Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4245 al 4274 
AsuntoAutor
Contaminación elec Jorge Hi
Contaminación elec Jorge Hi
Comunicado de pren JAPM
Balance de la situ JAPM
Reposición: Iclam Jorge Hi
autenticas coopera interfaz
tienen que ir junt interfaz
¿Se agotará la ren Jorge Hi
NORMAS SOBRE EQUIP Jorge Hi
Código de Bioética Jorge Hi
Forja prepara líde Jorge Hi
Re: PROVEA SE RESE Jorge Hi
En defensa del DES interfaz
Los manitos verdes F. Eduar
Bemvindos Resurgen interfaz
La soya F. Eduar
Sed F. Eduar
Gran Foto - Planet interfaz
"Política de la Su interfaz
"La Agricultura Il interfaz
Una invitación par interfaz
Haití Jaime E.
Fw: El diálogo de Edinson
Los trangénicos en F. Eduar
+ transgenicos F. Eduar
"La Agricultura Il interfaz
Boletin Energia Su Jorge Hi
15 años del caraca letras d
Firma de Canadá de Jorge Hi
Fw: Servicio de No Edinson
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4668     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] "La Agricultura Iluminada" (2) (y ultimo)
Fecha:Jueves, 26 de Febrero, 2004  16:40:47 (-0400)
Autor:interfazamazonica <interfazamazonica @.....net>

Segunda y última parte del artículo completo: "La Agricultura Iluminada".
Escrito por: Colin Tudge
Revista RESURGENCE Nº 221, Noviembre/Diciembre 2003
(Traducción sin fines de lucro)

TODO ESTO lo saben en sus huesos el ala izquierda moderna y pensadora, y a
menudo lo expresan, al menos en parte. Pero hay otros dos problemas, más
inmediatamente espantosos.

El primero tiene que ver específicamente con la agricultura. Mi querella no
es con la globalización per se más que con el capitalismo per se.
Seguramente podemos ver muchos contextos en los cuales parece ser 
sensible. En las computadoras, por ejemplo, la estandarización es una cosa
buena en verdad; y así, también, es la comunicación instantánea a través de
los continentes que permite un sistema de tecnologia de informacion global.
Las computadoras en su forma moderna no son las herramientas del fascismo,
como Shirley Williams estuvo una vez acostumbrada a argumentar; el internet
podría ser una gran cosa afortunada  para la democracia. Pero es un error
grandísimo suponer que porque la globalización es buena en ciertos
contextos, es buena en todo; y un error hasta más grande suponer que es
buena simplemente porque ayuda a hacer las corporaciones más fuertes de lo
que ya son.

El modelo M.I.C.G., aplicado a la agricultura, es un desastre en todos los
niveles. La agricultura es el esfuerzo material más importante de la
humanidad. Si la hacemos bien, entonces tenemos un buen chance de que
podemos tener todo lo demás correctamente también: un ambiente diverso y
sano; sociedades en todo el mundo justas y equitativas (autónomas,
dignificadas, con empleos completos y satisfactorios); y un abastecimiento
sustentable de buena comida  -no solo alimenticia, si no del tipo que a la
gente le gusta comer. Pero si tenemos una agricultura incorrecta, entonces,
como en la tragedia Griega, en la cual la insensatez inicial desencadena
una ola dominó de desastre, todo lo demás estará comprometido, hasta el
punto de la catástrofe.

Un par de puntos obvios demostrarán el caso. Primero, una agricultura que
sea sustentable y segura -que tenga cuidado con el paisaje, y no tome
grandes riesgos con las enfermedades- requiere mucha gente inteligente
haciendo el trabajo. Las epidemias de la enfermedad del ganado
"foot-and-mouth" y las vacas locas han resultado enteramente de una mala
agricultura -mala porque es muy barata, empleando la mano de obra mínima
concebible. Aún así la agricultura M.I.C.G. mundial está diseñada
expresamente para reducir la mano de obra, y así garantizar que la
agricultura en todo el mundo sea cada vez más del tipo que ha resultado ser
tan desastrosa en Gran Bretaña.

