Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3799 al 3828 
AsuntoAutor
JUSTICIA INTERNACI Julio Ce
Produccion Agropec Jorge Hi
Global Knowledge P JAPM
¡Visite la página Jorge Hi
Brasil: La disput Jorge Hi
Brasil: La disput Jorge Hi
enfoque de ecosist Jorge Hi
1ERAS JORNADAS DE caballer
Panama - Polemica Jorge Hi
Concursos ULA Jaime E.
Eventos en la Fun Jaime E.
Incendio en refine Jorge Hi
74179 LABONAC interfaz
Los oceanos se va Jorge Hi
Los oceanos se vac Jorge Hi
Re: Los oceanos se Jorge Hi
Los oceanos se vac Jorge Hi
Los oceanos se vac Jorge Hi
Trasgenicos... F. Eduar
5) El Erial (PLEGA interfaz
6) Revista "The E interfaz
Por que una web so interfaz
RE: Una gigantesca interfaz
BORRADOR - "Derech Andrei J
¡que triste papel! Jorge Hi
BRASIL RECHAZA INF Julio Ce
Transgénicos al dí Jorge Hi
IMATACA EN PELIGRO Jorge Hi
contact Nicole F
Bitúmenes del Orin Jorge Hi
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4213     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] [OANNES] Los oceanos se vacian parte 4
Fecha:Jueves, 9 de Octubre, 2003  11:23:35 (-0400)
Autor:Jorge Hinestroza <vitae3 @..........ve>

 
----- Original Message -----
Sent: Thursday, October 09, 2003 10:05 AM
Subject: [OANNES] Los oceanos se vacian parte 4

Los océanos se vacían/Revista AMANECER del nuevo siglo

Cuarta parte

Revista mensual de información internacional (Medio Ambiente)
http://www.revistaamanecer.com/otros_numeros/146/57/57.htm
SERGIO RAMIREZ

Actividad deficitaria
 
La práctica de la pesca se ha convertido en una actividad industrial altamente esquilmadora y deficitaria, con pérdidas que la FAO estima en 50.0000 millones de dólares anuales. En todo el mundo se gastan anualmente 124.000 millones de dólares para capturar peces valorados en 70.0000 millones de dólares, un déficit dificilmente sostenible que evidencia, además de la necesidad de unas subvenciones generosas, una gran falta de sentido común porque fomenta el despilfarro y la destrucción de la vida marina. El descenso en el valor de las capturas es debido a que al reducirse el volúmen de pesca de las especies mas valoradas, principalmente las especies demersales (bacalao, pescadilla, merluza, túnidos -atún y bonito-, fletán, platija, ect), se tiende a aumentar las capturas de especies de menor valor, principalmente pelágicas, destinadas en su mayoría a su conversión en harina de pescado para alimentación animal.
 
Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y otros grupos ecologistas, los subsidios a la pesca en el Norte industrial, que varían entre 14.000 y 20.000 millones de dólares por año, son una de las principales causas de la sobreexplotación que reduce drásticamente las pesquerías océanicas. Los países europeos y Japón son los que más subsidios asignan, de acuerdo con el Banco Mundial. Se calcula que la flota europea tiene una sobrecapacidad de un 40% y durante años la inversión total tanto en equipos como en aumento de su eficacia ha sido superior a lo necesario de acuerdo con las capturas disponibles.

Pese a ello, los fondos suministrados por la UE y los Estados miembros siguen contribuyendo a este desarrollo.El incremento exponencial de capturas de peces, pasando de apenas 3 millones de toneladas a principios del pasado siglo a los cerca de 100 millones en la actualidad; la consolidación de de las flotas de pesca industrial de los países del sur en desarrollo gracias a la ayuda económica prestada por el norte industrial en las décadas de los sesenta y setenta, que ha llevado a que prácticamente la mitad de las capturas mundiales se realicen en estos países; así como la modernización de las flotas pesqueras de los países pesqueros industrializados, han derivado en una situación en la que el mar no da más de sí porque no hay peces suficientes para satisfacer el creciente consumo mundial.
 
Para mantener el nivel actual de la demanda de pescado -la media mundial ronda los 13 kilos por persona y año, si bien por países la media oscila entre los 40 kilos por habitante y año de España hasta los escasos cinco kilos de cualquier país pobre- la FAO estima que será necesario superar los actuales niveles de capturas de acuerdo con el aumento de la población y el cambio de los gustos culinarios.
 
