Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4735 al 4764 
AsuntoAutor
( 8 ) ¿QUÉ ES UN V interfaz
Re: Invitación a c interfaz
FW: <Comisión Río Ivonne M
LOS NAVEGANTES WA Jorge Hi
Invitacion a proye letras d
Re: Invitacion a p gau
Seminario: Globali Maria Pa
Si no se detiene l Jorge Hi
¿ Lemna y enfermed Jorge Hi
¿ Lemna y enfermed Jorge Hi
Buque oceanográfic Jorge Hi
proyeccion de docu letras d
Re: Invitación a c Maria Pi
EXPRESO MI ADHESIÓ Jorge Hi
Invitacion a prese JAPM
Se trata de ecolog interfaz
Fuimos los primer interfaz
PÉREZ MARTI: Acerc interfaz
¿ ECOBOLIVARIANOS Jorge Hi
VIOLENCIA MASCULIN Julio Ce
Para matar si la d interfaz
INVITACION A REUNI Ivonne M
Inician análisis d Jorge Hi
Una opción con la Jorge Hi
Parlamento ecológi JAPM
Fahrenheit 9/11 es Jorge Hi
El Lago abandonado Jorge Hi
Convocan a comunid Jorge Hi
En el Lago hay una Jorge Hi
Hablan los expulsa Jorge Hi
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5136     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] LOS NAVEGANTES WARAOS…/Celestino flores
Fecha:Domingo, 27 de Junio, 2004  08:29:01 (-0400)
Autor:Jorge Hinestroza <vitae3 @..........ve>

LOS NAVEGANTES  WARAOSREFERENCIA DE 

GRANDEZA  AUTÓCTONA

 

Celestino  Flores,  floga1935@cantv.net

 

La histórica y precolombina étnia Warao  asentada en la zona deltáica del Orinoco (Monagas-Delta Amacuro) y  río San Juan (Sucre-Monagas) nos ofrece actualmente su más sólida expresión cultural. Ésta se proyecta con una población de unos 20 mil habitantes, hablantes de su propio idioma, dentro del conjunto de las varias lenguas originarias (precolombinas) que se hablan en el país. En general, dicho idioma ha sido prácticamente desestimado por los propios departamentos de lenguas modernos que funcionan como unidades lingüísticas  en  los centros de Educación Superior del País..

El Warao, al igual que los idiomas originarios hablados por  los habitantes  precolombinos que poblaron  lo que actualmente constituye el territorio venezolano,  había tenido  poco o ningún reconocimiento en los niveles escolares  de la Patria.  Tal reconocimiento  se hace por primera vez dentro del contexto político-administrativo del Estado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999, Artículos: 119-126).

El Artículo 119 de la Constitución vigente establece que: “El Estado reconocerá la existencia de los pueblos y comunidades indígenas, su organización social, política y económica, sus culturas, usos y costumbres, idiomas y religiones, así como su hábitat y derechos originarios,  sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente ocupan y que son necesarias  para desarrollar y garantizar sus formas de vida…”. Por otra parte, el Artículo 126 señala que: “Los pueblos indígenas, como culturas de raíces ancestrales, forman parte de la Nación, del Estado y del pueblo venezolano como  único, soberano e indivisible…”.

Hay que  reconocer  y felicitar al Instituto Universitario Tecnológico de Tucupita por haber asumido una responsabilidad precursora de la enseñanza formal  del idioma Warao en sus aulas, con lo cual ha dado una importante contribución al reconocimiento de la grandeza autóctona de nuestras culturas precolombinas, aspecto éste sintetizado y consagrado como expresión revolucionaria en la nueva Constitución (1999). 

Las proteínas de origen acuático y silvestre  fueron y son  el sustento fundamental de los navegantes Waraos, cuya pujanza  como étnia se refleja  a través de diversas expresiones culturales  que permanecen aún firmes después de cinco siglos de opresión, despojos y sometimiento. No obstante, se observan rasgos y situaciones de decaimiento como resultado  de una lucha desigual que los ha llevado a sucumbir parcialmente ante la injusticia de las fuerzas opresoras, que se practica con descaro y sin decoro, en términos del arrebato directo de sus espacios y de su hábitat.

