Inicio > Mis eListas > mutantes > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5851 al 5900 
AsuntoAutor
2a.Parte - 17 Cong Gustavo
si estás en Colomb SusanaG.
RE: si estás en Co Enrique
SI ENTONCES HUBIER Gustavo
Grabación/Programa Gustavo
MILAGRO DE AMOR Gustavo
RE: Grabación/Prog Enrique
RE: Todavía un poc Enrique
Seminario Ayurveda SusanaG.
RE: Grabación/Prog Jorge A.
RE: Grabación/Prog Enrique
**MALA EDUCACIÓN* Riquinha
RE: **MALA EDUCAC Enrique
Re: **MALA EDUCAC Riquinha
"caminos" Riquinha
mensaje del campes firenze
la rejilla y el ad firenze
Alteración del cli José Gar
importante firenze
agendá 5 de octubr SusanaG.
"EL BUSCADOR" LiebeLic
LABERINTOS (El Bus LiebeLic
LOS OTROS (El Busc LiebeLic
"El nacimiento y e Riquinha
RV: ORACIÓN ESENIA Gustavo
EL MUNDO (El Busca LiebeLic
UNO (El Buscador) LiebeLic
Las Claves de Enoc Gustavo
Regalitos para el LiebeLic
Fwd: FW: Fwd: ojal FATIMA E
RE: Las Claves de fgirones
El Amor - Camino I LiebeLic
21 de septiembre D SusanaG.
Re: Fwd: FW: Fwd: Celia Mo
algo sobre el ego. LiebeLic
"Sosiego" LiebeLic
si les interessa LiebeLic
RE: Las Claves de fgirones
The Kabbalah Centr LiebeLic
El Centro de Cabal LiebeLic
por que la gente g firenze
arcángeles firenze
SSJuan Pablo II firenze
interessante y ant LiebeLic
relaciones ideales firenze
Amar al Prójimo Gustavo
Frases de la Madre Gustavo
Fwd: leelo FATIMA E
CREANDO ABUNDANCIA LiebeLic
De dónde provienen LiebeLic
 << 50 ant. | 50 sig. >>
 
MUTANTES
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 12309     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[mutantes] "EL BUSCADOR"
Fecha:Martes, 16 de Septiembre, 2003  13:30:32 (EDT)
Autor:LiebeLicht <LiebeLicht @...com>

"EL BUSCADOR"    
 
INTRODUCCIÓN 
 
La piedra estaba allí, a orillas del río que bajaba hacia la llanura. Dormía  
una siesta de millones de días bajo el sol, y en todo ese tiempo ni el viento  
ni la lluvia pudieron moverla de su lugar en la montaña. 
Pero esa tarde, uno de los primeros seres que bajaron de los árboles para  
caminar en dos piernas, se detuvo a beber agua fresca. Después tomó la piedra,
la  
hizo jugar en su mano y la arrojó con fuerza al medio del río. 
Cuando tocó la superficie del agua se escuchó un ruido grave y la piedra  
continuó su viaje hacia el fondo. Después, todo fue oscuridad. 
Pasaron millones de días y el río se secó. Donde antes estaba la orilla, una  
tribu intentaba protegerse del frío. Una mano áspera tomó la piedra y la hizo  
chocar varias veces contra otra. Saltaron chispas y ardió un pequeño fuego. 
Con un pedazo de leña hecho carbón, una tercera mano se dibujó a sí misma en  
las paredes de una caverna, como un saludo a través del tiempo. 
Muchos años más tarde un caminante detuvo su marcha para observar el dibujo.  
Calzó sus dedos en los dedos pintados y su mano se comunicó con la del  
invisible pintor. Entonces tomó la piedra que yacía a sus pies  y trazó las
letras de  
su nombre en la pared. Después pensó: 
"Por la vía donde voy ¿cuántos caminaron antes que yo? 
¿Qué fuerza animó a esas personas para señalar su paso dibujando estas manos? 
¿Cuántos amores y cuántos pensamientos vibraron en el paisaje que hoy me ve  
pasar? 
Fue entonces que la piedra habló: 
 
