Inicio > Mis eListas > mutantes > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5851 al 5900 
AsuntoAutor
2a.Parte - 17 Cong Gustavo
si estás en Colomb SusanaG.
RE: si estás en Co Enrique
SI ENTONCES HUBIER Gustavo
Grabación/Programa Gustavo
MILAGRO DE AMOR Gustavo
RE: Grabación/Prog Enrique
RE: Todavía un poc Enrique
Seminario Ayurveda SusanaG.
RE: Grabación/Prog Jorge A.
RE: Grabación/Prog Enrique
**MALA EDUCACIÓN* Riquinha
RE: **MALA EDUCAC Enrique
Re: **MALA EDUCAC Riquinha
"caminos" Riquinha
mensaje del campes firenze
la rejilla y el ad firenze
Alteración del cli José Gar
importante firenze
agendá 5 de octubr SusanaG.
"EL BUSCADOR" LiebeLic
LABERINTOS (El Bus LiebeLic
LOS OTROS (El Busc LiebeLic
"El nacimiento y e Riquinha
RV: ORACIÓN ESENIA Gustavo
EL MUNDO (El Busca LiebeLic
UNO (El Buscador) LiebeLic
Las Claves de Enoc Gustavo
Regalitos para el LiebeLic
Fwd: FW: Fwd: ojal FATIMA E
RE: Las Claves de fgirones
El Amor - Camino I LiebeLic
21 de septiembre D SusanaG.
Re: Fwd: FW: Fwd: Celia Mo
algo sobre el ego. LiebeLic
"Sosiego" LiebeLic
si les interessa LiebeLic
RE: Las Claves de fgirones
The Kabbalah Centr LiebeLic
El Centro de Cabal LiebeLic
por que la gente g firenze
arcángeles firenze
SSJuan Pablo II firenze
interessante y ant LiebeLic
relaciones ideales firenze
Amar al Prójimo Gustavo
Frases de la Madre Gustavo
Fwd: leelo FATIMA E
CREANDO ABUNDANCIA LiebeLic
De dónde provienen LiebeLic
 << 50 ant. | 50 sig. >>
 
MUTANTES
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 12314     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[mutantes] EL MUNDO (El Buscador)
Fecha:Miercoles, 17 de Septiembre, 2003  13:43:57 (EDT)
Autor:LiebeLicht <LiebeLicht @...com>

EL MUNDO 
 
 
22. Los maestros 
 
En tu camino vas por calles derechas o torcidas 
por senderos extraños y laberintos cerrados. 
La marcha es fatigosa y muchas veces 
compruebas sólo que has vuelto al punto de partida. 
De a poco entiendes que el camino 
Es una conquista del buscador 
pero también un regalo de los que pasaron antes de ti 
sin ellos ni siquiera verías la necesidad de caminar. 
Así es que deseas encontrar a alguien que señale la huella 
Alguien que indique con seguridad la dirección a seguir. 
Quieres acelerar el paso y buscar un guía. 
 
Has escuchado que el maestro aparece 
cuando el discípulo está preparado 
pero cada vez que alguien te habla de un maestro 
o cada vez que alguien se otorga ese título a sí mismo 
no puedes evitar que una brisa de duda 
sople en tu interior. 
Alguno puede decirte que llegó a la meta 
y por lo tanto puede guiarte en tu búsqueda. 
Otro te dirá que te ayudará a percibir la verdadera realidad. 
Otro dirá que es tu hermano. 
Otro hablará con elocuencia sobre las cosas que dice 
conocer.  
Quizás sea cierto 
o quizás sean sólo bien intencionados 
o dementes. 
Pero tú: 
¿cómo puedes estar seguro de que el camino propuesto 
te llevará a la meta que deseas? 
Tal vez la calle que abren a tus pies 
sea una cadena. 
Tal vez aquellos que se dicen maestros  
lo sean de verdad 
o sean impostores 
no hay términos medios. 
Por esta razón 
lo primero que un verdadero maestro enseña 
es a desconfiar de los maestros. 
Comprende esto: 
no tienes garantías para el viaje. 
 
