Inicio > Mis eListas > mutantes > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5801 al 5850 
AsuntoAutor
RE: pensando ... Enrique
La Tierra vigilada José Gar
El Harbar. José Gar
EL PODER DE LA MEN LiebeLic
mensaje de los arc firenze
LA PAREJA PERFECTA firenze
RE: LA PAREJA PERF LiebeLic
Re: LA PAREJA PERF Ricardo
"El que exclama "Y Riquinha
¿Dónde estoy yo cu Riquinha
RE: pensando ... Gustavo
Re: pensando ... LiebeLic
RE: pensando ... Gustavo
RE: pensando ... Gustavo
Re: pensando ... LiebeLic
curso de milagros SusanaG.
si les interesa al LiebeLic
Re: reflexiono que Noche Cr
RE: pensando ...ad Claudia
RE: pensando ... Gustavo
RE: pensando ...ad Enrique
Que es la Iluminac LiebeLic
Meditación : Perce LiebeLic
"Alkimia Mental" LiebeLic
RE: pensando ...ad Gustavo
RE: Que es la Ilum Gustavo
Reencarnación. José Gar
Analisis de NESARA Gustavo
Practiquen el ser Noche Cr
Re: Reencarnación. Noche Cr
Re: Reencarnación. José Gar
transformación firenze
Sistema Sutil y ej LiebeLic
Re: pensando ... LiebeLic
Para quien se atre LiebeLic
Unificando la Dual Gustavo
NO DIVULGUE DIRECC RedLUZ/L
Todavía un poco... José Gar
Re: Todavía un poc ekim ari
INICIATIVA DE LEY LINDA GU
"el sólo propondrá Riquinha
"Inaccesible a la Riquinha
Re: Todavía un poc José Gar
"OTROS SERES" LiebeLic
«Mitos y géneros l LiebeLic
RE: INICIATIVA DE Gustavo
RE: Todavía un poc Gustavo
Mensaje de Patti C Gustavo
Re: Todavía un poc José Gar
de baja no mas sub Alfredo
 << 50 ant. | 50 sig. >>
 
MUTANTES
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 12245     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[mutantes] RE: LA PAREJA PERFECTA
Fecha:Domingo, 31 de Agosto, 2003  14:40:17 (EDT)
Autor:LiebeLicht <LiebeLicht @...com>

Gracias por compartir, Feliz Domingo! 
.................................... 
LA PAREJA PERFECTA 
 
Todos podemos reconocer en nosotros el deseo de encontrar la pareja perfecta;  
 
es casi una obsesión cultural. 
 
Pero de acuerdo con Un curso de milagros, la búsqueda de la persona perfecta,  
que represente la «solución», es una de nuestras peores heridas psíquicas, y  
uno de los engaños más poderosos del ego. Es lo que el Curso llama «la  
relación especial». Aunque la palabra«especial» alude normalmente a algo
maravilloso,  
desde la perspectiva del Curso significa diferente y, por lo tanto, aparte o  
separado, que es una característica del ego más bien que del espíritu. Una  
relación especial es una 
relación basada en el miedo. 
 
"Dios creó solamente un Hijo unigénito, y nos ama a todos como si fuéramos  
uno. Para Él nadie es diferente ni especial porque en realidad nadie está  
separado de nadie. Como nuestra paz reside en amar como Dios ama, debemos  
esforzarnos por amar a todo el mundo. Nuestro deseo de hallar una «persona
especial»,  
una parte de la Condición de Hijo que nos complete, es dañino porque es  
engañoso. Significa que estamos buscando la salvación en la separación más bien
que en  
la unidad. 
 
El único amor que nos completa es el amor a Dios, y el amor a Dios es el amor  
a todo el mundo. Esto no significa que la forma de relacionarnos tenga que  
ser la misma con todas las personas, sino que debemos buscar en todas las  
relaciones el mismo contenido: un amor fraternal y una amistad que trascienden
los  
cambios de forma y los cuerpos. 
 
De la misma manera como "el Espíritu Santo fue la respuesta de Dios a la  
separación, de igual modo la relación especial fue entonces la respuesta del ego
a  
la creación del Espíritu Santo. Después de la separación empezamos a sentir  
en nuestro interior un enorme agujero, y la mayoría de nosotros seguimos  
sintiéndolo. 
 
El único antídoto para esto es la Expiación o retorno a Dios, porque el dolor  
que sentimos es efectivamente nuestra propia negación del amor.  
El ego, sin embargo, nos dice otra cosa. Sostiene que el amor que necesitamos 
debe venir de otra persona, y que ahí afuera hay alguien especial que puede  
llenar ese hueco. Como el deseo de ese alguien especial surge en realidad de  
nuestra creencia en que estamos separados de Dios, el deseo mismo simboliza la  
separación y la culpa que sentimos a causa de ella. Nuestra búsqueda, entonces, 

carga con la energía de la separación y de la culpa. 
 
Por eso, con frecuencia, en nuestras relaciones más íntimas se genera tanta  
rabia. Estamos proyectando en la otra persona la rabia que sentimos contra  
nosotros mismos por amputar nuestro propio amor. 
 
Con frecuencia, cuando creemos que estamos «enamorados» de una persona, como  
indica Un curso de milagros, en realidad estamos cualquier cosa menos eso. 
La relación especial no se basa fundamentalmente en el amor, sino en la  
culpa. La relación especial es la fuerza de seducción del ego que pugna por  
alejarnos de Dios. Es una forma importante de idolatría, la tentación de pensar
que  
algo diferente de Dios pueda completarnos y darnos paz. El ego nos dice que ahí 

afuera hay una persona especial que hará que desaparezca todo el dolor. 
 
