Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2693 al 2722 
AsuntoAutor
Apure: Latifundist interfaz
Re: Todo está norm Marcelo
Re: Todo está norm Germán T
Venezuela: Un País Carlos P
Conflicto político Jorge Hi
Fwd: HATHOR: SINER Eukarys
MENSAJE A LOS MEDI Jorge Hi
actualizado site Alfredo
Voces por la paz: interfaz
Venezuela: el fuel Carlos P
Invoquemos: Frak B Claudia
Re: Re: Todo está hbseco
Las Reglas del Jue interfaz
Version de Imprimi interfaz
Solidariedade ao p interfaz
Urgente, Acuerdo p Maria Pa
Medio planeta está Jorge Hi
Por favor anexarme interfaz
envio Acuerdo Paz Maria Pa
frenar la violenci Claudia
Ingeniero Jesse C Jorge Hi
Venezuela: denunci Jorge Hi
Democracia es Ideo josempie
Rv: ACUERDO POR LA hbseco
Re: Por favor anex hbseco
PROVEA: DERECHOS H Jorge Hi
UNIDOS EN... Eukarys
Chávez ofrece cron interfaz
Gaviria debería de interfaz
Microsoft presiona interfaz
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3102     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] Las Reglas del Juego
Fecha:Lunes, 9 de Diciembre, 2002  13:25:14 (-0400)
Autor:interfaz <interfaz @.....net>

LAS REGLAS DEL JUEGO 
Ithaca, Nueva York 1997

Carl Sagan murio de cancer, pero un ultimo libro fue publicado despues de su
muerte, una recopilacion de ensayos y discursos que él mismo estuvo
preparando para su publicación antes de fallecer.  Debajo del escrito en
este email hay copiadas
unas palabras escritas por Ann Druyan al final del epilogo del libro: "Miles
de Millones y Miles de Millones" (Billions and Billions, -Ballantine Books,
NEW YORK) de Carl Sagan.

De ese libro, que todavia no he detectado una traduccion publicada en
español, tradujé hace meses desde el ingles este escrito que veo como una
oda a la
cooperacion, y es que me di cuenta de tantas cosas hasta de mi mismo despues
de entender bien estas palabras al traducir esto, y me parecio
prudente hacer saber a todos los participantes del juego que pueda como es
que son las reglas. Ojala les guste leerlas como las expone este gringo de
Ithaca, Nueva York.

Trastor
-------------------

___________________________________________
 TABLA DE REGLAS PROPUESTAS PARA VIVIR
---------------------------------------------------------
___________________________________________
LA REGLA DORADA:
HAZ A LOS DEMAS COMO TE AGRADARIA
QUE TE HICIERAN A TI.
___________________________________________
LA REGLA PLATEDA:
NO LE HAGAS A LOS DEMAS LO QUE NO TE
GUSTARIA QUE TE HICIERAN A TI
___________________________________________
LA REGLA DE BRONCE:
HAZ A LOS DEMAS COMO ELLOS TE HACEN A TI.
___________________________________________
LA REGLA DE HIERRO:
HAZ A LOS DEMAS COMO TE PLAZCA,
ANTES QUE ELLOS TE LO HAGAN A TI.
___________________________________________
LA REGLA DEVUELVE LA BOLA:
EMPIEZAS COOPERANDO,
Y EN CADA ENCUENTRO SUBSECUENTE
SIMPLEMENTE HAZ LO QUE HIZO TU OPONENTE
LA ULTIMA VEZ
____________________________________________


LAS REGLAS DEL JUEGO
Escrito por CARL SAGAN.
del libro "Billions and Billions"
Ballantine Books, NEW YORK

Los códigos morales que buscan regular el comportamiento humano han estado
con nosotros desde mucho antes del amanecer de la civilización, entre
nuestros ancestros cazadores-recolectores pre-civilizados y altamente
sociales. Y hasta antes que eso. Diferentes sociedades tienen códigos
diferentes. Muchas culturas dicen una cosa y hacen otra. En algunas
sociedades afortunadas, alguien inspirado escribió una serie de reglas para
vivir (y muy a menudo clamó haber recibido instrucciones de Dios-sin lo cual
pocos seguirían las prescripciones). Por ejemplo, los códigos de Ashoka
(India), Hamurabi (Babilonia), Licurgo (Esparta), y Solón (Atenas), los
cuales una vez mantuvieron dominio sobre civilizaciones poderosas, están hoy
en día bien difuntos. Quizás ellos juzgaron mal la naturaleza humana y
pidieron demasiado de nosotros. Quizás la experiencia de una época o cultura
no es completamente aplicable a otra.

