Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5461 al 5490 
AsuntoAutor
Convocatoria en Ca letras d
Plan de Ordenamien Maria Pa
Fw: No a la privat Edinson
Convocatoria: PRIM coyuntur
Provea: Aproveche coyuntur
DECLARACION DE BRA Julio Ce
Foro "Ecología Pol Jose Rod
Oferta de trabajo Jaime E.
EL DIA EN QUE ME T Jaime E.
Becas...becas...be Jaime E.
VII Congreso de la Jaime E.
Invitación Taller Maria Pa
RV: Convocatoria: JAPM
FW: Manifestación Ivonne M
UCV / CURSO-TALLER JAPM
On-line video de D letras d
Provea: CONVOCATOR coyuntur
Fumigación en parq pefaur
Museo y Patrimoni pefaur
Re: Invitacion FOR Jose Rod
Invitación: XVII C Maria Pa
A peticion, "Nuest letras d
Invitación: X FEST Maria Pa
Invitación: Velori Maria Pa
DERECHOS HUMANOS - Julio Ce
Fw: La otra histor Edinson
Mañana Foro: “Guas Jorge Hi
Foro: “Guasare Jorge Hi
Proyecto de ley fo pefaur
Inscripciones cicl pefaur
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5937     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] DERECHOS HUMANOS - CARTA DE CONGRESISTAS NORTEAMERICANOS A GEORGE BUSH SOBRE POSADA CARRILES
Fecha:Sabado, 21 de Mayo, 2005  11:15:31 (-0400)
Autor:Julio Centeno <jcenteno @..........ve>

 

Congreso de los Estados Unidos 


17 de mayo de 2005
Honorable George W. Bush
Presidente de los Estados Unidos
1600 Avenida Pennsylvania
Washington, DC 20500

Estimado Señor Presidente:

Le escribimos para solicitarle que se oponga a la concesión de asilo para Luis Posada Carriles, y apoye la solicitud de extradición solicitada por Venezuela, donde él es un fugitivo de la justicia.

Posada, exiliado cubano entrenado por la CIA, es uno de los dos principales sospechosos de la voladura de una aerolínea civil cubana, que mató a 73 personas que iban a bordo, el 6 de octubre de 1976, de acuerdo a investigaciones del FBI y documentos desclasificados. La aeronave salió de Caracas con destino a Cuba, con una escala en Barbados. La bomba explotó cuando la aeronave estaba saliendo de Barbados.

Además de volar la aeronave de cubana, Posada está implicado en un acto de terrorismo que tuvo lugar en el suelo americano, aquí en Washington DC, el 21 de septiembre de 1976, cuando el ex Ministro de Gobierno chileno Orlando Leteleir y su socio estadounidense, Ron Moffit, fueron asesinados por un carro bomba cerca de DuPont Circle. Este bombardeo fue uno de los peores actos de terrorismo extranjero en suelo estadounidense hasta esa fecha.

Carter Cornick, especialista antiterrorista retirado del FBI que trabajó en el caso Letelier, manifestó en una entrevista que ambos hechos, el bombardeo de la aeronave y el estallido del carro bomba, fueron planeados en junio de 1976 en una reunión en Santo Domingo, a la cual asistió Posada Carriles y otros. El Sr. Cornick dijo que Posada estaba involucrado hasta el fondo en la planificación de los ataques. En el momento de los atentados, la Policía de Venezuela encontró mapas y otras evidencias en la residencia de Posada en Venezuela que lo vinculaban con los actos terroristas. Además, un documento desclasificado recientemente 1976 FBI, confirma la presencia de Posada en dos reuniones en el Hotel Anauco Hilton de Caracas, donde se planeó la voladura de la aeronave.

Posada, un ciudadano con doble nacionalidad, venezolana y cubana, y ex agente de la inteligencia venezolana, fue encarcelado en Venezuela por el atentado a la aerolínea, pero luego escapó de la prisión en 1985 cuando esperaba el juicio.

Luego que escapó de prisión, Posada continuó aterrorizando a civiles, e incluso jactándose públicamente acerca de sus crímenes. En una entrevista en 1998 con el New York Times se atribuyó la responsabilidad en la organización de una serie de atentados contra hoteles cubanos, tiendas por departamento y otros objetivos civiles durante el verano de 1997. Los atentados mataron a un turista italiano e hirieron a otros 11 seres humanos.

Quizás al darse cuenta que él no se había ayudado a él mismo o a su causa,luego Posada se retractó en sus declaraciones.

En noviembre de 2000, Posada fue arrestado en Panamá por fabricar una bomba que explotaría en el Salón de Conferencia de la Universidad de Panamá, donde Fidel Castro iba a dar un discurso. Se esperaba que cientos de personas asistieran a este evento, y si la inteligencia cubana no hubiese descubierto a tiempo el complot, se hubiese registrado una masiva pérdida de civiles.Posada fue sentenciado en una Corte panameña, pero fue perdonado por la Presidenta de Panamá, Mireya Moscoso, unos días antes que dejara la presidencia en agosto de 1974.