En realidad no nos lo creemos, evidentemente, pero de alguna manera sí nos lo  
creemos. Nuestra cultura nos ha metido la idea en la cabeza, valiéndose de  
libros, canciones, películas, anuncios y, lo que es más importante, la  
conspiración de los otros egos. El trabajo del Espíritu Santo es hacer que la
energía  
del amor especial abandone la falsedad para convertirse en  algo sagrado. 
 
La relación especial vuelve demasiado importante a otra persona: su conducta,  
sus opciones, su opinión de nosotros. Nos hace pensar que la necesitamos,  
cuando en realidad estamos completos y enteros tal como somos. 
El amor especial es un amor «ciego», que se equivoca al elegir la herida que  
intenta sanar. Se dirige a la brecha que hay entre nosotros y Dios, que en  
realidad no existe, aunque creamos que sí. Al dirigirnos a esta brecha como algo

real, y desplazar su origen hacia otra persona, en realidad nos fabricamos la  
experiencia que procuramos rectificar. 
 
Con la guía del Espíritu Santo, nos reunimos para compartir el alborozo. 
Bajo la dirección del ego, nos reunimos para compartir la desesperación. Sin  
embargo, en realidad la negatividad no se puede compartir, porque es una  
ilusión. «Una relación especial es un tipo de unión en el que la unión está  
excluida.» 
 
Una relación no está destinada a ser la unión de dos inválidos emocionales. 
 
El propósito de una relación no es que dos personas incompletas se conviertan  
en una, sino que dos personas completas se unan para mayor gloria de Dios. 
 
La relación especial es un dispositivo mediante el cual el ego nos separa en  
lugar de unirnos. Basada en la creencia en el vacío interior, está siempre  
preguntando:  
«¿Qué puedo conseguir?», mientras que el Espíritu Santo pregunta: 
 
«¿Qué puedo dar?». 
 
El ego procura usar a otras personas para satisfacer lo que define como  
nuestras necesidades. Actualmente, algunas voces siguen insistiendo  
interminablemente en si una relación «satisface o no nuestras necesidades». 
Pero cuando intentamos usar una relación al servicio de nuestros propios  
fines, vacilamos, porque reforzamos nuestra ilusión de necesidad.  
Bajo la dirección del ego andamos siempre en busca de algo, y sin embargo, 
continuamente saboteamos lo que hemos encontrado. 
 
Una de mis amigas me llamó un día para decirme que había salido con un hombre  
que realmente le gustaba. A la semana siguiente, me llamó y me dijo que él  
había anulado una cita con ella para irse al campo, y que  
después de todo, no le gustaba. 
 
-No voy a aceptarle eso a nadie -me dijo-. Yo estoy preparada para una  
relación. 
 
-No -le contesté-, no estás preparada para una relación si no puedes permitir  
a la otra persona que cometa un error. 
 
El ego le había dicho que rechazara a ese hombre porque ella estaba preparada  
para una relación, pero lo que hacía en realidad era asegurarse de que no la  
tuviera. El ego no busca alguien a quien amar, sino alguien a quien atacar. En  
lo relativo al amor, su precepto es «Busca, pero no halles». Va en busca de  
un reflejo de sí mismo, otra máscara que oculte la faz de Cristo. En la  
relación especial, yo tengo 
miedo de mostrarte la auténtica verdad de mí misma -mis miedos, mis  
debilidades- porque temo que, si la ves, me abandonarás. 
 
Estoy suponiendo que eres un crítico tan despiadado como yo. Y sin embargo no  
estiro el cuello para ver tus puntos débiles, porque me pone nerviosa pensar  
que me he liado con alguien que tiene puntos débiles. Todo el tinglado va en  
contra de la autenticidad, y por consiguiente, del auténtico crecimiento. Una  
relación especial perpetúa la mascarada autopunitiva en la que todos buscamos  
desesperadamente atraer el amor siendo alguien que no somos. Aunque vamos en  
busca del amor, en realidad estamos cultivando el odio hacia nosotros mismos,  
nuestra carencia de 
autoestima. 
 
¿Cuál es aquí nuestro milagro? Es dejar de pensar en querer ser especial y  
empezar a pensar en la santidad. 
 
Nuestras pautas mentales respecto a las relaciones están tan impregnadas de 
miedo -ataque y actitudes defensivas, culpa y egoísmo, por más bonitos  
disfraces que les pongamos-, que muchas veces terminamos de rodillas.  
Y ésta, como siempre, es una buena posición. Roguemos a Dios para que guíe  
nuestros pensamientos y sentimientos. 
 
«Puedes poner cualquier relación bajo el cuidado del Espíritu Santo y estar  
seguro de que no será una fuente de dolor.» compartiendo luz, amor, verdad, 
 
Malena Sotomayor 
http://www.crystaluz.org 
 
Fuente: Libro Volver al Amor, de un Curso de Milagros por Marianne Williamson 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
Visita nuestro patrocinador: 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
         ¿Deseas conocer a alguien al otro lado del mundo...? 
                ¿...al otro lado de la esquina? 
                  ¿Deseas hacer nuevos amigos? 
  !!Conoce la mayor red de contactos y amistades hispana en Internet!! 
Haz clic aquí -> http://elistas.net/ml/117/ 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~