Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5982 al 6011 
AsuntoAutor
Hiking-tours in Si Jorge Hi
Re: Invitacion dia Jose Rod
Realizado Foro Soc letras d
EL PROYECTO DEL AMIGRANS
FAO desmiente manc Julio Ce
Pueblos Indígenas Jaime E.
Congreso de Zoolog Jaime E.
2005: el año más c Jaime E.
En contra de la ca Jaime E.
El Parlamento de I Julio Ce
¿ GIGANTE GASODUC AMIGRANS
México: Maíz trans Jaime E.
Clima y nivel del Jaime E.
Avances Biotecnoló Jaime E.
dificultades legal AMIGRANS
dificultades legal AMIGRANS
ALCALDE GRAN SABAN interfaz
Piedra Kanaima se interfaz
Pescadores reclama JAPM
EL TERRORISTA EN E Julio Ce
ALCALDE GRAN SABAN interfaz
SI LOS INTELECTUAL interfaz
OJO DEL HURACAN: P interfaz
OJO DEL HURACAN: P interfaz
OJO DEL HURACAN: R interfaz
OJO DEL HURACAN: R interfaz
OJO DEL HURACAN: P interfaz
OJO DEL HURACAN: E interfaz
OJO DEL HURACAN: R interfaz
Encuesta en Web de PlaniGes
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6444     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] ¿ GIGANTE GASODUCTO PONDRIA EN PELIGRO EL FUTURO DEL AM AZONAS?... :Gazprom y pdvsa podrian construir gasoducto en sudamerica!.....
Fecha:Miercoles, 15 de Febrero, 2006  11:47:30 (-0400)
Autor:AMIGRANSA <amigrans @........ve>

 
--
PROYECTO DE GASODUCTO VENEZUELA -BRASIL -ARGENTINA....
 
¿PONDRÍA ESTE GASODUCTO EN PELIGRO LA AMAZONIA?
 
¿ATRAVESARÍA  EL GASODUCTO  LA RESERVA FORESTAL DE IMATACA, EL PARQUE NACIONAL CANAIMA Y  LA GRAN SABANA EN VENEZUELA..?
 
¿Cuales serán sus impactos ambientales y sociales en la región ?
¿Cual será el futuro del bosque Amazónico?
¿Cual será el futuro de la Gran Sabana, de los Tepuyes  y de los pueblos indígenas ?
¿Conocen los venezolanos y los suramericanos las consecuencias de este faraónico proyecto?
¿Afectaría el Proyecto del gasoducto en su conjunto al Golfo de Paria, Delta del Orinoco y las zonas pesqueras del país?
¿Estaría en riesgo la seguridad alimentaria y la soberanía de nuestros pueblos?
 
 
-------------------------------------------------------
Economía
 
Gazprom y PDVSA podrían construir un gasoucto en sudamerica
 

AFP. Moscú.  Los responsables de la compañía rusa de gas Gazprom y los de la empresa petrolera pública de Venezuela PDVSA hablaron de una eventual colaboración en la construcción de un gasoducto que enlazaría Venezuela y Argentina, según un comunicado del grupo ruso difundido este martes.

Durante una visita a Venezuela de Vladislav Tsygankov, responsable de las actividades internacionales de Gazprom, se evocaron perspectivas de colaboración en el sector del gas , indicó el comunicado.

La creación de un gasoducto en Sudamérica que enlace Venezuela, Brasil y Argentina, a partir de las reservas de gas natural venezolano , también fue abordada, según el comunicado. El presidente de Venezuela Hugo Chávez sugirió en enero este proyecto de 7.000 km junto con sus homólogos brasileño y argentino, Luiz Inacio Lula da Silva y Néstor Kirchner.

La construcción del gasoducto debería costar unos 20 mil millones de dólares y durar entre cinco y siete años.

Gazprom se ha acercado a PDVSA tras ser seleccionado el pasado agosto para realizar la fase A del proyecto gasístico Rafael Urdaneta . Igualmente, le ha sido concedida una licencia de exploración y desarrollo de los yacimientos costeros de gas Urumaco 1 y Urumaco 2.

Estos yacimientos contienen aproximadamente 100 mil millones de m3 de gas, según Gazprom.

