Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4174 al 4203 
AsuntoAutor
Re: SOBRE LA ISLA ADALBERT
¿Nos conviene expo Jorge Hi
¿Conoces la alegrí Jorge Hi
RE: A LA ASAMBLEA Nicla Ca
Norelix Christia
Norelix van segmen Christia
Norelix Christia
Norelix Christia
Norelix a que corr Christia
RE: Norelix a que Norelix
comentarios de apo interfaz
Fw: 040131final.ht Edinson
Día Mundial de los Jorge Hi
Dia de Los Humedal Jorge Hi
Venezuela en la CO Jorge Hi
Re: SOBRE LA ISLA Geuca Ve
Re: SOBRE LA ISLA ADALBERT
Gota a gota el agu JAPM
¿A quÉ dirección Jorge Hi
Foro UCV - Tecnolo Jorge Hi
Foro UCV - Tecnolo Jorge Hi
Escrito para la Hi Jorge Hi
EL EMAIL DE LA DIS Julio Ce
Invitation a parti Maria Pa
Información Fundacio
documento pemon pa interfaz
presentacion decbulcl
Taller "Sensibiliz JAPM
Una catedra ecológ Jorge Hi
Reiniciada recuper Jorge Hi
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4573     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] ¿Nos conviene exportar gas?/ DAR
Fecha:Domingo, 1 de Febrero, 2004  07:21:54 (-0400)
Autor:Jorge Hinestroza <vitae3 @..........ve>

Panorama Digital , Domingo 1 de febrero de 2004
Nos conviene exportar gas?

Texto: Domingo Alberto Rangel


L a revista “Foreign Affairs” versión castellana, publica en su primer
número de 2004, un extenso análisis sobre el panorama mundial del gas. Con
evidente don de síntesis sus autores, Daniel Yerguin y Michael Stoppard,
recorren la historia de las explotaciones de gas a lo largo del último siglo
como preámbulo para entrar al problema de fondo que los motiva o impulsa.
¿Será el gas natural licuado, podría sintetizarse así tal motivación, el
gran rival del petróleo, en los tiempos que empezamos a vivir, tan distintos
en muchos aspectos de los que ya nos separan de la Primera Guerra Mundial?

Esta interrogante podría tener respuesta si se hiciera, como hacen los
autores del trabajo que venimos citando, la historia de las posiciones,
peculiaridades y perspectivas del mercado norteamericano de gas. Estados
Unidos consume la cuarta parte de todo el gas que va al mercado
internacional o que es utilizado en el planeta entero. Hasta hace poco, tal
volumen de consumo era atendido con la producción interna de los Estados
Unidos y hasta hubo momentos y los hay aún al parecer, en que los Estados
Unidos han exportado gas a sus vecinos de México.

Pero con el gas está pasando o no tardará en pasar lo ya acontecido con el
petróleo, en cuanto a combustible esencial en una civilización que como la
norteamericana es devastadora de recursos naturales sin paralelo con ninguna
otra de las que hayan calentado su historia bajo los rayos del sol. Estados
Unidos fueron exportadores de petróleo, los primeros en un momento durante
el siglo XIX. Eran ellos empero, a la par de primeros productores de todo el
planeta, los consumidores mas conspicuos. Ya para los años veinte del siglo
pasado empezaron a importar, pero seguían siendo exportadores netos. Desde
la postguerra iniciada en 1945 se rompió todo equilibrio y hoy los Estados
Unidos importan más del 50% de su consumo petrolero, dentro de pocos años
ese coeficiente habrá llegado hasta el 70%.

Los autores del artículo, tras reseñar esta historia, auguran su repetición
casi automática en el caso del gas. El país que jamás importó gas, siendo
excelso consumidor, viene importándolo de manera regular y creciente desde
hace ya decenios y será, antes de haberse adentrado el nuevo siglo que
empezamos a vivir en los andurriales de la historia, un magno importador de
ese fluido como lo es de petróleo.

¿Una oportunidad para nosotros?

Uno de nuestros expertos petroleros, al avalar este vaticinio, recomendaría
prepararnos para participar en ese próvido mercado del gas. Tiene Venezuela
las reservas más grandes de Suramérica en gas, es entre los posibles
abastecedores de Estados Unidos cuando este país dentro de poco sea un magno
importador, el mejor ubicado y ya tiene Venezuela una infraestructura
productiva. Todo ello es cierto y el gas podría repetir como riqueza
exportable la trayectoria del petróleo para Venezuela. Podríamos decir que
si el siglo XX fue tiempo de petróleo para Venezuela, el siglo XXI sería el
tiempo de gas. Nada restaría veracidad a esta afirmación o falsearía su
idoneidad profética. Tenemos grandes reservas de gas, nos separa de los
Estados Unidos apenas el Mar Caribe o un poco más y disponemos de una
infraestructura que nos permitiría exportar sin tardanza todo el gas que nos
pidan del norte.

Pero sería un disparate histórico exportar gas licuado a Estados Unidos o a
cualquier otro país. Si hiciéramos eso, que sería lo más fácil, inmediato y
práctico, repetiríamos la historia de la mono-producción y mono-exportación
que es, desde hace cien años, desde 1914 cuando brota el petróleo, de que
toda la vida nacional gira alrededor de un solo producto, de naturaleza
primaria por añadidura y minúsculo empleador de mano de obra por ironía. Si
procedemos a satisfacer la demanda desequilibrada de los Estados Unidos, que
va a agigantarse en este mismo decenio recién iniciado, perpetuaremos esos
rasgos, agregando apenas otro eslabón a la cadena.

La única diferencia visible sería que con el gas tendremos más recursos tal
vez para ese despilfarro social que caracteriza a los países petroleros.
Llegaríamos a una capacidad récord en materia de exportaciones de gas, pero
los batiríamos también en otros terrenos menos honrosos o respetables.
Participar en una carrera del gas es “doblar” como hace la TV una mala
telenovela. No estamos sugiriendo mantener ignorados, sellados o
enclaustrados nuestros vastos reservorios de gas, sería ello estúpido o
suicida. Pero la exportación del gas, licuándolo apenas, que sería la faena
exportadora hacia los Estados Unidos, no es la única en lo de aprovechar
aquella riqueza.

El gas natural es superior al petróleo cuando quien lo explota tiene una
infraestructura industrial en su propio territorio y dispone allí mismo de
facilidades transformadoras.

Nuestro país goza de un coeficiente de electrificación situado entre los más
altos del Tercer Mundo y ello permite erigir industrias exigentes, dispone
de reservas de mano de obra ya adiestrada y sus medios de transporte y
movilización son más o menos completos. Con tales haberes Venezuela podría
hacer con su gas lo que viene haciendo Trinidad con el suyo, que lo
convierte en numerosos productos petroquímicos en su propio suelo. Trinidad
tiene hoy la planta de metanol más grande de Suramérica y ha construido ocho
de las plantas petroquímicas más eficientes de todo el hemisferio sur, según
he leído en algunas publicaciones extranjeras. Ha progresado tanto ese país,
al abrigo de esta industrialización de sus recursos naturales, que su
producto por habitante es superior en un 40% al de nuestro país.

Exportar el gas ya convertido en los mil y un productos de la industria
petroquímica sería el programa nacional. Por irreparable desgracia no hay
ánimo ni conciencia hoy en la colectividad nacional para un esfuerzo
altanero y una ambición noble.




_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~

                         inkClub

            ¡¡¡ TINTA GRATIS PARA TU IMPRESORA !!!

 ¡Consigue ya mismo tu cartucho de tinta gratuito para tu impresora!


 Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/135/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~