Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3558 al 3587 
AsuntoAutor
Ecología familiar Jorge Hi
(1/5) El sabotaje Jorge Hi
(2/5 ) El sabotaje Jorge Hi
(3/5 ) El sabotaje Jorge Hi
(4/5) El sabotaje Jorge Hi
(5/5) El sabotaje Jorge Hi
Globalización y ha JAPM
Re: (3/5 ) El sabo Ing. Osc
Documento completo Jorge Hi
Re: Documento comp Carlos M
IV Congreso Iberoa Maria Pa
Áreas de trabajo, Jorge Hi
El doble parto de Jorge Hi
¿A DONDE VA LA IZQ Jorge Hi
Invitación Encuent Maria Pa
Navegando en busc Jaime E.
Taller "Turismo Re JAPM
Estabilidad democr Ender Yn
Venezuela: el dram Ender Yn
Comienza reunion d Ender Yn
Washington y el ej Ender Yn
"La contaminacion Andrei J
¡¡ Formacion en in euroesta
Invitación Charla Maria Pa
Rv: RV: Cumbre Mun mariatun
Ier Curso Ostras Jorge Hi
Espero que los lib interfaz
Código de Ética pa Jorge Hi
www.larevistainteg cristina
Rv: Sobre la ideol rrodrigu
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3975     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] Washington y el eje Lula-Bush
Fecha:Lunes, 23 de Junio, 2003  10:38:23 (-0400)
Autor:Ender Ynfante <alexeiynfant @.......com>

Washington y el eje Lula-Bush

x Profesor J - [ 22.06.03 - 12:15 ]

Ayer 20 de junio, mientras los presidentes europeos comenzaban su Cumbre en Salónica, Grecia, en medio de las protestas de miles de personas, Lula realizaba una visita de dos horas, almuerzo incluido, a Bush en la Casa Blanca, sin protesta ninguna, salvo en su país.

Mientras los bolivarianos, los socialdemócratas, los quintacolumna de Attac y la izquierda reformista del continente glorifican a todos los vientos el papel progresista y antiimperialista del gobierno Lula y del Mercosur, el presidente brasileño continúa su rumbo neoliberal de entrelazamiento con el capital internacional. Petras escribe una y otra vez alertando del peligro y los otros ... como si lloviera.

Dejando para luego lo sustancial de los acuerdos cocinados entre ambos mandatarios, veamos primero algunas de las frases que ambos soltaron uno al otro y para la prensa:

Bush:
- Brasil es una parte increiblemente importante de una pacífica y próspera Norte y Sudamérica.
- Puedo decir, desde la perspectiva de los Estados Unidos, que esta relación es vital, importante y creciente.
- Desde un punto de vista personal, estoy impresionado por la visión del presidente de Brasil. Es un hombre que tiene claramente profundas preocupaciones por todo el pueblo brasileño.
- Esta es la tercera reunión que tenemos, y eso muestra que tan importante es nuestra relación.
- Lula no sólo tiene un tremendo corazón, sino también la capacidad de trabajar de manera estrecha con su gobierno y la gente de Brasil para impulsar la prosperidad y poner fin al hambre.
- Nuestros dos pueblos verán una serie de iniciativas en una variedad de frentes, lo que indica que esta relación es una relación madura e importante.
- Nosotros dos tenemos imágenes públicas (se refiere a izquierda y derecha) y estamos probando que los especialistas están equivocados, porque usted se preocupa con la política económica y nosotros, republicanos, con el problema de la pobreza.


Lula:
- Brasil y Estados Unidos tienen la posibilidad de cultivar una relación más provechosa.
- He aprendido en la vida como relacionarme con la gente sobre la base de la confianza. - Y creo que Brasil es y puede continuar siendo un gran socio de los Estados Unidos.
- La relación bilateral es muy fuerte y existe desde hace mucho tiempo.
- Yo creo que siempre es posible mejorar esas relaciones.
- La relación entre Brasil y Estados Unidos debe descansar sobre la base de la sinceridad entre la gente y en la confianza.
- Tenemos muchas cosas en común.
- Los países en desarrollo quieren relaciones en serio.
- Sin duda, creo que podemos sorprender al mundo en términos de la relación entre Brasil y Estados Unidos.
- El presidente Bush está invitado a visitar Brasil en breve, podrá ver personalmente las dimensiones de nuestro país, que Brasil no es solamente carnaval y fútbol, que tenemos otras maravillas en nuestro país.

