Inicio > Mis eListas > militante > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 207 al 226 
AsuntoAutor
ANTES SOBISCH, AHO Docentes
LA TRAICION CONTRA UADH Ros
Reenvío: TRABAJADO Plenario
BASTA DE CESANTÍAS Plenario
SOLIDARIDAD CON LO Plenario
NARANPOL ES DE LOS Plenario
OTRO OBRERO ASESIN Plenario
Boletín del PLENAR Plenario
COMANDANTE SANTUCH Plenario
Repudiamos enérgic Plenario
Contra el encubrim Docentes
DESALOJO Y REPRESI Plenario
Acto Homenaje a lo Plenario
Boletín del Plenar Plenario
Acto Homenaje a lo Plenario
UN LUNES 22 DE AGO UADH Ros
Se realizó Acto en Plenario
UN AMIGO DEL “CULÓ UADH Ros
Nuevos artículos e Plenario
Convocatoria 8 de Plenario
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Militante
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 218     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Contra el encubrimiento de ministros de la dictadura |Caso Bruera|
Fecha:Domingo, 24 de Julio, 2011  18:22:58 (-0300)
Autor:Docentes de Base en el POP <obreroypopular @.....com>

bruera hdp Nuestra reflexión abierta comienza con los hechos que informa esta nota periodística, la que transcribimos tal como aparece en la versión digital de LA CAPITAL de Rosario.

CASO BRUERA  
18-07-2011

http://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/Educacion-investiga-el-caso-del-ex-ministro-de-la-dictadura-que-dirige-un-colegio-en-Rosario-20110718-0039.html


Educación investiga el caso del ex ministro de la dictadura que dirige un colegio en Rosario
“Estamos trabajando duro en el tema, de la mejor manera posible, para aseguramos que cómplices de la dictadura no puedan influir, ni tener directa relación con la educación santafesina”, dijo a LaCapital.com.ar el director provincial de enseñanza privada, Germán Falo, sobre el ex ministro de Educación de la dictadura, Ricardo Bruera, quien preside el Colegio Rosario.


institucion del represor bruera
Bruera no se sostuvo en su cargo sin el apoyo de muchos funcionarios de la democracia.

“Estamos trabajando duro en el tema, pero queremos que se sigan los pasos de la mejor manera posible, para aseguramos que cómplices de la dictadura no puedan influir, ni tener directa relación con la educación santafesina”, dijo a LaCapital.com.ar el director provincial de enseñanza privada, Germán Falo, en referencia del ex ministro de Educación de la dictadura, Ricardo Bruera, quien preside el Colegio Rosario.
Lo que parecía imposible: sacar a Bruera definitivamente de la Educación santafesina, parece estar cada vez más cerca de concretarse. El puntapié lo dieron los chicos de la UES y la Agrupación Hijos, cuando en marzo pasado realizaron un escrache para recordar que quien había organizado el Operativo Claridad, de “depuración ideológica” y por el que se persiguieron y asesinaron estudiantes y docentes, estaba todavía al frente del colegio privado de Ocampo 15 bis de la ciudad.
Una madre que enviaba a sus hijos a esa institución quiso saber más, preguntó sobre la veracidad de esa denuncia y terminó amenazada por el representante legal del Colegio Rosario, Claudio Muricilli. Al final esta familia decidió retirar a los chicos de la escuela.
Pero no todo quedo ahí. Verónica Tsernostopulos hizo saber públicamente lo que había pasado. Eso fue clave para que el Ministerio de Educación de Santa Fe interviniese en el caso. Esta mujer y su esposo fueron recibidos por el Servicio de Enseñanza Privada (Spep) donde formalizaron el reclamo, lo cual permitió abrir una investigación de oficio en el colegio.
“Estamos en pleno proceso de la investigación. Hemos recibido a la familia que hizo la presentación, le solicitamos que la formalice y así lo hicieron. También ya nos hemos reunido con el representante legal”, respasó el director Germán Falo a este medio.
La investigación está orientada a dos cuestiones principales: evaluar si existieron tratos inapropiados por parte del representante legal, Claudio Murcilli, hacia la familia denunciante y si Ricardo Bruera “tiene participación en los procesos pedagógicos de la escuela”.
La escuela está presidida por la Asociación para la Promoción del Desarrollo de las Ciencias de la Educación (Aprodece), desde que se creó en 1979. Desde entonces y hasta la fecha Bruera ha sido miembro de esa asociación.
Un dato para no desconocer y tratar de entender que Bruera no se sostuvo sin el apoyo de muchos funcionarios de la democracia es que si bien al escuela primaria fue creada en tiempos de la dictadura, el secundario se aprobó en 1984 (Vernet era gobernador) y que enseguida empezó a recibir los subsidios para funcionar.
Actualmente recibe el 100 por ciento de subvención para el pago de los salarios de los docentes, y recibe a unos mil alumnos desde el nivel inicial hasta el terciario (se dicta un profesorado de enseñanza).