Buscador: 
¿cómo imaginas a tu guía? 
He notado que cuando la gente piensa en un maestro 
imagina un ser que está más allá 
de todo lo que pueda sucederle a los comunes mortales 
un ser de mirada penetrante 
vestido con túnicas y hablando con voz serena 
sobre las cosas trascendentes de la vida. 
En cambio puedo decirte que los buscadores 
cada vez que están delante de alguien digno de ser 
considerado maestro 
encuentran bondad 
también sabiduría 
y fuerza 
pero sobre todo hallan alegría. 
Perciben respeto y plenitud 
amor y sinceridad 
pero reconocen a los verdaderos maestros 
porque no transforman la flexible gracia de la amistad 
en la dura vara del castigo. 
Y nunca los escuchan separar lo fugaz de lo eterno 
ni lo cotidiano de lo trascendente. 
 
Buscador, si encuentras tu guía 
o si la guía te encuentra 
abandónate como una pluma en manos del viento. 
Tú renuncias a obedecer lo que no comprendes 
porque no comprendes el por qué de la obediencia ciega 
y porque sabes que en el camino 
todos son alumnos de todos 
pero si te dejas servir por un maestro 
debes saberte bien servido 
no importa si entiendes o no qué cosa es el servicio. 
No puedes confiar y no confiar 
obedecer y objetar. 
La rama no puede juzgar al árbol 
ni el caballo al jinete 
y un buscador no puede reconocer de inmediato 
si el pretendido maestro es verdadero o falso 
si lo ayudará a seguir la huella 
o si es sólo un vendedor de ilusiones. 
Pero te aseguro que un conductor es como un espejo: 
en él verás cosas que nunca observaste en ti. 
 
Un verdadero maestro puede llegar a decirte 
que te está vendiendo el vacío 
así como a su tiempo se lo vendieron a él. 
Entonces tu confianza 
si no es sólida 
temblará en sus cimientos. 
Un maestro puede hablar bien o mal de ti 
pero en el fondo no le importa nada de sus palabras 
lo hará solo para demostrar que estás a merced 
del elogio o del rechazo. 
Para los ojos de tu guía 
no eres la importante presencia que imaginas ser 
sino una bolsa de problemas 
porque a él no le interesan las ilusiones de tu arrogancia 
sino el progreso de tu esencia. 
Por lo tanto un guía no te dará aquello que esperas 
en todo caso te dará aquello que necesitas. 
Y para ayudarte en la búsqueda no te pedirá fe 
te pedirá confianza. 
Es diferente. 
De todos modos, confíes o no 
si necesitas alguien que te indique el camino 
trata de no confundir firmeza con rigidez 
verdad con dogma 
camino con laberinto. 
Más te vale buscar a quien te haga entender la vida con 
un chiste 
y no a supuestos maestros que te asusten con la culpa 
o te amenacen con el infierno. 
 
Pero recuerda: 
si te sientes bien guiado 
y deseas agradecer a quien orienta tus pasos 
si sientes que debes venerar 
no serán los hombres los destinatarios de tu adoración 
sino aquello que está detrás de los hombres 
a los que llaman maestros. 
 
Esta vía, mientras avanzas 
más angosta resulta 
y tu guía te llevará hasta un punto 
un límite 
donde la nada se abrirá como un abismo a tus pies. 
Pero allí ninguno saltará en tu lugar. 
Ese paso, buscador 
lo debes dar en soledad. 
 
 
23. El pecado 
 
Te han hablado del pecado 
y así como tú lo has hecho 
cada buscador se pregunta: 
¿qué es el pecado? 
A lo largo de mi existencia 
he sentido llamar así a cosas diferentes 
y a veces opuestas entre sí. 
El pecado, te dirán, es no cumplir con ciertas reglas 
pero las reglas cambian con la historia de los pueblos 
y cada pueblo se ajusta a la moral del momento 
por lo tanto, si las reglas cambian 
cambiarán también justos y pecadores 
porque o que es pecado para unos 
no lo será para otros. 
 
Digo que el pecado quiere decir no dar en el blanco. 
Cuando disparas tu flecha 
debes asegurarte que su vuelo sea en dirección al centro de 
tu meta. 
Si erras has pecado. 
Por eso el pecado no existe para los que no arriesgan el  
tiro  
ni para los que ignoran su condición de arqueros del 
camino 
porque sólo a quien tensa la cuerda de su alma 
puede fallarle la puntería y por ello pecar. 
En este caso no habrá más castigo que aquél que quieras 
darte. 
Pero también puedes dar en el blanco 
entonces nada ni nadie detendrá tu marcha. 
 
