Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5078 al 5107 
AsuntoAutor
Concurso Internaci Maria Pa
Inaugurado el Cent letras d
VI Curso Manejo de Maria Pa
Contraloría Social Jose Rod
" ¡Qué Buena IDEA! J. Hines
CARTA DEL EMBAJADO Julio Ce
Provea: "Derechos coyuntur
Programa de Radio J. Hines
Programa de Radio J. Hines
Programa Becas Can Maria Pa
Gestión recuperaci Jose Rod
El puente Jaime E.
Invitacion a proye letras d
Chocolate Jaime E.
Feria temática "El Maria Pa
Acuerdo de FORJA s J. Hines
Invitación XI Jorn Maria Pa
Apareció muerto un J. Hines
Invitación Pro Fon Maria Pa
En lo que va de añ J. Hines
Antes de cinco año J. Hines
Encuentro: Recuper Jose Rod
Homenaje a SEATTLE Jose Rod
Invitación al Work Jaime E.
Proyecto GAIA Caso Jaime E.
  Jaime E.
Congreso de la Len Jaime E.
Google Scholar Jaime E.
Subsidencia Petrol J. Hines
Subsidencia Petrol J. Hines
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5534     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] " ¡Qué Buena IDEA!" NO LO ES/ Lorna Haynes
Fecha:Viernes, 19 de Noviembre, 2004  09:53:54 (-0400)
Autor:J. Hinestroza M <vitae @......com>

DEL  POR  QUÉ ¡Qué Buena IDEA!  NO LO  ES

[1]

10 de noviembre de 2004

 

¡Qué Buena IDEA! es el título de un libro de muy amena presentación sobre Biotecnología, dirigido a jóvenes de la 3ª Etapa de Educación Básica. Escrito por Fabiana Malacarne, es patrocinado por la Fundación Instituto de Estudios Avanzados IDEA, el Ministerio de Ciencias y Tecnología y el Centro Internacional de Cooperación Científica Simón Bolivar/UNESCO.

 

En su presentación del libro (pág.3), el Dr. Leonardo Mateu, Director General de IDEA, expresa el compromiso de los patrocinantes “con la educación, divulgación y difusión científica tendientes al desarrollo de un pensamiento social crítico.” No obstante, en el libro, que trata principalmente de la manipulación genética, no se explica cuáles son los riesgos para la salud y el ambiente, menos aún las implicaciones socio-económicas y éticas de esta tecnología. Consideramos que, para citar las palabras del Dr. Mateu (en la presentación) el libro es “una herramienta para realizar la divulgación y aceptación” en este caso, del uso de la manipulación genética de cultivos. Conduce, en nuestra opinión, a la formación de consumidores dóciles en lugar de ciudadanos pensantes. A continuación explicamos por qué.

 

1. Se usa un lenguaje sugestivo y tendencioso con el propósito de crear una imagen positiva y de aceptación de los transgénicos (OMG o organismos modificados genéticamente) mas no un pensamiento crítico al respecto.

Por ejemplo, en vez de hablar de manipular o modificar características, se habla de mejorar las características (pág. 37.) Este mensaje positivo está presente también en un bonito dibujo (pág.55) que lleva el titulo “Alimentos Transgénicos,” en el que se muestra una familia feliz consumiendo, presumiblemente, alimentos transgénicos y en el que se ha colocado un bebe sonriente al centro de una familia reunida en la mesa de comer.

 

2. Se presume, como punto de referencia, un modelo único de producción agrícola contaminante (pág. 45) basado en el uso de agrotóxicos y se sostiene que la preocupación de los científicos por dicha contaminación les motivó a crear transgénicos.

Aparentemente, la autora desconoce o no reconoce la opción de la agricultura ecológica que es la única opción sostenible no–contaminante de agro-producción. Además, la motivación que empujó la creación de transgénicos en las empresas que impulsaron la manipulación genética de cultivos fue, y siempre será, el fin de lucro y la oportunidad de hacer negocios.