El sucesor de Moscoso, Martín Torrijos, criticó el perdón, enfatizando "Para mí, no hay dos clases de terrorismo, uno que se condena y otro que es perdonado".

Similarmente, en 1989, cuando el Departamento de Justicia estuvo considerando la solicitud de asilo requerida por un militante de Miami, seguidor de Posada militantes, y supuesto colaborador en el atentado de Cubana, Orlando Bosch, el entonces Fiscal General de los Estados Unidos dijo "Los Estados Unidos no puede tolerar la crueldad inherente al terrorismo como una forma de tratar disputas. Apiadarse de aquellos que utilizan la fuerza sólo produce más terroristas. Debemos mirar al terrorismo como un mal universal, incluso si está dirigido contra aquellos con quienes no tenemos simpatía política".

Aparte de la política exterior de los Estados Unidos con respecto a Cuba,nuestra política de seguridad nacional contra el terrorismo es inequívocamente clara.

El 19 de septiembre de 2001, Sr. Presidente, usted elocuentemente reafirmó nuestra política nacional contra el terrorismo: "Cualquiera que cobije terroristas, incite el terrorismo, será responsable. Hago un fuerte llamado para que cualquier nación en el mundo rechace el terrorismo, expulse a los terroristas".

El 26 de agosto de 2003, usted dijo, "Si usted cobija un terrorista, si usted apoya a un terrorista, si usted alimenta a un terrorista, usted es tan culpable como el terrorista". La Estrategia de Seguridad Nacional de los

Estados Unidos publicada en el 2002, indicaba, "Ninguna causa justifica el terror. Los Estados Unidos no hará concesiones a demandas terroristas y no hará tratos con ellos. No hacemos distinciones entre terroristas y aquellos que conscientemente cobijan o proveen ayuda a estos".

No solo Estados Unidos debería rechazar la aplicación de asilo de Posada Carriles, un reconocido terrorista internacional, sino también debería devolverlo a Venezuela para una apropiada sentencia del caso en su contra.

Posada fue un ciudadano que con doble nacionalidad cubana y venezolana, planeó crímenes terroristas desde Venezuela, incluyendo la explosión de un vuelo de una aerolínea civil que originalmente salió de Venezuela, y escapó de una prisión venezolana. Como nación soberana, Venezuela tiene el derecho a buscar la justicia en este caso.

Eduardo Soto, el abogado de Posada, ha objetado el regreso de su cliente a Venezuela, argumentando que él podría ser torturado allí. Para satisfacer sus preocupaciones, los Estados Unidos debería permanecer en sus políticas estándares en esta materia, la cual de acuerdo con William Haynes II, Consejero General del Departamento de Defensa, "deberá obtener seguridades específicas del país receptor que no se torturará al individuo transferido a ese país". Si es esta la política utilizada en la transferencia de prisioneros para Siria, Marruecos, Egipto y Jordania, todos países cuyas prácticas abusivas han sido documentadas y condenadas por el Departamento de Estado en su Informe Anual sobre Derechos Humanos, ahora los Estados Unidos deben aplicar esta política a Venezuela, una nación con una Constitución que específicamente prohíbe la tortura y proporciona el castigo a funcionarios que instiguen o toleren la tortura.

Muchas víctimas inocentes que resultaron ser cubanos murieron en las manos de Posada, en un crimen semejante al que mató a víctimas inocentes estadounidenses el 11 de septiembre de 2001. No es solamente inconcebible imaginarse la posibilidad de otorgar asilo a este terrorista, sino también negarle la justicia a todas las víctimas producto de sus crímenes. Tales acciones irían contra todo lo que su Administración ha reclamado en mantener "La Guerra contra Terrorismo". Es nuestro deseo que en consideración de todas las familias afectadas por el terrorismo en los Estados Unidos y alrededor del mundo, no se le garantice asilo a Luis Posada Carriles en los Estados Unidos, y que sea debidamente extraditado a Venezuela donde finalmente enfrentará la justicia.

Sinceramente,

Dennis J. Kucinich
Miembro del Congreso

Raúl M. Grijalva 
Miembro del Congreso
Barbara Lee
Miembro del Congreso
 
José E. Serrano
Miembro del Congreso

Cynthiaa McKinney, 
Miembro del Congreso
 
Maurice Hinchey
Miembro del Congreso

John Olver, 
Miembro del Congreso
 
Bobby L. Rush
Miembro del Congreso
James P. McGovern
Miembro del Congreso

Edolphus Towns
Miembro del Congreso

Donald M. Payne
Miembro del Congreso
Sam Farr
Miembro del Congreso

Lane Evans
Miembro del Congreso
Bennie G. Thompson
Miembro del Congreso

Carolyn B. Maloney
Miembro del Congreso
 
Ed Pastor
Miembro del Congreso

Tammy Baldwin
Miembro del Congreso
 
Sheila Jackson Lee
Miembro del Congreso

Lynn Woolsey
Miembro del Congreso
Maxine Waters
Miembro del Congreso