Una muestra concreta que denuncia tan injustos tratamientos ha estado presente  en Barrancas del Orinoco (Estado Monagas) y en otras ciudades del país, en donde se pueden observar seres humanos indios, de tan profunda identidad cultural, transformados en mendigos semiprostituídos, convertidos, acaso, en una verdadera vergüenza    de “pobre país rico”, en la espera permanente de migajas que no llegan. Pero es más   grave aún que tales cuadros de miseria de étnia tan vigorosa ya se han hecho aparentes en otras ciudades del país. Como denuncia de esta inicua realidad, damos parte de  presencias  similares y  cotidianas también en Cumaná (Sucre), Barcelona (Anzoátegui), Valle de la Pascua (Guárico), incluyendo la propia capital de la República. Todo lo indicado pone ahora  en entredicho (denuncia) la ineficacia de representaciones indígenas parlamentarias (Asamblea Nacional, Consejos Legislativos), que son expresiones del nuevo derecho constitucional en la Patria Mirandista Bolivariana.

Son los Waraos también depositarios  de una importante habilidad tecnológica artesanal, que se puede actualmente considerar dentro del contexto de la llamada pequeña empresa y microempresa. La habilidad del compatriota Warao se afirma en el variado procesamiento  de la Palma Moriche (Mauritia), árbol emblemático  del Estado Monagas y que eleva  el valor social y económico de las palmeras autóctonas. Esta palmera está también afirmada a la alimentación del Warao.

Prácticamente, no hay rasgo  de la étnia Warao que no se relacione de manera profunda con la existencia de esta maravillosa palmera  de flora  venezolana, la cual  se extiende por una dilatada  área geográfica  de los humedales del sudeste de América del Sur.  La fibra de la palma moriche se ennoblece, adquiere expresión artística, cuando es tratada con la sabiduría,  el talento estético y las manos afectuosas y creativas del Warao.

En forma originaria, la étnia Warao tiene además  un dominio impresionante de la “navegación silenciosa”  (sin motor) que ha consolidado con la más funcional de las embarcaciones: la curiara o canoa.  Esta se ajusta en forma muy especial  a los fértiles espacios  acuáticos que ofrecen los caños  de manglares  que integran en forma particular y única el Delta del Orinoco y la desembocadura del Río San Juan. Ambas presencias fisiográficas contribuyen con sus caudales, de manera determinante,  con la   existencia  estuarina  que caracteriza al  Golfo de Paria como gran vivero y  caladero de pesca artesanal.

En la zona acuática respectiva, que constituye los grandes espacios fisiográficos de nuestra étnia Warao, se han registrado más de cien (100) especies de peces  tanto de agua dulce  como de áreas salino-estuarinas. Esta diversidad piscícola  nutre  con calidad alimentaria protéica  no sólo a los indios Waraos, sino que también posibilita el abastecimiento de los mercados regionales parianos de Sucre, Monagas y Delta Amacuro. Pero ha sido la étnia Warao determinante en su conservación en el curso de los milenios  como habitante originario del área.

Los  “CAÑOS” pueden  definirse como “caminos acuáticos deltáicos” que  facilitan el drenaje o las descargas naturales de las agua de escorrentía hacia los espacios marino-costeros; es decir, que ellos permiten el escurrimientos de significativas cantidades de agua procedentes de las intimidades continentales, Como  canales, son impresos y mantenidos sobre la superficie de la geografía nacional por milenarios  procesos de sedimentación.  También actúan en este sentido: (i) la fuerza  del    escurrimiento vibrador de las masas de agua  de los grandes ríos del área (Orinoco y San Juan); (ii)  la dinámica sucesión vegetal de las densas formaciones mangleras  que la historia geológica  y la evolución natural  misma nos ofrecen  como excepcionales epicentros generadores de vida, por ser grandes fuentes de oxígeno y por facilitar la producción  masiva de alimentos mediante la actividad permanente de los diversos Ecosistemas de la región Pariano-Deltana.

Efectivamente, la étnia Warao está allí en esos caños, con   su inteligencia, con su sabiduría, con su cultura, y con  su espíritu de lucha y de trabajo, denunciando la injusticia natural y social. Está allí: exigiendo su Derecho de humanidad desposeída; solicitando auxilio ante las expresiones desarrollistas; pidiendo también auxilio y solidaridad ante los Hermanos de esta Patria Mirandista-Bolivariana, que,  como éllos, deben  internalizar, para bien del País, que:el “agua es más importante que el petróleo…porque sin agua la vida se acaba”. Está allí: señalándonos la grandeza de la Biodiversida y lo extraordinario y milagroso de la vida. Está allí: enseñándonos con milenaria sabiduría que  esa región deltáica constituye  uno de los más grandes refugios genéticos de la Patria.

 Andrés Eloy Blanco dice que los pueblos no piden mucho: “Lo que quieren los pueblos es que…su gobierno tenga la forma de su justicia”.   Por una Tierra sana y habitable para todos y para siempre… (Cumaná, Sucre, Venezuela, 27 de junio de 2004).