Sorpresivamente, actualmente hay esfuerzos -tentativos pero emergentes- de
acercarse al tema cientificamente; por ejemplo, experimentalmente.

En nuestras vidas diarias así como en las relaciones del momento entre las
naciones, debemos decidir: ¿Qué significa hacer lo correcto?, ¿Debemos
ayudar a un extraño necesitado? ¿Cómo tratamos con un enemigo? ¿Debemos en
algun momento tomar ventaja de alguien que nos trata amablemente? ¿Si somos
heridos por un amigo, o ayudados por un enemigo, deberíamos responder de la
misma manera; o la totalidad del comportamiento    pasado sobrepesa
cualquier separación reciente de la norma?.

 Al tomar tales decisiones, no nos interesa solamente hacer lo correcto si
no también hacer lo que funciona -lo que nos hace junto con el resto de la
sociedad más felices y seguros. Hay una tensión entre lo que llamamos ético
y lo que llamamos pragmático.  Si el comportamiento ético fuese a dañarnos,
hasta a largo plazo, eventualmente no lo llamaríamos ético sino estúpido.
(Hasta podríamos clamar respetarlo en principio, pero ignorarlo en la
práctica). Teniendo en cuenta la variedad y complejidad del comportamiento
humano, ¿Habrán reglas simples -llamémoslas éticas o pragmáticas- que
realmente trabajen?

 ¿Cómo decidimos qué hacer? Nuestras respuestas son en parte determinadas
por lo que percibimos como nuestros intereses. Respondemos de la misma
manera o actuamos en contra porque esperamos conseguir lo que queremos. Las
naciones ensamblan o explotan bombas nucleares para que los otros países no
se metan con ellos. Devolvemos bien por mal porque sabemos que con esto
algunas veces tocamos el sentido de justicia de la gente, o los apenamos
para que sean bondadosos con nosotros. Pero algunas veces no estamos
motivados egoistamente. Algunas personas parecen ser naturalmente del mismo
tipo. Podemos aceptar los agravios de los padres ancianos o de los niños,
porque los amamos y queremos que estén felices, así sea con algún costo para
nosotros. Algunas veces somos rudos con nuestros niños y les causamos cierta
tristeza, porque queremos moldear su carácter y creemos que los resultados a
largo plazo les traerán más felicidad que el dolor producido a corto plazo.

 Los casos son diferentes. La gente y las naciones son diferentes. Saber
como sortear  este laberinto es parte de la sabiduría. Pero teniendo en
cuenta la variedad y complejidad del comportamiento humano, ¿Habrán reglas
simples -llamémoslas éticas o pragmáticas- que realmente trabajen? O quizás
deberíamos evitar intentar pensar en esto y solo hacer lo que se siente
bien. Pero hasta así, ¿como determinamos entonces qué es lo que "se siente
bien"?

___


 La norma de comportamiento más admirada, por lo menos en occidente, es LA
REGLA DORADA, atribuída a Jesús de Nazareth. Todo el mundo sabe su
formulación en el evangelio de San Mateo escrito en el primer siglo: HAZ A
LOS DEMAS COMO TE AGRADARIA QUE TE HICIERAN A TI. Casi nadie sigue esto.
Cuando se le preguntó al filósofo chino Kung-Tzai (conocido como Confucio en
occidente) en el siglo quinto antes de Cristo su opinión de La Regla Dorada
(para entonces bien conocida), acerca de responder a la maldad con bondad,
el replicó, "¿Entonces con qué se responde a la bondad?". ¿Debe la mujer
pobre quien envidia la riqueza de su vecina darle lo poco que posee a los
ricos? ¿Debe el masoquista infligir dolor en su vecino? La Regla Dorada no
toma en cuenta las diferencias humanas. ¿Somos realmente capaces, después de
recibir una cachetada, de poner la otra mejilla para que sea golpeada
también? Con un adversario sin corazón, ¿No es esto una garantía de mayor
sufrimiento?.