 
 
 
 
 

25/01/2006

NO AL FARAONICO GASODUCTO VENEZUELA-BRASIL-ARGENTINA ...!

20060125153254-gasoducto.jpg
25/01/2006 10:32
 
EL PROYECTO DEL GIGANTE GASODUCTO

En el anterior comunicado de la Red Alerta Petrolera titulado “El Plan Estratégico de la nueva PDVSA: Un nuevo Salto al Abismo” (www.amigransa.blogia.com,) de agosto pasado se analizaron los mega-proyectos en materia de hidrocarburos que, bajo un Plan con el confundidor nombre publicitario “siembra petrolera’, vigente hasta el 2012, el gobierno de Hugo Chávez ha emprendido, con el concurso de un diverso y nutrido conjunto de ávidas empresas petroleras transnacionales e internacionales que incluyen desde la Chevron-Texaco hasta Petrochina y Petrobras. Los referidos proyectos pretenden ejecutar una masiva extracción petrolera y gasifera prácticamente en todo el territorio nacional, en tierra y mar, y también de construcción de nuevas refinerías e instalaciones petroquímicas, oleoductos y gasoductos a lo largo y ancho del país, con el sueño de convertir a Venezuela en “la primera potencia de petróleo y gas del mundo”. El comunicado alertaba sobre las graves implicaciones ecológicas que tales proyectos podrían tener para Venezuela y el planeta –impacto olímpicamente desdeñado por los formuladotes del Plan. Se exigía así mismo la paralización del Plan, hasta tanto no hubiese un debate y consulta nacional sobre sus serias implicaciones.

A la luz de lo anterior, observamos ahora con estupor como el gobierno de Venezuela, con un autismo y prepotencia que esta dejando ya muy atrás a la apertura petrolera del gobierno de Caldera, que en su oportunidad adveráramos también por considerarla lesiva a los mas altos intereses nacionales, vuelve otra vez en la  actualidad a  comprometer al futuro del país con otro nuevo faraónico proyecto que ni siquiera fue nombrado en el “plan de siembra petrolera” –en una “creatividad” incesante para mantener a cualquiera en vilo: el de un gigantesco gasoducto de 8.000  kms que empezaría en Caracas y terminaría en Buenos Aires, atravesando áreas tan ecológicamente delicadas e importantes  como los humedales orientales y la declarada por la Unesco patrimonio de la humanidad Gran Sabana en Venezuela así como el corazón del Amazonas en Brasil; con el fin de abastecer de gas venezolano a países como  este ultimo, Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile. El costo de proyecto ha sido cifrado en unos 20.000 millones de dólares, lo que permitiría erigir una obra “a la par” del hoy también controvertido gasoducto Rusia-Europa hasta ahora el mas grande del mundo.

De lo que no se habla suficientemente en la frenética carrera de consultas y pre-acuerdos que se ha lanzado para “amarrar la Obra”, atizada por toda clase de claras y menos claras pretensiones geopolíticas, es de los otros costos –además del monetario- que tendría la faraónica infraestructura para el futuro de la vida en el continente y el planeta, en vista de todo lo que la gigantesca tubería implicaría.
           
El Plan de atravesar el Amazonas ya debería encender todas las alarmas de la gente preocupada por el medio ambiente y ese vital simiente-pulmón de la vida en el planeta que es la selva tropical amazónica, hogar además de ancestrales e invalorables culturas aborígenes. La zona ya ha tenido una trágica experiencia con la industria gasífera y un tristemente célebre gasoducto: el gasoducto de Camisea, que se ha propuesto llevar gas amazónico hasta el pacífico peruano. La mencionada tubería, obra también de considerables proporciones, en su relativa corta vida ya ha tenido cuatro grandes derrames de gas liquido, los cuales han causado tantos perjuicios al ambiente y a los pobladores aborígenes que  la experiencia ya ha sido catalogada como uno de los peores desastres ambientales que ha habido en todo el Amazonas y uno de los mayores del mundo. Los indígenas afectados han actuado enérgicamente para bloquear el acceso a la zona de los “invasores gasiferos”. Además, una amplia coalición de importantes grupos ambientalistas entre las cuales han estado Amazon Watch, Oxfam America, Defensa Ambiental, SEEN, el Fondo Mundial para la Vida Salvaje, Amigos de la Tierra y la Alianza Amazónica, asi como varias organizaciones internacionales responsables han denunciado la situación. Incluso figuras del mundo del espectáculo como Ruben Blades y Bianca Jagger (esta ultima recientemente galardonada con el Premio Nobel Alternativo) se han sumado a la protesta.
           
