Inicio > Mis eListas > mutantes > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5851 al 5900 
AsuntoAutor
2a.Parte - 17 Cong Gustavo
si estás en Colomb SusanaG.
RE: si estás en Co Enrique
SI ENTONCES HUBIER Gustavo
Grabación/Programa Gustavo
MILAGRO DE AMOR Gustavo
RE: Grabación/Prog Enrique
RE: Todavía un poc Enrique
Seminario Ayurveda SusanaG.
RE: Grabación/Prog Jorge A.
RE: Grabación/Prog Enrique
**MALA EDUCACIÓN* Riquinha
RE: **MALA EDUCAC Enrique
Re: **MALA EDUCAC Riquinha
"caminos" Riquinha
mensaje del campes firenze
la rejilla y el ad firenze
Alteración del cli José Gar
importante firenze
agendá 5 de octubr SusanaG.
"EL BUSCADOR" LiebeLic
LABERINTOS (El Bus LiebeLic
LOS OTROS (El Busc LiebeLic
"El nacimiento y e Riquinha
RV: ORACIÓN ESENIA Gustavo
EL MUNDO (El Busca LiebeLic
UNO (El Buscador) LiebeLic
Las Claves de Enoc Gustavo
Regalitos para el LiebeLic
Fwd: FW: Fwd: ojal FATIMA E
RE: Las Claves de fgirones
El Amor - Camino I LiebeLic
21 de septiembre D SusanaG.
Re: Fwd: FW: Fwd: Celia Mo
algo sobre el ego. LiebeLic
"Sosiego" LiebeLic
si les interessa LiebeLic
RE: Las Claves de fgirones
The Kabbalah Centr LiebeLic
El Centro de Cabal LiebeLic
por que la gente g firenze
arcángeles firenze
SSJuan Pablo II firenze
interessante y ant LiebeLic
relaciones ideales firenze
Amar al Prójimo Gustavo
Frases de la Madre Gustavo
Fwd: leelo FATIMA E
CREANDO ABUNDANCIA LiebeLic
De dónde provienen LiebeLic
 << 50 ant. | 50 sig. >>
 
MUTANTES
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 12310     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[mutantes] LABERINTOS (El Buscador)
Fecha:Martes, 16 de Septiembre, 2003  13:33:16 (EDT)
Autor:LiebeLicht <LiebeLicht @...com>

LABERINTOS 
 
6. Los juegos de la mente 
 
Has escuchado acerca de muertos que resucitan 
de descensos y elevaciones 
de dormidos y despiertos 
de tentaciones, caídas y expulsiones del paraíso. 
En esas historias, ciertos lugares no tienen existencia verdadera 
debes comprender cuánto hay de real 
y cuánto de simbólico. 
Y es mejor que no los confundas. 
 
En algún momento de tu vida 
muchas personas comienzan a actuar como si estuvieran  
siempre en peligro 
solas y separadas de los demás. 
Como resultado, la mente de casi toda la gente 
construye un laberinto de infinitos senderos 
en los que la mente misma se esconde. 
Y el buscador puede andar toda la vida de un lado al otro 
sin saber que el supuesto camino es sólo un paisaje 
inmóvil 
que su mente proyecta. 
 
Imagínate un gran enredo de círculos concéntricos 
con calles, pasadizos, atajos y callejones sin salida: 
allí encuentras obstáculos y dificultades llamados miedos 
en un gran repertorio que abarca 
desde tus diminutos miedos infantiles 
hasta tus grandes terrores de adulto. 
Son trampas que debes superar. 
 
En los círculos externos están tus pequeños temores infantiles: 
monstruos fantásticos 
el miedo a la oscuridad 
a ciertos animales 
y todos los temores enanos a los que tu mente de niño  
otorgó estatura de gigante. 
 
A medida que caminas hacia el centro 
aparecen tus miedos respecto a los demás. 
Son miedos provenientes de tus deseos profundos. 
Por eso allí están:  
el miedo al ridículo 
de la traición 
el miedo a expresar tus sentimientos 
y todos aquellos miedos que nacen de la relación emotiva 
que estableces con otros 
ya que es hacia ellos 
los otros 
las personas 
que orientas tus deseos. 
 