EL CANTO 
 
1. La canción de la piedra 
 
Escucha viajero, lo que cuento aquí. 
No lo hago para entretener tu marcha 
ni para que te detengas a mirarme: 
hablo de otros que, como tú, han pisado este camino. 
Soy una piedra 
una anónima piedra del sendero 
igual a tantas piedras que tus pies marcaron 
ignorando la vida que también vibra en mí. 
A tus oídos suena extraña mi voz 
pero para mí no es extraña tu sombra 
tan similar a las sombras que pasaron antes. 
Soy una piedra, sí 
pero nada de lo humano me es indiferente 
por ello mis palabras pueden ayudarte a caminar. 
 
Te hablaré de la vía 
y por lo tanto puedo llamarte viajero 
caminante 
vagabundo 
pero prefiero llamarte buscador 
ser que prefiere andar en vez de quedarse en casa 
rodar bajo el sol antes que esperar la muerte en su cama. 
He visto más de lo que verás en mil vidas 
si pudieras vivirlas. 
Conozco la terrible luz de los desiertos 
y la helada sombra de los siglos bajo tierra. 
He saboreado el agua dulce de los ríos 
y la sal del fondo marino. 
He servido como apoyo a la cansada marcha de los viajeros 
cuando se detuvieron un instante para tomar aliento 
igual a lo que ahora haces tú. 
De mi cuerpo nacieron cuencos 
hachas 
puntas de flecha 
y manos mucho más antiguas que las tuyas 
hicieron brotar chispas de mi cuerpo 
para calentar los inviernos de su tribu. 
Fui parte de las casas de todos los pueblos 
y jugué con los niños de todas las generaciones. 
Escuché la música de las tormentas 
la flauta de los brujos 
y las oraciones del peregrino 
y aún soy testigo mudo del paso de las edades 
del vuelo aparente del sol 
y de la silenciosa canción de las estrellas. 
 
 
En mi ser perdura la memoria de la tierra 
y también aquello que justifica la vida de los hombres. 
Así que si hoy mi voz te llega 
Aprovéchala y haz buen uso de mis palabras. 
¿Qué argumento puedes oponer como razón contraria? 
¿Qué inteligente respuesta puedes articular ante mi canto milenario? 
Si estás o no de acuerdo conmigo 
no tiene ninguna importancia 
porque las certezas y las dudas que fundamentan tus opiniones 
son muletas que te han traído hasta aquí 
mas se transformarán en un peso inútil del que debes liberarte 
si quieres seguir adelante. 
Por eso no rechaces mi voz como si fuera una ilusión 
hay más verdad en ella que en todos los libros que leíste 
y leerás en tu vida. 
Pero te advierto: 
mis palabras son sólo palabras 
sonidos que se pierden en el viento 
después de ser pronunciadas. 
Así que sólo por escuchar 
no irás a ninguna parte: 
lo vivido no se transfiere 
y ninguno puede marchar en tu lugar. 
Tú vas por el camino y yo soy el camino. 
Tú observas el paso del tiempo 
y yo soy el tiempo 
Como ves 
en algo nos complementamos- 
Quizás prefieras seguir la marcha 
en vez de escuchar mi canto. 
Yo prefiero contarte sobre el viaje 
Éste es mi modo de caminar. 
 
2. La decisión 
 
Decidiste iniciar el viaje. 
Pusiste en la valija las cosas necesarias  
abandonaste tu casa  
y te refugiaste en la búsqueda de aquello que  
así lo crees  
justificará tu vida. 
Recuerda siempre el motivo de tu marcha 
lo harás a cada paso y con despierto entusiasmo 
porque un camino consciente es libertad 
en cambio un camino emotivo es esclavitud 
y un camino mecánico es sólo una estupidez. 
 
