Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5581 al 5610 
AsuntoAutor
filosofía, medio a Jaime E.
Antecedentes: filo Jaime E.
Nuevas publicacio La Cienc
Elio Ríos Serrano Jorge Hi
V Conferencia Naci amigrans
RV: Nuevos Cursos JAPM
Amagan indios con Julio Ce
sopa de tortuga en Jaime E.
No permitiremos q amigrans
Petroleras violan amigrans
Foro LOS BOSQUES D Jorge Hi
NOMINAS CHIMBAS EN Julio Ce
países amazónicos Jaime E.
desobedecer leyes Jaime E.
Concurso Becas CLA JAPM
Indígenas exigen d Julio Ce
Foro LOS BOSQUES D Jaime E.
guerra biológica Jaime E.
{Disarmed} Mangost Jaime E.
'Métodos Geológico Jaime E.
Taller Biosegurid Jaime E.
SIMPOSIO DE RECURS Jaime E.
Ecosostenibilidad Jaime E.
Cirugia Plastica R Jaime E.
ANÁLISIS DEL PROYE JAPM
CAMPAÑA CONTRA LA Julio Ce
AGENDA, reunion de Jose Rod
Nuevas publicacio La Cienc
RUEDA NACIONAL DE Jaime E.
Solicitud de Perso Jaime E.
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6044     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] NOMINAS CHIMBAS EN LAS UNIVERSIDADES
Fecha:Jueves, 14 de Julio, 2005  09:37:18 (-0400)
Autor:Julio Centeno <jcenteno @..........ve>

 
 
NOMINAS CHIMBAS EN LAS UNIVERSIDADES
 
 
Desórdenes extraordinarios fueron detectados por el MES, como 21 mil empleados en una universidad que tiene 10 mil, o 66 decanos en una universidad que tiene 7 facultades, según resaltó el ministro Samuel Moncada. 
 
Prensa Web RNV (Luigino Bracci)
5 de Julio de 2005
 
El ministro de Educación Superior, Samuel Moncada, anunció este lunes 4 de julio que se han recuperado unos 48 mil millones de bolívares (22,3 millones de dólares) al revisarse las nóminas de las universidades públicas venezolanas y detectarse una enorme cantidad de desórdenes e irregularidades en dichas nóminas.

Es la primera vez en la historia que el Estado solicita a las universidades públicas la lista de empleados y profesores antes de proceder a entregar los pagos, decisión que ha causado controversias pero que ha rendido sus frutos.

En una entrevista realizada por la periodista Vanessa Davies a través de Venezolana de Televisión, Moncada anunció que dicha cifra de dinero recuperado podría llegar a los 50 mil millones de bolívares (23,2 millones de dólares) debido a que el análisis de las nóminas no ha finalizado.

Recordamos a nuestros lectores internacionales que en Venezuela existen varias universidades públicas y autónomas, en las cuales la educación es gratuita pero el presupuesto es otorgado en su mayor parte por el Estado. En dichas universidades estudian gratuitamente cientos de miles de personas y trabajan a decenas de miles de empleados, obreros y profesores. Esto se explica mejor al final de este artículo.

Un cambio controversial

Las autoridades de estas universidades acostumbraban pedir al Estado como presupuesto "una cifra consolidada, un monto muy grandote", según indicó Moncada. Pero no especificaban detalladamente cómo se usaban esos fondos.

El cambio consistió en comenzar a pedirle a las universidades las nóminas de los profesores y empleados a quienes se pagarían esos recursos. Dicho cambio generó una serie de molestias entre rectores y algunos profesores, quienes acusaron al gobierno bolivariano de violentar la autonomía universitaria y de ejecutar maniobras distractoras e ilegales. Incluso llamaron "loco" y "corrupto" a Moncada.

Sin embargo, cuando finalmente las universidades comenzaron a entregar sus nóminas, Moncada y su equipo comenzaron a descubrir situaciones "caóticas" y de "desastre", como estas:

  • Al revisarse la nómina de la Universidad de Carabobo (UC), se encontraron sueldos para 66 decanos, a pesar de que dicha universidad sólo tiene siete facultades y, por ende, igual número de decanos. "En vez de haber dos vicerrectores, hay 25 vicerrectores. Debería haber un secretario, pero se cuentan a 5 secretarios cobrando", denunció Moncada.

    Es de destacar que la rectora María Luisa Maldonado había señalado ante la prensa que la decisión del gobierno de pedir las nóminas era "una táctica dilatoria para agredir a profesores y trabajadores de las universidades autónomas".

  • Moncada mostró ante las cámaras el folio entregado por las autoridades de la Universidad de Carabobo, donde el alcalde de Naguanagua, Tulio Castillo, aparece cobrando como vicerrector. Castillo ha negado estar cobrando sueldos de esa universidad y hasta ha amenazado con demandar a Moncada, aún cuando la lista no fue elaborada por Moncada sino por la propia UC.