Los acuerdos alcanzados:

1. Se mantiene enero de 2005 como plazo para creación del Alca.
2. Creación de varios nuevos mecanismos de consulta de alto nivel entre los respectivos ministerios de finanzas, agricultura, energía y áreas afines en ciencia y tecnología.
3. Actuación conjunta en programas de combate al Sida en Mozambique y Angola.
4. Compromiso de USA de apoyar el Programa Hambre Cero de Lula.
5. Los Departamentos de Agricultura, Salud y Educación de USA compartirán tecnologías y aportarán entrenamiento a expertos brasileños para mejorar la eficiencia de sus programas.
6. El Departamento del Trabajo de USA apoyará iniciativas para combatir la explotación sexual y laboral de niños y adolescentes.
7. El Departamento de Salud de USA ayudará a combatir y prevenir el Sida, la tuberculosis y la malaria.
8. La Agencia para el Desarrollo Internacional (AID) aportará entrenamiento en trabajos para los cuales exista demanda en el mercado, especialmente en áreas como tecnología de la información y energía renovable.
9. Se fomentará una alianza entre el sector privado, ONGs y gobiernos municipales para prestar servicios de tutoría y capacitación laboral.
10. Se promoverá la creación y desarrollo de empresas pequeñas y medianas.

El comunicado conjunto. Vale la pena transcribirlo íntegro para luego analizarlo junto con las declaraciones y los acuerdos:

“Brasil y Estados Unidos deciden crear una relación más estrecha y cualitativamente más fuerte entre nuestros dos países. Es hora de definirse un nuevo y decidido rumbo en nuetra relación, guiado por una visión común de libertad, democracia, paz, prosperidad y bienestar para nuestros pueblos, con vistas a la promoción de la cooperación hemisférica y global.

“Estamos entre las democracias más pobladas del mundo, formadas a partir de culturas variadas, lo que comprueba que nuestra fuerza reside en nuestra diversidad. Países de dimensiones continentales y origen inmigrante, compartimos la creencia fundamental de que libertad, democracia y justicia social son aspiraciones universales, esenciales a la paz y a la prosperidad, independientemente de diferencias culturales o de niveles de desarrollo económico. Es firme e indestructible nuestro compromiso con los derechos humanos para todos, en todas las naciones.

“Estamos de acuerdo en que la democracia representativa y el estado de derecho son indispensables para la construcción de economías modernas y sistemas políticos que promuevan el crecimiento, con responsabilidad, transparencia y estabilidad, y que incentiven oportunidades económicas, sin favoritismos ni preconceptos. La democracia es esencial al desarrollo sostenido. En el mismo sentido, la reducción de las desigualdades y el aumento de la justicia social contribuyen para la estabilidad y la seguridad internacional.

“Afirmamos que los países deben adoptar políticas que promuevan el crecimiento y la inclusión social, condiciones indispensables para el aumento de la renta, mejoría de los padrones de vida y para el fin de la pobreza y del hambre. Estamos convencidos de que los gobiernos deben actuar para fortalecer la ciudadanía por medio de políticas de buen gobierno, combate a la corrupción, garantía de la seguridad personal e incentivo a la iniciativa empresarial, así como el acceso de todos a la educación de calidad, a servicios satisfactorios de salud y a la alimentación adecuada.

“Estamos de acuerdo en que el libre comercio impulsa la prosperidad y el desarrollo y contribuye para la promoción de la iniciativa empresarial y el fortalecimiento del sector privado, con impactos sociales positivos.

“Estamos de acuerdo también en que la liberalización comercial puede contribuir para el crecimiento dinámico, para la innovación tecnológica y, a largo plazo, para el progreso individual y colectivo. Reafirmamos, así, nuestro compromiso con el combate al proteccionismo.

“Construimos sociedades creativas y emprendedoras. Tenemos importantes responsabilidades en los planos regional y global en áreas como comercio, ciencia y tecnología, energía, protección del medio ambiente, educación y salud.

“Los flujos de comercio y cultura que unen nuestras sociedades son fuertes y profundos. Nuestra comunión de valores nos lleva a ambicionar la formación de una relación natural que busque esfuerzos comunes. Como dos naciones que reconocen las potencialidades y la pobreza desesperante de África, así como los fuertes lazos y la herencia africanos de muchos de nuestros ciudadanos, nos comprometemos a trabajar juntos por un continente africano que viva en libertad, paz y creciente prosperidad. Intentamos perseguir ese objetivo a travéz de nuestra diplomacia y de la promoción de proyectos que refuercen los vínculos económicos, comerciales, sociales y culturales con los países de África.