Y es que tanto el gas natural como las tuberías que lo transportan comportan serios riesgos para el ambiente y los seres humanos. Noción que parece estar totalmente ausente de los gigantes planes de abastecimiento del gobierno  de Chavez que se centran mas bien en consignas como …“200 años de gas venezolano para toda Suramérica” ( a los Estados Unidos se le ha ofrecido un poco menos: …“150 años’’ ) ó la atractiva oferta …“Brasil traga mucho pero nosotros podemos darle todo el gas que necesita” (esta última, lanzada recientemente por el Jefe de Estado venezolano en la antesala de la supuestamente rubrica del gasoducto, reciente cumbre Chávez-Lula-Kirchner en Brasilia, frase esta llena de un desarrollismo económico tan incontenible que bien podría competir con el mas rancio y primitivo desarrollismo neoliberal !). La pregunta obligada es: ¿En nombre de quién o a cuenta de qué, se inmola literalmente en venas abiertas a Venezuela por siglos, con todo el daño al ambiente y todo el compromiso de soberanía-integridad del país que ello entrañaría?...

No se le dice a las poblaciones y al mundo que el gas natural, que se presenta como un conveniente sustituto del petróleo, por su mayor abundancia en el subsuelo y por la mayor demanda que hay de él por “ser supuestamente un combustible mas limpio en su quema que el petróleo” es, por el otro lado, una fuente de energía que, como hidrocarburo al igual que el petróleo, también causa contaminación y destrucción  y contribuye al calentamiento del planeta y la generación de desastres climáticos que éste ocasiona –ello inducidor a la vez, entre otras cosas, de los grandes destructores huracanes y devastadores fenómenos lluviosos.

No se dice en la actual propaganda del gasoducto que en la perforación para la extracción del gas, según un folleto de la misma petrolera venezolana PDVSA, se presentan “mayores riesgos operacionales” que en caso del petróleo. Tampoco se dice que el procesamiento del gas en instalaciones tan complejas como en las plantas petroquímicas; su transporte a través de tuberías o buques; y su quema como combustible; son igualmente riesgosos para el ambiente y la salud de lo seres vivos; ya que el gas natural por si mismo es un peligroso contaminante químico. La exposición de los seres humanos a la inhalación del gas o los subproductos de su combustión puede ocasionar alergias, asmas y enfermedades respiratorias y dañar el sistema inmunológico. Además, su combustión es fuente de compuestos químicos volátiles como el benceno y el tolueno, capaces de producir cáncer; así como de dióxido de nitrógeno, causante de enfermedades respiratorias; y monóxido de carbono, que disminuye la oxigenación en las células, y puede ser causante  de severos problemas cardiovasculares-circulatorios.

No se dice todo lo que la construcción de una gigantesca y larga tubería como la planteada y su complementaria hilera de plantas de compresión entrañaría para la integridad de todos los ecosistemas naturales y prístinos que atravesaría; al requerir de gran deforestación y remoción de tierra para hacer posible su paso,  así como caminos nuevos en sitios antes  vírgenes a fin de asegurar el permanente mantenimiento y vigilancia que la obra demandaría  que serían “cajas de Pandora” al facilitar el acceso incontenible  de olas de depredadores como cazadores y madereros así como invasores actuando sobre áreas antes protegidas.

No se dice que las tuberías de hidrocarburos son inexorablemente proclives al desgaste y la corrosión (esta ultima particularmente relevante en el caso de los ambientes húmedos tropicales como el Guayanés-Amazónico). Todo lo cual convierte a las tuberías en mas propensas a las filtraciones contaminantes o rupturas con derrames.

