Inicio > Mis eListas > militante > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 153 al 172 
AsuntoAutor
Comunicado ante el Plenario
CASTIGO A LOS ASES UADH Ros
POR MARIANO FERREY Plenario
LOS CULPABLES Plenario
MILITARIZAR LA POB UADH Ros
Hostigan a visita UADH Ros
Presentación Libro UADH Ros
Este viernes 19 hs UADH Ros
ABAJO EL CONSEJO E Plenario
HUELGA DE HAMBRE - UADH Ros
Detuvieron al repr UADH Ros
La caída de un tal UADH Ros
CHARLA - DEBATE po UADH Ros
Solidaridad con el Plenario
¡BASTA DE REPRIMIR Plenario
Ante los brutales UADH Ros
ALGO PARA RECORDAR Plenario
RADIO ABIERTA: A 9 UADH Ros
20 DE DICIEMBRE: U UADH Ros
Boletín del PLENAR Plenario
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Militante
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 170     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: ALGO PARA RECORDAR: EL 19/20 DE DIC IEMBRE, EN ROSARIO EMPEZÓ EL 14.
Fecha:Miercoles, 15 de Diciembre, 2010  15:14:46 (-0300)
Autor:Plenario Obrero y Popular <obreroypopular @.....com>

ALGO PARA RECORDAR: EL 19/20 DE DICIEMBRE, EN ROSARIO EMPEZÓ EL 14.

El presente es una mera recopilación documental, necesaria a nuestro parecer.
Los artículos del día 15 de diciembre de 2001, dan cuenta -según la particular visión de La Capital- de lo que se había desatado. En días sucesivos se fue profundizando la acción de los desposeídos y extendiendo a todo el país.
Mucho se ha discutido desde entonces, y la más reaccionaria de las concepciones, la de que había una conjura contra el Gobierno de De la Rúa, ensució un tanto las cosas a partir de teorías conspirativas que en momentos críticos exponen lo que todos sabemos sobradamente y es lo que cada uno de los días ocurre entre los partidos burgueses: uno conspira contra el otro permanente y sistemáticamente.
Pero no evitó que millones de argentinos se lanzaran a las calles en diferentes acciones y en reclamo por tanta necesidad insatisfecha.

Es bueno recordarlo en días como estos que están corriendo.



http://archivo.lacapital.com.ar/2001/12/15/articulo_5.html

Tensión social. Hubo asaltos e intentos frustrados a locales comerciales
Rosario vivió ayer un día cargado de zozobra y los peores fantasmas

Un chico de 8 años resultó herido y hubo una decena de detenidos. El miedo pareció apoderarse de todo

Jorge Salum

Mucha tensión, algunos episodios de robo o intentos de robo a supermercados y pequeñas granjas de barrio, un chico de 8 años herido por la policía con una bala de goma, varios detenidos y un gran fantasma sobrevolando las calles de la ciudad: esta es quizás la síntesis más apretada del clima que se vivió ayer en Rosario, donde la sensación reinante fue el temor generalizado de la gente ante la posibilidad de que la historia retrocediera 12 años y se repitieran los saqueos de 1989. Tan difícil fue la jornada que hasta hubo dirigentes políticos y funcionarios que se movilizaron para tratar de evitar males mayores y prometieron lo que muchos desocupados esperaban escuchar: algo de comida. La policía, en tanto, desplegó un operativo sin precedentes para disuadir a hipotéticos saqueadores mientras muchos se preguntaban si estos incidentes fueron espontáneos o provocados por alguien para crear la sensación de caos.
Todo empezó a antenoche, cuando un grupo asaltó un local de la cadena Dar, en Junín al 2400. La tensión se potenció al mediodía, cuando otras 100 personas saquearon el supermercado Pampa, de Córdoba y Liniers, y según los dueños "se llevaron de todo menos leche y pan". Allí hubo 11 detenidos, incluidos dos menores. Todos están acusados de robo agravado y a disposición de la Justicia y algunos tendrían antecedentes. Rato después, unas 50 ó 60 personas pidieron comida en el Norte que funciona en el complejo Village, pero el local cerró sus puertas y todo quedó en el intento.
A la misma hora, en un supermercado de Juan José Pasos y Olavarría, en el corazón de Empalme Graneros, se registró el episodio más violento. Allí la gente quiso ingresar a un supermercado Azul y fue reprimida por la Guardia de Infantería. Finalmente el grupo se replegó, pero permaneció horas concentrado frente al local comercial (ver página 4).
La divulgación de estos hechos sembró el miedo entre los comerciantes de toda la ciudad, aumentó la tensión y y puso en alerta a los políticos. La senadora Roxana Latorre, el ministro de Gobierno, Lorenzo Domínguez, y el secretario de Promoción Social municipal, Miguel Zamarini, fueron a Empalme Graneros y enviaron bolsones de comida para aliviar la situación de los más necesitados.
Después todo se pareció a una espiral que no se sabía bien dónde terminaría. Hubo asaltos, intentos de asalto o rumores de asalto a pequeños negocios en casi todos los barrios. Para entonces, las versiones sobre una operación política eran casi tan fuertes como las que hablaban de espontaneidad y hartazgo de los sectores más postergados. A media tarde, cuando se supo que unas 120 personas habían rodeado el supermercado La Gallega de Mendoza y Donado, ya nadie podía dejar de sentir temor. En algunos barrios el clima era irrespirable, y no precisamente por el calor y la humedad.
En Derqui al 7500 unos 12 jóvenes provocaron destrozos y se llevaron mercadería, y en Oroño al 3800 un grupo intentó entrar a un local mayorista de alimentos. A las 15.30, 30 personas procuraron retirar productos de un negocio de Génova al 3000, pero el dueño llamó a la policía y decidió cerrar toda la tarde. La mayoría de los comerciantes lo imitó y se preparó para lo peor. Algunos vaciaron sus locales y llevaron lo que pudieron a otro lugar.
En Garibaldi al 400 se vio lo más feo: un señor hizo esta operación sin dejar de exhibir un arma para intimidar a hipotéticos asaltantes. Al cierre de esta edición, unos 100 vecinos de Génova y La Travesía montaron un piquete con quema de cubiertas, que fue sofocado entre incidentes por los Bomberos Zapadores. Para entonces estaba claro que en la ciudad no era un día más y los fantasmas hallaban un lugar en la mente de miles de rosarinos.