“Por todo eso, Brasil y Estados Unidos establecerán consultas regulares, trabajando juntos por la prosperidad, gobernabilidad democrática y paz, en el hemisferio y en el mundo. Reafirmando nuestro compromiso en promover valores comunes, continuaremos trabajando juntos para la protección y promoción de la democracia, de los derechos humanos, de la tolerancia, de la libertad religiosa y de expresión, de la independencia de los medios de comunicación, de las oportunidades económicas y del estado de derecho. Cooperaremos en temas de interés común, que contribuyan para la defensa y la seguridad del hemisferio, redoblando esfuerzos conjuntos para combatir el terrorismo, el tráfico y consumo de drogas, el tráfico de seres humanos y otros crímenes transnacionales que amenacen la paz en la región. Nuestra fuerza reside en la capacidad de nuestros pueblos de decidir su destino y de realizar sus aspiraciones de una vida mejor. Es por eso que Brasil y Estados Unidos son y permanecerán aliados en la causa de la democracia.

“Compartiremos nuestras experiencias en el fomento y fortalecimiento de las instituciones democráticas en todo el mundo, combatiendo así las amenazas al orden democrático relacionadas con la pobreza, con el analfabetismo, con la intolerancia y con el terrorismo. Además de eso, reconocemos que el tratamiento adecuado de los desafíos que enfrentamos en nuestro hemisferio requiere la conjugación de esfuerzos. Por eso trabajaremos juntos para el fortalecimiento de la Organización de los Estados Americanos, baluarte de la cooperación regional, inclusive mediante la implementación de la Carta Democrática Interamericana. Del mismo modo necesitamos reforzar el sistema de las Naciones Unidas, especialmente explorando maneras de volver el Consejo de Seguridad y otros órganos de la ONU más efectivos y capaces de responder mejor a los desafíos y realidades internacionales de la actualidad.

“Tenemos mucho que aprender con nuestras experiencias particulares en materia de modernización económica, así como con los progresos alcanzados en ciencia, tecnología y medicina, en las soluciones para los problemas más urgentes en el área de medio ambiente, en la atención de las necesidades y desafíos energéticos, en la promoción de la educación de calidad y en la universalización de las matrículas en la enseñanza fundamental. Estamos comprometidos a trabajar juntos en la búsqueda de mecanismos que extiendan los beneficios de estas reformas a nuestros pueblos.

“Cooperaremos, inclusive mediante contactos directos entre nuestras comunidades empresariales, para el refuerzo de las relaciones económicas, comerciales y de inversiones entre Brasil y Estados Unidos y –reconociendo nuestra responsabilidad como co-presidentes- para la conclusión exitosa de las negociaciones para un Área de Libre Comercio de las Américas hasta enero de 2005.

“Trabajaremos juntos para preservar y promover la estabilidad y el crecimiento en la economía mundial. La apertura al comercio y la resistencia al proteccionismo son esenciales para la superación de este desafío. Apoyamos un sistema multilateral de comercio basado en reglas, que sea abierto, justo y transparente, y buscaremos fortalecerlo, especialmente mediante el trabajo para la conclusión con éxito, hasta enero de 2005, de las negociaciones en la OMC de la Agenda de Desarrollo de Doha.

“Nos comprometemos hoy a profundizar la relación Brasil-EUA de forma mutuamente positiva, aprovechando siempre las oportunidades para promover los diversificados intereses que tenemos en común, buscando siempre conciliar diferencias por el diálogo y por el compromiso. Nuestra relación constructiva no es un fin en si misma, sino un medio para alcanzar estos objetivos. Es reforzada, aún, por lazos académicos, culturales y comerciales, entre otros, y por la creciente afinidad entre nuestros pueblos. En este proceso de mayor fortalecimiento de nuestras relaciones bilaterales, decidimos dar atención especial a las siguientes áreas: ciencia y tecnología, energía, educación, salud, crecimiento económico y agricultura.

“Como un indicador más de nuestros estrechos lazos, autoridades de Brasil y de Estados Unidos realizarán consultas frecuentes y mantendrán diálogo sobre estos temas de interés mútuo. Estamos de acuerdo también en crear un marco institucional para la realización de consultas de alto nivel y de grupos de trabajo conjunto que traten del amplio abanico de áreas en las cuales decidimos institucionalizar nuestra cooperación ampliada.

“Para Brasil y Estados Unidos, éste es un día marcado por el establecimiento de un nuevo y más elevado nivel en nuestra relación.

“Estamos delante de la posibilidad de concretar todo el potencial de esta relación. Trabajaremos para aprovechar esta oportunidad, en nuestro propio beneficio y en el de todos aquellos con quienes compartimos este mundo cada vez más interdependiente”.