No se dice, aun mas, que son vulnerables al pillaje, saboteo y terrorismo, (los casos de amplio historial huelgan: Colombia, Nigeria, Irak; para citar solo algunos ejemplos); capaces de desquiciar su funcionamiento o flujo; con además adversas consecuencias sobre el medio ambiente, incluyendo la posibilidad de ocasionar devastadores incendios en un bosque como el amazónico.

No se dice, incluso que los grandes gasoductos son susceptibles  para el chantaje o intimidación por los proveedores del gas si estos decidieran cortar el suministro a los destinatarios por algún conflicto  político ( caso de la reciente “guerra del gas’’ entre Rusia y Ucrania, que igualmente  “le paro los pelos” a Europa pues ésta resultó también indirectamente afectada ya que se trato del mismo gasoducto Rusia –Europa; y … acaso no deberíamos poner en la misma categoría el incidente de presión Chávez-Uribe sobre el proyecto de gasoducto trans-guajiro, que se dio a raíz de la crisis del caso del secuestro del guerrillero de la FARC  Rodrigo Granda? .

Aun mas, no se dice nada de los hasta hoy tan irresponsablemente soslayados riesgos de “desastres naturales” (como terremotos, huracanes, e incluso la amenaza de erupciones volcánicas y tsunamis); capaces de afectar la integridad de las tuberías de gas y cualesquiera otras instalaciones de la industria de los hidrocarburos -así como la propia explotación de hidrocarburos al afectar la integridad del equilibrio geológico-climático también puede contribuir, en reverso, a la generación de tales “desastres naturales”. Esta problemática de posibles desastres naturales es de particular importancia para el caso de regiones como el nororiente y noroccidente del pais de las cuales se originaria eventualmente el abastecimiento del  gran  gasoducto;  regiones particularmente  proclives a tal tipo de contingencias naturales tal como lo ha reconocido públicamente la agencia del Gobierno Venezolano Funvisis a cargo del monitoreo de tal tipo de eventos. Contingencias a su vez capaces de alterar no solo las instalaciones gasiferas que pretenden surtir al gasoducto suramericano, sino también a toda la infraestructura petroquímica y petrolera del país. Todo lo anterior capaz no solo de causar un gran daño al ambiente venezolano y sus poblaciones, sino también de de dar al traste con la confiabilidad del gasoducto al sur.

No se dice que podría haber otras opciones para el transporte del gas menos comprometedoras y onerosas como el trasporte por buques.

Y no se dice, en definitiva, que el modelo de los hidrocarburos (petróleo y gas incluidos) esta acabando con la vida en el mundo y que es irresponsable, por tanto, seguir hablando de faraónicos planes “a 200 años”;   así como es necesario ponerse mas bien a fomentar el desarrollo de las fuentes renovables de energía con base ecológica, las únicas que pueden asegurar un suministro de combustible seguro, duradero y ambiental-social-económica-políticamente responsable. Que entre dichas fuentes renovables se encuentran la energía solar, del viento, de las mareas, el bio- combustible, las mini represas, y el venidero uso del hidrógeno fuentes todas que deben ser desarrolladas ecológicamente. En el desarrollo de dichas fuentes debería centrase una nueva y responsable integración latinoamericana. No en el petro y gas desarrollismo contaminante e in sustentable cuyo efectos ya el mundo ha conocido y sufrido bastante, el mismo desarrollismo de los “nuevos planes” de integración regional tipo IIRSA en los cuales se encuadra el anterior modelo de integración energética.

Nunca se enfatizará demasiado, además, que las fuentes renovables de energía, a diferencia del modelo de los hidrocarburos que tiende a concentrar el poder en alto grado y generar dependencia, clientelismo, compra de conciencias, corrupción y minar la democracia, tienden a ser inherentemente descentralizadas y por tanto a desinhibir la concentración de poder y a favorecer modelos políticos mas democráticos. Por lo demás, ninguna bonanza basada en el depredador modelo de los hidrocarburos, aun cuando pretenda pagar una deuda social, puede ser confiable, mas aun cuando genera nuevas deudas sociales y ambientales. Por todo ello el superar la alienante hegemonía del modelo de los hidrocarburos y de quienes detenten su poder es una tarea vital para garantizar democracias, economías y sociedades sanas.