Digo también que un buscador renuncia a la idea del 
pecado original 
y a todas las ideas que se fundan en la moral transitoria de 
los hombres. 
Por eso abandona el espejismo del castigo 
y la ilusión de las recompensas 
no cree en el fuego eterno 
para purificar una existencia de faltas 
ni en el mito de la resurrección victoriosa 
como premio a una vida de virtud. 
Es decir que un buscador renuncia a los infiernos 
pero también a los paraísos 
ambos engañosos estados de la mente. 
Y no fantasea sobre mundos ocultos 
tormentos de ultratumba 
sufrimientos sin final 
demonios y endemoniados. 
En cambio afirma la alegría de saberse desnudo 
La potente felicidad de respirar 
el alivio de comprender que nada lo diferencia  
de los pájaros 
ni de las estrellas. 
 
 
24. Símbolos y ceremonias 
 
Un buscador sabe dar el justo valor a signos y símbolos 
a rituales y jerarquías 
y afirma la importancia de respetar las ceremonias 
porque admite en ellas un germen de la verdad 
y un punto de unión entre los seres. 
Sin embargo, te pregunto: 
¿De qué sirve aprender las palabras raras 
participar de rituales exóticos 
iniciaciones y juramentos? 
¿De qué sirve vestirse diferente 
colgarte del cuello amuletos 
taslismanes 
y objetos que declaren tu presencia a un grupo de  
iluminados? 
¿De qué te sirve pasearte entre la gente 
mostrando cuán distinto eres de la gente? 
Puede ser que esas declaraciones al mundo 
te sirvan para recordar que estás en la búsqueda 
y para confirmar tu deseo de caminar. 
Pero sino es así 
estás sólo dando de comer a tu arrogancia. 
 
 
25. Poderes horizontales 
 
A veces te sorprendes escuchando voces lejanas 
o te anticipas a hechos que suceden después. 
A veces adivinas lo que siente quien está a tu lado. 
Son manifestaciones de la fuerza 
cuando comienza a despertar en tu interior. 
Aún no las manejas a voluntad 
y por ello aparecen y se van como vinieron 
cuando menos te lo esperas. 
Son como el viento que entra por los resquicios de tus 
ventanas cerradas. 
Pero atento: 
estas experiencias no indican que has llegado a tu meta 
ni que has logrado un alto nivel de espiritualidad. 
Son estados que perciben aún aquellas personas que no 
están en la vía 
o a las cuales la vía no interesa siquiera. 
No te dejes encandilar por esas sensaciones 
no les des ninguna importancia 
lo que tomas por experiencias interiores profundas 
pueden resultar sólo apariencias engañosas. 
Cuando vayas más allá de ellas verás todo más claro 
y no caerás en la tentación 
de demostrar tus supuestos poderes 
porque actuando así atraerás situaciones insostenibles 
y comprometerás tu propia evolución. 
 
Más allá de esos fuegos artificiales 
Existe una dimensión real 
de la cual te alejas cada vez que te entretienes en probar 
tus habilidades 
como si en vez de marchar 
te obstinaras en contemplar para siempre 
los bellos paisajes que el camino te ofrece: 
sólo pierdes el tiempo. 
Recuerda que eres un puente entre dos orillas 
el intermediario entre dos mundos 
pero a veces la pluma se cree águila 
y se convence de ser el motivo del vuelo. 
Cuidado: 
apenas te olvidas de ser un instrumento 
útil para unir dos tierras 
cuando te crees la causa de lo que fluye a través tuyo 
en el momento que dejas de estar vacío y transitable 
te conviertes en obstáculo 
y aquello que circulaba a través de ti 
deja de pasar por ti 
el puente se llena de escombros 
y los caminantes no pueden proseguir su marcha. 
 