Tensión social. Mediodía agitado en las zonas oeste y norte de Rosario
Cien personas saquearon un súper y después fueron a pedir alimentos a otro

De Eva Perón al 5500 pasaron al Norte, en el Village

"Hay que decir las cosas como son. Esto es una batalla de pobres contra pobres y los verdaderos culpables nunca son los damnificados". Este fue el reclamo de Andrés, el encargado del Supermercado Pampa (ex Santa Ana) de Liniers y Eva Perón. El hombre se movía ayer nervioso en la vereda del local, mientras adentro unos cinco empleados limpiaban el piso y ordenaban las góndolas tratando de borrar las huellas de la dura jornada.
Cuando el reloj dio las doce, unas 100 personas llegaron "en banda" hasta el local de la zona oeste. Aunque los cajeros trataron de cerrar las persianas, el gentío forcejeó, ingresó al súper y echó mano a la mercadería que encontró en las gódolas..
"Todo fue muy rápido y nos tomaron por sorpresa, no hicimos tiempo de cerrar con llave el local ", recordaron los empleados momentos más tarde.
La mayoría eran mujeres que venían caminando con sus chicos y algún que otro hombre montado en su bicicleta o manejando su carro.
Según aseguraron los testigos dela escena vivida en el súper, como los agentes de la seccional 14ª, el grueso del grupo que entró al comercio vive en Villa Fanta, un caserío que se extiende entre Magallanes y Provincias Unidas, Gorriti y las vías del ferrocarril.
¿Qué se llevaron? Las versiones fueron múltiples y distintas. "Robaron todo, menos leche y pan, todo", aseguró el encargado del local dando a entender que se habían dejado de lado los alimentos básicos. Para otro empleado fueron sólo bebidas, embutidos y envasados. El grueso de los productos que secuestró la policía fueron -en cambio- carne, bebidas, pañales y desodorante.
Todo pasó en poco tiempo. "Entraron, agarraron lo que pudieron y se fueron corriendo", aseguró uno de los cajeros. En el tironeo, la encargada de la panadería fue golpeada.
La presencia de efectivos de la comisaría y el arresto de 11 personas, dos de ellas menores, pudo descomprimir la situación. Los mayores detenidos quedaron a disposición del Juzgado de Instrucción de la 12ª nominación.

Después, al Norte
Pero el episodio no terminó ahí. Media hora después, un grupo se dirigió hasta la sucursal del Supermercado Norte que se encuentra dentro del complejo de cines Village, a sólo dos cuadras del local saqueado. Pero la situación no llegó a mayores.
Inmediatamente, los encargados de seguridad del Village cerraron los accesos externos del lugar, por lo cual los manifestantes no pudieron acceder hasta el súper.
Sin mediar incidentes, se quedaron detrás de las rejas, desde donde solicitaron "algo para comer". Estuvieron unos 30 minutos y, ni bien aparecieron algunos móviles policiales, se alejaron.
"Serían unas 50 ó 60 personas, la mayoría mujeres y chicos. La voz cantante la llevaban un hombre y una mujer de unos 35 años que nos pedían que les diéramos algo para comer", indicó un agente de seguridad. Entrada la tarde, el complejo todavía tenía las rejas cerradas.


http://archivo.lacapital.com.ar/2001/12/15/articulo_2.html

Corridas y balacera en Empalme: la policía frenó la entrada a un comercio
Dicen que hubo punteros que arengaron a los vecinos