 LA REGLA PLATEADA es diferente: NO LE HAGAS A LOS DEMAS LO QUE NO TE
GUSTARIA QUE TE HICIERAN A TI. Esta se puede conseguir también alrededor del
mundo, incluyendo, una generación antes de Jesús, en los escritos de Rabbi
Hillel. Los ejemplos más inspiradores de La Regla Plateada del siglo veinte
fueron Mahatma Gandhi y Martin Luther King. Ellos aconsejaron la gente
oprimida a no responder la violencia con violencia, pero no ser
complacientes ni obedientes tampoco. La desobediencia civil sin violencia
era lo que ellos predicaban -poner tu cuerpo en la línea, mostrando la
justicia de tu causa con el deseo de ser castigado en desafío a una ley
injusta. Ellos aspiraban derretir los corazones de sus opresores (y de
aquellos que aún no tomaban partido).

 King pagó tributo a Gandhi como la primera persona en la historia que
convirtió las Reglas Dorada y Plateada en un instrumento efectivo de cambio
social. Y Gandhi dejó claro de dónde vinieron sus ideas: "Yo aprendí la
lección de la no violecia de mi esposa, cuando traté de doblegarla a mis
deseos. Su resistencia determinada a mis deseos en una mano, y su tranquila
sumisión al sufrimiento en que se envolvía por mi estupidez en la otra,
ultimadamente me hizo apenarme de mí mismo y me curó de mi estupidez de
pensar que yo había nacido para gobernar sobre ella".

 La desobediencia civil sin violencia ha logrado un cambio político notable
en este siglo -sirviendo de palanca para liberar a la India del gobierno
británico y estimulando el final del colonialismo clásico alrededor del
mundo, y para proveer ciertos derechos civiles a los afro-estadounidenses-
aunque la línea de violencia de otros, como sea que la hayan desaprobado
Gandhi y King, quizás también hubiera ayudado. El Congreso Nacional Africano
(CNA) creció en la tradición de Gandhi. Pero para los años 50 estaba claro
que la no cooperación sin violencia no estaba realizando ningún progreso de
ningún tipo con el Partido Nacionalista de blancos gobernantes. Así que en
1961 Nelson Mandela y sus colegas formaron el ala militar del CNA, el
Umkhonto we Sizwe, La Lanza de la Nación, en el terreno alejado ciertamente
de las enseñanzas de Gandhi de que la única cosa que los blancos entienden
es la fuerza.

 Hasta Gandhi tuvo problemas reconciliando la regla de la no violencia con
las necesidades de defensa contra aquellos con reglas de conducta menos
encumbradas: "No tengo las calificaciones para enseñar mi filosofía de vida.
Si acaso tengo calificaciones para practicar la filosofía en la que creo. Yo
no soy más que una pobre alma que lucha anhelando ser ... completamente
confiable y completamente no violento en pensamiento, palabra y hechos, pero
siempre fallando en alcanzar el ideal".

 "Devuelve bondad con bondad", dijo Confucio, "pero maldad con justicia".
Esta se puede llamar LA REGLA DE BRONCE: HAZ A LOS DEMAS COMO ELLOS TE HACEN
A TI. Es la ley del Talión, "Ojo por ojo y diente por diente". En el
comportamiento humano actual (y en el de los chimpancés) esto es una norma
familiar. "Si el enemigo se inclina hacia la paz, así mismo debemos
inclinarnos hacia la paz", citó del Corán el presidente Bill Clinton en los
acuerdos de paz Palestino-Israelí. Sin tener que apelar a una mejor
naturaleza de nadie, instituimos un tipo de condicionamiento operante,
recompensándolos cuando son buenos y castigándolos cuando no. Nosotros no
empezamos la pelea pero tampoco somos implacables. Suena prometedor. ¿O no
es verdad que "dos errores no hacen un acierto"?

 De menor acuñación es LA REGLA DE HIERRO: HAZ A LOS DEMAS COMO TE PLAZCA,
ANTES QUE ELLOS TE LO HAGAN A TI. Algunas veces se formula como "El que
tiene el oro hace las reglas", esta es la máxima secreta de muchos, si se
pueden salir con la suya, y algunas veces el precepto que no dicen los
poderosos.

 Finalmente, debo mencionar otras dos reglas, que se encuentran a través del
mundo viviente. Estas explican muchas cosas: Una es CHUPA DE LOS QUE ESTAN
SOBRE TI Y ABUSA DE LOS QUE ESTAN POR DEBAJO. Este es el lema de los
machos y norma en muchas sociedades de primates no humanos. En realidad es
la Regla Dorada para los superiores y la Regla de Hierro para los
inferiores. Como no hay una aleación conocida de hierro y oro, la llamaremos
LA REGLA DE HOJALATA por su flexibilidad.

