Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5794 al 5823 
AsuntoAutor
RV: Otro mundo es JAPM
Invitación Reto a Maria Pa
Difundir: Día Mun Jorge Hi
RV: Invitación. Pr JAPM
{Spam?} Virus Jaime E.
Re: RV: Invitación Domingo
La Cueva del Guach Jaime E.
Hablando de secesi Jorge Hi
Galeano...Galeano Jaime E.
Vida silvestre y T Jaime E.
Congélate para sob Jaime E.
Curso primates Jaime E.
Encuentro con las Jaime E.
El calor... Jaime E.
Taller de Genética Jaime E.
Jornadas Nacionale Manuela
TEXACO Y MILITARES AMIGRANS
EL DEPREDADOR DE B Julio Ce
Convocatoria Foro letras d
Foro Reforma del c JAPM
RV: 2do envío invi JAPM
Primer Simposio Me Jaime E.
ARFA busca volunta Jaime E.
virus aviar H5N1 Jaime E.
SUPER INTERESANTE Maria de
SIC Jorge Hi
presentación del m JAPM
Sean los hermanos Moigis
Convocatoria muest letras d
Un Mundo Posible.. Jaime E.
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6253     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] Hablando de secesión, indígenas y conspiración/ Narlis Díaz
Fecha:Miercoles, 19 de Octubre, 2005  18:20:33 (-0400)
Autor:Jorge Hinestroza M. <vitae @......com>

Hablando de secesión, indígenas y conspiración



         El pasado 11 de Octubre, víspera del “Día de la Resistencia 
Indígena”, un grupo de indígenas pertenecientes a las etnias Wayúu, Barí y 
Yukpa apoyados por algunas organizaciones de “alijunas” como Anmcla, Ampa, 
Aipo, Homo et Natura, se trasladaron a la Plaza Bolívar de Caracas con el 
fin de declarar ante la prensa nacional e internacional, los atropellos e 
intentos de despojos de sus tierras por parte de terratenientes apoyados por 
las transnacionales mineras que aspiran a abrir nuevas minas de carbón en 
sus territorios.

         Previamente, se realizó una campaña de información vía web y otros 
medios alternativos para invitar a la ciudadanía; cumpliendo con esta tarea, 
distribuí a través de mi correo la invitación recibida porque considero 
necesario brindar mi apoyo a la lucha de nuestros hermanos indígenas. 
Recibí, como era de suponer, algunos reenvíos de los cuales dos en 
particular llamaron mi atención y me llevaron a investigar sobre el tema y 
escribir estas líneas. Esos correos, hacían referencia a que aquella 
invitación que estaba circulando “olía” a planes secesionistas por parte de 
los indígenas y por ende de quienes los apoyábamos.

         Ahora, ¿Qué significa secesión? El término es definido en los 
diccionarios como la “Separación de una parte de un estado para construir un 
nuevo estado independiente o para asociarse a otro”. (1)

         Realmente, me es difícil imaginar a los indígenas de la Sierra de 
Perijá, para quienes el término “frontera” no es más que una palabra 
abstracta empleada por los “alijunas” para separar a las familias de la 
Guajira, reunidos planificando la separación de la Sierra de Perijá del 
resto de Venezuela y convertirse en “nación independiente”.

         Si examinamos la historia y podemos circunscribirnos a la del 
Estado Zulia si quieren, nos daremos cuenta de que el secesionismo nunca ha 
estado en el ánimo de los indígenas en ninguna parte, muy por el contrario, 
esta idea es la que  siempre ha formado parte de las estrategias de las 
oligarquías, negociantes con el gran capital mundial y las transnacionales 
de la energía.

         Un poco de historia ayudará a aclarar en torno a este tema:

         El 16 de Mayo de 1860 en un informe ante la Sociedad Geológica de 
Londres, G.P. Wall se refiere a grandes depósitos de brea en el “Golfo de 
Maracaybo”, ubicando en un mapa los mismos; para 1864 la Constitución 
Federal Venezolana establece que el estado administra el petróleo y demás 
combustibles naturales, siendo necesaria una concesión estatal para explotar 
u operar una mina y para Agosto de 1865 el Gral. Jorge Sutherland, 
Presidente Constitucional del Estado Zulia otorga la primera concesión 
petrolera a Camilo Ferrand, ciudadano norteamericano (2); es en esta época 
cuando se da el primer intento en la república de separar al Zulia de 
Venezuela, precisamente en la persona de Sutherland quien junto a Venancio 
Pulgar firma el “Pronunciamiento de Maracaibo” en el que declaran la 
independencia del Zulia: “No más consideraciones, maracaiberos; la lealtad 
no nos ordena el suicidio. Rompamos los lazos, proclamemos la independencia”. 
(3)