Daniel Leñini

Unas 400 personas del barrio Empalme Graneros se desconcentraban anoche en los alrededores de un supermercado que había intentado ser saqueado al mediodía. Según las versiones de los vecinos, algunos punteros venían arengando la acción desde el jueves pasado. Las 300 cajas de comida arribadas a Juan José Paso y Olavarría, enviadas por Municipalidad y la provincia, aplacaron a los manifestantes, una parte de los cuales había intentado entrar al supermercado Azul a las 13.
En esa hora se registraron los momentos de mayor tensión cuando 100 personas -que habían llegado de las zonas de villa cercanas- se le animaron al cordón policial de unos 40 efectivos. Gritaban tener hambre. Primero hubo insultos, luego pedradas y por último corridas y disparos hasta que un nene de ocho años (entre quienes protestaban) resultó herido por una bala de goma de las usadas por la policía. Los efectivos encontraron luego tres cápsulas de revólver calibre 22.
Los vecinos de la cuadra, que habían seguido los sucesos en la calle, retornaron espantados al interior de los hogares. Tan asustados estaban que cuando algunos reporteros pidieron guarecerse dudaron en abrir las puertas.
Las escaramuzas, luego del sofocón mayor, se repitieron por algunas horas . Luego llegó la ex secretaria de Promoción Comunitaria, Roxana Latorre, quien prometió asistencia. Finalmente llegaron 150 cajas por parte de la provincia y otras tantas de la Municipalidad. Luego llegó también Miguel Zamarini, secretario de Promoción Social.
Rubén Barrera, un ciruja de 42 años y padre de seis hijos, que llevó la voz cantante después del alboroto, rechazó a "los delincuentes comunes" que desencadenaron la violencia (hasta un móvil de La Capital fue atacado para extraer un pasacassete). Pero se enojó cuando le dieron cuenta de una versión que ya corría como reguero: que varios punteros habían tocado las puertas de las viviendas el jueves para alentar ataques a los comercios.
"No señor, por aquí no pasó nadie; la única verdad es que hay hambre", lo cortó en seco Barrera a un joven que opinaba lo contrario. Tal persona era Juan Carlos Rodríguez, del CTA (Central de Trabajadores Argentinos), que denunció "una maniobra de agite" en contra de la consulta popular del Frente Nacional contra la Pobreza. "Ayer nos tiraron con el paro, justo el día anterior al plebiscito, y hoy con los saqueos. Hubo gente que recorrió las villas diciendo que había que saquear", dijo.
El dueño de los supermercados Azul, Roberto Lázzaro, dijo que la gente se había empezado a juntar cerca de las 11 y luego creció en número. Declaró que tenía la "impresión de volver al 89 cuando el pueblo se atacaba entre sí".
La esquina donde ayer se produjo el conflicto está muy cerca de las zonas de villa de Gorriti y Solís y Juan B. Justo y arroyo Ludueña. A media cuadra de allí, en el 89, fue saqueado otro súper, llamado Don Juan.


http://archivo.lacapital.com.ar/2001/12/15/articulo_6.html

Lorenzo Domínguez: "La ciudad, en tensa calma"

"La situación no es caótica y la policía está para garantizar la paz social", aseguró ayer el ministro de Gobierno provincial, Lorenzo Domínguez, mientras en las calles continuaban los incidentes con piedrazos y balas al aire. El funcionario se reunió para analizar la situación en la sede de la Gobernación con los secretarios General y de Gobierno de la Municipalidad, Juan Carlos Zabalza y Antonio Bonfatti, y el presidente del Concejo, Norberto Nicotra. El intendente Hermes Binner se excusó por "problemas personales". Por unanimidad, las críticas apuntaron al gobierno nacional. Ya entrada la noche, Domínguez pintó su propio panorama: "Ahora queda toda la ciudad vigilada y en tensa calma".
Domínguez no quiso calificar a los incidentes como "saqueos" y aseguró que "hay gente interesada en desprestigiar políticamente al gobierno santafesino y que estimula este tipo de situaciones". También explicó que "son cinco los focos de conflicto más importantes" y apuntó a las zonas norte y oeste como las de "mayor tensión".
El funcionario se mantuvo durante todo el día en comunicación directa con el secretario de Seguridad nacional, Enrique Mathov, y aseguró que "la policía tiene la orden de vigilar la situación y disuadir cualquier cualquier intento de asalto. Aunque hubo piedrazos, la policía no reaccionó porque si reprimía contra esa gente habría sido una masacre".

"Situaciones golpistas"
Mientras el flamante titular del radicalismo provincial, Santiago Mascheroni, denunciaba ayer la existencia de "situaciones golpistas" detrás de los episodios vividos en Rosario, el presidente nacional de esa agrupación y gobernador del Chaco, Angel Rozas, sostuvo en cambio que debía separarse "a la gente que reclama por auténticas necesidades, de la que aprovecha la desesperación de la población y motiva los saqueos".
Luego de admitir que se vive "una situación de extrema pobreza", el senador nacional Horacio Usandizaga coincidió con Rozas acerca de que hay quienes "alientan el caos, oportunistas que siempre quieren llevar agua para su molino".
Los tres dirigentes se encontraron ayer en Santa Fe, en la asunción de Mascheroni al frente de la UCR. En conferencia de prensa el nuevo presidente radical sostuvo: "Debemos apoyar y acompañar al gobierno (de Fernando de la Rúa) frente a momentos como este en que se plantean situaciones golpistas".



Plenario Obrero y Popular
por una nueva forma de organización de los trabajadores

http://obreroypopular.org

obreroypopular@...