No te confundas: 
quedarse en esos logros angélicos no es la meta 
son apenas señales de una etapa: 
poderes horizontales. 
Hay muchos buscadores empantanados 
en esta curva del camino 
se enferman de poder y se detienen. 
Sigue la vía 
es probable que más adelante puedas reconocer 
y maniobrar 
ese fluir de la fuerza. 
Pero si el camino te lleva hacia una acción de servicio 
como el curar a los demás 
recuerda que no eres tú quien cura 
sino que la vida se sirve de ti para curar. 
 
Tu vía 
si es verdadera 
será semejante a un sendero vertical 
en el cual asciendes saltando de comprensión en 
comprensión. 
Tendrás siempre presente que la fuerza no viene a ti 
sino a través de ti 
este recuerdo es la verdadera humildad. 
Por ese motivo aprenderás a usar la fuerza en silencio. 
No es fácil, necesitas disciplina y coraje 
para luchar contra el deseo de ser reconocido. 
Disciplina, coraje y recuerdo constante. 
Sin estos aliados 
no hay posibilidades de llegar a la meta. 
 
 
26. Las plegarias 
 
Dime buscador: 
¿A quién rezas cuando rezas? 
Si lo haces, eres por cierto libre de elegir el modo y la 
intención  
pero debes saber que toda plegaria es un llamado 
un mensaje a las potencias latentes de quien invoca 
y vuelve derecho al corazón mismo del que reza. 
Un buscador no reza al Dios de las alturas 
porque si lo divino está en todas partes 
también está en lo bajo 
fuera y dentro de sí. 
Un buscador sabe que la plegaria mecánica 
es solo un manojo de frases sin sentido 
como pedir "que uno más uno sumen tres." 
Por eso cuando reza 
aún sin olvidar su postura de humildad 
nunca dice "ten piedad de mi" 
en todo caso dirá "hágase tu voluntad." 
 
El caminante se reconoce parte integrante del camino 
que hace también de él un instrumento para manifestarse. 
Por ello, cuando se siente en armonía con el tiempo 
y con el espacio que le toca vivir 
cuando se descubre fuerte y sereno 
agradece a aquello con lo que está conectado 
porque su agradecimiento consciente y silencioso 
es la mejor plegaria que puede elevar 
plegaria que volverá en su ayuda 
cuando se presenten las dificultades de la vía. 
De este modo la oración tiene el rumbo correcto 
porque no pide 
sino que acepta. 
Cuando un buscador comprende su esencia divina 
ya no reza más 
o reza todo el tiempo 
transcurriendo la plegaria cotidiana de andar su camino 
sin pertenecer a los vaivenes del camino 
porque si lo divino está en todas las cosas 
y en todos los seres del mundo 
y todos somos parte suya 
¿A quién pedirle perdón? 
¿A quién darle gracias? 
¿A quién rezar cuando se reza? 
 
 
27. Solidaridad 
 
Quizás otros buscadores te tomen como ejemplo a seguir. 
Te esperarán en los recodos del camino pidiendo que los  
guíes. 
Entonces te detendrás por un instante y verás dos  
senderos que se abren delante de ti: 
uno se llama no soy capaz 
el otro es el de creerse maestro 
Estas dos opciones son ilusorias 
y no reemplazan el camino verdadero. 
 
Si sientes que no eres capaz de dar un consejo a quien te 
lo pide 
puedes callar 
pero si ves que ese ser está cayendo en las trampas del 
camino 
será mejor que te muevas hacia él y lo adviertas 
no sea cosa que su error pese sobre tu marcha. 
Ahora bien, si el otro insiste en su actitud 
ya no es problema tuyo 
porque aún los pasos en falso son maestros del buscador 
y quien los da 
algo aprenderá para seguir marchando. 
Por otro lado, si sientes que es tu deber guiar 
a los que vienen detrás 
puedes hacerlo 
porque todos pueden ser auxiliados en la marcha 
así como tú recibes auxilio. 
 
La búsqueda no es algo para mostrar a la gente 
pero si decides andar por tu camino luminoso 
será inevitable que tu luz atraiga a otros viajeros 
aunque si bien ni ciegos ni dormidos te verán pasar. 
Sin embargo debes estar atento: 
es muy fuerte el impulso de querer enseñar 
y puede convertirse en otro obstáculo para tu marcha. 
En esta tentación caen los que nada han aprendido de la  
vida. 
En ellos, el deseo de enseñar se convierte en la pretensión  
de imponer un modo de vivir. 
Pero la visión del supuesto enseñante 
no siempre es mejor ni más amplia que la del enseñado 
es solo diversa. 
Por eso, si eliges ayudar 
Considérate un estudiante permanente 
Alguien que pasa información a otros estudiantes 
no a sus alumnos. 
Es una pesada carga 
sin embargo no te llagará más de lo que puedas soportar. 
 