Segundo, los empleos importan. En este país, si un supermercado o fábrica
elimina mil puestos de trabajo, es noticia nacional, como debería ser. Pero
la industria agrícola inglesa pierde este mismo número de empleos cada mes,
y así lo ha hecho por años. Esto, por algún extraordinario razonamiento, se
siente como inevitable y hasta una cosa buena. En los países del tercer
mundo (el eufemismo "países en desarrollo" es de muchas maneras pernicioso)
la agricultura tipicamente emplea al menos la mitad de la fuerza total de
trabajo: en Angola, casi el 70 por ciento, en Rwanda, casi el 90 por
ciento. Si el modelo M.I.C.G. es introducido en estos paises (y esta es la
intención) entonces habrá desempleo a una escala que podría hacer parecer a
Inglaterra de 1930's auto-indulgente. ¿Qué se supone que hagan los
ex-campesinos? Algunos se convertirán en mesoneros, algunos en taxistas.
Otros se convertiran en prostitutas (muchos campesinos del tercer mundo son
mujeres), otros en contrabandistas, y todavía otros en combatientes
guerrilleros. De hecho, esta ya es la norma.

Podemos argumentar que el 90 por ciento de toda la fuerza de trabajo son
muchos para emplear en labrar la tierra. El 10 por ciento restante
claramente no es suficiente para hacer funcionar una sociedad balanceada,
con maestras, constructores, plomeros, y así sucesivamente. En la otra
mano, Inglaterra y los Estados Unidos ahora emplean no mucho más del  1 
por ciento de su fuerza de trabajo a tiempo completo en la agricultura.
Jefferson vio a los Estados Unidos como una nación de pequeños granjeros,
pero en el presente, en los Estados Unidos hay más gente que está presa en
las cárceles que la que trabaja a tiempo completo en las granjas, y estos
dos hechos seguramente no están desconectados. Noventa por ciento puede ser
rechazadamente alto; pero menos del 2 por ciento es absurda y
peligrosamente bajo. La diferencia es que todo el mundo sabe que 90 por
ciento es muy alto pero 2 por ciento es, en efecto, la meta oficial mundial.

Lo peor de todo es que el gobierno inglés se ha vendido al nuevo
acercamiento M.I.C.G., ambos en general y en el contexto específico de la
agricultura; ambos en casa y en el exterior, donde presume imponer sus
fantasías sobre los paises pobres.

Irak me trajo a casa el punto general. Tony Blair no está simplemente
apoyando el régimen de Bush-Cheney-Rumsfield. El claramente lo admira. Más
especificamente, podemos ver de los desesperados esfuerzos de Lord (Larry)
Whitty, el sub-secretario de estado para la Agricultura, Alimentos y
Energía Sustentable, de Sir John Krebs, el jefe de la Agencia de Normas de
Alimentos, y de otros, cuan necesario sienten que es meter a la fuerza la
clavija cuadrada de la agricultura inglesa en el agujero redondo del
moderno comercio global.

En sus esfuerzos para hacer los alimentos de inglaterra más seguros, Sir
John está ahora dándole coscorrones a los granjeros de ostras, como algún
maestro cascarrabias de antaño. Mientras tanto, los grandes males -como la
salmonella de las gallinas; la falta de mataderos, que se requiere entonces
de animales infectados que sean corridos por todo el país en ruta al
matadero; los rebaños de más de cien vacas a ser ordeñados por un solo
trabajador- son dejados sin problemas.  Los poderosos parecen tomarlo como
evidente que el modelo M.I.C.G. debe prevalecer; que los costos deben
seguir reduciéndose -o recibiremos un golpe bajo en las importaciones, no
solo desde los Estados Unidos si no también desde  Angola.   El mantra que
se enseña ahora en los colegios de agricultura (el cual, extrañamente,
todavía existe, aunque no es claro que harán los graduados) es que: "la
agricultura es un negocio como cualquier otro". No, no lo es.