Has decidido buscar y debes estar atento: 
muchas oportunidades de encontrar la vía 
se pierden por exceso de arrogancia 
por falta de estima 
por falta de avidez 
o por indiferencia. 
Además, buscar algo implica conocer aquello que estás 
Buscando 
y para ir hacia algún lugar 
debes tener algún lugar adonde ir. 
Sé sincero: 
¿Tú sabes adónde vas? 
Lo sepas o no recuerda que eres tú quien decidió caminar 
no sea que mañana lamentes haber emprendido la marcha 
y acuses a la vida por no encontrar la vida que buscabas. 
Fue la sospecha de otra realidad 
lo que te alejó de tu viejo mundo. 
Allí, en tu ilusión, tenías la certeza del refugio seguro 
el techo y la comida 
pero también estaba la duda 
la ansiedad 
y el sufrimiento. 
Tu espejismo se caía a pedazos y por eso elegiste caminar 
no digas después que tu viejo mundo se derrumbó 
porque te fuiste. 
 
Si comienzas a mover tus pies 
Ninguno de los que te precedieron te lo agradecerá. 
En todo caso dirán: 
"te has dado cuenta de que es necesario caminar" 
Como ves, deberás llegar más allá de tus opiniones. 
No quiero decir que lo aprendido anteriormente sea inútil 
solo que su significado se transforma 
de acuerdo a la etapa de la vía. 
Tu saber te llevó hasta este punto del tiempo 
pero de aquí en más el paisaje cambia 
y tus convicciones pueden transformarse en trampas  
sutiles. 
 
Buscador: 
no son sólo tus capacidades las que determinan cuánto 
has de aprender en la vía. 
sino también tu conducta. 
Aptitud y actitud van de la mano 
en la búsqueda que te has propuesto. 
Aprovecha cada paso para aprender 
es inútil caminar si no eres capaz de beneficiarte de ello. 
 
Has decidido partir 
pero debes saber que la vía 
no es sólo la superficie que corre bajo tus pies 
ni la huella borrosa de lo que dejaste atrás 
ni la invisible senda que espera el eco de tus pasos. 
No es algo que puedas aferrar con una idea 
ni un concepto que aprenderás en los libros. 
La vía no es algo que vendrá a buscarte 
ni una puerta que se abrirá a tu voluntad 
y aunque te repitas que debes caminar 
ni siquiera puedes decir que estás en la senda 
mientras tus piernas no se muevan. 
Pero aún cuando creas que estás caminando 
¿cómo sabes que vas en la justa dirección? 
 
De aquellos que buscaron antes de ti 
quedan solo las cenizas 
pero en cierto modo eres su huésped 
ya que en la tierra que atraviesas también vibran sus pasos 
su espíritu aún sopla alentando tu esperanza 
y su ejemplo te ayuda a iluminar el rumbo. 
Pero tú eres apenas una idea que vaga 
no te creas más importante que una sombra fugaz. 
Recuérdalos cuando te falten las fuerzas 
o cuando debas decidir en una encrucijada 
porque ellos pasaron como pasas tú 
con las mismas preguntas. 
Quizás mañana encuentres otras respuestas 
Pero hoy es mejor declararte ignorante 
A que exhibas tu conocimiento de los caminos a seguir. 
Has elegido andar 
y lo harás hasta que te transformes en la marcha misma. 
Todo camino que nace en ti 
regresa a ti: 
si has iniciado la vía 
no te preocupes por saber hacia dónde te conducirán tus 
pies 
el final del sendero ya está dibujado en tus primeros pasos 
por lo tanto, si conoces el principio conoces el fin. 
Y el camino se conoce caminando 
no existe otro modo. 
 
3. La libertad 
 
En tus primeros pasos buscas lo que crees necesitar 
lo que consideras urgente 
te esfuerzas, luchas y tal vez lo consigas. 
Son objetivos momentáneos cuyo fulgor se empaña 
apenas los consigues 
porque una cosa es lo urgente 
y otra cosa es lo importante 
una cosa es lo cotidiano 
y otra cosa aquello que trasciende 
por eso un plato de comida es urgente para tu hambre 
pero comer no justifica tu vida. 
Del mismo modo 
ti tus éxitos no son fundamentales para la búsqueda 
al obtenerlos entiendes que el camino no termina allí 
y sientes que falta algo 
algo que va más allá de tu triunfo aparente. 
 