  • El ministro también mostró un artículo del diario Últimas Noticias, en el cual el rector de la Universidad del Zulia (LUZ) reconoció que mandaron una nómina de "veinte mil 425 empleados, cuando ellos saben que tienen la mitad."

  • El rector de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Antonio París, también acusó a Moncada de querer intervenir a la universidad, pero al mismo tiempo admitió en un anuncio en la prensa que se les había pagado en diciembre 1.255 millones de bolívares demás en diciembre. "Si les dimos tanto dinero de sobra, ¿por qué no lo reconocieron sino hasta ahora?"

    "Si usted tuvo por seis meses 1.255 millones de bolívares extras, ¿por qué nunca los declaró, por desorden? ¿Eso no ganó intereses? ¿Dónde están?"

Desorden, irresponsabilidad y caos

Ante una pregunta de Davies, Moncada señaló que hay que averiguar qué se hacía con ese dinero extra: si es que se pagaba a las personas señaladas a pesar de no laborar en la universidad, o si se desviaba para otras actividades. "El desorden y la irresponsabilidad de quienes hacen estas nominas es muy grande", señaló. No se atrevió a acusar a nadie de corrupción, pues esa atribución corresponde a otros entes.

Moncada indicó que varias autoridades les han dicho que "las cuentas tal vez no estén buenas porque ellos las llevan a mano". Sin embargo, aclaró que el MES "no es responsable de cómo las universidades lleven sus cuentas", y que en cambio él sí es responsable del dinero que se entregue a las universidades.

"Si yo pago sin revisar ese dinero, estaría cayendo en lo ilegal", dijo el ministro. Reconoció que sería necesario revisar qué hacían las universidades con el dinero que se les pagaba de esa manera en el pasado; esperaba que las universidades mismas se lo explicaran, pero de no hacerlo, la Contraloría tendría que intervenir y hacer las revisiones.

En todas las universidades hay excedentes, según expresó. "Ya llevamos 48 mil millones de bolívares que determinamos que estaban siendo pagados en exceso, y no hemos terminado, podemos llegar a 50 mil millones. (...) Eso equivale a 48 Centros de Diagnóstico Integral, a casi mil viviendas populares, o a 900 centros de Barrio Adentro".

Cómo se descubrió el "desastre"

Moncada comenzó la entrevista explicando que, cuando asumió el ministerio en 2004, encontró a una serie de trabajadores del sector universitario en huelga, exigiendo la cancelación de una deuda que ascendía a 827 mil millones de bolívares (aproximadamente 424 millones de dólares en ese momento). El ministro se comprometió a pagar la mitad de la deuda ese año y un 25 por ciento en 2005. El 25 por ciento final requeriría de la aprobación de un crédito adicional.

Pero al hacerse el primer pago, surgieron disparidades y desacuerdos de varias decenas de miles de millones de bolívares entre los montos que debían ser cancelados según los trabajadores, y los que debían pagarse según las universidades.

Para poder resolver los desacuerdos, el ministro ordenó averiguar cuanto debía pagarse, para descubrir entonces que el MES no tenía una nómina del sector universitario. El departamento de Finanzas del MES no tenía nómina alguna y la Opsu (Oficina de Planificación del Sector Universitario) "tenía una, pero no sabían muy bien como funciona".

A partir de ese problema, Moncada pidió a las universidades que se pasaran las listas de las nóminas universitarias, decisión que los rectores desaprobaron y calificaron de "una violación a la autonomía universitaria". Sin embargo, luego de semanas de debates, las universidades entregaron sus listas de nóminas, con los resultados antes indicados.

Habrá investigaciones y sanciones legales

"Ese dinero que les pagamos de más ahora se lo descontaremos a las universidades, y eso va ahora para pagar la última parte de la deuda (a los trabajadores universitarios), el último 25 por ciento", expresó Moncada.

El ministro indicó que las personas que dirigieron la Opsu en el pasado deben aclarar y responder por el dinero que pagaron demás a las universidades.
En otras ocasiones, Moncada acusó a directivos anteriores de la Opsu de sentarse a negociar con los rectores los presupuestos de las universidades. Es de destacar que Luis Fuenmayor Toro, quien durante años fue director de la Opsu, salió de dicho organismo como una de las primeras medidas tomadas por la administración de Moncada.

Posteriormente, el titular del despacho de Educación Superior señaló además que tiene plena autoridad por la Ley de Universidades para pedir a las universidades qué es lo que va a pagarles, y que el decreto 3.444 no tiene nada que ver en la solicitud de las nóminas.

El ministro dejó en claro que no va a haber reunión del Consejo Nacional de Universidades (CNU) "hasta que aclaremos las cuentas, hasta que paguemos en orden, porque el CNU se convirtió en '¡Moncada, paga! Y si no pagas, es porque eres un dilator o te estás robando el dinero.'"