Después los senderos resultan cada vez más escabrosos 
y en los círculos centrales 
te esperan los temores más profundos: 
el miedo de amar 
de vivir 
de ser tú mismo 
y totalmente tú mismo. 
 
Las causas de estas dificultades se encuentran 
en lo que te sucedió a lo largo de tu vida 
así es que los miedos presentes 
son proyecciones de experiencias pasadas 
las recuerdes o no. 
No es justo hablarte hoy de cada uno de estos problemas 
pero puedes comprender el mecanismo que los forma 
y el modo de superarlos 
ya que todos los miedos son fantasmas 
oscuros habitantes de la mente menor. 
 
Pero así como en tu alma existen laberintos que debes 
superar  
también hay símbolos que empujan tus pasos 
paisajes que viven en lo profundo de la humanidad. 
Caminantes extraviados te hablaron de castillos y princesas 
de perlas y dragones 
de montañas que esconden tesoros 
de lámparas y genios 
de reinos lejanos y jardines secretos. 
Muchos de estos sitios no son otra cosa 
que alusiones a estados de la mente humana 
y aunque el tiempo haya relegado estos conocimientos 
al mundo de la fábula 
en cada leyenda brilla un perla de verdad interior 
solo que ciertos buscadores perdidos en sus personales 
laberintos 
confundieron las cosas 
y pusieron fuera del hombre 
aquello que vive dentro de cada hombre. 
 
Sin embargo todavía hay quienes creen que seguir la vía 
es viajar a lugares remotos 
en busca de supuestos paraísos. 
Y existe también quien huye del mundo 
para buscar el mundo dentro de sí. 
Por este motivo, cuando te indiquen caminos 
deberás tener muy claro 
si están hablando de calles polvorientas y países lejanos 
o de senderos interiores. 
Los dos son extremos tentadores 
soluciones fáciles que no llevan a ningún lugar 
porque los dos escapan de la vida 
vida que no está del otro lado del planeta 
ni en los laberintos retorcidos de un supuesto reino interior. 
 
Todo extremo es separación y tú buscas la unidad 
de modo que, si en verdad deseas caminar 
estarás aquí sin pertenecer al aquí 
estarás ahora sin pertenecer al ahora. 
Ni en el mundo ni fuera de él: 
tú en el mundo y el mundo en ti. 
 
 
7. El sufrimiento 
 
Dime buscador: 
¿Qué estás buscando? 
Pongámonos de acuerdo: 
Tu vas hacia aquello que, imaginas, te hará feliz 
y organizas tu tiempo y tus fuerzas 
hacia una meta que recompense la búsqueda 
pero esa meta puede ser sólo un reclamo ilusorio 
de lo que crees que la vida te debe. 
 
Debes tener claro que una cosa es el mundo 
y otra cosa es el mundo que percibes a través de tus sentidos. 
Una cosa es el camino que entra en ti por el puente de tus  
ojos 
y otra cosa es el camino que crees ver con tus ojos. 
Una cosa es la música 
y otra es lo que esa música significa para ti. 
Son dimensiones distintas 
no debes confundir la realidad del mundo concreto 
con la realidad que trabaja en tu mundo interior. 
 
Observa: 
cuando el argumento de tu discurso es acorde con la realidad 
que te rodea 
te sientes en armonía. 
Cuando estás en desacuerdo 
experimentas ansiedad, rabia, depresión 
y otros espectros de la mente. 
La vía no es un valle de lágrimas 
ni el dolor ni el sufrimiento están en la base de tu búsqueda 
pero esa máquina funciona sin descanso 
sus engranajes trituran todo momento feliz 
y te hace ver el mundo como un lugar donde ejercer 
tu derecho a la venganza. 
Triste obrar es el tuyo si sustentas tu horizonte 
con retorcidos pensamientos de desquite. 
Triste y curiosa situación 
es la de quien se siente acreedor de la existencia 
como si las cosas y las personas estuvieran allí 
para apagar sus deseos o asegurarle la dicha.  
Pero si ésta es tu meta  
debes saber que solo es un espejismo 
una imagen basada en la más compleja alucinación 
que puede fabricar la mente humana: 
la ilusión de poseer. 
 