Análisis:

Como era de esperar, aunque Lula diga ‘podemos sorprender al mundo’, los lazos de todo tipo se han fortalecido e institucionalidado de manera tal que se han desmoronado todas las teorías, súplicas, propuestas e ilusiones de un ‘bloque antiimperialista’ partiendo del Mercosur, tesis que ha sido defendida y divulgada por una serie de autores, en especial reformistas, que han confundido deseo con realidad arrastrando de paso a otros grupos, personas y movimientos a perder tiempo en la discusión de las posibilidades de dicho ‘bloque’ como camino de ‘liberación’.

El comunicado es vergonzoso e institucionaliza la más descarada dependencia de Brasil al poderoso capitán del capitalismo internacional, el estado gendarme del imperio mundial del capital. El camino para el feliz encuentro de los socios, o mejor cómplices, de la estabilización del capitalismo y su democracia en el continente, ha estado lleno de dificultades e incomprensiones, pero, paso a paso, Lula ha conseguido conquistar el favor del ‘big brother’. Es evidente que antes de encontrarse en el almuerzo, los representantes de uno y otro cocinaron el pastel, bastando sólo la firma de cada uno para santificar la más ignominiosa alianza que recuerde la historia del continente.

Ya Lula ha acabado de quitarse completamente el disfraz de progresista y ha mostrado plenamente su cara para quien aún mantenía dudas. El Alca ha quedado oleado y sacramentado y el PT no va a aceptar ninguna consulta ni más discusión al respecto. La AID, famosa por ser una de las coberturas de la CIA, entra de lleno a dar entrenamiento en el país. Asesores, consultores y demases, se pasearán como Pedro por su casa y las ONGs podrán disfrutar también de la repartija. Los municipios de todos los colores se van a sumar en masa al plan de asesorías yanquis y el PT seguirá creciendo ahora con más alcaldes y diputados de derecha que se pasarán a sus filas mientras la izquierda petista continúa con sus críticas que no llevan a nada.

Se perfila con mayor nitidez el carácter de clase del gobierno y del PT, ya no sólo por la llegada de gruesos contingentes que vienen de la derecha, sino ahora con los planes empresariales de fortalecimiento de los vínculos con las empresas yanquis. Recordamos que Palocci, el jefe económico del PT, había sido alcalde en una pequeña región del interior de Sao Paulo donde se caracterizó por privatizar todo lo que encontró por delante haciendo las delicias de los empresarios.

Llama la atención el énfasis en la consolidación democrática de la región, indicativo de la preocupación yanqui con la efervescencia de la resistencia, que se ha estado manifestando en casi todos los países en las comunidades originarias, movimientos campesinos, estudiantes, maestros y ultimamente en las ciudades y sectores organizados de trabajadores. Tiempo atrás escribimos una nota de que ése era precisamente el motivo del apoyo que estaba concitando Lula aún antes de las elecciones: erigir la democracia y las instituciones como muro de contención de las luchas populares. Varios compas nos escribieron diciendo que había que dar tiempo a Lula y hemos visto que ese tiempo ha servido unicamente para consolidar la modernización empresarial y comercial, además de las reformas que perjudican abiertamente a importantes sectores de trabajadores de ese país y que ya han llevado a masivas protestas y se preparan otras.

Otro elemento terrible del comunicado conjunto es la caracterización de las sociedades brasileña y estadounidense como de origen inmigrante, con lo que se reconoce y se justifica el genocidio de las comunidades originarias. En Brasil se calculan al menos de 3 a 5 millones de habitantes cuando llegaron los portugueses, hoy deben rondar casi el medio millón de miembros de esas comunidades, sin contar algunos millones que han surgido de las mezclas, en especial amontonados en las periferias de las ciudades como descendientes de esclavos, siervos o de las sirvientas que arrastraban para el servicio doméstico o de las mujeres que abarrotaban los lupanares. Sólo se reconoce la descendencia africana, en un oportunismo muy evidente por las intenciones de trabajar juntos en África, pero esos millones de descendientes de originarios que viven en la marginalidad y las comunidades que conservan su identidad no se cuentan para nada, son invisibles. En USA también la expansión territorial fue acompañada del genocidio de los habitantes que allí vivían, que hoy no se cuentan tampoco.

Es muy importante esta parte del comunicado, pues denota el carácter artificial y convencional de las sociedades basadas en el estado, colocados como referentes en contraposición al crecimiento continental de la conciencia de que ya van más de 500 años de resistencia. Ya ha salido a la luz de varias maneras la preocupación de la contrainsurgencia frente al fenómeno de la lucha de los pueblos originarios en casi todos los países y esta parte de la nota tiene la intención de poner a estos dos países ‘modelos’ como referenciales ideológicos y de propaganda contra la expansión de la conciencia de que la realidad continental es bien otra y no la de los estados artificiales con los que se pretende consolidar la red capitalista y comercial de la dominación.