 

3. Se omiten datos e información sobre la realidad del uso de transgénicos en la agricultura y sus impactos sobre el ambiente y la salud; además se hacen pronunciamientos incorrectos. Señala correctamente (pág. 45) los efectos perjudiciales de los agrotóxicos utilizados en ese modelo de agricultura, citando el uso de insecticidas y herbicidas, pero asevera que se resuelven estos problemas con el uso de transgénicos porque al utilizar cultivos transgénicos “se reduce el uso de sustancias químicas que contaminan el agua, el suelo y el aire” (pág. 59 y 60.) En adición, afirma que las plantas transgénicas “no son atacadas por insectos y se enferman menos” y que dan mayores rendimientos y “por lo tanto mayores ganancias.” (pág. 59)

Esto es falso. 77% de los cultivos transgénicos sembrados tienen la característica de tolerancia a herbicida, casi todos de los cuales son del tipo llamado “Round-Up Ready (RR) por su tolerancia al herbicida “Round-Up” (glifosato) de la compañía transnacional Monsanto. Como consecuencia, se aumenta el uso de herbicida y, por ende, la contaminación del ambiente y de los alimentos. Otro 15% son de cultivos “resistentes” a plagas porque han sido manipulados genéticamente para que en toda la planta y durante todo su ciclo de vida, produzcan toxinas plaguicidas (Bt) que luego se consumen. Estos cultivos plaguicidas cubren 15% del área sembrada con transgénicos. Con estos cultivos transgénicos, el uso externo y puntual del plaguicida se sustituye por su uso continuo dentro del cultivo lo que acelera la adaptación de las plagas que pronto desarrollan resistencia y se regresará al uso de plaguicidas cada vez más tóxicos. Otro 7% es sembrado con cultivos que tienen ambas características.

 

El “Northwest Science and Environmental Policy Center” (Centro Nor-Oeste de Política de la Ciencia y del Ambiente) ha publicado los resultados de un estudio de los impactos de los cultivos transgénicos (CT) sobre el uso de pesticidas. Basándose en datos oficiales de los 8 años de uso de transgénicos en los Estados Unidos, en dicho estudio, Dr. Charles Benbrook estimó el aumento en el uso de plaguicidas con cultivos transgénicos comparados con los cultivos convencionales, (www.biotech_info.net/first_generation_GMC.) No existen pruebas de estudios independientes de aumentos sostenidos en la productividad de cultivos transgénicos, ni en la rentabilidad para el agricultor. Semillas transgénicas cuestan más que las convencionales y si no se cubren estos costos con mayores rendimientos, no hay ventaja económica sobre las convencionales. Se ha repor­tado la aparición de nuevas enfermedades en soya transgénica “RR”y menores rendimientos que en la convencional.

(http://www.newfarm.org/features/0904/soybeans/index.shtml)

 

4. Preguntas sobre bioseguridad (como las de la pág. 58) quedan sin respuesta y se asegura al lector que “a estos alimentos se les realizan muchos exámenes para estar seguros que no presentan ningún riesgo para la salud humana y animal y que no son dañinos para el ambiente” (pág.59) y en el caso de que en “alguna de las evaluaciones se demuestre que no son seguros” el organismo oficial “no los aprueba.”

En lugar de estimular un pensamiento crítico y de aportar criterios para tomar decisiones informadas, se omite cualquier discusión de los riesgos. En Venezuela no se están haciendo exámenes de estos productos ni tenemos el marco de bioseguridad para ello. No se explica que son las mismas empresas transnacionales que promueven los transgénicos quienes hacen la mayoría de los pocos estudios de riesgos efectuados hasta ahora. Tampoco existen estudios a largo plazo de los impactos para la salud y el ambiente.

 

5. Se afirma (Pág.59) que son los Ministerios de Ambiente, de Ciencia y Tecnología, de Agricultura y de Salud los que constituyen “el organismo oficial” encargado de la regulación de actividades con transgénicos.

En realidad, la ley venezolana vigente sólo reconoce al Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales como órgano rector en materia de la bioseguridad en el uso de OMG. No existe, en este momento, instrumento legal que defina otras autoridades nacionales.

 

6. Señala como un aporte de la ingeniería genética que se puede manipular los cultivos para aumentar su contenido de vitaminas y minerales, pero no justifica su necesidad ni informa sobre si existen deficiencias nutricionales en nuestros alimentos.