La otra regla común es DALE PRECEDENCIA EN TODAS LAS COSAS A LOS PARIENTES
CERCANOS Y HAZ LO QUE QUIERAS A LOS DEMAS.  Esta regla de nepotismo es
conocida por los biólogos evolucionistas como "SELECCIÓN POR PARENTEZCO".

 A pesar de su aparente practicidad, hay un defecto fatal en La Regla de
Bronce: la vengaza sin fin. Dificilmente importa quién empiece la violencia,
violencia genera violencia  y cada lado tiene razón para odiar al otro. "No
hay manera de llegar a la paz", dijo A.J. Muste. "La Paz es el camino". Pero
la paz es difícil y la violencia es fácil. Hasta cuando casi todos están por
finalizar las venganzas, un simple acto de retribución puede revolverlo todo
otra vez. La parte razonable de nosotros intenta mantener la paz, pero la
parte apasionada clama venganza. Los extremistas en las dos facciones
guerreando pueden contar unos con otros. Ellos son aliados contra el resto
de nosotros, despreciando las apelaciones al entendimiento y al amor-bondad.
Unos pocos alborotadores  pueden forzar a marchar una legión de gente
prudente y racional hacia la brutalidad y la guerra.

 En vez de tener que juzgar cada gesto y acercamiento por sus propios
méritos, nosotros meramente decidimos que el oponente es cabalmente maligno,
que todas sus concesiones son ofrecidas con mala fe, y que la fuerza es la
única cosa que entiende. Hay contadas ocasiones en la historia en que tal
vez esto fue un juicio correcto, pero por lo general no es el juicio
correcto. Esto consolida la hostilidad en ambos lados y hace el conflicto
mucho más posible. En un mundo con  armas nucleares, la hostilidad
intransigente lleva peligros especiales y muy lamentables.

 Romper con una larga serie de reprimendas es, digo yo, muy duro. Hay grupos
étnicos que se han debilitado ellos mismos hasta el punto de la extinción
por que no tuvieron la maquinaria para escapar de este ciclo, los Kaingáng
de las tierras altas de Brasil, por ejemplo. Las naciones guerreando en la
ex-Yugoslavia, En Rwanda, y cualquier otro lado puede proveer más ejemplos.
La Regla de Bronce parece demasiado implacable. La Regla de Hierro promueve
la ventaja de unos pocos despiadados y poderosos contra los intereses de
todos los demás. Las Reglas Dorada y Plateada se ven demasiado
complacientes. Estas fallan sistematicamente en castigar la crueldad y la
explotación. Esperan coaccionar a la gente de la maldad al bien mediante la
demostración de que la bondad es posible. Pero hay sociópatas a quienes no
le importan mucho los sentimientos de los demás, y es difícil imaginarse a
un Hitler o un Stalin sintiéndose apenados hasta la redención gracias al
buen ejemplo. ¿Habrá una regla entre la Dorada y la Plateada en una mano y
la de Bronce, Hierro y Hojalata en la otra que trabajen mejor que cada una
de ellas por si sola?.

 Con tantas reglas diferentes, ¿Cómo puedes decir cual usar, cual trabajará?
Más de una regla puede estar operando hasta en la misma persona o nación.
¿Estamos condenados a tan solo adivinar acerca de esto, o a confiar en la
intuición, o solo a cotorrear lo que nos han enseñado?. Vamos a tratar de
poner a un lado, solo por un momento, cualesquiera reglas que se nos haya
enseñado, y aquellas que sentimos apasionadamente que deben ser
correctas -quizás gracias a un sentido de justicia profundamente arraigado.

 Supongamos que no buscamos confirmar o negar lo que se nos ha enseñado, si
no encontrar lo que realmente trabaja. ¿Habrá alguna manera de probar los
códigos de ética compitientes? Garantizando que el mundo real puede ser
mucho más complicado que cualquier simulación, ¿podemos explorar la cuestión
cientificamente?.