A veces te sientes mal por no tener lo que deseas 
o también por el miedo de perder algo que posees 
mejor dicho: que crees poseer. 
Y este mecanismo hace nacer el sufrimiento en ti. 
Un buscador marcha ligero de equipaje 
y renuncia a la idea de poseer los mínimos objetos 
objetos que quedarán aún después de su partida. 
Por eso no dice mi casa 
mi comida 
mi dinero 
sabe que poseer es una ilusión transitoria 
y que los espejismos no se poseen. 
Sabe además que el camino no sirve para acumular 
sino para despojarse. 
Pero estás educado para atrapar 
para cerrar la mano y hacer tuyo. 
Ya sea a través de la idea o del músculo 
tu mente está programada para tomar aquello que 
estás seguro 
te corresponde. 
Y también por eso calculas muy  bien de dar 
o de darte 
porque tu generosidad está basada 
en lo que habrá de volver a ti. 
Y en la niebla de la confusión extiendes este esquema 
a todas las personas 
aún a aquellas que crees amar. 
Observa esto: 
en la balanza de los afectos 
aquello que das lo das porque esperas recibir a cambio. 
 
Todo esto no hace más que atarte al sufrimiento. 
Es una forma de esclavitud basada en recuerdos 
en percepciones 
y en deseos. 
Si, es a través de la calle de la memoria 
o del momento presente 
o de la imaginación 
que la mente menor construye su laberinto de miedos. 
Quiero decir, buscador, que sufres por lo que te pasó 
o por lo que te pasa 
o por lo que te puede pasar. 
Mejor dicho: 
sufres por lo que crees que te sucedió 
por lo que crees que te sucede 
por lo que crees que puede sucederte. 
Y todos tus sufrimientos vienen de tus resistencias 
de tus intentos de posesión 
y de tu íntima oposición a la vía. 
No te abandonas al camino y por eso sufres 
porque si hay abandono no puede existir sufrimiento. 
Recuerda que la fuerza de la vida está siempre abriéndose 
paso para ti 
solo tu miedo o tu estupidez pueden frenarla. 
 
Por eso será mejor que renuncies a poseer las apariencias 
de una realidad mentirosa 
es decir a tomar por real aquello que tus sentidos 
tu débil memoria 
o tus frágiles sueños 
te cuentan de la vida. 
Será mejor, buscador, que hundas tus talones en el mundo 
que se presenta ante ti 
sin intentar capturarlo en un pensamiento menor. 
Y será mejor aún que afirmes la realidad del camino que  
atraviesas  
camino en el que te fundes 
y te disuelves 
como tu aliento en el aire. 
 
8. Eso 
 
Si dices que la meta de tu viaje es Dios 
nada puedo decir: 
tu hablas sobre una idea de lo divino 
lo cual no es lo divino 
sino solo una idea.  
Pero vaya donde vaya tu mente 
estarás de acuerdo en que lo divino 
no es algo que puedas encerrar en un teorema 
o en un particular estado emotivo. 
Puedes hablar sobre tus pensamientos acerca de Dios 
y por lo tanto hablas de algo que no conoces. 
Será mejor que te pregunte: 
¿qué idea tienes de Dios? 
Tal vez pienses en un Dios mercante 
que otorga para ser loado 
o en un Dios triste por el destino de su misma obra 
o en un Dios enojado que castiga y vigila para condenarte. 
Pero si declaras que tu meta es la divinidad 
como elemento presente en todas las criaturas 
y en todas las cosas 
entonces la música cambia. 
Un buscador renuncia a la idea de dar forma a lo divino 
es decir a todas las formas de Dios 
porque forma significa límite 
y lo divino, por ser tal, no lo tiene. 
Sin embargo ve a Dios en las manos de los viejos 
que hacen sin pensar en después 
y en los ojos de los recién nacidos 
que miran sin juzgar. 
 