De una manera sutil el texto desliza el racismo y discriminación contra los países en que predominan las culturas ancestrales, valorizando la ‘migración’, palabreja con la que ocultan la invasión y la depredación. Y en efecto, ambos países son los más racistas del continente, donde los negros son tratados de ‘gente de color’ y los originarios masacrados constantemente. Ya hemos analizado y divulgado los problemas que están pasando las comunidades con el gobierno del PT, y en USA es público y notorio que las comunidades originarias son de las más discriminadas y aún se mantiene prisionero a Leonard Peltier por el sólo delito de reivindicar los derechos de las comunidades.

Por otra parte la exaltación contínua del libre comercio, la iniciativa empresarial y el sector privado, destacan sobre manera y en ninguna parte aparece la responsabilidad pública salvo en los conceptos de ‘promover’ o ‘incentivar’ definiendo así un papel específico de las maquinarias estatales y ministerios como coadyuvantes de la iniciativa privada, lo que es muy típico del neoliberalismo y no se parece en nada a los discursos neokeynesianos que emitía Lula tiempo atrás y que se concilia perfectamente con su disposición a gravar el sector de trabajadores públicos disminuyendo tremendamente su acceso a la previdencia y pensiones. Recomendamos volver al texto conjunto y buscar allí el papel del estado o del gobierno, que se desgloza en lo siguiente:

- visión común de libertad, democracia, paz, prosperidad y bienestar
- compromiso con los derechos humanos
- la democracia representativa y el estado de derecho son indispensables para la construcción de economías modernas y sistemas políticos que promuevan el crecimiento
- la reducción de las desigualdades y el aumento de la justicia social contribuyen para la estabilidad y la seguridad internacional.
- los países deben adoptar políticas que promuevan el crecimiento y la inclusión social
- los gobiernos deben actuar para fortalecer la ciudadanía por medio de políticas de buen gobierno, combate a la corrupción, garantía de la seguridad personal e incentivo a la iniciativa empresarial, así como el acceso de todos a la educación de calidad, a servicios satisfactorios de salud y a la alimentación adecuada
- Brasil y Estados Unidos establecerán consultas regulares, trabajando juntos por la prosperidad, gobernabilidad democrática y paz
- promover valores comunes
- protección y promoción de la democracia, de los derechos humanos, de la tolerancia, de la libertad religiosa y de expresión, de la independencia de los medios de comunicación, de las oportunidades económicas y del estado de derecho
- Cooperaremos en temas de interés común, que contribuyan para la defensa y la seguridad del hemisferio, redoblando esfuerzos conjuntos para combatir el terrorismo, el tráfico y consumo de drogas, el tráfico de seres humanos y otros crímenes transnacionales que amenacen la paz en la región
- Brasil y Estados Unidos son y permanecerán aliados en la causa de la democracia
- combatiendo así las amenazas al orden democrático relacionadas con la pobreza, con el analfabetismo, con la intolerancia y con el terrorismo
- Trabajaremos juntos para preservar y promover la estabilidad y el crecimiento en la economía mundial

Es irónico encontrar tanta palabrería sobre la paz y los derechos humanos sabiendo que Estados Unidos es el principal enemigo de la paz y de los derechos humanos en todo el mundo.

Conclusión:

El capital, no sólo Estados Unidos, que ratifica firmemente en este texto, sino también Europa y los empresarios en Brasil, se suma por completo al programa de Lula contra el hambre, con la convicción de que se trata de la mayor demagogia y propaganda mentirosa que se pueda hacer en la actualidad: La humanización del capitalismo, el siniestro plan de Attac y del PT marcha viento en popa.

Cabe la pregunta: ¿Lula se ha sumado a Estados Unidos o viceversa?

La respuesta la dan los hechos. El sofisticado entramado de vínculos, asesorías y entrenamientos que van a dar los yanquis, además del impulso a los intercambios empresariales e inversiones, muestran que ninguno se ha sumado al otro, sino que han unido fuerzas. Fuerzas para su democracia, o sea, contra la resistencia.
A propósito, ¿cuando viaja Kirchner a USA a almorzar?

¡Ha salido humo blanco!
¡La nueva Santa Alianza del capital ha nacido!
El eje Lula-Chávez-Gutiérrez ha sido substituido por el eje Lula-Bush.
El Alca ya es un hecho.

La palabra ahora (y la acción) la tienen los compas brasileños.
Y la resistencia continental, que no se detiene, a pesar de Lula, los empresarios y los reformistas.

Profesor J
Clajadep