Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5199 al 5228 
AsuntoAutor
Fw: Provea: Acción FRANCISC
CONSERVACIÓN O D J. Hines
Se Necesita Un Ger Jaime E.
CARTA ABIERTA AL P J. Hines
TICvida - Congreso Roberto
Fw: ¿Cual es la im Edinson
"Refugios de fauna J. Hines
COOPERATIVISMO DE J. Hines
CUIDADO: Aulin, Ni J. Hines
¿El fantasma de Ro J. Hines
¿Cual es la import JAPM
Creado Frente Naci J. Hines
Fw: Los otros tsun Edinson
La paz es el camin J. Hines
Hola Ender Yn
EMPLEO EN AMBIENTE Geuca Ve
"Mercados (de dere Andrei.J
sextas jornadas an letras d
Fw: Terremoto, com Jaime E.
OFERTA DE EMPLEO Jaime E.
Mensaje a García Jaime E.
Refuerzan vigilanc J. Hines
Fw: Para tomar not Edinson
Conversatorio: "Pe Jorge Hi
I Congreso Online Roberto
Programa de radio Edinson
TALLER DE HERRAMIE Jaime E.
RE: Programa de ra Ivonne M
¡Bienvenida Jacque J. Hines
¡EXITOS MINISTRA! Edinson
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5661     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] ¿Cual es la importancia del acuerdo con China?
Fecha:Domingo, 9 de Enero, 2005  01:41:56 (-0400)
Autor:JAPM <jalexp1 @.......com>

¿Quieres retirarte de LEA

¿Cuál es la importancia del acuerdo con China?
Texto: Ramón Alberto Escalante

Leo un poco anonadado las noticias que llegan sobre la gira presidencial por China. De repente el petróleo, el gas, la orimulsión y el carbón venezolanos se han asegurado un mercado de incalculables dimensiones. Nosotros tenemos el combustible que con urgencia necesitan mil trescientos millones de chinos, quienes viven un proceso de modernización que a su vez impacta la economía mundial: hasta hoy ellos consumen el treinta por ciento del hierro producido en el mundo entero, el 21 por ciento de todo el platino y el 15% de todo el aluminio.

Importa recalcar que los chinos van siendo la segunda potencia productiva mundial, pues están creciendo a una tasa anual del 9% y su movimiento económico representa el 16% del total de la economía del orbe, sólo superado por Estados Unidos. Cada día hay más chinos multimillonarios, ricos o simplemente ocupados. Sus empresas, técnicos y capitales cruzan el mundo colocando productos, ofertando negocios o procurando alianzas y desde la década anterior, ya se habían agregado incluso a la industria petrolera venezolana, con sus propios campos de exploración y explotación.

Las dudas sobre la probabilidad de que mantuvieran este ritmo de crecimiento se centraban en su déficit energético. ¿De dónde van sacar combustible para modernizar sus ciudades, ampliar sus industrias y mover su creciente parque automotor? Porque, según la Agencia Internacional de Energía, sus importaciones diarias de 2 millones de barriles de petróleo, subirán a 9.8 millones para 2030. Hasta ahora se había especulado que el suministro provendría mayoritariamente de Irán, la inestable teocracia persa. Pero Venezuela nuevamente ha dado la sorpresa y ahora tendremos que multiplicar nuestras metas de producción en cada rubro. Con razón este pacto energético-comercial constituye la gran noticia del momento mundial.

Se trata de una noticia formidable para todos. Quien sea venezolano -crea en lo que crea y esté donde esté- debe brindar con euforia por este acuerdo que no es un logro sólo de la diplomacia y del gabinete económico, sino de toda la nación. Chávez hizo lo que tenía que hacer. Yo lo aplaudo y pienso que de haber estado en Miraflores otro hombre con visión como Betancourt, Medina Angarita, Pérez Jiménez o Guzmán Blanco, también habría procurado ese acuerdo. No es posible regatearle al país la gloria de un momento trascendente, que constituye una formidable oportunidad para todos: chavistas, neutrales y opositores, políticos y apolíticos, venezolanos residentes en el país o en el extranjero.

Sencillamente, se nos abre una oportunidad dorada. Dios, en su inacabable misericordia quiso darle al país un nuevo chance. Por si fuera poco que no supimos administrar la bonanza cafetalera o que dilapidamos los boonus petroleros, ahora nos regala la probabilidad de aprovechar el milagro chino, el nuevo polo del poder mundial.

Con este acuerdo no tenemos oportunidad alguna de perder. Imaginemos que Estados Unidos decida recelar de China y apueste a sabotearle (hipótesis descartable porque ellos son socios en muchas áreas), bueno aún así, el único camino que podrían seguir sería comprarnos más caro nuestro petróleo, privilegiar el carbón zuliano, adaptar sus consumos a la orimulsión y privilegiar el gas venezolano frente a los otros productores de la región. Entonces estaríamos vendiéndole más energía a los norteamericanos, ganando mucho más y diversificando los rubros de nuestras industrias básicas.