En la vía tienes libertad 
tienes libertad de hacer lo que quieras 
mas si no puedes hacer otra cosa que lo inevitable 
entonces no tienes elección. 
Si el sentido de tu búsqueda no está claro 
también son oscuros y sufrientes tus pasos. 
Por ello, al preguntarte sobre la esencia de tu andar 
respóndete que el sentido es la búsqueda misma 
la vía es la meta 
la libertad el sentido 
liberarte incluso de buscar. 
Pero es mejor que no hables de libertad 
en todo caso habla de liberarte. 
Un esclavo no puede hablar de libertad 
hablará de su sueño de libertad 
y eso no es libertad 
es sólo un sueño. 
 
Digámoslo con claridad: 
tu búsqueda sirve para separar lo que es real 
de aquello que no lo es 
y encuentras el sentido del caminar 
al liberarte de lo que no eres. 
Pero la libertad no se proclama: 
se ejerce. 
Si tienes necesidad de proclamarla 
es porque aún eres esclavo. 
Por eso no digas floridos discursos sobre la libertad 
como si nombrases una meta lejana 
mejor busca aquello que hace libre al hombre 
¡Reclama tu derecho de ser libre! 
Este es otro cantar 
porque es trabajo de buscadores 
armonizar lo urgente con lo importante 
y lo cotidiano con lo trascendente 
recordando que 
aunque íntimamente vislumbres la meta 
tú, buscador, sabes que la libertad 
es el camino mismo. 
 
4. La fuerza 
 
Cada vez que te mueves en la dirección correcta 
agregas un poco de luz a tu jornada. 
Recuerda a cada paso quién eres 
dónde estás 
qué haces 
adónde quieres ir: 
la base de tu marcha es el recuerdo continuo de estar 
caminando. 
Ejercita permanentemente la paciencia 
la dedicación 
la atención 
y tu intención profunda. 
Aprovecha de todas tus fuerzas para avanzar 
porque el esfuerzo que pongas en la marcha 
se transformará en una nueva reserva. 
En cambio, hay varios modos de perder esa energía. 
La más nociva es la que derrochas por el sufrimiento pasivo 
Sufrimiento que se nutre de ti y que nada te enseña- 
Esa es fuerza que pierdes para siempre. 
Otro modo de perder energías es cuando dialogas inútil- 
mente 
contigo mismo o con los demás. 
Por eso no hables a los cuatro vientos de las cosas del viaje 
solo conseguirás disminuir tus reservas. 
Ni tampoco estés todo el tiempo pensando en la marcha 
porque el camino no se lo piensa 
sino que se lo camina. 
 
Aunque seas dueño de tus pasos 
eres esclavo de tus sueños 
por eso a veces puedes soñar que caminas 
cuando en verdad estás detenido en tu dormir. 
Son las ilusiones del buscador 
juegos mecánicos de tu pequeña mente 
que te roban fuerza para compensar una realidad hostil 
y no dependen de tu voluntad de buscador 
sino que responden a tus deseos imaginarios. 
Es muy difícil detener estos procesos 
sólo una observación implacable te puede dar la alarma si tu 
te adormeces. 
 
Cuando tu viejo mundo comienza a morir 
no te deja el terreno vacío sino lleno de trampas 
no abandona alegremente sus dominios 
y se pone a descansar como un rey en su exilio dorado 
sino al contrario: 
envenena el agua que bebes 
hace correr rumores 
te hace creer vencedor 
y te adula 
te desafía aún al límite de su derrota 
y vende cara su retirada. 
Todo esto dificulta el libre fluir de tus energías 
Ahorra fuerzas buscador 
cuídate bien de no responder a estas provocaciones 
Si adviertes su presencia 
trata de detenerlas a través de la calma 
y de la correcta actitud. 
 
