Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6194 al 6223 
AsuntoAutor
I Jornadas Naciona Maria Pa
Invitación I Jorna Maria Pa
En el Lago de Mara Jorge Lu
Concurso de fotogr Maria Pa
Calentamiento de n pefaur
CARACAS: “Cine, hi letras d
RE: CARACAS: “Cine blanca v
El desarrollo huma pefaur
El silencio... pefaur
El silencio... pefaur
La Física, Hawking pefaur
Invitación Seminar Maria Pa
Re: Invitación Sem Domingo
¿Carbón o Revoluci Jorge Lu
El buque Foleandro Jorge Lu
Semana ambiental e blanca v
Curso de Ornitolog pefaur
Educadores por la JAPM
El problema de los pefaur
Haya rechazó pedid Maria Pa
Re: El problema de shidalgo
RV: Semana ambient JAPM
Transgenicos al Di Jorge Lu
Lo que el carbón s Jorge Lu
Fluiorosis en la C Jorge Lu
Becas pefaur
Proyecto de Carta Maria Pa
Apoyo a Expedicion Maria Pa
CARACAS: Foro "Cin letras d
Un grupo internac Jorge Lu
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6656     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] La Física, Hawking y la China
Fecha:Miercoles, 5 de Julio, 2006  19:19:41 (-0400)
Autor:pefaur <pefaur @...ve>


HAWKING, UN SÍMBOLO PARA LA CIENCIA CHINA

Dennis Overbye  - Pekín EL PAÍS [elpais.es] - 28-06-2006


 Como un emperador de otro mundo, Stephen Hawking subió la semana pasada
con su silla de ruedas al escenario del Gran Salón del Pueblo, llevando
consigo la realeza de la ciencia y convirtiendo a China, esta semana al
menos, en el centro del cosmos. De perfil desgarbado, vestido de negro y
moviendo sólo un párpado para enviar sus palabras a un público
hipnotizado de 6.000 personas, Hawking meditó sobre el origen del
universo en la conferencia estelar de un congreso internacional sobre
física. "Estamos a punto de responder a una pregunta planteada en todos
los tiempos", concluyó. "¿Por qué estamos aquí? ¿De dónde venimos?".



Pero por mucho peso que tuviera su discurso, su mera presencia era un
símbolo poderoso de lo que China es y de lo que le gustaría ser. China
quiere sobresalir científicamente, como empieza a hacerlo económicamente,
y está dedicando mucho dinero y talento a las ciencias, en especial a la
física. Jie Zhang, director general de ciencias básicas en la Academia
china, afirma que su presupuesto lleva varios años aumentando un 17% anual
en los últimos años, ya que China pretende aumentar su porcentaje de gasto
en investigación al 2,5% de su Producto Interior Bruto. En comparación, EE
UU gasta algo menos del 2%, según la National Science Foundation (NSF)
estadounidense.



Entre los proyectos de gran presupuesto que hay sobre la mesa, explica
Zhang, se encuentran un gigantesco radiotelescopio de 500 metros en el
interior de China y una instalación multinacional de física de partículas
para estudiar los neutrinos. Para hacer un seguimiento de toda esta
actividad, la NSF abrió una oficina en Pekín el mes pasado. La fundación
señala que China ha pasado del cuarto al tercer puesto en gastos en
investigación y desarrollo entre 2000 y 2006.



Mientras que algunos científicos expresan dudas de que China sea
suficientemente abierta como para potenciar la ciencia de primera línea,
otros se muestran entusiasmados. "China cambia a un ritmo verdaderamente
asombroso", declara David J. Gross, director del Kavli Institute for
Theoretical Physics, con sede en Santa Barbara, California, y Nobel de
Física 2004, que ha visitado China para ayudar a reorganizar el Instituto
Teórico de Pekín de acuerdo con un modelo que pueda utilizarse en futuros
institutos de investigación.



La conferencia de Hawking formó parte de la muy anunciada apertura de
Cuerdas 2006, congreso que durante una semana reunió en Pekín a 800 de los
físicos más brillantes del mundo para hablar de la teoría de cuerdas.
Imagínense, reflexionaban varios físicos teóricos presentes entre el
público, que un congreso sobre física en EE UU empezara en la Cámara de
Representantes.



Mientras inauguraba el congreso, Chun-Li Bai, vicepresidente ejecutivo de
la Academia China de Ciencias, resaltó que la investigación científica
básica tiene una "elevada visibilidad" en los cinco planes quinquenales
recientes de China. "Los próximos 50 años serán bellos para el desarrollo
de la ciencia y la tecnología chinas, así como para su desarrollo
económico", declaró. Shing-Tung Yau, profesor de matemáticas en Harvard y
principal organizador del encuentro, que califica a la teoría de cuerdas
como la vanguardia de la curiosidad, espera que China se involucre más en
este campo.



Hawking, de 64 años, siempre es un buen espectáculo, y su llegada desató
un brote estelar de flases de cámara dignos de una estrella de rock.
Cosmólogo de la Universidad de Cambridge, lleva la mayor parte de su vida
en silla de ruedas debido a la esclerosis lateral amiotrófica, o
enfermedad de Lou Gehrig. No obstante, se ha convertido en uno de los
principales teóricos gravitacionales, encarnación de los misterios de
agujeros negros y el origen del espacio-tiempo, así como autor de varios
éxitos de ventas, padre de tres hijos, infatigable viajero y estrella
invitada de Los Simpson y Star Trek: la siguiente generación.



Habla con ayuda de un sintetizador de voz por ordenador. Antes lo manejaba
con el pulgar, pero ahora está tan débil que tiene que usar un dispositivo
de infrarrojos que sigue sus movimientos oculares. Así que los flases
fotográficos pueden resultar catastróficos, y Yau ordenó la salida de los
fotógrafos.



La entrada estelar de Hawking por la calle donde se alza el gran retrato
de Mao Zedong también tenía resonancia histórica. En la Revolución
Cultural, Mao tachó a Einstein y su trabajo de reaccionarios y burgueses.
Se organizaron grupos de científicos y eruditos para criticar la
relatividad, porque parecía chocar con el dogma marxista de que el
universo era infinito e interminable, eternamente enredado en una especie
de lucha de clases cósmica. La historia ha enterrado esos aspectos del
pensamiento marxista.



Prácticamente cada semana se anuncia una iniciativa de investigación o una
nueva inversión en un edificio o en un instituto en China. Es difícil
encontrar un físico estadounidense que no se dirija allí para asesorar o
colaborar, o que no acabe de llegar de China, resplandeciente por la
experiencia.



"Los chinos son tan inteligentes que te dejan impresionado", dice Andrew
Strominger, teórico de cuerdas estadounidense que visita China con
frecuencia. "La sensación que te da nada más llegar allí es que China
pronto se va a hacer con el mundo".






-~--------------------------------------------------------------------~-

-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net