Te han dicho que el punto clave es ser o no ser 
pero en ti la parte que piensa es el no ser 
el ser necesita pensar 
el ser es. 
Por eso, cuando teorizas sobre lo divino 
te alejas de lo divino 
porque piensas con tu mente pequeña 
esa parte de ti que no está unida a la totalidad. 
Allí colocas lo divino según la necesidad de tu lógica 
enhebrando palabras sobre lo que has sentido decir 
después agregas tu particular interpretación 
y construyes una imagen mental que llamas Dios. 
Pero cada vez que piensas 
lo divino se desvanece 
porque en ti piensa lo que no es. 
 
De todos modos intuyes que algo aletea en tu interior 
y no logras definirlo 
algo que se hace cada vez más fuerte 
si lo dejas actuar sin interferir con ello. 
Puedes llamarlo yo superior, alma, espíritu, luz suprema, 
energía vital, ser cósmico, universo, esencia divina 
en fin, percibes que eso se agita dentro de ti 
y lo reconoces eterno 
universal 
inmortal 
infinito 
y de la misma naturaleza de la que formas parte. 
 
Lo que encuentras por tu camino nace y muere 
se transforma y cambia continuamente 
porque su naturaleza es así: mutable. 
Muta porque el único fin de la materia es transformarse. 
De esa misma materia estás hecho tú: 
tu cuerpo, tu sentir y tu pensar cambian 
día tras día 
y paso tras paso. 
Pero eso que brilla dentro de ti no cambia de forma 
porque no tiene forma 
ni se consume como una antorcha 
porque no tiene sustancia. 
Eso no tiene edad 
y encierra todo el saber que buscas por el camino. 
Ese algo 
sabía de la vía 
antes de que aprendieras a pararte sobre tus piernas. 
Pero si para ti el camino no existe 
tú no existes para el camino 
ya que eso es el agua y la sed 
y no es una paradoja: 
la vía ya está en ti 
pero para que se manifieste en ti 
debes reconocerla en ti. 
 
A veces entras en contacto con eso 
o eso entra en contacto contigo 
lo reconoces porque te inunda una sensación sobrecogedora 
una paz infinita donde estás en armonía con todo lo creado 
y te parece que todo está donde debe estar. 
Te sientes fluir 
sin límites de tiempo ni espacio 
como si tus sentimientos y tus pensamientos se agrandaran 
sin fronteras: 
en ese momento no ves eso 
sino a ti mismo a través de los ojos de eso. 
Quien ha experimentado este contacto 
Cualquiera sea el nombre que usó 
Ha dicho sentirse amado por esa fuerza omnipresente. 
En verdad, eso ama eso 
aunque es claro que no es en un modo narcisista 
ni emotivo 
ni egocéntrico 
como aman los humanos. 
Espero que comprendas: 
si eso está en ti 
amar a ti mismo 
es el mejor modo de canalizar esa energía 
y permitir su desarrollo. 
 
Trata de entender más allá de los juegos de palabras 
esa fuerza se desarrolla en paralelo con el gran todo 
y no es algo inmóvil 
quiere crecer y crecer. 
Al comenzar la búsqueda heredaste la semilla de esa 
potencia  
y, lo entiendas o no, te prestaste a ser usado 
para ampliar su conocimiento 
porque cada vez que aprendes 
eso también lo hace. 
 
Buscador: 
si eso está en ti 
y en todo lo que te rodea 
entonces las cosas y las personas aprenden igual que tú 
cada uno dentro de sus límites 
todos haciendo escuela de su existencia. 
 
 
9. Renunciar 
 
Puedes tener la sensación que el camino seguido hasta  
aquí 
no te lleva a ninguna parte 
y al mirar sobre el hombro ves la sombra confusa de lo que 
dejaste atrás. 
Tu situación es de equilibrio inestable: 
no tienes esto ni aquello 
ni lo que abandonaste 
ni lo que buscas. 
Estás sentado en el aire 
y te preguntas si has equivocado el rumbo. 
No sabes qué hacer. 
 
