Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4948 al 4977 
AsuntoAutor
Re: Ultimas decisi Jorge Hi
Marn (los rios pag Jorge Hi
EXXON-MOBIL Y EDO Jorge Hi
Ambiente y desarro mauricio
¡ALARMA EN IMATACA Sociedad
Encuentro ambienta Jorge Hi
WINNERS/ GANADORE JAPM
Seminario Internac JAPM
Concurso Bayer Enc JAPM
Contaminación y Eu Maria Pa
Encuentro ambienta Jorge Hi
NOTA POR DERRAME Sociedad
¡LAS PLANTACIONES Sociedad
RV: INVITACION A C JAPM
(sin asunto) Jorge Hi
ENCUENTRO POR LA D Jorge Hi
PROVEA. Nota de pr coyuntur
Todo esto está suj Jorge Hi
Pescadores continu Jorge Hi
En Táriba se dió r Jorge Hi
VIA ENCUENTRO POR Jorge Hi
LA APERTURA PETROL Jorge Hi
Venezuela: energía Jorge Hi
Saludos!!! Elvin D
Invitación Presenc Maria Pa
¡Hola Elvin! Jorge Hi
Invitación Presenc Maria Pa
Sobrevivencia en Maria Pa
Re: PROVEA. Nota d Franco M
proclama anti corr francisc
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5414     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela]
Fecha:Jueves, 23 de Septiembre, 2004  05:42:33 (-0400)
Autor:Jorge Hinestroza <vitae @.....net>


El Regional del Zulia Ciudad Ojeda - Venezuela, Jueves 23 de Septiembre del 2004
  Costa Oriental
En Cabimas el sector pesquero
también se ve seriamente amenazado

Mariela Rondón
Digifoto/ Javier Gutiérrez

(Cabimas) Al igual que en Miranda y Santa Rita, en el municipio Cabimas los pescadores se enfrentan a la fuerte amenaza de perder sus trabajos por la presencia de la lenteja de agua o Lemna sp. En Punta Icotea, un grupo de 30 trabajadores aún lucha para conseguir el sustento de sus familias, a pesar de que la planta ya ha estropeado los motores de tres lanchas en esa zona.
Decididos a no dejarse vencer por este fenómeno natural y a enfrentar cualquier tipo de peligro, estos trabajadores del mar doblegaron sus jornadas diarias para conseguir las ganancias esperadas, o al menos para cubrir sus gastos básicos.
“Tenemos que salir en dos turnos, uno en la mañana para la pesca con anzuelo, y otro en la noche con las redes, sólo así logramos recavar una cantidad aceptable de mercancía”, señaló Dervin Pernalete, quien lleva más de 34 años ejerciendo este oficio.
Indicó que la mayoría de las veces, los esfuerzos son inútiles pues no logran recuperar los 20 mil bolívares que deben invertir cada día en gasolina y otros insumos. “Hacemos los viajes en vano porque no llegamos a cubrir ni siquiera la cantidad que gastamos, pero no tenemos otra alternativa”.
Bajo estas condiciones de inestabilidad, lo lógico sería suspender las jornadas, pero Pernalete y su equipo no comparten esta apreciación. “Algunos han abandonado esta actividad, pero nosotros estamos dispuestos a morir en el mar, porque es lo único que sabemos hacer y es lo que hemos practicado toda la vida”.
Julio Lizardo, también cuenta con más de dos décadas de experiencia en el Lago, sobre este agobiante panorama comentó que la mancha verde no se aleja de estas orillas, su presencia es perenne. Por esta razón ya están acostumbrados a lidiar con “el enemigo”.
“Todos los días llegamos cubiertos de la planta desde los pies a la cabeza y si antes sacábamos hasta 50 kilos de pescado, ahora con dificultad podemos llegar a unos diez kilos. En realidad la cosa se ha puesto bien fea para los pescadores de esta zona”.

Sin ayuda
Otro pescador, de nombre José Zabala, apuntó que este sector tan afectado por la crisis ambiental del medio lacustre no ha recibido la ayuda necesaria por parte de los entes locales y regionales. “La Alcaldía quiere que pasemos todo el día trabajando para recoger la Lemna y en algunas oportunidades nos hemos dedicado a esta tarea, pero toda la cantidad que sacamos en esa oportunidad todavía está almacenada en las orillas y no vemos que ha disminuido la cantidad presente en las aguas”.
Para Zabala los pescadores enfrentan una grave amenaza, ya que la Lemna es capaz de malograr sus implementos de trabajo. “Cuando se nos daña un motor tenemos que hallar la forma de arreglarlo entre nosotros mismos, por supuesto, si la falla no es muy grave, porque para comprarlo nuevo necesitaríamos mas de seis millones de bolívares”.
Este grupo de trabajadores le hace un llamado a las autoridades para que hagan acto de presencia en estas costas a fin de atender las necesidades del sector pesquero. “Necesitamos que se determine un método eficaz para erradicar de una vez y para siempre el fenómeno de la lenteja acuática de lo contrario la pesca desaparecerá en el municipio y en el resto del estado”.