Para que tu esfuerzo rinda 
recuerda el sentido de tu búsqueda 
búsqueda en la cual puedes fluir como un arroyo de montaña 
que desciende saltando con ruidosas cascadas 
o silencioso como un río de llanura 
que corre lento y seguro sin hacerse notar por los demás 
el modo de andar es una elección tuya 
y la fuerza que uses para ello depende de ti. 
 
Lo que no puedes hacer 
es lo que no puedes hacer. 
No estoy jugando con las palabras: 
no se puede marchar con un pié derecho en una dirección 
y con el izquierdo en otra 
el sentido es uno solo 
tu intención es una sola 
y tú no eres dos. 
No te separes de ti. 
 
Buscar exige fidelidad a tu búsqueda 
Si eres infiel a ti y a tu camino 
tus fuerzas se apagarán como la luz del crepúsculo. 
Separarse de uno mismo es como querer alzar la silla 
donde estás sentado: 
un esfuerzo inútil. 
Sin embargo, muchos buscadores pierden su tiempo 
y su vida 
en este juego. 
 
Tus fuerzas son limitadas 
es mejor que las uses con paciencia 
dedicación 
atención 
e intención. 
Recuerda que en la vía no se hacen pactos 
ni se hacen pactos con la vía. 
 
5.  Tu tiempo 
 
Uno es el tiempo de los planetas 
y otro el de los insectos 
pero el tiempo del buscador 
es el mismo buscador 
no los exactos relojes 
ni el sucederse de soles y lunas. 
El tiempo es fruto del movimiento de las cosas 
y de los estados cambiantes de tu cuerpo 
y de tu alma. 
Aquello que llamas tiempo 
es respiración 
es el ir y venir de la misma cosa 
inspirar- exhalar 
tomar - soltar 
contracción - expansión 
Tu andar en la vía responde a estos malabares 
de los opuestos complementarios 
juego que determina cada paso que das. 
 
Tiempo, cuerpo y camino son distintos nombres de la  
misma cosa. 
Observa el crecimiento de un árbol: 
en cada pequeña hoja está el árbol completo 
y en sus nervaduras puede verse toda su vida 
así como en cada uno de tus días se entrevé tu destino. 
El árbol junta reservas para el invierno: 
debe combatir con los gusanos y protegerse del frío 
tiene que crecer y dar nuevos brotes 
si no lo hace se seca y muere. 
Del mismo modo el miedo y las actitudes incorrectas 
retardan tus pasos 
y a veces sientes que el momento donde estás 
es una rama débil y alejada de la raíz. 
 
Recuerda que tú eres tiempo que va 
y tu camino 
como tu cuerpo 
como el árbol 
vive y crece. 
Pero por ley natural algunas cosas se realizan después de  
otras: 
raíz, tronco, ramas, frutos 
un paso después del otro. 
Por lo tanto no te culpes 
pero tampoco te excuses 
por tus retardos al caminar 
sólo aumentarás tu carga de sufrimiento inútil. 
 
Ser buscadores es una cualidad 
no una cantidad 
no un atributo para sumar a las virtudes que crees poseer. 
No vayas a suponer que cuánto más tiempo camines 
más lejos vas. 
En esta vía, si no avanzas retrocedes 
por eso si tienes tiempo no pierdas tiempo 
aprovecha cada instante para la marcha. 
Tu jornada es una ocasión para crecer 
no te dejes vencer por el sueño 
no te duermas como un lagarto bajo el sol del mediodía. 
Así como el árbol 
hay frutos que debes dar dentro de ciertos límites temporales. 
Sí, tu búsqueda tiene un plazo para ser cumplida. 
 
.................... 
............................. 
.................................continua................................. 
 
 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
Visita nuestro patrocinador: 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
                 !!Tu correo gratuito para siempre!!  
            10 megabytes de espacio, agenda de direcciones, 
            garantizado de funcionar siempre con eListas.net 
               y por supuesto con el resto de Internet... 
                          !!En GeoMundos!! 
Haz clic aquí ¡YA! -> http://elistas.net/ml/119/ 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~