Reclamo de la UES
Hoy los hijos de Verónica comienzan las clases en otra escuela. El nene en el preescolar y la nena en tercer grado. Con dolor la mamá contaba hace dos semanas _cuando se conoció el hecho, la tristeza enorme que sentía por tener que alejarlos de sus compañeros. Pero también, confesaba que se sentía amenazada por haber querido saber la verdad.
Los estudiantes de la UES a través de un comunicado que titularon “Un represor no debe hacer jurar la bandera”, expresaron que el objetivo que buscan es alejar al ex ministro y cómplice civil de la Dictadura Militar de este colegio.
Saludan que lo que fue un reclamo por verdad, memoria y justicia hoy lo haya tomado el Ministerio de Educación de la provincia, investigando la denuncia de estos padres. “Nuestro objetivo era alertar a la sociedad, _explican_ y ese fue un objetivo cumplido, ya que no sólo personas ajenas a la institución escucharon los cánticos de memoria, sino también la madre de dos alumnos de dicho colegio”.

Con el transcurrir de los días, los jóvenes organizadores del Escrache se mostraron lamentablemente inconsecuentes con la dimensión de sus actos, y conforme se extendían las consecuencias, trataron de limitar sus efectos a un mero apartamiento nominal de puestos ejecutivos o de puestos directivos pero evitando cualquier daño para sus negocios. Y esto es preciso decirlo sin ambages: el apartamiento simbólico reclamado tiende al encubrimiento de que el dueño es Bruera y seguirá siendo el dueño por testaferros como ocurre comúnmente.
Tal como lo destaca en su Pirulo de Tapa el diario Rosario/12, el comunicado de la UES expone lo medular de una concepción acorde con la educación privada en lo que transcribe:

BRUERA
"Los niños no deben jurar la bandera los 20 de Junio nunca más ante un genocida, por eso pedimos que retiren a Ricardo Bruera de todos sus cargos. Creemos esto más inmediato que la quita de subsidios a la escuela, debido a que el Colegio Rosario le brinda la copa de leche a sus alumnos. La UES Rosario no está en contra de la institución, pero si de los métodos de estudio que propone, ideados por el mismo que ideó el Operativo Claridad de persecución y censura a los 'subversivos'. Por eso también pedimos que en el terciario que educa a futuros profesores no los instruyan más con libros escritos por Ricardo Bruera, publicados por su propia editorial". (Comunicado de la UES Rosario por la permanencia como educador del ex ministro de Educación de Jorge Rafael Videla).

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/index-2011-07-17.htm
Sintéticamente se dice que el negocio privado con la educación debe continuar porque no es la quita de subsidios una cuestión inmediata. Lo inmediato es que “ Los niños no deben jurar la bandera los 20 de Junio nunca más ante un genocida”.
Es tal el grado de ridiculez de la argumentación que no se puede evitar manifestarse sobre esto, porque además promociona la continuidad del giro comercial de la empresa de educación privada.
Es ridículo porque ajustándose a las cuentas de la realidad tan cruda como es, los niños no deberán jurar la bandera por lo menos por un año; año en que la empresa recibirá fondos públicos para realizar sus beneficios privados.

Supuestamente dejar intactas las bases materiales, económicas -como son los subsidios- no interesan siempre y cuando haya una remoción nominal del represor de los estudiantes durante la última Dictadura Genocida. Y esto es descabellado, porque permitir esa salida es un puro maquillaje destinado al sostén de una política de apoyo a la privatización de la educación. La jura de la bandera es parte del negocio de Bruera y Cía, es parte del despliegue de actividades curriculares según las fórmulas de los actos conforme el calendario escolar. No hay jura de la bandera ante un genocida si este genocida no tiene una entidad comercial de educación.
Y esto está a favor de la educación privada porque a la ridiculez señalada más arriba se agrega un pronunciamiento claro y contundente propiciando el negocio educativo:

“La UES Rosario no está en contra de la institución...”

Más claro, echarle agua.