   ___


Estamos acostumbrados a jugar juegos en los cuales alguien gana y alguien
pierde. Cada punto hecho por nuestro oponente nos la pone mucho más atrás.
Los juegos de "ganar-perder" parecen naturales, y a mucha gente se le hace
difícil pensar en un juego que no sea de ganar-perder. En los juegos de
ganar-perder, las veces que se pierde justo balancean las veces que se gana.
Por eso se llaman juegos de "sumatoria-cero".  No hay ambigüedad acerca de
las intenciones de tu oponente: Dentro de las reglas del juego, hará todo lo
que pueda para derrotarte.

Muchos niños y niñas se aterrorizan la primera vez que se enfrentan cara a
cara con el lado "perder" de los juegos de ganar-perder.  Al borde de la
bancarrota en el juego  Monopolio, imploran por dispensaciones especiales
(que les perdonen las deudas, por ejemplo), y cuando no llegan muy lejos con
esto, pueden denunciar en llanto el juego como sin corazón e insensible, que
por supuesto lo es. (He visto el  tablero volando por los aires, los hoteles
y las cartas de "Casualidad" y las fichas de los distintos iconos regados
por el piso en humillación y rabia escupida -y no solo por los niños y las
niñas). Dentro de las reglas del Monopolio, no hay manera de que los
jugadores  cooperen para que todos se beneficien. Así no es como está
diseñado el juego. Lo mismo es verdad para el boxeo, fútbol, básquetbol,
béisbol, vilorta, tenis, raquetbol, ajedrez, todos los eventos olímpicos,
regatas y carreras de autos, pinocle y la política de partidistas.  En
ninguno de estos juegos hay oportunidad de practicar las Reglas Dorada o
Plateada, ni siquiera la de Bronce. Solo hay cabida para las Reglas de
Hierro y Hojalata. Si reverenciamos tanto la Regla Dorada, ¿por qué es tan
rara en los juegos que le enseñamos a nuestros niños?.

Después de un millón de años de tribus guerreando intermitentemente,
pensamos con mucha prontitud en el modo "sumatoria-cero", y tratamos cada
interacción como un concurso o un conflicto. La guerra nuclear, digamos (y
muchas guerras convencionales), la depresión económica y los asaltos al
medio-ambiente global son todas proposiciones "perder-perder". Tales
intereses vitales humanos como el amor, la amistad, la paternidad, la
música, el arte y la persecución del conocimiento son proposiciones
"ganar-ganar". Nuestra visión es peligrosamente estrecha si todo lo que
sabemos es "ganar-perder".

 El campo científico que trata con tales materias se llama teoría del juego.
Se usa en tácticas militares y estrategia, política de comercio, competición
corporativa, limitación de la contaminación ambiental y en planes para la
guerra nueclar.  El juego pragmático es El Dilema del Prisionero. Este es
sumamente no-sumatoria-cero. Los resultados de ganar-ganar, ganar-perder y
perder-perder son todos posibles. Los libros "sagrados" contienen pocos
conocimientos para la estrategia aquí. Es un juego completamente práctico.

Imagínate que tú y un amigo son arrestados por cometer un crimen serio. Para
los propósitos del juego, no importa si alguno, ninguno o ambos de ustedes
lo hicieron. Lo que importa es que la policía dice que piensa que ustedes lo
hicieron. Antes de que ustedes dos tengan ninguna oportunidad de comparar
historias o planear una estrategia, son llevados a celdas de interrogatorio
separados.  Allá, olvidando tus derechos de Miranda ("Tiene el derecho de
permanecer callado..."), ellos intentan hacerte confesar. Ellos te dicen,
como hace la policía algunas veces, que tu amigo ha confesado y te ha
implicado. (¡Un amigo!). La policía puede estar diciendo la verdad. O pueden
estar mintiendo. Solo se te permite declararte inocente o culpable. Si estás
dispuesto a decir algo, ¿cuál es tu mejor jugada para minimizar el castigo?.

Aquí están los posibles resultados:

Si niegas haber cometido el crimen y (sin tú saberlo) tu amigo también lo
niega, el caso puede ser difícil de probar. En un convenio satisfactorio,
ambas sus sentencias serán muy suaves.

Si confiesas y tu amigo hace lo mismo, entonces fue un esfuerzo pequeño del
Estado para resolver el crimen. A cambio ustedes dos podrían recibir una
sentencia no tan severa, aunque no tan suave como si ambos hubieran acertado
su inocencia.

