Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3902 al 3931 
AsuntoAutor
Orimulsión Jorge Hi
Subsidencia petrol Jorge Hi
LAS ENFERMEDADES ( interfaz
LA LIBERTAD Julio Ce
Taller sobre "Dive Maria Pa
Coordinadora por l Jorge Hi
Seminario - Taller Maria Pa
El Plan de Negocio Jorge Hi
el paradigma de la interfaz
Invitación: Taller Maria Pa
"Miradas jóvenes s JAPM
Tecnologia utopica interfaz
DOMINGO 16 DIALOGO Maria Pa
escuelas, computad interfaz
la escuela y el in interfaz
RV: "AVISO DE PROR JAPM
DECLARACION DE SAN Julio Ce
Favor difundir est coyuntur
Revista la Era Ec Manuela
RV: Consulta públi mariatun
Consulta pública d Nicla Ca
(1) ingenieria gen interfaz
(2) reflexion sobr interfaz
(3) tecnologia dev interfaz
(4) Ecologia liber interfaz
(5) computadoras + interfaz
PDVSA: aumentar la Jorge Hi
PDVSA: aumentar la Jorge Hi
Y sin embargo se m Édinson
Re: Sobre nueva Mi Jorge Hi
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4314     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] la escuela y el internet (y otros libros)
Fecha:Sabado, 15 de Noviembre, 2003  12:38:32 (-0400)
Autor:interfazamazonica <interfazamazonica @.....net>


La escuela y el internet 
http://mensual.prensa.com/mensual/contenido/2001/09/15/hoy/opinion/259171.ht
ml

Paulino Romero 

El astrónomo Clifford Stoll, lidera una cruzada contra lo que él llama la
“locura del internet” en la política educativa, contra la enseñanza online
y contra la euforia de los computadores en el aula escolar. Stoll ataca con
brío, en conferencias, libros y entrevistas, a los pedagogos de los medios
de comunicación y a los empleados de la economía que consideran el aula
escolar conectada de la red y bien provista de laptops, como la gran puerta
hacia el futuro. Todos ellos —advierte Stoll— corren detrás de un
espejismo, hacia el destino intelectual en el que no se aprenden ya nexos
de relación, sino en el que se consumen simplemente fragmentos de
informaciones. 

El hecho de que Stoll, como sucedió hace poco en Berlín, llene a rebosar
las aulas de las universidades, no se debe solo a sus invectivas contra el
compulsivo optimismo tecnológico, sino también a su atuendo de comediante
humorístico. Sin embargo, bajo su atavío de comediante se oculta algo más
que un barato pesimismo cultural. Cuando Stoll habla de sus experiencias en
Estados Unidos, pinta la imagen de un paisaje pedagógico en el que internet
envuelve actualmente la mayor parte de las escuelas y dicta los contenidos
y los métodos de enseñanza en medida creciente. Los políticos de la
enseñanza, los pedagogos de los medios de comunicación, los padres que
temen por las oportunidades profesionales de sus hijos y las empresas que
financian a la industria de los computadores bajo una capa de altruismo,
forman todos juntos una alianza que se propone hacer a los escolares “aptos
para el futuro”. 

Con frecuencia cada vez mayor, se invierte dinero que antes era empleado
para los enseñantes o para la adquisición de libros, en computadores y en
conexiones con el internet, en software y en trabajo de mantenimiento y
reparación de los aparatos, así como en salarios para los expertos en los
sistemas; al tiempo que bibliotecas, salas de música o laboratorios de
química, son transformados en salas de computadores. En lugar del
experimento con la probeta de ensayos y el mechero de Bunsen, surge ahora
la simulación en la pantalla del computador. En lugar de un trabajo o una
ponencia escolar elaborada concienzudamente por el alumno, ahora son la
regla los hábiles montajes hechos a base de superficialidades procedentes
del internet, y la comunicación viva y directa con el maestro y los
compañeros de estudios cede el paso a las “interacciones” multimedias de
programas de aprendizajes previamente elaborados. 