Para ayudar a los otros podrás seguir un método 
pero sin cristalizarlo en dogma 
porque tu misma experiencia te hará reconocer 
que no existe un sendero uniforme 
para todos los caminantes. 
Observa: 
Te han educado para convertir a los otros 
para encuadrarlos dentro de un modo de interpretar el 
mundo 
no para empujar su marcha sin interferir con su búsqueda. 
Comprueba: 
si al sentir tus mismas palabras te complaces 
entonces frena tu lengua 
porque estás aumentando la confusión en ti 
y en los que te escuchan. 
Recuerda: 
el amor hacia ellos florece 
solo después de florecer el amor por tu ser profundo. 
Por eso te prevengo: 
serás responsable por aquellos que convoques a tu lado. 
Por eso 
si quieres crecer 
ayudarás a los que te acompañan en la marcha 
porque las cosas van bien cuando crecen en conjunto. 
Entonces, para ayudar correctamente 
es mejor colaborar con quienes se acerquen a ti 
proponiendo sin imposición 
respetando sin complicidad 
abrazando sin seducción 
estimulando sin adular 
nutriendo sin sojuzgar 
ayudando sin evaluar. 
 
De modo viajero que 
sin creerte incapaz y sin creerte maestro 
te digo que estás en grado de auxiliar a quienes te lo 
pidan. 
Es más, si no lo haces 
si no sirves a otros como fuiste servido 
si no compartes lo que recibiste mientras caminabas 
es probable que los miles de pasos dados hasta aquí 
sean sólo un camino inútil 
ya que avanzas cuando dejas un espacio vacío 
espacio que corresponde a los que vienen marchando 
detrás de ti. 
 
 
28. Nutrirse 
 
Recuerda que no tienes un cuerpo 
sino que eres tu cuerpo 
si lo mantienes en buena forma 
será más fácil afrontar las dificultades del camino. 
Por eso cuida de él como de tu amigo más fiel 
no lo tortures 
y escucha atento sus mensajes. 
Sabes que algunos alimentos son mejores que otros 
pero si te hallas en armonía con la vía 
puedes comer aquello que la vida te ofrece 
sin hacer de la comida un obstáculo para la marcha. 
Por eso nútrete de lo que encuentres 
y agradece en silencio ese alimento 
que dará nuevo impulso a cada una de tus células. 
 
En mi larga mirada del mundo 
he visto a quienes elaboran complicados sistemas para 
purificar el organismo 
pero en realidad terminan por castigarlo. 
Por eso huye de los que mortifican sus cuerpos 
en nombre de la pureza 
porque también envenenan el alma. 
Son más fanáticos que los fanáticos 
y más nocivos que aquello que dicen combatir. 
 
Buscador: 
Tú no estás en guerra con tu cuerpo. 
Si te manda dolor tómalo como una señal 
él es más sabio que los sabios 
y sabe exactamente lo que precisa 
si aprendes a escucharlo será difícil que te enfermes 
pero también estarás atento 
porque un cuerpo satisfecho puede hacerte creer 
que el camino termina allí. 
 
Digo que un buscador no se nutre solo de alimentos 
sino también de lo que ocurre en el camino. 
Tu ser incorpora tus vivencias 
del mismo modo que comes tu pan cotidiano: 
son energías que entran sin cesar en ti. 
Por eso no eres sólo aquello que comes 
sino también lo que percibes 
y haces en el mundo. 
Y debes ser capaz de transformar todo lo que te llega 
durante tu andar: 
los alimentos 
las situaciones 
las emociones. 
Escucha: 
para transformar los alimentos necesitas un cuerpo sano 
para cambiar las situaciones te sirve una mente clara 
y para mutar las emociones negativas 
necesitas recordar que todo lo que te sucede en el camino 
es alimento para seguir creciendo. 
Y no te olvides que tú también serás devorado 
para continuar el sinfín de la vida en expansión. 
Por lo tanto trata de tener un buen sabor. 
 