         Como podemos ver, no hubo ningún indígena maquinando este primer 
intento secesionista en nuestro país. Posteriormente, en plena dictadura 
gomecista, desconfiando los yanquis de Gómez por haber otorgado a los 
ingleses extensas concesiones y temerosos de que pudiera producirse un 
derrocamiento que permitiera el ascenso de un gobierno favorable a los 
ingleses enviaron comisiones a Colombia y Venezuela a adelantar gestiones 
para crear el ambiente propicio a un movimiento separatista que comprendería 
los departamentos de Santander, la Goajira y el Estado Zulia y así dar 
origen a una “república independiente”. Para ese año de 1927 era Presidente 
del Estado Zulia Vicente Pérez Soto y este se había mostrado proclive al 
proyecto, pensando que Gómez tenía pocas probabilidades de continuar siendo 
el “Jefe Único de Venezuela”. La maniobra fue denunciada por el PRV con sede 
en México, la Cámara de Diputados de Colombia se reunió para analizar la 
maniobra yanqui, los diarios dedicaron amplios espacios a develar los planes 
secesionistas acusando al Gral. Pérez Soto de estar aliado con los intereses 
petroleros extranjeros.

         La maniobra no prosperó debido al fortalecimiento de la dictadura 
luego de los sucesos del 28; el acuerdo entre los trusts ingleses y 
norteamericanos en 1929 para el reparto mundial de yacimientos y mercados y 
al equiparamiento de los norteamericanos con los ingleses al recibir 
concesiones en la orilla izquierda del Lago y dentro del mismo. (4)  Aquí 
tampoco hubo ningún indígena involucrado.

         Regresando al presente, en función del tiempo, sabemos que durante 
varios meses pre y post golpe de estado 2002, se planteó un movimiento 
secesionista, que con apoyo de una potencia continental y la oligarquía 
colombiana, implicaba las entidades de Zulia, Falcón, Trujillo y Táchira, 
junto con los departamentos colombianos de la Goajira, el César y los 
Santanderes (5) (Todas estas zonas, relacionadas con el abastecimiento 
energético ¿Casualidad?).

         Para nadie es un secreto la alianza entre la oligarquía colombiana 
y el estamento industrial militar norteamericano que ha generado el 
terrorífico Plan Colombia, entre cuyos objetivos está el de facilitar la 
ampliación de los mercados, la apropiación de los recursos naturales y la 
injerencia en la jurisdicción marítima del Golfo de Venezuela. En estos 
nuevos planes tampoco encontramos a los indígenas, al contrario, entre sus 
reclamos se exige el cese inmediato del paso de gandolas cargadas con el 
carbón proveniente del Norte de Santander hacia el Puerto de La Ceiba 
ubicado en el Estado Trujillo, desde donde es embarcado hacia la costa este 
de los EEUU y para cuyo traslado se están construyendo la vía férrea y 
Puerto América. ¿Intenciones secesionistas indígenas? No parece.

         Recordemos también que una de las mas recientes excentricidades de 
algunos parlamentarios del congreso colombiano ha sido solicitar la 
activación de la Carta Democrática de la OEA para justificar una posible 
intervención en Venezuela, seguramente a sabiendas de la existencia del 
llamado Plan Balboa, denunciado en su reciente viaje a los EEUU por el 
Presidente Chávez pero del que teníamos conocimiento desde mediados del año 
pasado cuando fuera denunciado en los medios alternativos. El Plan Balboa, 
presentado como un “inocente ejercicio militar” internacional, plantea que 
ante un enfrentamiento armado entre dos países amazónicos (Venezuela y 
Colombia), EEUU recurrirá a la OEA para crear una fuerza militar 
multinacional (propuesta ya planteada por el judas Lucio Gutiérrez antes de 
posar sus lacayas nalgas en la silla presidencial del Ecuador) que termine 
con esta contienda. A través del Plan Patriota y las declaraciones contra el 
terrorismo de los países del sur, EEUU comienza a regionalizar el conflicto 
interno colombiano y a viabilizar la injerencia militar en las zonas 
productoras de energía (el Plan Patriota, nueva fase del Plan Colombia, está 
dirigido por el propio Comando Sur estadounidense).

         En el desarrollo de este ejercicio Balboa, participaron: Chile, 
Uruguay, Argentina y algunas unidades centroamericanas. Para una segunda 
etapa los ejércitos de Colombia, Brasil, Ecuador y Perú entran en acción. 
(6) El objetivo final, el desmembramiento de Venezuela en las tres grandes 
regiones energéticas que la conforman. ¿Acaso este Plan Balboa fue diseñado 
por los Yukpas de Perijá? ¿No fue diseñado por el país al que se le están 
entregando las mejores concesiones de petróleo y gas que existen en nuestro 
país? ¿Y los ejércitos que participaron en el ejercicio, no pertenecen a 
países con intereses energéticos en nuestro suelo?

