Inicio > Mis eListas > militante > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 180 al 199 
AsuntoAutor
Jornada Presos Pol UADH Ros
CENTROS DE TORTURA UADH Ros
Invitación reunión Plenario
Pedraza y un artíc Plenario
GATILLO FÁCIL (Mic UADH Ros
Denuncia de VACAP UADH Ros
Otro más, Aliverti Plenario
LA DERECHA ESTÁ EN Plenario
¡Alerta, alerta qu UADH Ros
CHARLA-DEBATE: Ley Plenario
Garrote Garré y la Plenario
Últimas publicacio Plenario
=?UTF-8?B?Q29uc2Vj UADH Ros
LA MEMORIA CON FON UADH Ros
CONDENARON AL GENO UADH Ros
VECINOS PELIGROSÍS UADH Ros
Repudio al proyect Docentes
1ero de Mayo Obrer Plenario
A los Compañeros D Docentes
EN HOMENAJE A LOS Plenario
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Militante
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 191     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Garrote Garré y la Tolerancia Cero.
Fecha:Miercoles, 16 de Marzo, 2011  22:16:10 (-0300)
Autor:Plenario Obrero y Popular <obreroypopular @.....com>

garrotegarre

Garrote Garré y la Tolerancia Cero.

No nos ubicamos en la cosmopolita ciudad de New York. No vamos a hablar del empresario del fascismo  Rudolph Giuliani.  Ocurre que, además de las hamburguesas y películas de marines que nos llegan desde el norte,  la represión también es un producto for export.
El pasado pimero de Marzo, la presidenta Fernández expresó ante todos los que gobiernan y deliberan en nombre nuestro: “Hemos completado, argentinos, en estos 200 años de historia, el crecimiento económico con inclusión social más importante de nuestros 200 años de historia”. La grandilocuencia tiene un doble sentido. Por un lado, les recuerda a los burgueses las superganancias que obtienen gracias a su modelo y, por otro, nos aclara a los trabajadores que estamos siendo “incluidos” y que por lo tanto no tenemos de qué quejarnos.
Lo cierto es que la vida de millones de trabajadores es un péndulo que va de la desocupación a la superexplotación. Así lo señalan los periódicos que con supuesto tono ingenuo describen:   “La fuerte suba del desempleo en el aglomerado… se contradice con el mejoramiento de la actividad económica. Esto quiere decir que las empresas están trabajando más pero no están tomando más empleados”. Los 1.800 convenios colectivos referidos por la presidenta, no son más que 1.800 contubernios entre patronales y burócratas para explotarnos. Las “actualizaciones salariales” que en los mismos se refrendan parecen estar hechas, inflación mediante, con un almanaque tan viejo como la injusticia que nos pagan. Este es el famoso “derrame de la copa” del que tanto nos hablaron en los 90 y el Kirchnerismo viene a concretar. Esta es la “construcción de certezas”  que el nuevo-viejo peronismo glorifica como “el más importante de nuestros 200 años de historia”.
Hay discursos de todo tipo, políticos, sociales, técnicos, etc. Para sorpresa de todos, la compañera Cristina acaba de inaugurar los mágicos. Y es que porque ella y sus alcahuetes “militantes” nos digan que gracias a su modelo “nacional y popular” ahora todos tenemos trabajo, buenos salarios, una educación de primera y una salud de quinceañera, nosotros tenemos que creerlo y hacer la vista gorda a nuestras miserias. El viejo cuento del “país de las maravillas” no llevaba precisamente el nombre de Cristina como protagonista.
Pero la trampa que teje con su ficción es justificar el aislamiento, persecución y represión de los que quedamos fuera del cuento. Una vez desplegado el manual de lo que todo peronista entiende por “justicia social” y borrar de un plumazo los motivos para los reclamos sociales, la presidenta pasa revista de cómo ordenar la paz social en un año electoral: “Nosotros hemos hecho incorporaciones en Gendarmería por más de 12.000 efectivos, en Prefectura por más de 3.300, cerca de los 10.000 en Policía Federal, más 2.000 millones de inversión en todo lo que es infraestructura y hoy también contribuimos, a partir del Operativo Centinela, con la Gendarmería Nacional, en lograr en toda la región Metropolitana y, fundamentalmente, la que circunda a la Capital Federal…”. Así resuelve entonces la “falsa dicotomía entre mano dura y garantistas”.
 La mujer fuerte y doliente tras la muerte del gran hombre (condición que la eleva a ser más peronista que otros de su especie), nos explica cómo se redujeron algunos delitos con la misma vocación “Estadista” que el inefable Giuliani. Claro que el conurbano no es New York y su lugarteniente “Garrote” Garré no exhibe las medallas de Rudolf; aunque la agresión contra los pobres tenga un tinte criollo, bien “nacional y popular” digamos, no le quita su brillo represivo.
Como telón de fondo, el pasado 8 de marzo y mientras la compañera militante de HIJOS Karina “Galle” Germano sigue presa del gobierno nacional, las madres de plaza de mayo no tuvieron mejor idea que consagrar efusivamente para la fecha como “la mejor mujer” (la más mejor de todas las mujeres mejores…) a la viuda Fernández. Así como el imperio manda invade y ocupa con Cascos Azules para “pacificar” territorios de pobres oprimidos, el progresismo argentino reviste de pañuelos blancos el despliegue de tropas sobre el pobrerío descarrilado.
Inmediatamente, casi segundos antes que terminaran los aplausos a Cristina en el Congreso Nacional, la ministra “Garrote” puso en práctica las palabras de su jefa en las vías de la estación Avellaneda. A pocos metros de donde una de las patotas sindicales del gobierno matara a Mariano Ferreira, fueron desalojados trabajadores que pedían trabajo estable.  "No pueden alterarse los servicios esenciales y en esto se va a ser muy estricto” declaraba satisfecha por la tarea cumplida.  14 trabajadores detenidos, todos ellos golpeados, fue el saldo de su epopeya. La política del garrote imperialista que mamó desde su juventud parece haber dado sus frutos. El “marco de racionalidad” para atender al que pide trabajo, salud, comida o educación no lo dan los libros de intelectuales progres sino los bastones de policías.
La derecha mala del macrismo se sumó al criterio de “orden y progreso” de la derecha buena Kirchnerista. El ministro de educación el macrista gobierno porteño, Esteban Bullrich, con su reducido intelecto de homínido se solidarizó pertinentemente con “Garrote” Garré explicando que “Interrumpir un servicio público no está bien, tomar una escuela es interrumpir un servicio”. Es decir, como casi toda actividad laboral es un “servicio” y nadie tiene derecho a interrumpirlo, cualquier trabajador que reclame, proteste y luche por mejores condiciones de existencia pasa a ser un “extorsionador” que toma de “rehén” a niños, pasajeros, usuarios o consumidores varios y, en consecuencia, debe ser reprimido.
Lo que todo esto significa es la proscripción lisa y llana de la protesta social. La ecuación “nacional y popular” para concluir la idea de justicia es Tolerancia Cero para los trabajadores y el pueblo hambreado y explotado y Tolerancia Infinita para las patronales que hambrean y explotan.
En definitiva, las cartas están tiradas sobre la mesa y llevan palo, bala, cárcel y botas. Los trabajadores no somos gorriones para andar conformándonos con migajas. El país para pocos que construyeron sobre nuestras espaldas se tiene que terminar. Tenemos que hacerles ingobernable su política, imposibles sus planes. Pongamos nosotros lo que tenemos sobre la mesa.


cristina garrote


logo

15/03/2011