La preocupación por reducir el consumo de alimentos ricos en colesterol entre la población de los países industrializados, donde se tiene la falsa percepción del pescado como un alimento sano y nutritivo, ha provocado un crecimiento de la demanda de pescado.
 
Asimismo, el escándalo de las "vacas locas" ha motivado un incremento de la demanda de harinas de pescado para la producción de piensos destinados a los animales de granja -pollos, vacas, cerdos, etc- en lugar de las harinas de origen animal, consideradas sospechosas de producir la temida encefalopatía espongiforme bovina (EEB). Se estima que más de la tercera parte de los peces capturados no se dedican directamente al consumo humano, transformándose mayormente en harinas de pescado o piensos para otros animales de granja o en la acuicultura, con un coste por kilo muy superior al de otras materias primas vegetales (se estima, por ejemplo, que la producción de un kilo de pollo alimentado con harina de pescado requiere la captura de unos 90 kilos de peces). Algunos datos indican que en torno a unos 30 millones de toneladas de peces cada año se convierten en harinas, piensos, aceite, velas, betún, fertilizantes, en abono de grandes cultivos o, incluso, como combustible fósil en centrales térmicas.
 
El alto consumo de pescado a nivel mundial ha podido ser mantenido hasta ahora gracias a la mejora de los equipos de navegación, teledetección y medios de pesca utilizados y a los sistemas más eficaces de conservación de los peces capturados, que permiten una mayor actividad y autonomía a la flota en los caladeros, y un nivel superior de capturas, aunque, eso sí, de peces cada vez más pequeños y de menor valor comercial. Sin embargo, se estima que la explotación de especies demersales ha alcanzado su límite y que no existe potencial para incrementos futuros y que en lo que respecta a las especies pelágicas, la información disponible en las últimas décadas revela que la captura intensiva de determinadas especies (sardina, caballa, anchoa, jurel, etc) puede comprometer seriamente la recuperación de sus existencias.
 
Daniel Pauly, experto de pesca que trabajó en el Centro Internacional para la Gestión de los Recursos Biológicos Acuáticos, con sede en Manila, ha afirmado que la explotación pesquera es de dos a tres veces superior a lo que admite el ritmo de reproducción de los peces y que si no se toman medidas "pronto no quedará en el océano más que plancton".
 
Los expertos afirman que la situación actual es tan grave que la pesca debería prohibirse en la mitad de los océanos del mundo durante los próximos 10 o 20 años o bien reducir la cantidad de capturas anuales -en algunas especies hasta del 50%-, recortar los subsidios que se conceden actualmente al sector y crear una red de reservas marinas. Así lo entendieron los países participantes en la cumbre de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible celebrado en Johanesburgo (Sudáfrica), al hacer un llamamiento global para recuperar las reservas pesqueras hasta niveles que puedan proporcionar una explotación sostenible en el horizonte del año 2015.

La solución al problema parece simple pero al mismo tiempo difícil de llevar a la práctica. Los severos recortes a la actividad pesquera que sugieren los expertos pondrían en peligro los 150 millones de empleos que origina la pesca a nivel mundial y privaría del principal recurso económico a muchos países en vías de desarrollo.
 
Chile y Perú, que figuran entre los cinco países pesqueros más importantes del mundo y entre los mayores productores de harina de pescado del mercado mundial, se encontrarían entre los más perjudicados por los recortes en la pesca, sobre todo en lo que se refiere a las especies pelágicas (anchoveta, jurel, sardina y caballa), que suponen el 90% de sus capturas. Perú y Chile, con un total de capturas que fluctúa entre los 12 y 14 millones de toneladas anuales, son junto con México los responsables del 80% de la producción pesquera total de la región, lo que demuestra la importancia de la pesca para sus respectivas economías.
 
No obstante estos dos países latinoamericanos deberían reconvertir su sector pesquero para poner freno a la sobreexplotación de sus recursos marinos -los niveles de capturas en los caladeros chilenos y peruanos superan los límites de rendimiento máximos sustentables al oscilar entre 104 y 288%- si quieren evitar el colapso de su industria pesquera.



Do You Yahoo!?
Todo lo que quieres saber de Estados Unidos, América Latina y el resto del Mundo.
Visíta Yahoo! Noticias.