Inicio > Mis eListas > misticismofemenino > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 81 al 88 
AsuntoAutor
FW: EL DOMINIO DE antonia
INVITACION antonia
INVITACION antonia
AGARTHA antonia
AMORC antonia
¿PUEDE VER MÁS LLÁ antonia
INVITACION II Isis Isi
foro de fans Arcaica
 << 20 ant. | -- ---- >>
 
Circulo Městico Femenino
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 87     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:circulo_mistico_femenino INVITACION II
Fecha:Viernes, 25 de Mayo, 2007  07:14:20 (+0000)
Autor:Isis Isis <rumaisa15 @.......com>

    Queridos hermanos en el sendero, os invito a visitar y a daros de alta en el grupo que administro. Gracias. www.egrupos.net/grupo/amorc

 

            HISTORIA DE LA A.M.O.R.C.

La Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz, conocida mundialmente bajo las siglas de A.M.O.R.C., no es un movimiento filosófico de reciente creación. Su tradición hace que su origen se remonte a las escuelas de misterios del antiguo Egipto. En estas antiguas escuelas, se reunían regularmente los místicos iluminados para estudiar los misterios de la existencia. Precisamente por esa razón se las llamó "escuelas de misterios".

      En ella se reunían todos los buscadores que aspiraban a una mejor comprensión de las leyes naturales y universales. 

   

    La Expansión de la Orden en Occidente

     Desde Egipto, la Orden se propagó a Grecia a través de Tales y Pitágoras (572-492 A.C.), después pasó a Roma bajo el impulso de Plotino (203-270). En la época de Carlomagno (742-814), se introdujo en Francia gracias al filósofo Arnaud y, más tarde, en Alemania, Inglaterra y Países Bajos. Durante los siglos siguientes, fueron los Alquimistas y los Templarios quienes contribuyeron a su expansión por Occidente y Oriente. La frecuente falta de libertad de conciencia hizo que la Orden tuviera que ocultarse adoptando diversos nombres, llevando a cabo sus actividades bajo el sello del secreto. Sin embargo, en todas las épocas y en todos los países, nunca cesaron sus actividades, perpetuando sus ideales y sus enseñanzas, participando directa o indirectamente en el progreso de las artes, de las ciencias y de la civilización, proclamando siempre la igualdad de los sexos, así como una verdadera fraternidad entre los hombres

 

 LA ORDEN ACTUALMENTE

     Elegido por unanimidad por los miembros del Consejo Supremo para la función de Imperator, en el momento actual es Christian Bernard, un francés, quien asume la más alta responsabilidad de la A.M.O.R.C. Cómo tal, y ayudado por todos los Grandes Maestros, él es quien garantiza las actividades rosacruces en todos los países del mundo.

 

          Para saber más información:  www.amorc.es

¿POR QUÉ SOY ROSACRUZ?

 

Por Beti Jaureguizar. 

 

      A medida que vamos avanzando en las enseñanzas Rosacruces, nos vamos adentrando en un mar de realidades distintas a las que conocíamos anteriormente, descubriendo nuevos caminos  de superación personal. Nos sentimos impulsados por una fuerza interior que nos lleva  adoptar estas enseñanza, no ya como un mero aprendizaje, sino como una nueva forma de vida.

 

       La preparación que nos brinda la Orden nos permite reconocer los caminos hacia la Verdad, que habremos de captar intuitivamente por nuestras vivencias internas. Por medio de esta experiencia es que logramos integrarnos a la Unidad Cósmica, descubrimos nuestra propia identidad y trascendemos nuestra singularidad al comprender que formamos parte de un todo universal.

 

        Al tiempo que vamos recibiendo las riquísimas enseñanzas, vamos desarrollando nuestras expectativas, elevándolas a ámbitos superiores, lo que resulta en un nuevo planteamiento de nuestro estilo de vida.

 

         El sencillo hecho de sentirnos parte de una comunidad de ideas y de realizaciones por permite encontrar, ya sea por medio de las monografías o del Organismo Afiliado Rosacruz al cual pertenecemos, un abrigo espiritual frente a un mundo demasiado materialista donde corremos el riesgo de convertirnos en un objeto indefenso, arrastrado por distintas corrientes y sin personalidad interior. Así, nuestra experiencia de vida como rosacruces nos da la posibilidad de desarrollar nuestros poderes psíquicos para lograr elevar nuestra conciencia. Esta experiencia mística es una experiencia de confianza y fe.

 

           La búsqueda constante del conocimiento y la comprensión de las leyes que rigen la Naturaleza, el aprendizaje de su utilización en nuestra vida cotidiana, produce en nosotros determinados efectos con los que habremos de regir nuestras aptitudes, tales como un aumento de nuestra capacidad de concentración, de nuestra capacidad creadora, de nuestra intuición; una nueva apertura al mundo que nos rodea, una mayor comprensión y simpatía hacia todos los seres, ya que nos sabemos una especie de fuerza moderadora en nuestra relación con el medio ambiente. Al sentirlo así, nos vemos invadidos por una profunda paz interior, pero esta paz no es, en ningún sentido, una pasividad inoperante, no es una actitud contemplativa, sino todo lo contrario; es lo que nos permite día a día emprender caminos y empresas, aun los arriesgados, con firmeza y confianza de lograr la finalidad perseguida, actuando con honestidad.

 

             Otra de las cosas hermosas que adquirimos como estudiantes  rosacruces es el constante y creciente deseo y la necesidad de brindarnos al prójimo, de ayudar a los demás a encontrar en sí mismos los valores que hemos descubierto en nosotros, transmitiéndoles, en la medida en que podamos, paz y tranquilidad del alma, para que puedan encontrar su propio camino. De igual modo, nos hallamos receptivos para recibir los pensamientos positivos de nuestros hermanos.

 

              Un factor importante es la capacidad que se nos abre, como una nueva ventana al mundo, de poder apreciar y gozar de nuestra existencia con naturalidad, vitalidad e intensidad. Podemos hacer de nuestra vida, no un simple pasar por el mundo, sino una verdadera experiencia vital, mediante la cual cada cosa que se presenta ante nosotros pueda ser vivida profundamente y en su justa dimensión. Al poder desarrollar nuestra intuición, comprendemos mejor ciertas realidades vitales que permanecen ocultas a los ojos del razonamiento deductivo y del intelecto.

 

              Como Rosacruces, sabemos que debemos enfrentar la vida con pensamientos positivos, ya que nuestra actitud positiva se volcará en nuestro entorno y volverá a nosotros reforzada y engrandecida. Así logramos tener a nuestro alrededor un ámbito armonioso y saludable.

 

              Al ir logrando todos estos caminos hacia la superación, la elevación de nuestra conciencia y hacia un mayor bienestar interior, nos embarga un profundo sentimiento de humildad, gratitud y esperanza. Sentimos entusiasmo para seguir practicando con constancia y pureza de intenciones, manteniendo encendida la llama que en nuestros antepasados se encendiera al contemplar en toda su belleza el simbolismo y objetivos de la ANTIGUA Y MISTICA ORDEN ROSACRUZ (A.M.O.R.C.)  

 

              Para recibir las enseñanza de la A.M.O.R.C. hay que estar afiliado a la misma.

  

 

 



Ofertas y reservas para viajar por todo el mundo. Organiza y contrata tus viajes aquí.