Stoll mantiene la opinión, en verdad elemental, de que la realidad es algo
fundamentalmente distinto a su simulación, y que por ello la pantalla del
computador no puede ser tampoco un sustituto, y ve cómo desaparece
progresivamente esta convicción elemental. Si los pedagogos del online
quieren acercar más todavía a los escolares —que ya de por sí son unos
entusiastas del computador— a este, no hacen sino invertir totalmente la
verdadera tarea y función de la escuela. Si solo se tratase de la carareada
“alfabetización en el computador”, del dominio práctico de la elaboración
de textos, del e-mail y de las funciones del internet, todo ello podría
lograrse en pocas semanas. 

Pero tras la fachada de la escuela virtual se oculta mucho más. Los
intereses económicos y ciertas visiones educativas de los políticos se dan
de la mano con la utopía didáctica del aprendizaje sin esfuerzo. Las
animaciones visuales de los programas de enseñanza tienen por objetivo
devolver en pura diversión los esfuerzos intelectuales que encierran en sí
las operaciones matemáticas, la ejercitación en lenguas extranjeras o la
comprensión de los problemas y hechos en el terreno de las ciencias
naturales. En todo ello Stoll ve la verdadera y profunda ilusión pedagógica
que en su opinión obnubila la vista para comprender que no es posible un
auténtico aprendizaje sin esfuerzo, y que su premio no está en los placeres
y satisfacciones efímeros, sino que radica en la comprensión profunda y
verdadera. 

La pedagogía del online ha producido ya una infraestructura proliferante de
instituciones de perfeccionamiento de estudios, de centros de coordinación,
suministradores de educación profesional, evaluadores de programas y
encargados oficiales del internet. En todo caso, parece muy digna de
crédito la afirmación de Stoll de que ama los computadores, pero no su
idolatría; pues pertenece a los pioneros que en su día montaron la red de
internet en la década de los años ochenta del pasado siglo. 

El autor es pedagogo y escritor 

-------------------------------------------------
------------------------------

OTROS LIBROS:
http://www.idearius.com/climadigital/biblioteca.html

"High Tech Heretic: Why Computers Don't Belong in the Classroom and Other
Reflections by a Computer Contrarian". Clifford Stoll. 

Clifford Stoll ama las computadoras. Las ama tanto que convirtió su
anticuada Macintosh en un acuario en vez de ponerla en la basura. Lo que
este veterano programador y crítico social autodidacta no ama, es el "culto
por la computación", esa "fé siega en que la tecnología traerá un infinidad
de beneficios futurísticos sin reclamar nada a cambio". En particular,
Stoll odia la forma en que los cultores de las computadoras han infiltrado
las escuelas, y en "High Tech Heretic" dirige cada argumento en su arsenal
a la extendida creencia que las computadoras son la mayor invención
educacional desde la tiza. Mientras tanto, él también dispara contra la
sobrepublicitada comunidad virtual, la economía de Internet, y la muerte
del libro, así como el azote de software defectuoso, hardware desagradable,
y PowerPoint.


Digital Mythologies: The Hidden Complexities of the Internet". Thomas
Valovic. 

Cómo influencian nuestro comportamiento las creencias sobre la
tecnología... y lo que es aún más importante, están afirmadas en la
realidad? "Mitologías Digitales" explora el dogma tecnofílico y encuentra
(mayormente) que no está a la altura de las circunstancias. El escritor de
Tecnología Thomas Valovic usa ensayos cortos, punzantes, para dar unos
pasos atrás y ver las implicaciones a largo plazo de nuestra creciente
dependencia en aparatos y redes. Por qué estamos tan locamente
entusiasmados por el mundo digital? La alienación y la falta de dirección
son costos aceptables en la operativa corriente? Valovic sugiere que
repensemos nuestra relación con las máquinas mientras podamos.


"The Age of Access: The New Culture of Hypercapitalism Where All of Life Is
a Paid-For Experience". Jeremy Rifkin. 

El tecnocrítico Jeremy Rifkin explora cómo el mundo digital está eliminando
la propiedad pública y privada en la "Era del Acceso". Alarmado por la
tendencia hacia el empaquetado de experiencias para su venta y productos
para cortos arriendos, ve muy cercano el mundo del "todo por una tarifa".
Sus ejemplos son convincentes y a veces alarmantes.


 					  	




_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~
¿Sabes por qué Cruz Roja está en todo el mundo?
  Gracias al apoyo que millones de personas
 han dado a Cruz ROja durante más de 100 años

       .Hazte socio de Cruz Roja.
 Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/128/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~