Sin embargo, buscador 
en este punto de tu vida ya deberías saber que 
cuanto más precisas algo 
más ligado estás a ello 
por eso un plato de comida no es igual para el satisfecho 
que para el hambriento 
así como el hambre de comer no es igual al hambre de 
caminar: 
son diferentes. 
Por eso tu hambre de buscador puede saciarse también 
con la belleza 
pero para esto es necesario que la belleza ya esté dentro 
tuyo: 
es un alimento que entra en el alma 
sólo si el alma ya la posee. 
Lo igual llama a lo igual 
Así como la verdad busca al buscador que busca la verdad 
y la belleza interna del viajero 
atrae lo bello del mundo 
y se nutre de ello. 
 
29. Amar 
 
Un buscador no cree en el amor eterno 
Sino en el eterno amor. 
Es distinto: 
una cosa es el amor que creen sentir los hombres 
y otra cosa es el amor que sustenta la vida de los hombres. 
 
Responde, buscador: 
¿Has sido impecable en la cadena del amor? 
¿Has amado sin pretender ser amado? 
¿Has amado sin dudas? 
¿Has amado con la certeza de amar? 
¿Has amado sin el deseo de poseer al otro? 
¿Has amado con el sentir, el hacer y el pensar? 
¿Has amado con la decisión del verdugo  
que corta la cabeza a la razón y a la lógica? 
¿Has amado y abierto las manos 
dejando al otro decidir por sí mismo? 
¿Has amado como aman los niños 
sin especular como hacen los adultos? 
¿Has amado sin dirigir los pasos del otro hacia ti 
sin imponerte en su paisaje 
sin sofocar la respiración 
sin atar su libertad al carro de tus conquistas? 
¿Has amado, al mismo tiempo, con pasión y desapego? 
¿Te has abandonado al juego del amor 
sin importarte que el otro juegue contigo? 
¿Has amado con indiferencia hacia la ilusión que tu deseo 
construye? 
 
Si tus respuestas son positivas 
entonces has comprendido 
pero si un solo no escapa de tu boca 
en realidad no has amado 
sino que has tenido la ilusión de amar. 
Y eso no es amor 
es sólo una ilusión. 
 
 
30. Sincronías 
 
Durante tu viaje pueden presentarse casualidades 
hechos sin aparente relación entre sí 
que traen mensajes significativos para tu andar. 
Estas circunstancias son un reflejo de los procesos de tu 
alma  
manifestaciones visibles de cambios invisibles 
cuyas raíces están en los movimientos profundos de tu ser. 
 
Las casualidades más importantes 
ocurren cuando en ti se mueven ciertas fuerzas interiores. 
Si observas bien 
verás que se dan en paralelo con especiales períodos de tu 
vida de buscador: 
amores, muertes, fracasos, victorias 
cantos y desencantos 
y hasta cambios de camino. 
Pero estos sucesos diversos están ligados entre sí 
con una rítmica perfecta 
como si debajo de la superficie de las circunstancias 
existieran melodías ocultas 
marcando los pasos de tu danza cotidiana. 
Al principio no los percibes 
o los llamas coincidencias 
pero poco a poco te será familiar esta comunión 
esta unión común con todas las cosas. 
Lo verás cuando dejes de pensar en los hechos y en las cosas 
para comprender lo que se relaciona con las cosas 
y une los hechos entre sí. 
 
En la vía nada sucede porque sucede 
todo instante tiene un orden y una razón de ser. 
Los buscadores que van adelante tuyo 
saben que se trata de un orden sin causas palpables 
donde tiempo y espacio 
son ríos que surgen del mismo manantial 
un orden donde los hechos son simultáneos 
e independientes. 
Estas casualidades te sirven para aprender: 
de lo que ves 
de lo que escuchas 
de las situaciones 
en fin, de cada recodo del camino. 
Y en tanto descubres el significado profundo de cada cosa 
cambia tu lectura del mundo. 
De modo que un día las aguas se abren en tu interior 
como cuenta la leyenda 
y te dejan ver el fondo del mar 
aquello que permanece inmutable al vaivén de las olas 
aquello que no cambia con las corrientes 
ni con las tormentas de la superficie. 
Entonces serás tu quien se presente a las oportunidades 
y no al revés: 
te llegará información inesperada 
intuiciones 
pronunciarás palabras que ignorabas saber 
o crearás belleza de un modo para ti desconocido. 
 
