Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 339 al 368 
AsuntoAutor
VENEZUELA ELIMINAR Julio Ce
DEBERIAN PUBLICAR Forja
RE: BIENVENIDO A L vitae
consecuencias ambi JAPM
DIVERSA...DIVERSA. Raymond
Hace casi 30 años Jorge Hi
Indecu descubrió q vitae
Gobierno e industr vitae
Los panaderos culp vitae
PUEDE SER QUE ESTO Forja
la casa enferma vitae
Industriales: impo vitae
Acuerdo entre Gobi vitae
DISCULPEN. ESPERO Forja
CAMBIO TEMPORAL DE Fund-Acc
Transnacionales as vitae
Asotrigo dispuesta vitae
Eliminarán cancerí vitae
objeción sentencia anna pon
Enseñar a aprovec vitae
GASOLINA "ECOLOGIC Julio Ce
CONGRESO CULTURAL vitae
Apuntes Petroleros vitae
Este mundo es un m vitae
PROHIBIDO EL MTBE Julio Ce
TENDIDO ELECTRICO Jose Raf
FELIZ NAVIDAD ! Julio Ce
FELIZ NAVIDAD 2000 Forja
Nueva página Web d Eduardo
FORO SOCIAL MUNDIA vitae
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 744     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA] Los panaderos culpan a los industriales y al gobierno
Fecha:Domingo, 10 de Diciembre, 2000  07:28:46 (-0400)
Autor:vitae <vitae @.....net>

Maracaibo, Panorama Digital, 10/12/2000

Panaderos consideran desfasada aseveración del Indecu
Retiro del bromuro de potasio no afectará calidad del pan

Calidad del pan no variará con la eliminación del aditivo en su preparación.
Según el presidente de la Federación Nacional de Panaderos, las cantidades
que se utilizan son muy pequeñas y no pueden repercutir en la salud de los
venezolanos. En las farmacias se prohibió su venta.

Lorena Fereira/Zara Abreu


El eventual retiro del bromuro de potasio en la fabricación del pan, no
afectará su calidad, su sabor seguirá siendo el mismo, aunque su tamaño
variará, "sin embargo puedo asegurar que el venezolano está consumiendo un
producto de alta confiabilidad".

Así lo señaló Tomás Ramos, presidente de la Federación Nacional de Panaderos
de Venezuela, quien señaló que la aseveración que hizo el presidente del
Instituto para la Defensa del Consumidor y del Usuario (Indecu), Samuel Ruh
está alejada de la realidad, por cuanto las cantidades del aditivo que se
utilizan son muy pequeñas y que no pueden repercutir en la salud de los
venezolanos.

Refirió que desde hace cinco años la asociación ha venido trabajando para la
eliminación del aditivo, "se han tenido conversaciones con el Ministerio de
Sanidad, pero nunca nos han reportado que puede originar cáncer".

Dijo que el anuncio debió haberse investigado, porque afecta la reputación
que tiene la industria del pan en el país.

Responsabilidad

Antonio Stellato, vicepresidente de la Asociación de Panaderías y
Pastelerías del estado Zulia (Appaez), dijo que la responsabilidad del caso
corresponde a los fabricantes de harinas, quienes son los agregan bromato de
potasio. "Nosotros compramos en los molinos la harina, así que nada tenemos
que ver con el problema".

"Nosotros representamos el 3.8% de la población trabajadora en el estado,
que proviene de otros países y que han formado grandes empresas, conformamos
una fuente de trabajo".

Prohibición en farmacias

La prohibición en las farmacias del bromato de potasio no repercutirá al
sector farmacéutico, así lo aseguró ayer el presidente de la Cámara
Venezolana de la Industria Farmacéutica, Juan Manuel Domínguez, quien se
mostró de acuerdo con un retiro radical del producto en beneficio de la
salud de los venezolanos.

"No va a implicar mucho, por son pocos los productos, son contados inclusive
con el dedo de una mano los medicamentos que contienen este tipo de
productos. No va a ocasionar ningún tipo de problema para las farmacias".

Explica el empresario de la industria, que a nivel de farmacias hay
determinados medicamentos que contienen bromuro de potasio, pero son
contados. De allí que considera que la medida de retiro no acarrearía ningun
tipo de problemas para la comunidad o la población.

Normalmente el bromuro de potasio es empleado para sustituir el potasio que
algunas personas pierden, cuando padecen de poliburia o cuando hacen
determinados ejercicios, "pero esos productos no son muy comerciales y yo
creo que no va a ocasionar ningún tipo de problema".

Domínguez sostiene que cualquier decisión que tome la Dirección de Drogas y
Cosméticos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social debe tomar en cuenta
los estudios de la Organización Mundial de la Salud, la FAO y la Comunidad
Económica Europea. De tal manera que a través del Instituto Nacional de
Higiene se puedan hacer los respectivos análisis que determinen la veracidad
de la denuncia formulada por el Instituto Nacional de Protección al Usuario
(Indecu).

Cuestionamientos

La utilidad del bromato de potasio comenzó a ser cuestionada por su alta
capacidad explosiva, su tendencia a la intoxicación y por que su consumo en
exceso puede llegar a producir vómito, diarrea metahemoglobinemia, depresión
del sistema nervioso, daño renal irreversible, efectos mutagénicos,
destrucción de la vitamina B1 y la niacina, además de la inhibición del
hierro y la degradación del ácido fólico.

Sin embargo, su utilización por los panaderos prosiguió en el mundo entero
hasta 1982, cuando el científico japonés Yuki Kurokawa demostró su
indicencia en la generación de cáncer en ratas a corto plazo.

Un año después, la Agencia Internacional de Investigación para el Cáncer
reconoció el efecto cancerígeno. Por lo que la FAO y la OMS restringieron su
uso, al no permitir concentraciones superiores a los 75 miligramos por
kilogramo de harina.

Este límite fue disminuido a 50 miligramos dos años después, por la Health
and Welfare Agency de los Estados Unidos, instancia que incluyó el bromato
de potasio en la lista de las sustancias prohibidas para el consumo humano.
En 1989 la Comisión de la Comunidad Europea prohibió totalmente su uso en
alimentos, con el respaldo de la FAO y la OMS en 1992.

Resolución

En Venezuela su utilización en la preparación del pan continúa, pese a las
recomendaciones internacionales y a la denuncia presentada en 1986 por la
Fundación Gaia ante el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, cuya
instancia se abstuvo de emitir un decreto de restricción de esta sustancia.

De cualquier manera, las autoridades farmacéuticas venezolanas no perciben
motivos para alarmas, porque el consumo no es masivo y tampoco constante.

Ponen como ejemplo los enlatados, que también contienen sustancias que, con
el tiempo, se ha comprobado que pueden producir daños en el organismo.

A juicio de Domínguez, se debe buscar cuanto antes otro ingrediente que le
dé consistencia al pan, algo así como un sustituto equivalente a polvos
leudantes, pues no se deben anteponer los intereses económicos. "Por encima
de todo debe privar el daño que se le ocasiona a la población y por lo tanto
se debe retirar como ingrediente de la fabricación de la masa para el pan".



© Panorama Digital, 2000







_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.