Pero si tu te declaras inocente y tu amigo confiesa, el Estado pedirá la
máxima sentencia para ti y castigo mínimo, (quizás ninguno) para tu amigo.
Oh, oh... Eres muy vulnerable a una especie de doble cruce, lo que los
teóricos del juego llaman "defección". También lo es él.

Así que si tú y tu amigo "cooperan" el uno con el otro -ambos declarándose
inocentes (o ambos declarándose culpables)- Ustedes dos escapan lo peor.
¿Deberías jugar sobre seguro y  garantizar un castigo mediano al confesar?.
Entonces, si tu amigo se declara inocente mientras tu te declaras culpable,
bueno, muy malo para él, y tú podrías salir enteramente libre.

Cuando lo piensas un poco más, te das cuenta que no importa lo que tu amigo
haga, mejor te va con las defecciones que cooperando. Exasperantemente, lo
mismo es verdad para tu amigo. Pero si ustedes defectan, los dos están peor
que si hubieran cooperado. Este es El Dilema del Prisionero.

Ahora consideren un Dilema del Prisionero repetido, en el cual los dos
jugadores participan en una secuencia de tales juegos. Al final de cada uno,
ellos saben gracias a su castigo como se debió declarar el otro. Ellos ganan
experiencia acerca de la estrategia del otro (y del carácter). ¿Aprenderán a
cooperar juego tras juego, ambos negando todas las veces que cometieron
ningún crimen?. ¿Hasta cuando la recompensa por delatar al otro es grande?

Puedes intentar cooperando o defectando, dependiendo de como fue el juego
anterior o los anteriores a ese.  Si cooperas demasiado, el otro jugador
puede explotar tu buena naturaleza. Si defectas demasiado, tu amigo también
defectará a menudo, y esto es malo para ustedes dos.  Sabes que tu patrón de
defecciones son datos enviados al otro jugador. ¿Cuál es la mezcla correcta
de cooperación y defección.?  Cómo comportarse se convierte entonces, como
cualquier otra pregunta en la naturaleza, en un tema a ser investigado
experimentalmente.

Este asunto ha sido explorado en un torneo 'round robin' continuado en
computadoras por el sociólogo Robert Axelrod de la Universidad de Michigan
en su libro sobresaliente: "La Evolución de la Cooperación". Varios códigos
de comportamiento se confrontan uno contra otro y al final vemos quien gana
(el que obtenga el menor término acumulativo de prisión). La estrategia más
simple puede ser cooperar todo el tiempo, no importa cuanta ventaja te
saquen, o no cooperar jamás, no importa cuales beneficios se originen de la
cooperación.  Estas son la Regla Dorada y la Regla Plateada. Estas siempre
pierden, una por superfluidez de bondad, la otra por sobreabundancia de
crueldad.  Las estrategias lentas para castigar la defección pierden -en
parte porque envían una señal de que la no cooperación puede ganar. La Regla
Dorada no es solo una estrategia sin éxito; es además peligrosa para otros
jugadores, quienes pueden tener éxito a corto plazo solo para ser sesgados
por los explotadores a largo plazo.

¿Deberías defectar al principio, pero si tu oponente coopera aunque sea una
vez, cooperar en todos los juegos futuros? ¿Deberías cooperar al principio,
pero si tu oponente defecta aunque sea una vez, defectar en todos los juegos
futuros? Estas estrategias también pierden. Diferente a los deportes, no
puedes confiarte en que tu oponente siempre estará ahí para atraparte.

La estrategia más efectiva en muchos de estos torneos es llamada "DEVUELVE
LA BOLA". Es muy simple: EMPIEZAS COOPERANDO, Y EN CADA ENCUENTRO
SUBSECUENTE SIMPLEMENTE HAZ LO QUE HIZO TU OPONENTE LA ULTIMA VEZ. Castigas
las defecciones, pero una vez que tu compañero coopera, estás dispuesto a
olvidar lo pasado.  Al principio, esto pareciera acopiar solo un éxito
mediocre. Pero al pasar del tiempo las otras estrategias se derrotan ellas
mismas, por mucha bondad o crueldad, y este término medio pasa a la
delantera. Excepto por ser siempre amable en la primera jugada, Devuelve La
Bola es idéntica a la Regla de Bronce. Prontamente (en el siguiente juego)
recompensa la cooperación y castiga la defección, y tiene la gran virtud que
hace tu estrategia absolutamente clara para tu oponente. (La ambigüedad de
estrategia puede ser letal)