Si dejas actuar esa fluidez 
ella se adelantará a tu paso abriéndote puertas insólitas. 
No caminará por ti 
pero liberará tu camino de obstáculos inútiles. 
Entonces no existirán más coincidencias 
sino sincronías. 
Entonces comprenderás que nada es casual 
que cada aspecto del mundo es parte de un sistema mayor 
así como tu pequeña inteligencia es apenas un fragmento 
de una inteligencia enorme 
potente  
sideral. 
He presenciado ceremonias y rituales 
que pretenden influir sobre este acontecer. 
Puedo contarte de antiguas leyendas 
descriptas en signos y símbolos extraños para ti 
que hablan de un centro interior en los hombres 
gracias al cual es posible conocer el pasado y el futuro. 
Pero, me creas o no, recuerda que la vía 
Es un lugar donde las coincidencias 
son siempre significativas. 
Los viajeros que aprenden a leer esta armonía 
tienen la clave para dirigir sus pies 
en la dirección correcta. 
 
 
31. Escapar del mundo 
 
A veces quieres acallar las voces que hablan en tu mente 
voces que llegan desde recuerdos lejanos 
desde posibles futuros 
o desde deseos no satisfechos. 
Voces que hablan todo el tiempo y no te dan tregua. 
Quieres liberarte de ellas y buscas el silencio interior. 
Pero dime, buscador: 
¿qué es el silencio interior? 
 
Hay caminos que te pueden llevar fuera del camino. 
Puedes cambiar de ciudad, de amigos y de trabajo 
o sentir ganas de retirarte del mundo 
para transcurrir tu tiempo en soledad. 
Crees que haciendo así lograrás acallar el ruido de  
tus pensamientos 
y unirte contigo mismo en silenciosa contemplación. 
Te aseguro que la contemplación resulta inútil 
cuando interaccionas con aquello que contemplas 
pero contemplar 
sólo por el hecho de estarse quieto 
puede ser una pérdida de tiempo 
y de esfuerzo. 
 
De todos modos las voces están allí 
una idea sigue a la otra 
y tu interior es una procesión de pensamientos 
que te toman y te dejan a su antojo. 
De esto es fácil deducir que no conoces tu mente 
sino sólo aquello que ves de tu mente 
cuando tu mente se calma un poco. 
Dime la verdad: 
¿Has podido acallar tu mente? 
Si lo has hecho es porque la controlas 
y entonces de nada te sirve tu silencio 
ya has logrado imponerle tu voluntad. 
Conocer es el punto. 
¿Conoces tu mente? 
Si esto es verdad 
no hay nada que te pueda ser enseñado: 
has llegado al punto que millones de personas 
han buscado durante siglos y siglos. 
Pero también es posible que tu conocimiento sea falso 
y solo tengas la ilusión de controlar tu mente. 
Si la conocieras sabrías que conocer también es recordar 
recordar que estás buscando 
y que ningún aprendizaje se da sólo por contemplar la vía 
porque aunque no pertenezcas al mundo 
no puedes negar que te mueves dentro del mundo. 
 
Escucha: 
tu afirmas estar en la búsqueda de ti mismo 
o de la iluminación 
o del amor 
o de todas estas cosas al mismo tiempo. 
Pero: 
si tu familia te pide comida 
¿crees que la solución es irte de tu hogar? 
Si las paredes de tu casa se caen a pedazos 
¿acaso piensas que lo mejor es vivir en una gruta? 
Si tu cuerpo te recuerda sus necesidades 
¿imaginas que lo ideal sería no tener un cuerpo? 
Buscador: 
debes liberarte de lo cotidiano 
en medio de lo cotidiano 
sin alejarte de lo cotidiano. 
Cuando intentas escapar 
solo estás cayendo en otra trampa del camino. 
De todos modos, puedes creer que tu mayor éxito 
sería vaciar tu mente de todo pensamiento 
hasta que te ilumine el resplandor de lo real 
y liberarte así de los sufrimientos del mundo. 
Cuidado: 
no se trata de borrar pensamientos y deseos 
sino de no correr tras ellos 
de no ser ellos. 
 
