Inicio > Mis eListas > mutantes > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 314 al 363 
AsuntoAutor
: Discurso de Raja sugg.
"Para servir a nue Hector R
Re:cuenta.... para LiebeLic
Re:Re:"Para servir Maria
UN DOLAR MENSUAL Gustavo
RE: Re:Depende Gustavo
RE: RV: ESE ES DIO Gustavo
RE: Re:Re:"Para se Gustavo
RE: "Para servir a Castro,
RE: RV: ESE ES DIO yo
porque querer que yo
RE: porque querer Gustavo
Re: Re:Depende LAR
Re: Re:Depende claudezu
Milagros - mensaje Rita Cal
Re:"Para servir a Maria
RE: RV: ESE ES DIO Rita Cal
platicando con una yo
Re: Re:"Para servi claudezu
Re:Depende Maria
Re: Milagros - men yo
mutantes, luego po yo
Re: Milagros - men claudezu
¿Te acuerdas? LiebeLic
Re: UN DOLAR MENSU Henrique
Re: RV: ESE ES DIO Henrique
"Ascension en Masa LiebeLic
RV: Esta E X C E L LINDA GU
gracias HENRIQUE!! LiebeLic
SABIDURÍA ... LiebeLic
El poder de la ros LiebeLic
un espiritual en l Fabiana
EL CRISTO INTERNO LiebeLic
pensamiento budist LiebeLic
LIBERTAD LiebeLic
El Canto de la Sac LiebeLic
Humanizando la Vid LiebeLic
MANUAL DE LA ASCEN astarot
RE: Milagros - men Rita Cal
RE: mutantes, lueg Rita Cal
RE: RV: ESE ES DIO Rita Cal
Fw: Escucha la voz raquel c
si rita, completam yo
Fw: Mensaje de las raquel c
Re: UN DOLAR MENSU Isaura M
Impersonalidad (In LiebeLic
En La Serenidad .. LiebeLic
Re: Re: una respue Isaura M
RE: UN DOLAR MENSU Gustavo
Haz como el Sol .. LiebeLic
 << 50 ant. | 50 sig. >>
 
MUTANTES
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6797     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[mutantes] En La Serenidad ...
Fecha:Lunes, 4 de Marzo, 2002  14:12:03 (EST)
Autor:LiebeLicht <LiebeLicht @...com>

+







_______________________________________________________________________
                  ~ Visita nuestro patrocinador ~
              SABES QUE CIRCULO DE LECTORES TE OFRECE..
                 ...3 LIBROS POR SOLO 2 EUROS!!
          Hazte socio y descubre la emoción de la lectura !!
     HAZ CLIC AQUI -> http://www.elistas.net/arforce/53/circulo



[Adjunto no mostrado: message/rfc822 ]
Asunto:En La Serenidad ...
Fecha:Lunes, 4 de Marzo, 2002  14:10:19 (EST)
Autor:LiebeLicht <LiebeLicht @...com>

En La Serenidad ... 
 
Por Jorge Carvajal Posada 
 
En la serenidad  
existe la humildad absoluta  
y como no existe la necesidad de compararse,  
ni de sobresalir,  
ni de competir,  
entonces ya podemos compartirlo todo  
y sabemos  
que todo no son nuestros conocimientos y aptitudes,  
sino que lo que compartimos es la vida.  
 
En la serenidad  
fluye la vida  
y la vida fluye siempre silenciosamente.  
 
La vida  
es aquello que no hace ruido,  
la muerte  
y la violencia siempre son ruidosas.  
 
La paz  
no es un ruido contra la violencia;  
la paz  
es un silencio interior que se nutre de la vida. 
 
AsĂ­ es que en la serenidad  
se conquista la verdadera paz,  
no externa,  
no de la calma aparente,  
exterior;  
si no la verdadera paz interna,  
que es de donde puede fluir  
el verdadero rĂ­o  
de la vida. 
 
La mejor manera para descubrir  
en vivo  
la serenidad  
es ver en vivo  
un moribundo.  
 
Las personas combaten contra la muerte  
y se aferran a la vida,  
pero llega un momento en que no hay lucha,  
hay un momento en que hay un retirarse,  
un silencio interior.  
 
Hay un momento  
en que ya la mirada refleja una alegrĂ­a profunda;  
en los ojos de muchos moribundos hay una paz  
y una alegrĂ­a intensa  
y en ellos se puede observar mucha paz.  
 
Ese momento  
ya no es solo un momento de conciencia,  
es un momento de contacto espiritual;  
es decir,  
son momentos en los que no se produce tanto  
una calma hacia el exterior  
sino una profunda paz  
hacia el interior. 
 
Esa paz  
se puede conseguir en la plaza de mercado,  
en tu casa,  
trabajo  
o en el TĂ­bet,  
la India,  
Londres  
y también en medio de la guerra;  
no importa donde uno esté.  
 
Pero esa paz  
es posible siempre,  
porque depende de nuestro ser que es inmutable,  
porque no depende  
de ninguna condiciĂłn externa. 
 
Cuando Uds. estén buscando la paz,  
busquen la serenidad  
y la soledad,  
cuando sepan ser su propia compañía  
van a ver que en el camino de la propia compañía  
estĂ¡ el camino del ser,  
que en ese estado de serenidad  
que les produce el contacto con el ser,  
existe un estado de conexiĂłn espiritual.  
 
Ese es un samadhi.  
 
Nosotros creemos que el samadhi  
es el arte de cerrar los ojos  
y repetir mantrams,  
no es asĂ­.  
 
El samadhi  
es el arte de comulgar  
con la vida  
serenamente desde nuestro corazĂłn;  
desde lo mĂ¡s profundo  
y sagrado de nuestro ser.  
 