Todos los demás seres vivos disponen de una dieta idónea en su ambiente natural y existen en la naturaleza y cultivos tradicionales todos los nutrientes que necesita el ser humano. Si existen deficiencias hay que entender por qué para buscarle soluciones adecuadas. Al procesar y transportar los alimentos se pierde valor nutricional. La pobreza es factor clave en la malnutrición pero también intereses comerciales, en su mayoría de corporaciones transnacionales, que promueven comida “basura” y “rápida” procesadas, de poco valor nutricional. Muchos alimentos tienen menor contenido nutritivo hoy que los mismos de hace 50 años debido a dos factores principales: por un lado a que, al utilizar criterios de selección de las variedades modernas en función de características de interés industrial, se descuidó el valor nutricional de estos cultivos y, por otro lado, se debe también al sistema de producción agrícola agroquímico simplificado. Estos causas apuntan a soluciones basadas en un modelo de producción agroecológica regional (endógeno) y el desarrollo de variedades convencionales, amén de políticas de desarrollo social equitativo. En el libro no se ofrecen ningunas explicaciones de las causas reales de los problemas cuyos síntomas se pretende resolver momentáneamente a través de la manipulación genética de cultivos.

 

7. Implícita en el desarrollo de la temática del libro es una insinuación de que la manipulación genética es una simple - y, por ende, inocua - secuela de procesos tradicionales citando la fermentación para la producción de alimentos como pan, queso, yogurt y métodos tradicionales de selección para obtener nuevas variedades.

Por ejemplo, el ejercicio del capitulo 1 para preparar yogurt (pág. 14), se titula “Aplicando la Biotecnología en el Colegio” pero igualmente, el capítulo 4 se titula “Aplicaciones de la Biotecnología en la Agricultura” aunque el contenido de este capitulo se refiere principalmente a la manipulación genética, una muy cuestionada aplicación de la biotecnología. Ambas aseveraciones son correctas pero en el primer caso se refiere a la biotecnología tradicional que no está siendo cuestionada y en el segundo se refiere a la llamada biotecnología moderna sobre cuya seguridad existe debate mundial. “El cuento para analizar en clase” (pág. 62) también tiende a confundir estos conceptos, además de ser un cuento”cursi,” tipo tele-novela, que tiene lugar en “un lujoso resort en la isla de Margarita” ejemplo poco relevante para la mayoría de los niños venezolanos ni digno de emular. En dicho cuento, se utiliza un personaje feminista para ridiculizar la posición de quienes, como el machista del cuento, no conocen este discurso.

 

8. Hay una imprecisión en el mencionado cuento (pág.65) al referirse a tallarines “hechos con trigo transgénico.”

Debido al rechazo de parte de los productores de trigo en los Estados Unidos y en Canadá, usuarios y molineros de muchos países, Monsanto ha desistido en sus intentos de comercializar un trigo tolerante a su herbicida glifosato y, hasta ahora, no se ha aprobado el uso comercial de ningún trigo transgénico.

 

9. Se lamenta (pág 60) que se tomen decisiones “en base a .......informaciones incorrectas.”

Nosotros también. Como se ha demostrado en este informe, en lo que se refiere a transgénicos, el libro contiene “información incorrecta” – o sea, desinformación. Además, no aporta información de los riesgos ni los argumentos de quienes critican el uso de transgénicos. Se limita a presentar una visión exclusivamente del lado de los promotores de esa tecnología en que predominan intereses transnacionales para controlar el sistema agroalimentario mundial. del uso de los organismos modificados genéticamente. Al no incluir ambos lados del debate mundial sobre el uso de transgénicos en la agricultura, el libro no estimula un pensamiento crítico al respecto, sino que está dirigido a una apacible aceptación, sin cuestionamiento, del uso de los transgénicos. Esto es particularmente grave en un libro dirigido a los niños.



[1] Coordinadora Programa Transgénicos de RAPAL-VE (Red de Acción en Alternativas al Uso de Agrotóxicos.) rapalve@telcel.net.ve


Algunos de los cientos de artículos en venta o subasta en eGrupos.net
 
  • LOCAL COMERCIAL INDUSTRIAL ( 1500 EUR) 
     
  • Bvlgary BVL (Women) - Eau de Parfum 75ml. (Tester) ( 49 USD) 
     
  • Moneda exótica, cambio de milenio año 2000 ( 10 EUR) 
     ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? ¿Quieres ver tu anuncio aquí, gratis? 
    ¡ Visita hoy mismo EGRUPOS.NET !