Buscador: 
de nada sirve refugiarse en las altas montañas 
lejos de los hombres y la rutina: 
tus voces interiores 
tu música privada 
te acompañaran a cada paso 
en todo lugar. 
Los pensamientos que buscas acallar 
cruzan tu mente sin pausa 
y proyectan sobre ti su penumbra. 
No sirve reprimirlos, negarlos, afirmar que no existen. 
Sólo una cosa puedes hacer: 
observarlos  
observarlos sin dejarte arrastrar por ellos. 
¿Has notado cómo miran los recién nacidos? 
Miran sin ver 
Para ellos tu rostro no significa nada 
no tiene ninguna importancia 
ven sólo un objeto que se interpone entre ellos 
y la luz del día. 
Eso eres tú a sus ojos: 
una sombra. 
Por lo tanto esas voces que bailan en tu mente menor 
son sombras de una sombra 
fantasmas sin existencia real 
por eso puedes observarlas sin verlas 
sin darles significado 
sin alimentarlas con tu emotividad 
Cuando te capturan dejas de ser tú 
y te conviertes en ellas. 
Es tu mirada emotiva lo que nutre esas sombras 
y las mantiene con vida. 
 
Pero no debes sentirte culpable 
si no logras detener su flujo de continuo. 
Aunque lo desearas: 
¿Podrías detener la carrera de la sangre por tus venas? 
¿Podrías detener el crecimiento de tus uñas? 
¿Podrías sujetar tu cerebro? 
Debes saber que ese constante flujo de ideas 
es algo natural 
orgánico 
es la actividad de tu mente menor 
y de nada sirve culparte por algo que está en la naturaleza 
de las cosas. 
 
En cambio sirve darte cuenta que tú 
no eres sólo un río de pensamientos. 
Tú eres algo más que eso 
no el pequeño ser 
que confunde las sombras con la realidad 
no la diminuta mente 
que se pierde en sus juegos mecánicos 
sino algo conectado a una inteligencia mayor 
infinitamente mayor 
una idea cósmica. 
 
Ojalá, buscador, que sepas reconocer esa unión en ti 
ese contacto que te liga a la fuente de la vida. 
Ojalá que aprendas a separar lo que eres 
de aquello que no eres 
y ojalá entiendas que el silencio no existe: 
lo que existe es la posibilidad que tu instrumento 
armonice con la sinfonía del universo. 
 
 
32. Apocalipsis 
 
Cuando te hablen del fin del mundo estarás atento: 
es muy probable que intenten robarte la fuerza 
que necesitas para tu viaje. 
El fin de los tiempos es una profecía perversa 
y se enarbola cuando se pretende asustar a la gente. 
¿De qué sirve pensar que el planeta sucumbirá bajo las  
llamas? 
¿De qué sirve creer que sólo algunos elegidos sobrevivirán 
al juicio final? 
O tal vez debería preguntar: 
¿A qué intereses sirve insuflar el miedo 
en el corazón de las personas? 
¿No sería más útil poner ese esfuerzo 
en nutrir con hechos concretos la esperanza de un futuro 
mejor? 
 
No te acobardes ante la fatalidad 
que los profetas del apocalipsis pretenden inculcarte 
ni te arrodilles ante los que niegan la vida 
porque ellos llevan la muerte en el alma 
y envenenan las mejores intenciones. 
Revélate y niega a los negadores 
ignorando sus profecías de destrucción. 
 
Te digo que tú y todos los hombres 
tienen por delante la maravilla 
y vuestra evolución llegará mucho más allá 
de todo límite imaginado. 
 
 
 
 
......................... 
................................... 
.........continua........................... 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
Visita nuestro patrocinador: 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
         ¿Deseas conocer a alguien al otro lado del mundo...? 
                ¿...al otro lado de la esquina? 
                  ¿Deseas hacer nuevos amigos? 
  !!Conoce la mayor red de contactos y amistades hispana en Internet!! 
Haz clic aquí -> http://elistas.net/ml/117/ 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~