Inicio > Mis eListas > militante > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 21 al 40 
AsuntoAutor
A 2 AÑOS DEL SECUE UADH Ros
Jornada de Difusió UADH Ros
CASO BARAVALLE EN UADH Ros
URGENTE - COMUNICA presos p
ACTO HOMENAJE A 41 SEREMOS
ACTO HOMENAJE A 41 SEREMOS
A 67 días de huelg Plenario
RESISTIR LOS “PLAN Plenario
NO SE LOS CONTEMPL Plenario
ESTÁ DETENIDO EL G UADH Ros
DECLARACIÓN DEL P. Plenario
NO A LOS DESPIDOS, Plenario
MAÑANA VIERNES 14/ UADH Ros
COMUNICADO ACERCA UADH Ros
LOS TRABAJADORES D Plenario
QUE LA CRISIS LA P Plenario
FIN DE AÑO A TODA UADH Ros
LA ÚNICA LUCHA QU Plenario
SOLIDADRIDAD DOCEN Plenario
Ante el avance de Plenario
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Militante
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 41     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Ante el avance de la crisis: ELLOS O NOSOTROS
Fecha:Jueves, 15 de Enero, 2009  21:26:56 (+0100)
Autor:Plenario Obrero y Popular <obreroypopular @.....com>

Documento sin título

Ante el avance de la crisis: ELLOS O NOSOTROS

La crisis avanza de tal manera que los economistas burgueses y los empresarios de todo el mundo no dudan en afirmar que la misma se profundizará y que no se puede determinar a ciencia cierta que niveles alcanzará. Por supuesto, nuestra provincia, y más precisamente, la clase obrera y el pueblo santafesino, no escapan a esta realidad que desde hace rato nos está golpeando sin respiro.

Frente a este panorama, el gobierno provincial, las burocracias pro patronales y el empresariado todo, han cerrado filas desde un primer momento, y bajo el lema del "tiremos todos para el mismo lado", se han asegurado por ahora que los trabajadores sean el resorte que amortigüe esta pesada mochila que carga con miseria y hambre. Hasta el momento, las famosas “negociaciones” han sido un embudo más que efectivo para resolver todos los conflictos desembocando siempre en “acuerdos” que perjudican sola y exclusivamente a los trabajadores.

Ya en los últimos días de diciembre la Viceministra de Trabajo de la Provincia, Alicia Ciciliani, cerraba el año arrojando como datos oficiales la cifra de más de 600 trabajadores despedidos y aproximadamente 1400 afectados. Actualmente la cartera provincial admite que la cantidad de despidos trepa hasta 2000, cuando todos sabemos que esos números son en realidad muy superiores. A todo esto, hay que sumarle la perspectiva de los miles de despidos que se sumarán en no mucho tiempo, a juzgar por las declaraciones del subsecretario de Trabajo de la provincia, Luis Ortega quien informó en los últimos días que “unas 20 empresas solicitaron procedimientos preventivos de crisis una situación que afecta a unos7.000 trabajadores”. (Rosario 12 - 07/01/09).

Nuevamente Ciciliani saltó al centro de la escena con sus recientes palabras referidas a la situación de Paraná Metal (La Capital - 13/01/09). La cuestión es por demás de clara: en contubernio con la patronal y la burocracia sindical, Binner planeó el nuevo golpe al rostro de los trabajadores. Acto seguido su vocera salió a hablar en nombre de los tres complotados, y tajantemente expresó: “Si somos responsables social y económicamente tenemos que afrontar con dolor esto: Paraná Metal, para subsistir, necesita ajustar”. O lo que es lo mismo: para seguir ganando plata a costa del sudor y la sangre de los obreros, Paraná Metal debe arrojar decididamente a una gran parte de nosotros a la pobreza. O “ajuste” (despidos, suspensiones, bajas de salarios, etc...) o cierre. Nada de expropiación como engañosamente alardeó el Kirchnerismo para salvar su pellejo. Si cabe la posibilidad entonces, de que con “ajuste” la fábrica permanezca abierta, esto significa que hay producción para hacer, que hay negocios para concretar, que hay ganancias para obtener y que la explotación sigue. Ni un milímetro nos equivocamos cuando decimos que de esta no salimos todos juntos, sino que para salir fortalecidos tenemos que identificar sin vacilaciones al gobierno, las patronales y las burocracias como nuestros enemigos declarados de clase, y actuar en consecuencia.