Cada vez que Uds. tienen un estado de alegrĂ­a genuina;  
cada vez que Uds. no tengan un por qué  
y para qué de las cosas;  
cada vez que Uds. no tengan un sĂ­ condicionante  
para lo que son o para lo que hacen,  
estĂ¡n alcanzando un estado de serenidad.  
 
Ese estado de serenidad  
ya no es un contacto con el alma,  
sino con el espĂ­ritu,  
con la chispa divina  
que hay en cada uno de nosotros;  
allĂ­ somos perfecta salud.  
 
En ese estado de conciencia  
nos sanamos  
aunque el cuerpo se muera  
porque entendemos  
que no somos el cuerpo,  
sino que ese ser  
representa la continuidad  
de la conciencia. 
 
Vamos a rescatar  
aquellos momentos de la vida  
en que nos sentimos serenos;  
aquellos momentos de la vida  
en que nos sentimos serenos  
aunque nos hubieran ofendido  
o hubiera sido catastrĂłfico todo afuera.  
 
Cuando conservamos nuestra solidez interior  
descubrimos  
que esos momentos,  
frecuente y paradĂłjicamente,  
son momentos  
de crisis. 
 
Los grandes desafĂ­os  
despiertan  
lo mejor del ser,  
lo mejor de nuestro potencial espiritual.  
 
Cuando las pequeñas cosas  
derrumban la personalidad,  
las grandes cosas  
fortalecen el alma.  
 
AsĂ­ que son las grandes crisis  
y los grandes desafĂ­os,  
los que ponen a prueba  
nuestra paz interior. 
 
La paz interior  
la reconocen  
en medio de la crisis.  
 
Uds. ven que en medio de la crisis  
todo el mundo sale corriendo  
y una persona se detiene a salvar a los otros;  
o que alguien se estĂ¡ ahogando  
y hay una persona que se tira al agua,  
esa no es la personalidad que calcula,  
no es la mente inferior,  
es el ser  
y se da en un estado de serenidad.  
 
Cuando en medio de la crisis  
mantenemos la serenidad,  
tenemos el timĂłn de la vida;  
el timĂłn  
es un norte espiritual  
que cada uno de nosotros tenemos.  
 
Tener ese timĂłn de la vida  
dirigido al norte espiritual  
depende de practicar la serenidad  
en momentos de crisis. 
 
Hay un solo enemigo de la serenidad  
y ese enemigo  
es el sentirse vĂ­ctima  
de los eventos.  
 
Todos nosotros  
en la vida jugamos inconscientemente  
el juego de ser vĂ­ctima;  
“del pobre de mí”,  
“de ser pobrecitos”;  
sufrir los eventos  
y buscar hacernos las vĂ­ctimas  
para que nos protejan.  
 
No hay nada mĂ¡s agresivo,  
ni mĂ¡s deshumanizado,  
ni mĂ¡s lejos del ser  
y de la serenidad.  
 
Entonces vivimos de lamentaciones;  
nos hacemos los héroes  
y los mĂ¡rtires  
a través de la queja continua.  
 
Nos quejamos  
si el dĂ­a estĂ¡ frĂ­o o caliente.  
 
No hay dĂ­as feos ni bonitos;  
no hay momentos feos ni lindos,  
eso depende de los anteojos con que se mire.  
 
Si yo miro la vida  
desde la queja continua  
realmente nunca puedo obtener la serenidad  
porque la serenidad  
surge del heroĂ­smo  
y del compromiso  
en un momento de peligro supremo. 
 
Cuando alguien que es temeroso  
e indeciso  
actĂșa con valentĂ­a  
en un momento de peligro,  
o al ser atacado,  
podemos estar seguros  
que esa reacciĂłn es del alma,  
porque ahĂ­ no existe el miedo,  
ahĂ­ existe,  
el ser valiente que hay en todos nosotros.  
 
Que no es el que no experimenta el miedo;  
es el que aĂșn en condiciones crĂ­ticas o de miedo,  
sabe guardar su centro  
y ese centro interior  
es el nĂșcleo de serenidad. 
 
Vamos a reconocer  
esos momentos de la vida  
que mantienen nuestra serenidad  
y esos eventos que perturban nuestra serenidad.  
 
Miren todas las circunstancias de la vida  
en que Uds. estén irritables.  
 
Ya hemos visto  
que la irritabilidad  
es el veneno mĂ¡s mortal de la vida,  
en ese estado de irritabilidad  
se pierde el centro;  
es vĂ­ctima,  
se va a la deriva de los acontecimientos;  
se ha perdido el timĂłn;  
se ha perdido el norte  
y no son seres espirituales.  
 
Es decir,  
en esos momentos  
ni siquiera se es humano;  
se es animal  
que ataca  
o huye,  
pero se ha renunciado  
a la conciencia humana;  
al nivel humano de la conciencia.  
 
Reflexionemos sobre esto.  
 
Tenemos un compĂ¡s de la vida  
que es un ritmo espiritual;  
ese ritmo espiritual  
es saber vivir  
en soledad  
con serenidad. 
 
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~O~~~~~~~~~~~ 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
                  ~ Visita nuestro patrocinador ~ 
              SABES QUE CIRCULO DE LECTORES TE OFRECE.. 
                 ...3 LIBROS POR SOLO 2 EUROS!! 
          Hazte socio y descubre la emoción de la lectura !! 
     HAZ CLIC AQUI -> http://www.elistas.net/arforce/53/circulo 
 
 

[Adjunto no mostrado: serenity-earth.mid (audio/x-midi) ]