Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4231 al 4260 
AsuntoAutor
Saboteo en El Tabl Jorge Hi
Comunicado de pren Jorge Hi
Taller de Gestion Norelix
Invitacion Taller: Maria Pa
Para las esposas! Jaime E.
Enfermedadd cardio Jaime E.
¿12 o 13? Jaime E.
saludos raul bus
Playas de Caimare Jorge Hi
ExxonMobil tendrá Jorge Hi
Mascotas del Mund NardaPer
Campaña Internet F. Eduar
ORO EN IMATACA Jaime E.
Se contradicen inf Jorge Hi
Contaminación elec Jorge Hi
Contaminación elec Jorge Hi
Comunicado de pren JAPM
Balance de la situ JAPM
Reposición: Iclam Jorge Hi
autenticas coopera interfaz
tienen que ir junt interfaz
¿Se agotará la ren Jorge Hi
NORMAS SOBRE EQUIP Jorge Hi
Código de Bioética Jorge Hi
Forja prepara líde Jorge Hi
Re: PROVEA SE RESE Jorge Hi
En defensa del DES interfaz
Los manitos verdes F. Eduar
Bemvindos Resurgen interfaz
La soya F. Eduar
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4650     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] ¿Se agotará la renta petrolera? /DAR
Fecha:Domingo, 22 de Febrero, 2004  06:06:53 (-0400)
Autor:Jorge Hinestroza <vitae3 @..........ve>

¿Se agotará la renta petrolera?

Texto: Domingo Alberto Rangel

V enezuela ha vivido, prosperado y crecido, desde 1929 gracias a una renta. Cualquiera tacharía esta afirmación de banal y mediocre puesto que no hay quien no viva de una renta. El obrero que trabaja las ocho horas de ley, el banquero que amasa fortunas, el especulador afortunado y el estudiante titular de una beca, todos ellos derivan su existencia de una renta en cierto modo, o de manera cierta sin duda. Podría responderse tal observación con una aclaratoria en este caso vital. Cuando se asevera que nuestro país vive de una renta se está tomando esta palabra en la acepción que ella tiene en la economía política.

Los clásicos de la economía inglesa y los fisiócratas de la economía francesa entendían por renta aquel ingreso o rédito que deriva de las virtudes "naturales e indestructibles del suelo o del subsuelo" como dijo uno de ellos, David Ricardo en un tratado famoso. La renta se origina sólo en la agricultura y en la minería, actividades ligadas, dependientes y determinadas por el suelo o el subsuelo. Pero no todo es, en la agricultura y en la minería, renta del suelo o del subsuelo. Al hacer esta advertencia separamos la renta del salario y del beneficio, las otras dos categorías de ingreso existentes en el campo de la economía. El salario es el ingreso del trabajo, el beneficio, el ingreso del capital.

La renta es entonces el ingreso que en la minería-petróleo comprendido desde luego- viene del subsuelo, por la riqueza que en el haya formado la naturaleza.

La renta es clave

En la minería-petróleo incluido, repetimos, el concepto de renta es clave. Una explotación petrolera por ejemplo contiene trabajo y capital. Hay allí operarios de distinta categoría sin los cuales no se movería un balancín, surcaría los mares un banquero o correría el negro aceite por las tuberías. Y hay un capital implícito en los equipos productivos que van de los taladros y carreteras de penetración hasta los pozos y a los muelles de embarque del crudo en las bodegas de los barcos.

Pero, trabajo y capital existen en cualquier actividad económica diría alguien con aires de censor. Sí, pero el petróleo por su carácter extractivo maneja una sustancia creada por la naturaleza. En otras ramas económicas, todo cuanto se mueve o maneja es creación del hombre. Un obrero textil urde hilos de algodón que alguien tejió, el operario metalúrgico trabaja con barras, láminas o lingotes que vienen de una acería. Mientras en el petróleo la renta es determinante, ante todo porque la obra de la naturaleza es ahí cardinal, en las otras actividades citada y muchas más, no lo es.

La renta es un componente de la riqueza y su proporción en ella será tanto más grande cuanto más extractivo sea el carácter de una economía. Un país petrolero vivirá más de la renta que del salario y el beneficio y su esplendor será siempre posible mientras ella perviva y sea vigorosa.

El cálculo de la renta

Para Venezuela debería ser cuestión capital el cálculo de cuanto haya de renta en el petróleo y cuanto haya allí de salario y beneficio. Ello por dos razones. La renta es esplendorosa, pero pasajera; un yacimiento de petróleo se agota por rico que sea mientras el trabajo productivo y los equipos de producción pueden procrearse o fabricarse a voluntad. Y, si como ocurre con Venezuela, se vive del petróleo o es el petróleo la riqueza preponderante, tal cálculo sería cuestión de vida o muerte.

Aunque parezca digno de Ripley, sólo un economista, el doctor Asdrúbal Baptista, ha hecho en nuestra tierra cálculos solventes, exactos y completos sobre la renta en el petróleo. No voy a repetirlos aquí porque ellos envuelven sutilezas técnicas inevitables que apenas manejan los académicos, pero baste reconocer la preocupación, la sindéresis y el brillo del doctor Baptista, y la pertinencia y exactitud de sus cálculos. En su libro sobre la economía rentística (Iesa, Caracas) están separados el trigo y la cizaña, esto es en cuanto a lo que nos interesa, la renta del salario y el beneficio.

Cualquier venezolano que conozca la economía política y maneje sus categorías, caería en la perplejidad y el temor ante las tesis que podrían derivarse de los señalamientos estampados en este libro. La renta, ingreso no trabajado, es tan alta en nuestra economía, que su agotamiento nos condenaría a una espantosa miseria.

La miseria tras la opulencia

La renta puede agotarse, incluso antes de extinguirse los yacimientos que lo originan. Una renta exige, aparte de unas minas o pozos de cierta riqueza mineral, un mercado amplio y próspero para la riqueza de que se trate y unos costos de extracción bastante bajos. El mercado amplio no existe ya para el petróleo porque otros país productores han entrado a competir con nosotros desde hace ya cierto tiempo. Compárese la cuota de Venezuela hoy y la de treinta o más años atrás y se verá cómo hemos retrocedido. Y seguiremos retrocediendo a medida que el mar Caspio o el África Ecuatorial se incorporen a la producción petrolera en gran escala, para lo cual tienen reservas.

La distancia entre el costo y el ingreso total por barril en el petróleo se va reduciendo. En 1999 el costo operativo ya andaba cerca de seis dólares por barril, cuando diez años atrás, no llegaba a tres dólares. Hoy quizás frise en los siete dólares si las tendencias de los últimos quince años siguieron manifestándose después de 1999.

Con una cuota regresiva de mercado y unos costos crecientes, la renta está condenada. Podría pasarnos lo mismo que a España, la cual, a partir de 1492, empezó a vivir de la renta de las minas de oro y plata descubiertas por sus adelantados en América. Un siglo más tarde aquella renta se agotó, por razones de mercado, sumiendo a España en un doloroso calvario del cual ha venido a salir sólo ahora en nuestros tiempos.

Tomado de: PANORAMA, Maracaibo, domingo 22 de febrero de 2004.