         La necesidad de acaparar energía barata no sólo ha provocado golpes 
de estado, movimientos secesionistas o conspiraciones en América Latina, 
también desencadenó una guerra, la Guerra del Chaco (1932 – 35), entre los 
dos pueblos mas pobres de América del Sur, Bolivia y Paraguay. “La `Guerra 
de los soldados desnudos’ fue denunciada el 30 de Mayo de 1934 por el 
Senador por Louisiana Huey Long, quien refirió que la Standard Oil de Nueva 
Jersey había provocado el conflicto y financiaba al ejército boliviano para 
apoderarse del Chaco Paraguayo necesario para el tendido de un oleoducto 
hacia el río. Los paraguayos por su parte, eran empujados por la Shell. 
Paraguay ganó la guerra pero Spruille Braden, personero de la Standard, 
presidió la comisión de negociaciones que preservó para Bolivia y para 
Rockefeller, varios miles de Kms2 que reivindicaban los paraguayos” (7).

         Hoy, 70 años después de esta guerra, los bolivianos están 
nuevamente en batalla, ahora directamente contra las transnacionales de la 
energía, cansados de tanta miseria y humillación; nuevamente se levantan las 
estrategias secesionistas instigadas y apoyadas por las transnacionales. 
Ante el triunfo obtenido por los indígenas bolivianos en la defensa de su 
gas, la oligarquía de Santa Cruz de la Sierra está planteando secesionar la 
zona y convertirse en territorio autónomo de Bolivia. Los indígenas 
Bolivianos tampoco son secesionistas.

         Pero, no todos los intentos secesionistas han fracasado a lo largo 
de la historia. Hacia mediados del Siglo XIX, comenzó en EEUU un gran 
movimiento expansionista hacia el oeste, goteo en el principio, inundación 
al final, hasta alcanzar la Costa del Pacífico en California. Fue entonces 
cuando nació como justificación a este expansionismo el concepto del 
“Destino Manifiesto”. La primera mención de esta idea se le atribuye a un 
periodista llamado John O`Sullivan, cuando escribió en Agosto de 1845: “la 
realización de nuestro destino manifiesto consiste en expansionarnos por el 
continente que nos ha concedido la providencia para el libre desarrollo de 
nuestra población…” (8) sustentando luego las afirmaciones del Senador 
Albert J. Beverigdge en su discurso en la Asamblea el 27 de Abril de 1898 en 
el que señalara: “El suelo americano está produciendo mas de lo que puede 
consumir. El destino se ha encargado de formular el texto de la política a 
seguir: el comercio del mundo ha de ser y será nuestro… Grandes colonias con 
gobiernos propios, ondeando nuestra bandera y comerciando con nosotros, 
crecerán en torno a nuestras avanzadas comerciales…”  comienza con este 
planteamiento toda una historia de dominación, un proceso lento pero exitoso 
de penetración cultural y expansionismo norteamericano. Enmarcados dentro de 
las políticas a seguir esbozadas por Beverigdge EEUU impone los tratados 
Hay – Correa y Hay – Calvo a Nicaragua y Costa Rica, para adquirir la ruta 
interoceánica en 1900, posteriormente en 1903 impone el tratado Hay – Herrán 
a Colombia para obtener la ruta interoceánica de Panamá (9). Conscientes de 
la necesidad de crear  una vía que comunicara los océanos Atlántico y 
Pacífico ya planteada por los españoles en el S.XVI, instiga y apoya los 
planes secesionistas del Istmo de Panamá y en 1903 se produce la 
“Independencia de Panamá” con apoyo e intervención armada de Norteamérica 
para que Colombia no pudiera reivindicar su territorio. Simultáneamente a la 
“independencia” se firma el Tratado Hay – Bunan – Varilla que estipula el 
dominio de EEUU en la zona del futuro canal que es finalmente inaugurado en 
1914 (10).

         La secesión de Panamá podríamos calificarla como la segunda 
secesión exitosa en América Latina pues, me atrevería a afirmar que la 
primera fue el desmembramiento de la Gran Colombia donde Santander, punta de 
lanza de los intereses norteamericanos, tuvo un papel protagónico sin duda 
alguna. Santander, es el instigador del envenenamiento del Gral. José 
Antonio Anzoátegui, del fusilamiento del Coronel Leonardo Infante (héroes de 
la Campaña de Boyacá). Sabotea el Congreso Anfictiónico de Panamá 
involucrando a los EEUU en el mismo aun en contra de la opinión de Bolívar; 
ordena los atentados contra el Gral. Rafael Urdaneta (último Presidente de 
la Gran Colombia). Busca enjuiciar a Páez, destierra a Manuelita y persigue 
a Simón Rodríguez, en 1832 por decreto, borra de la lista militar a todos 
los oficiales venezolanos que apoyaban el sostenimiento de la Gran Colombia 
y los declara traidores a la patria expulsándolos luego del territorio (11).

