Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4471 al 4500 
AsuntoAutor
Ëtica del Periodis Jorge Hi
Faluya, la lógica Jorge Hi
Fw: Conozca al per Edinson
Los bosques son un Jorge Hi
Formación de capac Jorge Hi
Formación de capac Jorge Hi
Los ministerios de Jorge Hi
Recientes publicac Andrei J
tarifas de agua ha interfaz
Rechazada ley que interfaz
Condenado venezola interfaz
Re: Recientes publ elides
Noticátedra Semana JAPM
UN LLAMADO POR LA interfaz
LABORATORIO DE CI Jaime E.
INVITACION SEMANA Jaime E.
Un Mundo Posible. Jaime E.
Instituto Naciona Jaime E.
Carro-Imperialismo interfaz
(2da. parte -y últ interfaz
Encontrados "Rollo Jorge Hi
Radegunda baron sa interfaz
Radegunda Baron Sa interfaz
que son las energi interfaz
que es el progreso interfaz
Guarimba+Shapiro interfaz
Sobre el impacto d Jorge Hi
¿COMO DETENER LA L Julio Ce
Recordar que la CA interfaz
Se acerca la clona interfaz
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4872     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] Los bosques son un bien público /Pablo Bargueño De Retes
Fecha:Domingo, 11 de Abril, 2004  08:33:02 (-0400)
Autor:Jorge Hinestroza <vitae3 @..........ve>

Los bosques son un bien público

Texto: Pablo Bargueño De Retes

L as extensas plantaciones de pinos o eucaliptos que pueblan los suelos tienen un rápido crecimiento. Por ello, estas especies son consideradas muy rentables. Sin embargo, es preciso considerar qué se entiende por productivo y a quién beneficia esa plantación.

Las plantaciones comerciales tienen el único objetivo de producir ingentes cantidades de madera para la industria del sector. Se trata de un negocio que como tal busca el máximo beneficio con costes mínimos. El resultado es la tala masiva de especies plantadas que serán sustituidas por otras similares para satisfacer las necesidades del mercado. Por tanto, el beneficiario final de esta actividad es la empresa propietaria de la plantación, a menudo una multinacional de la industria maderera.

Los bosques no sólo sirven para producir madera. Un bosque genera vegetales, animales, frutas, hongos, miel, forraje, abono, leña, maderas de uso local, fibras vegetales y medicinas. Además, por su propia naturaleza, realiza servicios fundamentales para la conservación de suelos, biodiversidad, recursos hídricos o microclima. La diferencia fundamental respecto a las plantaciones comerciales es que los bosques no tienen propietario. El beneficio no es particular, sino global. Es un bien público y no privado.

La afirmación de que las plantaciones son mucho más productivas que los bosques es insostenible, porque sólo tiene en cuenta el volumen de madera industrial que se puede extraer de ambos. La cantidad de bienes y servicios producidos por los bosques es mucho mayor que en el caso de las plantaciones comerciales. Incluso en algunos casos perjudican otros recursos muy valiosos como el agua, la biodiversidad o el suelo. Los componentes del suelo de un bosque se resienten cuando se introducen especies no adecuadas. Los pinos y eucaliptos consumen gran cantidad de nutrientes que absorben mucha agua.

Las plantaciones comerciales repercuten de forma negativa en la sociedad, porque hacen desaparecer trabajos tradicionales efectuados por minorías. La recogida de hongos o miel tienen un fuerte arraigo cultural que se encuentran en peligro. Además, las plantaciones no tienen en cuenta las interacciones que se producen entre los seres humanos y su medio ambiente. En muchas regiones del mundo se convive en armonía con los bosques y se les considera un espacio sagrado.

Las consecuencias negativas de las plantaciones resultan muy importantes en muchas poblaciones locales que sufren los efectos de la implantación de extensos monocultivos forestales. La imposición de estas prácticas fue habitual en muchos territorios dominados por las potencias occidentales durante la época colonial. Numerosos pueblos africanos y latinoamericanos sufrieron durante años este tipo de opresión. El resultado fue la pérdida de la mayor parte de los recursos que hasta entonces habían asegurado su supervivencia. Para ellos, la productividad de estas plantaciones es nula.

En conclusión, las plantaciones comerciales no son más productivas que los bosques. A corto plazo, el volumen de ventas generado por la venta de madera en las plantaciones es mayor que el de los bosques. A largo plazo, la tierra se resiente con estas prácticas que no producen alimentos, medicinas o forraje.

Tomado de:  Panorama, 11 de abril de 2004.