Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6272 al 6301 
AsuntoAutor
Actividades de Pet Jorge Hi
Congreso Venezolan pefaur
boycott pefaur
Contaminadores del Jorge
Advertencia: el TL JAPM
Evaluación del Con pefaur
Re: Evaluación del Carlos A
Encuentro Continen JAPM
¿Pagarán los con Jorge Hi
Re: Evaluaci ón de Jorge Hi
Termozulia II / ¡¡ Jorge Hi
Re: Re: Evaluación leonmora
Simposio de ASOVAC pefaur
Plutón ya no es má pefaur
Transgenicos al di Jorge HI
Articulo publicado LUCAS RI
Exigieron Ducolsa Jorge HI
PETROLEO: RIESGOS. Jorge HI
Subsidencia petrol Jorge HI
Poner un Puerto de Jorge HI
La escalada de cel JAPM
RV: SHORT FILM FES JAPM
Exposición Interna Maria Pa
Promueven fertiliz Jorge HI
El Congreso Intern Jorge HI
Domingo de contrac letras d
Culturas primigeni Jorge HI
Indígenas y ambien letras d
Picaduras de Esco pefaur
RV: I Curso de Pos JAPM
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6788     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] La Paragua y el Interés Supremo
Fecha:Sabado, 7 de Octubre, 2006  12:18:39 (-0400)
Autor:leonmoraria <leonmoraria @.....net>

LA PARAGUA Y EL INTERES SUPREMO       León Moraria

El problema de este gobierno como de gobiernos anteriores, es la falta de una política conservacionista coherente con el destino del país y con las realidades creadas por el mal manejo de los Recursos Naturales Difícilmente Renovables. En el caso de la defensa y conservación de la cuenca del Caroní y sus afluentes, el gobierno elaboró un proyecto para acabar con la minería. Proyecto que se conoce como “reconversión minera.” Proyecto según el cual el minero deja la minería y se dedica a otra actividad productiva, para ello cuenta con el respaldo de créditos y asistencia del gobierno. Durante dos años, según dicen los funcionarios, el gobierno preparó el plan. Lo puso en conocimiento de los mineros. Lo discutió con ellos. Se mostraron de acuerdo. Aceptaron dejar la actividad minera que destruye la riqueza forestal e hídrica, fundamental para el país, por cuanto genera millones de kilovatios.

         Desde el momento que el gobierno prohíbe la minería en la cuenca del Caroní y La Paragua y fija los plazos para el desalojo de la zona, la reincidencia es un delito y a partir de ese momento, lo que constituía un acto cívico, pacífico y humanista, entra al terreno del enfrentamiento y según enseña el señor Clausewitz, “...esa nueva política hay que conducirla por otros medios”. ¿Por qué? Porque está en juego el “interés supremo de la Nación y del Estado”: salvaguardar la riqueza hídrica y energética que sirve a 26 millones de venezolanos. Ese interés está por encima de cualquiera otro. Es la defensa del bien común sobre el interés egoísta de una minoría.

         Ante esta realidad, el gobierno no puede tener titubeos. Debe actuar con absoluta decisión para servir el interés supremo de la nación. Y la Fuerza Armada, como garante de ese “interés supremo”, debe recibir total respaldo

         Establecemos un paralelo con la cuenca del Uribante, para decirle al país que así como la minería daña la cuenca del Caroní, la agricultura inapropiada que se practica en Los Andes, daña las zonas protectoras de bosques, suelos y aguas y debe ser sometida a un plan similar de reconversión.

         El Parque Nacional Juan Pablo Peñalosa se creó con ese fin (1989),. proteger las cuencas de los ríos Uribante, Queniquea, La Grita y Mocotíes, entre otros; y para ello es necesario determinar las zonas protectoras y las zonas aptas para diferentes actividades: agricultura, ganadería, urbanismo, turismo. Pero, han transcurrido 17 años, desde que se dictó el Decreto de creación de dicho Parque, y todavía no ha sido implementado.

         Los hechos fatales de La Paragua son lamentables, pero no son el problema de fondo, tan sólo es una secuela entre muchas otras, cuyo origen es la minería. El gobierno debe continuar con el plan de salvaguarda de la cuenca del Caroní y sus afluentes, hasta liquidar la minería, sin hacer distinciones odiosas, entre minería legal o ilegal. ¿Es que acaso la minería ilegal daña el ambiente y la minería legal no lo daña? Es algo parecido al porte legal o ilegal de armas, por parte de civiles. ¡Ingenuidad o astucia!   .Tovar, octubre 2006