Es difícil cambiar la dirección 
después de una larga marcha. 
Lo que has vivido pesa 
la ilusión de la meta aún pulsa en ti 
y la inercia de tus pasos continúa empujando. 
Puede suceder que decidas seguir 
porque crees que ya es tarde para torcer el rumbo 
o porque la certeza de tu fe indica ejercer la paciencia 
y continuar la vía. 
También puede ser que vuelvas sobre tus huellas 
que tomes un atajo 
o cambies de meta. 
Pero deseas ser honesto contigo 
y sientes que tu alma grita frenar tus pies inciertos. 
Empieza a madurar en tu interior 
la idea de no continuar un camino que consideras equivocado. 
Pero atención:  
si escapas de la vía no podrás volver a transitarla. 
No creas que la búsqueda es cuestión de abandonarla 
o retomar a voluntad. 
Si te vas para volver a tu ayer 
ese mundo ya no será lo que dejaste 
habrá cambiado 
y será difícil que reconozcas a sus habitantes 
aunque ellos se acuerden de ti. 
Es una de las peores cosas que te pueden pasar. 
 
Pero si no cambias el paso por causa de la nostalgia 
sino porque tu brújula interna así lo indica 
entonces te digo que renunciar 
es un arma poderosa 
y el buscador la usa con cautela 
hacia el ayer y hacia el futuro 
por eso renuncia a creer que tiene una misión en la vida 
y abandona la idea de sentirse héroe, maestro, guía, imán 
conductor 
pero también reniega de creerse cobarde, esclavo, idiota 
condenado. 
 
Un buscador renuncia a toda creencia y a todo dogma 
solo sabe que cada ser ocupa su espacio 
y su tiempo 
en la evolución constante del universo 
y afirma la necesidad de aprender y aprender 
en un mundo donde todos los caminos existen 
sólo cuando un viajero los transita. 
Por último 
un buscador renuncia también a la ilusión de renunciar 
por que aprendió que él mismo es una ilusión 
y por eso 
no puede adjudicarse el derecho de renunciar 
a nada. 
 
 
10. El justo sentido 
 
En tanto avanzas por la vía 
¿qué sientes crecer en tu alma? 
Puedes responder que en ti crece el amor 
la angustia, el escepticismo, la ternura, la desidia 
la esperanza, la paciencia, la nada. 
Puedes combinar un sinfín de palabras 
para describir el sabor dominante de tu andar 
pero afirmo que si a medida que avanzas 
no crece en ti la alegría 
en ti y en los que están a tu lado 
entonces estás equivocando el sentido. 
 
Puede ser que te hayas convertido en poderoso 
en rico 
o en alguien al que la gente toma como modelo. 
Puede ser que tu fama trascienda las fronteras 
y todos te admiren 
pero si de tus huellas no nacen las flores burbujeantes 
de la libertad y de la alegría 
entonces tu ejemplo vale menos que el polvo alzado por 
tus pasos. 
Si en tu camino interno 
Y en el que marcan tus pies 
No danzan la alegría de la libertad 
y la libertad de la alegría 
se trate de la tuya o la de aquellos que te rodean 
entonces tu andar ha sido en vano. 
 
Tu camino debe ser una fiesta permanente. 
Claro es que habrá dificultades 
marchas y contramarchas 
pero si has comprendido el real sentido de la búsqueda 
el rumbo correcto 
la huella impecable 
será la alegre libertad de caminar 
la libre alegría de la búsqueda 
lo que empuje tus pasos. 
Entonces para ti no habrá fronteras. 
 
 
11. El bien y el mal 
 
El bien y el mal 
así como te fueron enseñados 
son enemigos mortales 
pero en realidad forman parte de la misma cosa. 
¿Llamarías de otro modo a la luna cuando ves su lado 
oscuro? 
Observa: 
tal vez lo que buscas en la vía 
no coincide con lo que otros buscan 
y lo que llamas verdad sea sólo media verdad 
porque las verdades que orientan tus pasos 
se basan en negar lo que no afirman. 
En este caso 
puedes hablar de tu verdad 
y de tu vía 
pero esa verdad y esa vía no son iguales para todos. 
Y aún aquello que llamas mal 
puede ser la otra cara del bien 
el lado oscuro de la luna 
del mismo modo en que  
si la noche es día que se apaga 
el día es noche que se enciende. 
 
