Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5914 al 5943 
AsuntoAutor
Concurso Mundial d Maria Pa
RV: Jovenes Belgas Maria Pa
PARQUE DEL ESTE . AMIGRANS
Diez universidades Julio Ce
Inscripciones Foro Maria Pa
Otorgan tierras p AMIGRANS
Talleres Foro Soci letras d
Fw: en relacion a AMIGRANS
Parque del Este AMIGRANS
Curso Primates Jaime E.
(sin asunto) AMIGRANS
No Dañen el Parqu AMIGRANS
Depresión, Prozac Jorge Hi
Sobre el PARQUE DE AMIGRANS
ULTIMAS NOTICIAS I Maria Pa
Noticias (1) Foro letras d
MINERIA SUBTERRANE Jorge Hi
=?UTF-8?B?SW52aXRh =?UTF-8?
Fotos Jaime E.
Propiedades del pl Jaime E.
Urano: nuevas luna Jaime E.
Transgénicos al Jorge Hi
Noticias (2) Foro letras d
Polvo de estrellas Jaime E.
El Clima Jaime E.
Demasiado importan =?UTF-8?
III Congreso de Bi Jaime E.
"América" para los Jaime E.
COMPLEJIDAD 2006 Jaime E.
Invitación Confere Maria Pa
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6389     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] Polvo de estrellas
Fecha:Lunes, 16 de Enero, 2006  19:54:22 (-0400)
Autor:Jaime E. Péfaur <pefaur @...ve>

LA SONDA «STARDUST» REGRESA A LA TIERRA CON POLVO DE COMETA, QUE ARROJARÁ LUZ SOBRE EL ORIGEN DE LA VIDA

 

JORGE SÁINZ. http://www.abc.es/ Madrid. 13 de enero de 2006

 

En 2004, esta nave de la NASA capturó partículas interestelares del cometa «Wild 2» en una misión sin precedentes en la historia de la exploración espacial

 

Se llama «Stardust» y está a punto de hacer historia. El próximo domingo, 15 de enero, esta sonda pondrá punto final a un periplo espacial sin precedentes de 4.500 millones de kilómetros que ha durado casi siete años. Como regalo, la nave lanzará a la Tierra una ligera cápsula repleta de unas muestras de partículas interestelares, «robadas» a un cometa durante su aventura, con las que los científicos esperan aportar más claves sobre el origen de la vida y el Sistema Solar. Después, concluido este cometido, el ingenio de la NASA pondrá rumbo a su última escala, el Sol, para convertirse, precisamente, en lo que su propio nombre indica, en polvo de estrellas.

La apasionante historia del «Stardust» escribió su primer capítulo el 7 de febrero de 1999. Ese día, tras una larga puesta a punto, la NASA ponía en órbita su primera misión destinada a recuperar materia extraterrestre de un objeto cósmico situado más allá de la Luna. La NASA perseguía la recolección del fino polvo que rodea al núcleo de un cometa, para estudiar sus moléculas e identificar los ingredientes originales que formaron la Tierra, Marte y los demás planetas de nuestro Sistema Solar.

«Más antiguos que el Sol»

«Ha sido una oportunidad fantástica. Confiamos en que estas partículas sean efectivamente más antiguas que el propio astro rey. Podríamos considerar estos objetos como la biblioteca de nuestra historia», dijo esta semana Donald Brownlee, director científico de la misión. Muchos investigadores creen que fueron estos cometas, que giran periódicamente alrededor del Sol, los que trajeron a nuestro planeta el agua y las primeras moléculas orgánicas, y eso es lo que Brownlee y su equipo quiere corroborar ahora.

Pero, antes de que llegue ese momento, las muestras deben aterrizar sanas y salvas. La NASA guarda demasiado fresco en la memoria el recuerdo de la misión «Génesis», cuyo sistema de aterrizaje, muy similar al de «Stardust», falló en el último momento, agrietando el cilindro que contenía las partículas solares recogidas por la sonda y quemando en el desierto norteamericano de Mojave la inversión de dos años de proyecto.

En principio, todo está preparado para que la historia no se repita, aunque lo cierto es que el ingenio realiza gran parte de la maniobra de forma automática y el éxito o el fracaso depende en gran medida de su programación original. Hoy mismo, la NASA procederá a situar a «Stardust» en su órbita definitiva de reentrada a la Tierra. A partir de ahí, la suerte estará echada.

Alta velocidad

La nave se irá acercando a nuestro planeta, hasta que, al llegar a unas coordenadas preestablecidas, soltará la cápsula, de poco más de 45 kilos de peso. A partir de ahí, cada uno seguirá su propio camino. «Stardust» caminará hacia su ocaso en dirección al Sol, mientras que la muestras en cuestión se precipitarán hacia la atmósfera a más de 45.500 kilómetros por hora, la velocidad más alta, según prevé la NASA, jamás alcanzada por un objeto creado por el hombre para atravesar esta capa de la Tierra.

Una enorme bola de fuego, tan brillante como Venus, será vista en varios estados norteamericanos. Cuando ésta se encuentre a 30.500 metros llegará el momento decisivo, en el que deberán desplegarse los paracaídas necesarios para frenar el desplome. Éste fue, concretamente, el mecanismo que falló en el caso de «Génesis» y el que más sueño está quitando a medida que se acerca el momento a los responsables de la NASA. «Los equipos han sido revisados minuciosamente», explicó Edward Hirst, director de sistemas de la misión.

Entonces, se supone, si el parapente ha hecho su trabajo, la cápsula se posará plácidamente, a menos de 20 kilómetros por hora en algún punto del desierto de Utah. Varios helicópteros del Ejército y personal especializado de la base espacial de Houston aguardarán el aterrizaje para poner rápidamente a buen recaudo los valiosos tesoros cósmicos. A partir de entonces, la comunidad científica tendrá la última palabra. ¿Sabremos algo más de cómo se formo nuestro Sistema Solar? ¿Y la vida? La verdad se llama «Stardust».