Quienes siempre hemos defendido la Educación Pública sí estamos en contra de este comercio con los derechos del pueblo como la educación que ejercitan las llamadas instituciones; de que se sostenga con fondos públicos los negocios de los mercaderes de la educación. Siempre hemos dicho que en esos institutos los alumnos no son tales, sino clientes. Y siempre hemos sostenido la supresión de aportes del magro presupuesto para la educación, a la educación privada. Incluso hemos criticado la intención privatista del Gobierno hoy “socialista” cuando ha incorporado a sus dichos y escritos esa farsa de “educación pública de gestión estatal y gestión privada”, grosera manera de burlarnos, en lugar de llamar al pan, pan y al vino, vino.

Nosotros, haciéndonos cargo de lo expresado públicamente por AMSAFE Rosario, decimos:

Exigimos el urgente retiro del subsidio al Colegio Rosario y al Instituto de Formación de maestras que tiene esa empresa privada y que se deje de encubrir que el único y verdadero dueño de esta institución es Bruera.

Pero aún más.
Refuerza la UES su defensa de la institución diciendo que no están en contra porque debido a que el Colegio Rosario le brinda la copa de leche a sus alumnos.”. Nada más ratificatorio de lo que decimos (que los alumnos no son tales, sino clientes) que esa concepción clientelar de la provisión de una mísera ración en lugar de pensar en la imprescindible dignidad que acarrearía una justicia social que muchos pregonan -la UES es un caso- y no practican. Una justicia social que haga innecesaria la administración de algunos víveres para la subsistencia del estado actual de cosas más que para los mismos que se ven obligados a consumirlas.
A todo esto hay que agregar que los maestros -que hemos luchado todos estos años post Dictadura militar en defensa de la Educación Pública junto a estudiantes que   han compartido los mismos puntos de vista- sabemos por experiencia y ciencia lo necesario que es lo que en el pliego de reclamos docentes se da en llamar “asistencialidad al educando”, que en ningún caso justifica la concesión de un boliche privado para la atención al mostrador de requerimientos educativos y/o alimentarios. Esto último es lo que también reivindica la UES.
Pero además es mentira que los subsidios estatales a la empresa del genocida estén dados porque dan la copa de leche. La concesión de tales privilegios nada tienen que ver con ello sino con el cumplimiento de relajadas normas que favorecen el reconocimiento e incorporación a la lista de entidades privadas subsidiadas que, entre otras cosas, ha dado lugar a numerosas estafas en el último año.

Es preciso señalar entonces que el comunicado de los inconsecuentes hacedores del escrache a Bruera se opone absolutamente a la posición establecida por AMSAFE Rosario, a la cual adherimos más allá de que le agregaríamos tal o cual punto o frase. Y reiteramos, está absolutamente enfrentada en sus proposiciones con la inconsecuencia que le sobrevino a la UES después del escrache.

Basta de encubrimiento a los socios civiles de la dictadura genocida

Desde Amsafe Rosario acompañamos la denuncia que se está haciendo sobre el Colegio Rosario, cuyo "dueño-director" es Ricardo Bruera, ex Ministro de Educación de la Nación de la última dictadura cívico- militar durante los años 76 y 77.

Este personaje nefasto para la educación de Rosario y de la provincia de Santa Fe, fue además quien llevó adelante el Operativo Claridad de "depuración ideológica" en escuelas y universidades, con persecuciones, cesantías y desapariciones, entre ellas la de los estudiantes de la Noche de los Lápices.
Gran parte de las familias que deciden mandar a sus hijos e hijas a esa escuela no sólo que no conocen a cargo de quién está la educación y el mandato político-educativo que preside la misma, sino que quizás desconozcan que esa escuela está subvencionada en un 100% por el Estado provincial.
El Ministerio de Educación destina fondos del presupuesto educativo a esa escuela; por lo tanto no sólo sostiene la educación privada, sino que solventa el emprendimiento personal y familiar de un ex funcionario con altas responsabilidades ideológicas en el genocidio que se perpetró durante aquellos años y que se extendió a los planos económico, cultural y político. Bruera es, sin lugar a dudas, uno de los grandes socios civiles de la última dictadura.
Desde la conducción de Amsafe Rosario reiteramos que la educación debe ser Pública, Gratuita, Laica, Obligatoria y Científica.
El Gobierno provincial, que dice tener una política de defensa de los derechos humanos, hoy expresa una contradicción profunda, pues desde que asumió ha continuado aportando del presupuesto educativo a esta escuela que tiene como dueño a uno de los personajes más siniestros de nuestra historia educativa y política.
Exigimos el urgente retiro del subsidio al Colegio Rosario y al Instituto de Formación de maestras que tiene esa empresa privada y que se deje de encubrir que el único y verdadero dueño de esta institución es Bruera