         No solo en América Latina se han producido secesiones exitosas, 
entre 1967 – 1970, se produce la secesión y guerra de Biafra instigada por 
las transnacionales petroleras. En 1967, la población norteña de Biafra, 
constituida por los huasas y peules tomó las armas contra los ibo (al este 
de Biafra) generando grandes matanzas. El nuevo régimen establecido procedió 
a subsumir la etnia ibo y su riqueza petrolífera en tres estados y proclamó 
su secesión en la República de Biafra (1967) (12). Luego de una dura guerra 
que se prolongó hasta 1970, el gobierno biafreño capituló y el territorio 
volvió a Nigeria.

         De todos es conocido, que las luchas tribales en las zonas de 
interés del África (petroleras, diamantíferas, minerales estratégicos) son 
instigadas por las grandes trasnacionales de la energía como CHEVRON, SHELL, 
OXY (Occidental Petroleum).

Tomando en consideración todo lo antes expuesto, exhortamos a los que se 
convierten en “sesudos analistas de cafetín” a que, cuando hablen de 
intenciones secesionistas no es hacia nuestros indígenas y sus luchas donde 
deben dirigir su mirada, es hacia la oligarquía y las grandes 
trasnacionales, aquellas que constantemente son recibidas por la puerta 
grande, con alfombra roja y elogiadas ardorosamente por el presidente, quien 
las califica de sus hermanas y las sienta a su lado en los actos oficiales, 
mientras a nuestros indígenas se les hace pasar por la puerta trasera de 
palacio y les atienden funcionarios de segunda y comisiones que se 
comprometen a pautar encuentros que nunca suceden y a levantar informes que 
nadie atiende.

Estoy segura de que quienes nos sentimos comprometid@s con las luchas 
indígenas estamos muy lejos de ambiciones secesionistas, muy lejos de 
favorecer intereses imperiales, somos hombres y mujeres de esta tierra que 
no aspiramos a ningún cargo político o público y por lo tanto nos sentimos 
en la libertad de discernir de las políticas del Estado cuando consideramos 
que estas están erradas, como en este caso. Lo único que nos mueve es un 
profundo amor por esta tierra y un enorme sentimiento antimperialista.

Invito nuevamente al debate, pero al debate de altura, no con 
descalificaciones y opiniones a priori, carentes de análisis y bases 
sólidas. La historia esta allí, las y los indígenas están allí en Perijá, 
amenazad@s, vejad@s y maltratad@s por sicarios contratados por los 
terratenientes y ganaderos de la zona apoyados por la Guardia nacional de 
este “gobierno revolucionario” que buscan desalojarlos de sus tierras para 
así venderlas a las trasnacionales mineras apoyadas en el silencio y la 
complicidad gubernamental, empeñada en sostener que allí no vive nadie. A 
estos si les interesa el secesionismo para favorecer al imperio.



“Las culturas con principios no tienen precio”  U´wa (Etnia colombiana)

“No me preocupan las personas corrompidas, me preocupan las buenas personas 
que no denuncian” Martin Luter King.





Narlis Díaz







          Bibliografía:

(1)      Diccionario enciclopédico ilustrado Océano uno. Grupo Edit. Océano. 
España 1991.

(2)      Martínez Aníbal R. Cronología del petróleo Venezolano Edic.  del 
CEPET. Caracas 1986.

(3)      Grupo de Estudio y Trabajo Pueblo y Conciencia El papel del 
petróleo en la formación del Estado Venezolano. Maracay 2004.

(4)      De la Plaza, Salvador. Breve historia del petróleo y su legislación 
en Venezuela. Grafiunica. Caracas 1973.

(5)      López, Hebert. La diplomacia Colombiana y sus relaciones con 
Venezuela. Verdades de Miguel. 23 al 29 de Abril 2004

(6)      Grupo de Estudio y Trabajo Pueblo y Conciencia. Planes del Imperio 
para América Latina. Maracay Enero 2005.

(7)      Galeano, Eduardo. Las Venas abiertas de América Latina  Siglo XXI 
Editores. Colombia 1988.

(8)      Rayner y Stapey. Desmontando la historia. Ediciones Robinbook. 
Colombia 2004.

(9)      Contreras Ramírez, Enrique. EEUU y la nueva doctrina militar. 
Fundación editorial. Fabricio Ojeda. caracas 2004.

(10)    Atlas geográfico universal. Grupo Edit. Océano. España 2002.

(11)   López Hebert (ob. cit.)

(12)   Atlas geográfico (ob. cit.)



-~--------------------------------------------------------------------~-

-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net