en nuestra 
naturaleza.


Por otro lado, si se cede habitualmente a todos los 
caprichos o nos 
permitimos con demasiada facilidad de
sviarnos de nuestros propósitos, se irán socavando 

y debilitando cualidades tales como la energía, la co
nstancia, la 
concentración, la lealtad, etc., hasta 
el punto de que se harán insuficientes para lograr 
e
l propósito original e incluso para seguir apreciánd
olo en lo que vale. 

De esta manera, sucede a menudo,
 que, sin que se dé cuenta de ello la persona 
misma,
 sus ideales, convicciones religiosas e incluso los pr
opósitos y las 
ambiciones de cada día se convierten
 en cáscaras vacías que continúan trajinando 
por p
uro hábito.

Estas observaciones bastarán para seña
lar la necesidad urgente de fortalecer 
el propósito 
en la acción y de extender su órbita. Esto se logra 
con la 
presencia constante de la Clara Comprensión d
el Propósito. 

Tiene la función negativa de contrar
restar la falta de coherencia y de 
objetivo y el derr
oche de una parte desmesurada de la actividad humana e
n obras, 
palabras y pensamientos. 

Su función posit
iva es concentrar la energía dispersa del hombre, hac
iendo de 
ella una herramienta adecuada para la tarea 
de adquirir dominio sobre la 
vida. 

De esta manera, 
la Clara Comprensión del Propósito fomenta la formac
ión de un 
núcleo fuerte en el carácter, lo suficie
ntemente poderoso como para poder 
coordinar gradualme
nte todas las actividades. 

La Clara Comprensión del
 Propósito fortalece la soberanía de la mente, 
dán
dole una iniciativa experta y precisa en aquellos caso
s en los que la mente antes 
se rendía pasivamente o 
reaccionaba de forma automática ante las presiones 
i
nternas y externas. 

También se ocupa de una sabia s
elección y limitación de las actividades del 
hombre
, de las que tan necesitado está debido a la confusa 
multiplicidad de 
impresiones, intereses, exigencias, 
etc., a las que nos enfrentamos en la vida. 
Estas no 
desorientarán fácilmente a una mente imbuida de firm
e propósito.

El verdadero objetivo de esa iniciativa
 y el principio rector verdaderamente 
adecuado 
a esa
 selección es el crecimiento en el Dhamma (Dhammaro v
uddhi), es decir, 
el aumento en la comprensión y el 
progreso en la práctica de la doctrina 
liberadora de
l Buda. 

Es éste, según los antiguos maestros, el v
erdadero propósito que se halla 
implícito en esa pr
imera clase de Clara Comprensión. 

Una vez que se ha
ya comprendido la Verdad del Sufrimiento en toda su 
g
ravedad, el progreso en el Sendero que conduce a la Ex
tinción del Sufrimiento llegará 
realmente a ser la 
necesidad más apremiante, el único propósito 
verda
deramente digno de la vida del hombre.


.


.


.