Necesitas equilibrio para tu marcha: 
si los pasos que das con tu pierna izquierda 
son más cortos que los pasos de la derecha 
caminarás en círculo. 
Por eso no digas que lo que hoy vives 
es bueno o es malo 
es mejor que digas tal vez 
es mejor que hables de la verdad 
y de la otra parte de la verdad 
el bien y su complemento.  
Por eso no todo es dulce 
ni todo amargo 
ni todo bueno 
ni todo malo 
y no hay atajos que eviten esta dualidad 
porque los dos son necesarios 
los dos tienen su tiempo 
y los dos son tus maestros. 
 
En tu corazón 
aquello que llamas amor nace y muere 
como hace el sol cuando recorre su órbita imaginaria. 
Así la luz que enciende tu alma 
Es la misma que puede opacarla 
ya que en el fondo son la misma cosa. 
No te sorprendas entonces si lo que ayer salvó tu vida 
mañana se convierte en prisión 
porque en la balanza de los corazones 
lo que te mata 
también te cura. 
Todo se realiza en un ciclo a dos puntas 
como un péndulo invisible 
para que un hombre llegue a su meta 
se necesita un hombre que camine la vía 
así como para que un árbol busque el cielo con sus ramas 
debe antes existir una semilla que muera a sí misma 
germinando la vida. 
Polaridades opuestas en apariencia 
Se alternan cíclicamente en el mundo que te rodea: 
frío - calor 
varón - mujer 
viejo - nuevo 
pasado - futuro. 
Estos y otros ejemplos pueden hacerte creer  
que hablamos de cosas separadas 
separación que crees ver tanto en la naturaleza  
como en las emociones de los hombres. 
Pero si comprendes el flujo y reflujo continuo 
que une los extremos aparentes 
conocerás mejor el punto de la vía donde estás. 
 
Entonces se escucha tu pregunta: 
¿qué es el mal? 
El mal es no apreciar la unidad de todo y en todo 
es la separación que heredó la humanidad 
cuando dejó de ver el árbol en la semilla 
la vía en el hombre 
el infinito en cada cosa. 
El mal es la no unidad 
así como la mitad del camino no es el camino 
y medio bien no es el bien completo. 
 
Estas palabras pueden sonarte huecas 
como huecos son los laberintos intelectuales 
y tienes razón. 
Los conceptos teóricos suenan vacíos 
cuando lo real retumba como un trueno 
ya que es en lo real donde debes encontrar la unidad 
no en un puñado de pensamientos gastados. 
Pero respondiendo a tu pregunta 
sólo agregaré que un buscador 
como persona libre 
entiende que el mal es un error 
y una pérdida de tiempo. 
 
 
12. El infierno 
 
Te hablé ya de ese laberinto que los hombres construyen  
en su mente 
y del los miedos con los que combate mientras lo recorre. 
También nombré al sufrimiento 
y a la ilusión de poseer. 
Sin embargo, conozco personas a quien estos discursos 
les sonarán extraños 
no relacionan el camino andado 
con el lugar donde apoyan sus pies 
su presente con su pasado. 
No obstante sufren 
y aunque te acerques amistoso rechazarán tu mano 
ya que aún ese sufrir lo organizan 
en nombre de su privada felicidad. 
A una persona así 
le puedes pedir que abandone todo. 
Y lo hará, por cierto. 
Dejará su mundo atrás 
abrazará ésta o aquella causa 
buscará refugio en una isla desierta 
renegará de su padre y de su madre 
de su religión o de su sexo. 
En fin, abandonará todo 
menos su particular sufrimiento 
porque en el fondo ama su manera de hacerse daño 
ya que allí encuentra un personal sabor 
un color que reconoce como propio 
un espejo donde se identifica y se afirma. 
Piensa: hasta el suicida ata la cuerda al árbol 
en nombre de un singular modo de ser feliz. 
 
¿Crees que estoy hablando de extraños? 
Te aseguro que este modelo 
quien más, quien menos 
lo padecen todos los caminantes. 
Y a veces lo llaman infierno. 
 
 
 
 
 
......................... 
............................... 
........continua........................ 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
Visita nuestro patrocinador: 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
         ¿Deseas conocer a alguien al otro lado del mundo...? 
                ¿...al otro lado de la esquina? 
                  ¿Deseas hacer nuevos amigos? 
  !!Conoce la mayor red de contactos y amistades hispana en Internet!! 
Haz clic aquí -> http://elistas.net/ml/117/ 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~