Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4855 al 4884 
AsuntoAutor
Leemos y no escrib Alberto
En Mérida, Venezue JAPM
pregunta sobre la Germán T
felicitaciones a P josempie
Provea: Derechos H coyuntur
“ChevronTexaco est letras d
ENCUENTRO POR LA D Jorge Hi
Fw: Fw: (CADENA BO Edinson
Re: pregunta sobre Jorge Hi
Para entender el P Jorge Hi
Lemna: Pescadores Jorge Hi
AGOSTO EN EL CONTE Jorge Hi
AGOSTO EN EL CONTE Jorge Hi
INFORME DEL CENTRO Julio Ce
Transgenicos al Dí Jaime E.
Lemna desde Rosari Jorge Hi
Avanza la invasion Jorge Hi
Protestan verteder Jorge Hi
Primer barco propu Jorge Hi
Convocatoria a ex- Maria Pa
Vecinos protestan Jorge Hi
Nuevos y Notorios Jorge Hi
Programa de refore Jorge Hi
No a los cultivos Jose Rod
RE: Recomendacion Alvaro I
RESOLUCION DE LA O Julio Ce
Re: VENEZUELA PRES Jorge Hi
LENTEJA: Maquinas Jorge Hi
LA CODICIA POR EL Sociedad
DAR DE BAJA Yuglisda
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5280     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] LENTEJA: Maquinas criollas -Vs- Aparatos Importados por el MARN
Fecha:Sabado, 28 de Agosto, 2004  05:52:09 (-0400)
Autor:Jorge Hinestroza <vitae3 @..........ve>

La "concha de coco" fue el primer aparato
Ingenio popular para salvar el Lago

Una máquina fue creada por un capitán de la Marina y un ingeniero mecánico, en Puerto La Cruz. Fabrican otra más grande en La Cañada. Canoas, palas y redes conforman otros métodos de recolección.


Texto: Carolina Bracho

Como una carta bajo la manga saltó el ingenio popular cuando la lenteja de agua comenzó a cubrir la extensión del Lago de Maracaibo.

Diferentes formas y mecanismos de "fabricación casera", salieron a la palestra con el fin de aportar una solución rápida y efectiva para sacar la lemna del estuario.

"Muchos de los métodos superan quizás la maquinaria y herramientas industriales que se han utilizado hasta ahora", apuntó el supervisor de la contratista recolectora Dicovial, Alfonso Portillo.

Chalanas o canoas de los pescadores de las costas zulianas funcionan como el transporte perfecto para la limpieza más allá de la orilla.

Pero el ingenio sobrepasó lo simple y hasta fabricaron una máquina recoge-lemna.

"La concha de coco"

Eduardo González, un capitán de la Marina, junto con el ingeniero mecánico Marcos Rivas la diseñaron y construyeron. Fue la primera máquina recoge lemna que arribó al Lago marabino, la cual bautizaron como "La concha de coco", "porque su capacidad de flotar le permite llegar a cualquier lado", explicó su creador.

La idea surgió el 16 de julio pasado cuando el capitán asistió a un acto de condecoraciones en el teatro de la Academia Militar, en Caracas. "El presidente Hugo Chávez, me manifestó que su mayor preocupación en ese momento era el Lago y quería que hiciéramos algo. Yo como buen marinero di un paso al frente. Desde ese momento comencé a diseñar la máquina", apuntó.

Doce días tardó para que el dúo culminara la obra, en la estación de la Guardia Costera, en Puerto La Cruz. Dos días después de terminada llegó a Maracaibo.

"Consiste en una gabarrita con una cinta rodante que va subiendo la lemna hasta el cajón trasero y allí las vamos echando en cestas plásticas".

"Nos costó 35 millones de bolívares, financiada con nuestros recursos y actualmente la tenemos alquilada", agregó González.

Rivas apuntó que los materiales son todos nacionales. "La construimos con lo que teníamos en el mercado y nos funcionó bastante bien".

Características

El aparato recoge 150 metros cúbicos por jornada (8 horas) y laboran en ella 11 personas. "En la forma manual se sacan dos metros por hombre, es decir, que la máquina realiza el trabajo de 75 hombres".

"Esta herramienta la hicimos como una prueba y a la cual le tomamos las fallas para perfeccionar la nueva máquina que estamos construyendo en La Cañada de Urdaneta", dijo Rivas.

También construyeron una especie de grúa. "Vamos a eliminar las cestas y colocaremos una sola grande que, al llegar a la orilla, será vaciada por la grúa".

Esta nueva máquina es más amplia y recogerá 50 metros cúbicos cada 20 minutos. "Está lista en un 60%, pero necesitamos financiamiento, porque el costo es de 100 millones de bolívares. Esperamos que algún organismo del Gobierno nacional nos ayude con los recursos".

Para González la iniciativa y el ingenio popular no tiene límites. "Aquí, en Venezuela, hay mucho talento humano para desarrollar lo que sea".

Del ventilador

La necesidad de una pala para sacar la planta acuática y que además escurriera el agua, llevó a los trabajadores a idear una pala en forma de colador.

Alfonso Portillo, supervisor de la contratista Dicovial explicó que construyeron uno con un aro de cabilla de media, recubierta con una malla de corral y un tubo de tres cuartas, pero es muy pesado.

Algunos muchachos tomaron las tapas de los ventiladores, le amarraron un palo y se transforma en un instrumento eficiente y liviano, sobre todo para las mujeres.

Fuera de la orilla

Lo más difícil para los trabajadores manuales es recoger la lenteja de agua que está lejos de la costa.

Para eso los pescadores pusieron a disposición su chalana y desde que iniciaron los trabajos de recolección, éste ha sido un apoyo importante.

Neudy Barboza, quien tiene una semana laborando en el área, manifestó que es un método muy eficiente.

"Allí se meten varias cestas plásticas y con las palas de ventilador se va recogiendo. De esa forma se puede recolectar mucha más"

Capturar la lemna

Uno de los problemas que se presenta con la planta de agua es que la marea la mueve de una costa a otra.

Luego de la última reunión de las autoridades ambientales, éstas decidieron emplear personal sólo en los sitios donde haya lemna y durante su estadía.

Los trabajadores reaccionaron para garantizar su permanencia laboral y colocaron una red de pescar a unos 20 metros de la orilla para evitar que luego que la lemna llegue se retire con la marea.

Además se garantiza la recolección de la mancha.

Tomado de Panorama, 28 de agosto de 2004