Por todo lo anterior exigimos

  1. Que los acelerados planes del mega-gasoducto que se pretende imponer al contiene suramericano se suspendan hasta que no haya un auténticamente informado y democrático debate en la región acerca del hegemónico modelo de los hidrocarburos, y la “cara oscura”  en el cual  se sustenta el Proyecto  que irresponsablemente se ha ignorado o no se ha querido admitir. (No se puede pedir un debate continental sobre el ALCA e ignorar la importancia de un debate sobre un tema tan vital como este!)
  2. En vista del gran alcance del Proyecto, convocamos a un amplia y urgente movilización internacional de movimientos sociales, de organizaciones de la sociedad civil, de grupos indígenas, comunidades y pueblos, así como de organismos internacionales responsables, a fin de  alertar sobre los graves riesgos del pretendido gigantesco Gasoducto Trans-Amazónico; en salvaguarda de la vida y el ambiente,  y por ese otro mundo posible que la humanidad y el planeta reclaman.

    Caracas, 23 de enero de 2006

    La Red Alerta Petrolera-Orinoco Oilwatch,
    consecuente con su oposición de muchos años
    al paradigma hegemónico de los hidrocarburos,
    depredador corruptor y generador de dependencia,
    eleva su voz de denuncia y alerta ante los planes
    de la nueva Apertura petrogasífera - del actual gobierno.
    Exige un verdadero debate y consulta nacional sobre dichos planes.
    Reitera la necesidad de una inmediata moratoria
    a la explotación de hidrocarburos
    en zonas ambiental y socialmente ultra vulnerables.
    Reitera la exigencia de un Proyecto de Estado
    comprometido resuelta y sinceramente
    con la transición hacia una Venezuela Postpetrolera.

    amigrans@internet.ve,  

    amigransa_oilwatch@yahoo.com

 

21/01/2006

EL MODELO BOLIVARIANO DE DESARROLLO EN VENEZUELA:SUS IMPACTOS SOCIALES Y AMBIENTALES

20060204143810-mail.jpg
 

Sociedad de Amigos en Defensa de la Gran Sabana. AMIGRANSA

 

El modelo bolivariano de desarrollo que se esta implementando en Venezuela hace inalcanzable ese “otro mundo posible” por el cual luchamos los pueblos del mundo, pues no solo mantiene el viejo paradigma, sino que profundiza el modelo de desarrollo capitalista y neoliberal basado en la sobre-explotación de los recursos naturales, donde lo ambiental esta totalmente subordinado y la participación protagónica de las comunidades y movimientos sociales se desestima. Los impactos sociales y ambientales de este modelo bolivariano están poniendo en peligro el futuro del país y su soberanía, la seguridad alimentaría y la calidad de vida de todos los venezolanos.
Este modelo ha traído la destrucción irreversible de recursos naturales con la consecuente pérdida de diversidad biológica, el aumento del endeudamiento y la dependencia, la asociación con empresas trasnacionales de conocida trayectoria anti-ambiental y vulneradora de los derechos humanos y un sin fin de contradicciones que terminan impidiendo un proceso auténticamente transformador que erradique la pobreza y garantice la soberanía política, económica y ambiental de nuestro país.

Estas contradicciones se evidencian en el discurso presidencial y de otros altos funcionarios cuando alertan sobre los Cambios Climáticos, firman el Protocolo de Kyoto, pero al mismo tiempo promueven un Mega Plan denominado “Siembra Petrolera para la Integración y la Vida” que pretende convertir a Venezuela en la mayor Potencia Energética Mundial, a través de la  explotación del petróleo y gas a gran escala y la construcción de una compleja red de gasoductos, puertos y refinerías, al mismo tiempo que magnifica la explotación del carbón en territorios indígenas en la Sierra de Perija, la explotación de la madera, oro y diamante a expensas de la destrucción de los bosques nativos tropicales de la Reserva Forestal de Imataca y otras reservas naturales, creando así nuevas deudas sociales y ecológicas. Por otro lado, plantean la Vuelta al Conuco, la agricultura ecológica y la prohibición de los transgenicos, pero promueve la siembra de grandes monocultivos, entre ellos la palma africana y pinos, la importación de soja transgénica, permite los agroquímicos e impulsa la construcción de petroquímicas para la fabricación de fertilizantes. Igualmente, el discurso oficial proclama la equidad social, pero realmente está creando una nueva oligarquía y más exclusión social al no ser éste un modelo participativo, y no disponer de una contraloría social y ambiental que impida la creciente corrupción, el despilfarro de los inmensos recursos económicos y el aumento impagable de la nueva deuda ecológica.