El círculo se cierra con el abrazo de Yasky y Moyano, y con las palabras del líder de la CTA: “ante la crisis habrá unidad de acción del movimiento sindical”, lo que traducido a lenguaje popular, entendemos que quiso decir que entre ellos se podrán matar (como en ATILRA Rosario) por aparato y táctica, pero frente a la real organización independiente de la clase obrera, ahí van a estar juntos, bien juntos para aplastar y traicionar a los trabajadores cuantas veces sean necesarias.

Así planteadas las cosas, no hay muchas alternativas. Las tan mentadas negociaciones en estas condiciones, como señalamos con anterioridad, sólo sirven para hacerle pagar la crisis a los laburantes. En nuestro comunicado del 07/11/08 (http://obreroypopular.org/resistir-los-planes-de-crisis), ya advertíamos claramente que el fin único de los “procedimientos preventivos de crisis” es justificar los despidos, o en todo caso las suspensiones por un año para que después todo quede sujeto a que la cosa "mejore", lo que no se puede entender de otra forma que como despido. Los casos de General Motors, de Paraná Metal y SIDERAR son paradigmáticos.

En el primer caso, la burocracia del SMATA, haciendo gala de su complicidad con la patronal, negoció la cantidad de suspensiones. Los resultados están a la vista: cientos de trabajadores “suspendidos” por seis meses con futuro muy jodido, por cierto, y con sueldos que irán decreciendo a medida que transcurran los meses. Si esto es una victoria obrera, que nos digan cómo sería una derrota. Asimismo, las perspectivas no son nada alentadoras para los trabajadores cuyos contratos expiren en junio, ya que donde realmente se cocinan las cosas, allá por el Norte, el Senado yanqui ya dejó bien en claro que las automotrices de su país deben dar prioridad a mantener los empleos dentro de las fronteras. De manera que la famosa reestructuración que GM debe realizar para justificar el multimillonario salvataje que evitó su quiebra, es nada más y nada menos que despidos masivos en todo el mundo cuidando en su casa Central. Entonces, nuevamente: si esto es una victoria obrera, que SMATA Rosario explique cómo sería una derrota.

En el caso de Paraná Metal, hemos dejado sentada nuestra posición en nuestro comunicado del 02/01/09 (http://obreroypopular.org/node/62). “Hasta ahora hemos visto un plan de negociación, pero lo que no aparece ni por asomo es un plan de lucha, que empiece por acortarle los plazos a la patronal. Por otro lado hay que evitar que el ocio termine por desmoralizar a los compañeros, hay que imponer un paro de todos los metalúrgicos ¿acaso no hay cientos de compañeros que están pasando igualmente por difíciles situaciones en Acindar y talleres de Villa? Y para ser más precisos ¿no están pasando por la misma situación en GM, Siderar, y tantas otras fábricas del cordón industrial; con cientos de despidos? Lo cual hace necesario la coordinación de un paro regional, que paralice la producción de las grandes fábricas, el comercio, el transporte y la actividad de los trabajadores del Estado”.

El Secretario general de la UOM Villa Constitución, Alberto Piccinini, no dudo en ocultar su voto de confianza hacia la patronal, que dejó en la calle a 1200 obreros. En declaraciones de los últimos días señaló que la solución "no depende sólo de nuestra voluntad, sino también de la empresa, que debe tomar medidas para salir de esta situación. Alguna de esas medidas sería la de reconocer los derechos de los operarios y buscar salidas alternativas. Si los empresarios no quieren arreglar, entonces habrá problemas sociales". (La Capital - 31/12/08). En una muestra de su falta de confianza hacia la clase obrera, Piccinini, dice que la clase obrera de manera independiente no puede solucionar este conflicto. Sólo apelando a la buena voluntad de los empresarios sería viable una solución y todos “en el mismo barquito” saldremos a flote según él. El asunto es que hasta ahora se han hundido miles y miles de obreros y ningún patrón. En medio de la crisis, los patrones no son parte de la solución, sino el problema.