GORDON BROWN Y Clare Short han dejado claro también su creencia de que la
implementación del M.I.C.G. es correcta para los paises pobres -lo cual es
particularmente inquietante dado que, para la izquierda intelectual, Brown
ha adquirido el status de desesperada última esperanza. En una reunión
reciente en Chatman House, ambos abogaron solo esto: que las corporaciones
deberían estar en Asia y Africa con todo el vigor posible, y tomar sus
nuevos métodos industriales con ellos, pero que deberían ejercer un poco de
responsabilidad social. Su iniciativa sería crear y llenar nuevos mercados
-los miles de millones de personas de Africa quienes compran poco, pero que
comprarían más si tuvieran algún dinero.

Africa, según nos dice Clare Short, cultivará vegetales para Europa. No,
podría uno concluir después de una rápida visita a Tesco's, como si los
granjeros de Europa misma, o de Norte América, o Nueva Zelandia o Australia
o Israel, o al menos un promedio de los otros paises que ya están bien
situados en el mercado occidental, no  tuvieran algo que ver con esto.
Pero, por la hipotética oportunidad de irrumpir en los mercados
occidentales, Angola y cien otros paises están siendo invitados a
sacrificar su fuerza laboral, y entregar cualquier autonomía que les pueda
quedar. Yo no creo, ni siquiera por un segundo, que Brown, Short, Whitty o
Krebs están siendo otra cosa que bien intencionados. Pero en esto ellos
están siendo seriamente mal guiados.

Entonces, ¿qué hacer? La cosa es coherencia. Hay buenas ideas e
instituciones ya en su lugar. Estas incluyen en un lado de la escala los
intentos de algunos pequeños granjeros de Inglaterra y de los Estados
Unidos por proveer comida "de verdad" (a menudo órganica, pero no
necesariamente), y el deseo de muchos consumidores a comprarla.

En el otro lado se incluyen el genio, la organización minuciosa y el arte
puro de los campesinos en Africa, Asia y y Latino América, que saben
precisamente lo que están haciendo y por qué, y aún así han sido tan
dejados de lado, con negligencia y hasta abusados por los innovadores
occidentales y los explotadores en estos dos siglos pasados, y ahora con
mayor vigor. Pero todas las buenas iniciativas necesitan traerse juntas en
una sola filosofía -la cual yo llamo "agricultura iluminada".

Y necesitamos preguntarnos más profundo, preguntas más generales, tales
como ¿cómo instalar un modelo robusto de capitalismo que realmente sirva a
las necesidades humanas?; ¿cómo liberar a la ciencia de su círculo de
retroalimentación?; y ¿cuál moralidad realmente significaría y como
re-instaurarla como el impulso principal de los asuntos humanos?

El más grande rompecabezas de todos (otra vez ilustrado por Irak) es cómo
las sociedades de gente humana y pensante se permiten a ellas mismas
liderarse tan desastrosamente por el mal camino por aquellos que claramente
están errados. Necesitamos retomar la pregunta hecha por Hobbes en el siglo
diecisiete, y preguntarnos si necesitamos gobiernos después de todo. Casi
ciertamente los necesitamos, pero no del tipo que tenemos, que hacen el
tipo de cosas que ellos hacen.

------------------------------------
Publicado por primera vez en "New Statesman", Abril 2003.
El libro "So Shall We Reap" de COLIN TUDGE es publicado por Penguin Books,
UK, 2003. 
  					  	




_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~

                         inkClub

            ¡¡¡ TINTA GRATIS PARA TU IMPRESORA !!!

 ¡Consigue ya mismo tu cartucho de tinta gratuito para tu impresora!


 Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/135/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~