Por otra parte en el proceso de integración latinoamericana se vive un drama similar como consecuencia de la exportación de este modelo bolivariano de desarrollo a países hermanos y por el impulso y la ejecución de proyectos enmarcados en la Iniciativa de Infraestructura Regional Suramericana IIRSA (análogo al ALCA), promovidos por la Corporación Andina de Fomento, CAF, gran receptora de fondos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras IFIs, de los cuales Venezuela ha sido tristemente pionera con la puesta en marcha del tan cuestionado proyecto del Tendido Eléctrico hacia Brasil, que atravesó,- a pesar de la oposición de indígenas y ambientalistas y de los argumentos geopolíticos, científicos, ecológicos  y sociales - la  Gran Sabana, el Parque Nacional Canaima y los territorios indígenas, dañando este patrimonio ecológico y cultural de la humanidad, y ahora, con el recién acordado Proyecto Chávez-Lula-Kirchner de un  Mega-Gasoducto de 12.000 kilómetros que extendería su destrucción desde Venezuela hasta la Argentina, pasando por Brasil y Uruguay y que dañaria igualmente de manera  irreversible los frágiles ecosistemas de la Guayana Venezolana y la Cuenca Amazónica. Los Proyectos IIRSA atentan contra la integridad de los recursos naturales, ponen en riesgo la soberanía de los pueblos y fronteras de Venezuela y otros países suramericanos y en algunos casos podrían transformar su geografía, como en el caso de la pretendida interconexión de los ríos Orinoco, Río Negro, Amazonas, y La Plata violentando maravillas de la naturaleza como lo es el Brazo Casiquiare en el Amazonas Venezolano, que conecta el río Orinoco con el rio Negro. La Unión Latinoamericana impulsada por el Proceso Bolivariano Venezolano pretende ser integradora pero en la práctica termina siendo neo-colonizadora, al utilizar la potencialidad energética y económica de Venezuela para convertirse en el nuevo país prestamista e inversionista latinoamericano.

Con la puesta en marcha de este equivocado, inconsulto y anti-ecológico modelo de desarrollo bolivariano venezolano, se ha permitido ciertos atropellos en el cumplimiento de la normativa ambiental lo que contraria el modelo de Estado Democrático, Social y de Justicia establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, con las graves consecuencias de una mayor contaminación de las aguas, una degradación ambiental irreversible y una merma en la calidad de vida, entre otras cosas, lo que conlleva a perdidas económicas y a un aumento de la inversión en salud que podría evitarse de establecerse un modelo de desarrollo ambientalmente armónico, que asegure perse, la salud y la calidad de vida de la población.

De Norte a Sur y de Oriente a Occidente, Venezuela esta amenazada mas que nunca por este modelo de desarrollo sobre-explotador, que se ejecuta a través de proyectos depredadores que desafían cualquier lógica. Las venas abiertas de Venezuela están más visibles aun hoy por la Nueva Apertura Petrolera, Gasífera y Minera concretada con la entrega de licencias (hasta por 35 años con la posibilidad de 30 años de prórroga) a las trasnacionales para la exploración y explotación de estos recursos. Tal es el caso de las exploración y explotación gas Costa Afuera en la Plataforma Deltana y su área se calcula en 27.000 Km² de plataforma y 55.000 Km² de fachada a cargo de las empresas Chevron Texaco Chevron Texaco (Estados Unidos), Bloque 2 y 3 Conoco-Phillips (Estados Unidos ) Bloque 2, y  Statoil ( Noruega) bloque 4 entre otras; el Proyecto gasífero Mariscal Sucre con Mitsubishi y Shell; el  Proyecto gasífero Rafael Urdaneta de 30.000 Km² entregadas en su primera etapa a la rusa Gazprom y a la norteamericana Chevron Texaco; la explotación del crudo pesado en la Faja Petrolífera del Orinoco con un área de 55.324 Km²; donde hasta el momento destacan la Gazprom y Lukoil (Rusa), Petrobras (Brasil), Petropars (Irán), Repsol YPF (Española), la China Petroleum; y  la Ongc de India.  A todo esto se suma la proliferación de gasoductos y refinerías, la construcción del Complejo Industrial Gran Mariscal Ayacucho, CIGMA en la Península de Paria, y la anti-ecológica explotación del Carbón en la Sierra de Perija (Edo. Zulia), en territorios protegidos y hábitat de indígenas Wayúu, Yukpa y Bari.