Que nadie lo dude. A Venezuela le llegó otra bonanza de vacas gordas. Nos hemos resituado en la coyuntura de los años setenta y ochenta. Y estoy apostando, en público y en el clamor a Dios, para que no la desperdiciemos. Es la oportunidad que soñaron Alberto Adriani y Arturo Uslar, la de sembrar el petróleo, conscientes ahora que el mundo industrial se empeñará en adelante por la energía solar o nuclear o del viento y que quizás este sea el último y no retornable tren con rumbo al desarrollo.

¿Metas? Podemos asumirlas con visión de grandeza, incluso faraónicas: des-ranchificar los cerros y quebradas, creando ciudades satélites, urbanas y humanizadas. Financiar un desarrollo agroindustrial a gran escala, sanear el Lago de Maracaibo y los ríos del país, construir una infraestructura turística en los dos mil kilómetros de playas y desarrollar mesetas para cultivo en las faldas de la cordillera andina.

¿La vía? Cambiar al venezolano desde adentro, redimensionando su visión de la vida, del hecho productivo, su propensión media al consumo y al ahorro. Esta es la ocasión propicia para lanzar una campaña interna de orientación y elevación espiritual: abajo la depresión y el alcoholismo masificado, la ludopatía, la tentación facilista y derrochadora. Ahora podremos cambiar al país pobre y depresivo, de gente necesitada y quejumbrosa por un país-empresa, donde todos seamos accionistas, todos proactivos, todos ahorrativos: ciudadanos ricos de un país rico.

Los kuwaitíes en coyuntura semejante decidieron convertir a su reino en una gigantesca corporación . Crearon dos inversoras estatales que salieron a comprar consorcios, industrias y propiedades rentables en Estados Unidos, Francia, Inglaterra, España, Alemania, Italia y Japón. Así se convirtieron en copropietarios de las grandes empresas de Wall Street como General Electric, Kodak e IBM. En Inglaterra poseen el 10% de la British Petroleum y en todo el Reino Unido tienen acciones por 30 millardos de dólares. Ese país-empresa es también accionista de la Mercedes Benz alemana, de la Fiat italiana, del Paribás francés e incluso del Canal de la Mancha. ¡Por eso el mundo aplastó a Saddam Hussein cuando pretendió anexionárselo!

Desde estas páginas y sin ataduras ideológicas ni emocionales, aliento al presidente Chávez: pague la deuda social, prosiga luchando en su diseño original pero reserve parte del excelente para una inversión estratégica en las finanzas globales. No le propongo que saque los recursos del país, sino que diseñe asociaciones estratégicas con las grandes corporaciones del mundo. Con la experiencia de ellos podría complementar los planes de desarrollo endógeno y autosustentable, asegurando el destino nacional para varias generaciones. Sí señor Presidente, usted es el líder de los pobres, el enigma para los ricos, la sorpresa para los neutrales, pero también podría desempeñarse como CEO (Chief Executive Office) del país-empresa al que no podemos renunciar para bien de todos.

La prioridad no involucra sólo al gobierno. Se impone rediseñar en conjunto la agenda nacional. Apuntalar al nivel decisor con seguimiento crítico, constructivo y propósitivo. Darle complemento a los planes y misiones, enviarle a cada nivel territorial de gobierno las mejores propuestas con los currículo vitae adecuados para cada proyecto. Rehacer a los partidos, todos los de oposición e incluso al de gobierno, dándole solidez conceptual a cada uno, para que de las teorías y utopías saquen los planes concretos de acción. Inyectarle al cooperativismo la noción de competitividad, fortalecer la empresa privada y acabar progresivamente con la dependencia del Estado.

En síntesis, una oportunidad irrenunciable porque compromete el destino nacional por varias generaciones. No me resigno a la idea que pasemos esta bonanza de nuevo en las playas y aeropuertos, trasnochados en la parranda y embobecidos por el aguardiente. Cada quien a armar sus sueños, a salir a luchar por sus imposibles. Ni el gobierno ni la oposición ni usted ni yo, nadie debe fracasar, cada quien a lo suyo. A cobrar y administrar con sabiduría la ilimitada bondad de Dios para con Venezuela.

Abogado y polítologo   raescalante@hotmail.com
 
¿será esto un nuevo sueño americano?
¿es tan facil hacerce rico en un mundo de exclusión?
¿Y cuanto costará al país este nuevo desarrollo?
¿cual es la cantidad de petróleo?
Van a necesitarse unas cuantas Costas Orientales del Lago de Maracaibo
Que dilemas los de mi patria querida.............
 





Algunos de los cientos de artículos en venta o subasta en eGrupos.net
 
  • naves industriales ( 1200 EUR) 
     
  • Manteles y Cojines Pintados a Mano ( 400 MXN) 
     
  • Videos de Artes Marciales Filipinas KALI-ESKRIMA ( 25 USD) 
     ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? ¿Quieres ver tu anuncio aquí, gratis? 
    ¡ Visita hoy mismo EGRUPOS.NET !

     
    ------=_NextPart_000_00D2_01C4F5EC.678D0A80--