Por último, el conflicto de SIDERAR no corre por carriles muy diferentes a los dos anteriores. Luego de la conciliación obligatoria dictada por la Nación, los voceros de la empresa ya salieron a declarar abiertamente que SIDERAR dará marcha atrás con la inversión programada, que es lo mismo que decir que los 2300 trabajadores perderán su puesto de trabajo o que 2300 familias caerán en la miseria total. ¿Y la UOM y la UOCRA? Con tal de no luchar, cualquier cosa; solo alargan y alargan la cuestión dándole oxígeno a la patronal. Le están diciendo en la cara que 2300 laburantes van a ir a parar a la calle y ellos expectantes frente a lo que pueda hacer el Estado Nacional o a la atenta espera de un milagroso rapto de benevolencia de los empresarios chupasangre. Más clarita la traición imposible.

Así podríamos seguir ejemplificando con todos los conflictos en todas las empresas a nivel provinvicial, y siempre veríamos reveses y más reveses para la clase obrera.

Cuando decimos que “la crisis la paguen ellos”, estamos diciendo que no queremos despidos, ni suspensiones, ni recortes de horas extras, ni baja de los salarios. Ni mucho menos, como ahora pretende General Motors, reemplazar a obreros con años y años de antigüedad dentro de la fábrica por mano de obra contratada que la usa solamente cuando la necesita y encima le cuesta dos mangos. Estamos diciendo que no queremos que nos superexploten, que no queremos hacer el trabajo de tres compañeros nuestros porque “las cuentas no les cierran”. Queremos preservar nuestros puestos de trabajo porque son nuestros y se acabó.

No queda lugar para las dudas, ellos – gobierno, burocracia, patronal- ya tienen su plan bien delineado contra la clase obrera y lo están aplicando a rajatabla. La independencia de clase debe ser el norte que nos guíe para comenzar a delinear planes de lucha en cada fábrica, ya sea porque pretenda echar o suspender o a modo de solidaridad obrera con los compañeros afectados en donde ocurran despidos o suspensiones. Discrepamos con algunas fuerzas que le exigen a la CGT y la CTA que se pongan a la cabeza de las luchas y que así metamorfoseen de traidores a vanguardia clasista. Apelar o exhortar a los entregadores no conduce nada más que a la derrota de la lucha obrera.

La política de la “negociación” pura es la política de negar la lucha y conciliar con las razones de los explotadores. Porque aún para “negociar”, en momentos como este especialmente, es preciso tener una posición de fuerza y esto significa tener un verdadero Plan de Lucha. Sin el paro general, sin la toma de la fábrica que despide o suspende, sin acción directa, la posición de fuerza no existe. Esto es lo que están procurando los dirigentes que nos llaman a esperar, conciliar, resignar. No debemos permitirlo.

Puede ser que tengamos que tratar con el enemigo presentando nuestros reclamos. Pero aunque así sea, será más fácil “negociar” con la fábrica tomada, con un paro regional en marcha y con las formas de lucha que los trabajadores hallen pertinente para forjar su propio destino sin depender de nada ni de nadie. Una y mil veces debe ponerse en acción la independencia de la clase obrera para luchar incluso contra la traición. Poner de pie al clasismo, con todos sus métodos, sin esperar un segundo más, esa es la consigna.

  • QUE LA CRISIS LA PAGUEN ELLOS.
  • REDUCCIÓN DE LA JORNADA LABORAL A 4 HORAS SIN REDUCCIÓN DE SALARIOS.
  • SUELDOS EQUIVALENTES AL COSTO DE LA CANASTA FAMILIAR ACTUALIZADOS POR EL ÍNDICE DE LOS BIENES BÁSICOS.
  • FÁBRICA QUE CIERRA O DESPIDE DEBE SER TOMADA Y PUESTA EN MARCHA POR LOS TRABAJADORES.
  • ORGANIZACION INDEPENDIENTE DE LOS TRABAJADORES CONTRA BURÓCRATAS SINDICALES, PATRONES, EL ESTADO Y PARTIDOS PATRONALES.
  • PLAN DE LUCHA QUE INCLUYA PARO, TOMA DE LUGARES DE TRABAJO, CORTES DE RUTA Y MOVILIZACIÓN SOBRE LOS CENTROS DE PODER.
  • AUTODEFENSA OBRERA Y POPULAR PARA ENFRENTAR LA REPRESIÓN.
  • POR UNA COORDINADORA DE ACTIVISTAS, AGRUPACIONES, COMISIONES Y DELEGADOS QUE PREPAREN LAS CONDICIONES DEL ENFRNTAMIENTO CON LOS "PLANES DE CRISIS" QUE SE AVECINAN.

 

PLENARIO OBRERO Y POPULAR