Se suman a los impactos ya existentes del modelo de explotación petrolero y minero de la IV republica, (tales como la pérdida de la biodiversidad marina en el Lago de Maracaibo ante la contaminación provocada por la mega explotación del petróleo y los derrames y fugas continuas de miles de kilómetros de tuberías en su lecho; la subsidencia (hundimiento) de zona oriental del lago de Maracaibo; las miles de fosas de desechos petroleros al aire libre diseminadas por todo el país, contaminando el suelo, el subsuelo y las aguas subterráneas; la contaminación mercurial e impactos ambientales en la Cuenca del Río Caroni y en Imataca; los impactos al ambiente y a la salud por la explotación del carbón en el Zulia) nuevos impactos sociales y ambientales por la continuación y ampliación de este  modelo desarrollista. Estos impactos se evidencian en: la migración de los pueblos indígenas a las ciudades en condición de mendicidad, caso de los Warao del Delta del Orinoco; la perdida de identidad cultural en poblaciones cercanas a las explotaciones petroleras por la fuerte presencia de trabajadores extranjeros o foráneos como es el caso de Anaco o en el  Delta del Orinoco; la destrucción de bosques y fuentes de agua como en la Reserva Forestal de Imataca; la eliminación o merma de economías locales como la de los pescadores del Golfo de Paria y el lago de Maracaibo; la destrucción y contaminación de fuentes de agua, como es el caso de la contaminación por mercurio en las cuencas del río Caroní por la explotación minera de oro; la contaminación de acuíferos y aguas subterráneas en la Faja Petrolífera del Orinoco; la contaminación de tierras agrícola; la  destrucción de fauna marina, terrestres y avifauna por la explotación de gas costa fuera; el humo de quema de gases y emisiones de C02 que provocan  el calentamiento del planeta el cual contribuye a la subida del nivel de los mares, la generación de poderosos huracanes como Katrina, y el aumento de los vectores causantes de enfermedades. 

Ante este dramático panorama asociado a este modelo de desarrollo sobre-explotador de los recursos naturales, lo lógico y sabio seria promover en Venezuela una discusión amplia, participativa y protagónica con comunidades y movimientos sociales, enmarcada en los principios de respeto a la naturaleza y al ser humano, que permita construir un modelo de desarrollo que haga posible la eliminación de la pobreza, mantenga la salud de los ecosistemas, contribuya a la disminución de los cambios climáticos, aumente la seguridad alimentaria y la soberanía. En el mundo de hoy, ningún gobierno que no asuma el tema ecológico seriamente, puede llamarse revolucionario. En los tiempos actuales la revolución ecológica es esencial para superar la agobiante opresión de ecosistemas y poblaciones que ha significado el desarrollo dominante así como para la salvación del mundo.

www.amigransa.blogia.com

La Sociedad de Amigos en defensa de la Gran Sabana es una asociacion civil sin fines de lucro,constituida en abril de 1986 para la preservación, conservación y defensa del patrimonio ecológico y cultural de la Gran Sabana-Parque Nacional Canaima (Tierra de Tepuyes) y de todas aquellas áreas pertenecientes al Macizo Guayanes.
Nos hemos sumado a esta causa por un profundo amor a la naturaleza y porque estamos convencidos que el respeto al mundo natural y a las leyes ecológicas, son una de las vias primordiales hacia el bienestar y la supervivencia de la humanidad.
AMIGRANSA la integran un grupo de profesionales de distintas disciplinas,jóvenes, estudiantes y una amplia red de colaboradores formada por habitantes de la Gran Sabana, cientificos y otros amantes de la naturaleza. El trabajo en AMIGRANSA esta basado en el voluntariado