Jubilaciones

Desde 1975 hasta que llegó el Presidente Chávez, los profesores, empleados y obreros universitarios se jubilaban y no se le pagaban sus prestaciones, situación que cambió en 1999, cuando se reconoció la deuda y comenzó a cancelarse, según manifestó Moncada. Hasta los momentos, se ha pagado la deuda de quienes se jubilaron entre 1975 y 1997, destinándose en 2004 unos 100 mil millones de bolívares para tal fin. Este año se pagarán 300 mil millones de bolívares para los jubilados.

"Pero descubrimos algo muy parecido a lo de las nóminas", resaltó el ministro. "Hemos pedido a muchas universidades que entreguen la forma como se pagaron esas jubilaciones, y solamente cinco universidades lo han indicado", expresó el titular del MES. "Sabemos que los jubilados reclaman a las autoridades que se están 'saltando' la lista. Si usted es del partido tal o si tiene un amigo, le pagan primero."

Además, a los profesores jubilados se le pagaba antes que a los empleados u obreros, poniéndose a éstos en espera.

"No vamos a usar el sistema histórico según el cual se reunían las grandes universidades y se repartían la torta, agarrándose para ellos los pedazos más grandes." Denunció que las cinco grandes universidades se llevaban el 70 por ciento de todo el dinero, y las universidades "pequeñas" se quedaban en la lista de espera. Por ello, expresó que se pagará directamente a los trabajadores en orden cronológico, comenzando por los 120 jubilados de 1997 que aún no han recibido sus prestaciones, sin discriminar si es docente, empleado u obrero.

Están estudiando el pago de prestaciones a través de Vebonos, consultando con la Procuraduría y los trabajadores, quienes podrán cobrar más rápido.

Aumentos y deudas

Manifestó el entrevistado que será muy difícil ponerse al día con las deudas que se mantienen con las universidades, ello porque las deudas en prestaciones sociales son de 721 mil millones de bolívares en estos momentos.

"Si aumento sueldos esta noche, los 300 mil millones de bolívares de las prestaciones se evaporarán, porque hay que recalcular todo otra vez, y no podría pagar deudas hasta el 2001 sino hasta 1998."

"Lo que haremos es ir disminuyendo esa brecha lo más rápido posible", indicó. Sin embargo, el ministro manifestó que sí se está discutiendo un aumento de sueldos al sector universitario, que puede variar entre el 20 y el 53 por ciento. El mismo dependerá de la disponibilidad de recursos del país.

Cómo funciona el sistema educativo superior en Venezuela

En Venezuela, las universidades públicas brindan educación gratuita a cientos de miles de estudiantes, dando empleo a decenas de miles de profesores, empleados y obreros. El Estado históricamente es el que ha mantenido a estas universidades, brindándoles la mayor parte de su presupuesto anual, haciéndolo a través del Ministerio de Educación Superior (MES) y la Oficina para la Planificación del Sector Universitario (Opsu).

Si bien las universidades públicas siempre han tenido la aspiración de generar sus propios ingresos y no depender del Estado, esto no ha sido más que un sueño desde que Antonio Guzmán Blanco despojó a la UCV, a finales del siglo XIX, de varias haciendas que habían sido donadas por el Libertador Simón Bolívar a dicha universidad, y que le permitieron ser, durante la mayor parte de ese siglo, una de las pocas universidades públicas del mundo que contaba no sólo con autonomía académica, sino económica.

Hoy, las universidades públicas se dividen en aquellas que gozan de autonomía completa, y aquellas que por ley se denominan "experimentales".

  • Entre las primeras encontramos a la UCV, con unos 50 mil estudiantes; la Universidad Simón Bolívar (USB), la Universidad de Los Andes (ULA), la Universidad de Oriente (UDO), la Universidad del Zulia (LUZ) y la Universidad de Carabobo (UC). En ellas, los rectores son escogidos por un sistema de votación en el cual los profesores tienen el mayor peso del voto, los estudiantes votan con un peso mucho menor (el voto de 20, 30 o 40 estudiantes equivale al de un profesor) y los empleados y obreros no votan. Este sistema de votación, que otorga la mayor parte del peso de la elección a los docentes universitarios (personas que pertenecen en su mayoría a la clase media o media-alta), ha sido en parte el causante de la tendencia pro-opositora de los rectores, algunos de los cuales llegaron al poder gracias a que presumían de su antichavismo.

  • En las experimentales, el rector es designado por el Ejecutivo. Entre ellas, encontramos a la Universidad Simón Rodríguez (actualmente la máxima casa de estudios del país, con unos 150 mil estudiantes), la Universidad Bolivariana de Venezuela (con unos 40 mi estudiantes), la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada (Unefa), la Universidad Nacional Experimental de los Llanos Ezequiel Zamora (Unellez), la Universidad Nacional Experimental Romulo Gallegos (Unerg) y otras.

Samuel Moncada, antiguo director de la Escuela de Historia de la UCV, fue designado por el Presidente Hugo Chávez como ministro de Educación Superior en 2004, iniciando varias reformas que causaron controversia entre los rectores de las universidades públicas, tradicionalmente asociados a los sectores de oposición del país.