Una vez hay muchos jugadores empleando Devuelve La Bola, estos suben en las
posiciones juntos. Para tener éxito, los estrategas de Devuelve La Bola
deben conseguir otros que estén dispuestos a ser recíprocos, con quienes
ellos pueden cooperar. Después del primer torneo en el cual la Regla de
Bronce inesperadamente gana, algunos expertos pensaron que la estrategia
perdonaba demasiado. Al siguiente torneo intentaron explotarla al defectar
más a menudo. Ellos siempre perdieron. Hasta los estrategas experimentados
tendieron a subestimar el poder del perdón y la reconciliación. Devuelve La
Bola envuelve una mezcla interesante de propensiones: amistad inicial, deseo
de perdonar y retaliación sin miedo. La superioridad de la Regla Devuelve La
Bola en tales torneos ha sido recontada por Axelrod.

Algo como esto puede ser encontrado a través del reino animal y ha sido bien
estudiado en nuestros parientes más cercanos, los chimpancés. Descrito y
llamado "altruismo recíproco" por el biólogo Robert Trivers, los animales
pueden hacer favores a otros a la expectativa de recibir los favores de
vuelta. -no todas las veces, pero lo suficientemente a menudo para ser útil.
Esta es una estrategia moral difícilmente  invariable, pero no es poco común
tampoco. Así que no hay necesidad de debatir la antigüedad de las Reglas
Dorada, Plateada, de Bronce o Devuelve La Bola, y la prioridad de las
prescripciones morales en el Libro de Leviticus.  Las reglas éticas de este
tipo no fueron originalmente inventadas por algún legislador humano
iluminado. Estas vienen de un lugar profundo en nuestro pasado
evolucionario.  Estas estuvieron en nuestra línea ancestral desde un tiempo
antes de que fuéramos humanos.

El Dilema del Prisionero es un juego muy simple. La vida real es
considerablemente más compleja. ¿Si le damos un pan a un limpiabotas,
recibiremos un pan de vuelta? No del limpiabotas; más nunca lo veremos.
¿Pero pueden los actos amplios de caridad mejorar nuestra economía y
hacernos progresar?  ¿O damos el pan por recompensas emocionales y no
económicas?. También, distinto a los jugadores en un juego ideal del Dilema
del Prisionero, los seres humanos y las naciones vienen a sus interacciones
con predisposiciones, ambas hereditarias y culturales.

Pero las lecciones centrales en un 'round robin' no muy prolongado del
Dilema del Prisionero, son acerca de la claridad de estrategia; acerca de la
naturaleza de auto-derrota de la envidia; acerca de la importancia de las
metas a largo plazo sobre el corto plazo; acerca de los peligros de la
tiranía; y especialmente acerca de abordar el asunto completo de las reglas
para vivir como una pregunta experimental. La teoría del juego también
sugiere que un amplio conocimiento de la historia es una herramienta clave
para sobrevivir.



--------------------
---------------------
"Miles de Millones y Miles de Millones"
(Ultimo parrafo del epílogo):
"Mientras hago los cambios en el  libro que Carl
temía podrían ser necesarios, su hijo Jeremy
está arriba dándole a Sam su lección nocturna
de computación. Sasha está en el cuarto haciendo
su tarea. Las naves espaciales Voyager, con sus
revelaciones de un pequeño mundo agraciado por
la música y el amor, están más allá de los planetas
exteriores, hacia el mar abierto del espacio
interestelar.  Han sido lanzadas a cuarenta mil millas
por hora hacia las estrellas y hacia un destino acerca
del cual solo podemos soñar.  Estoy sentada
rodeada de tarjetas de correo de personas de todo
el planeta quienes lamentan la pérdida de Carl.
Algunas de ellas dicen que Carl es un ejemplo
que los ha inspirado a trabajar por la ciencia y la
razón contra las fuerzas de la superstición y el
fundamentalismo.  Estos pensamientos me
reconfortan y me sacan de mi dolor de cabeza.
Me permiten sentir, sin recurrir a lo sobrenatural,
que Carl vive."

--Ann Druyan
Feb 1997,
Ithaca, New York.

--------------------------------------------------------










¡Visita el sitio de archivos de LEA! disponible en 
http://www.elistas.net/lista/lea/ficheros/
¿Interesado en cargar documentos o imagenes?
Contacta a lea-admin@...
Para retirarte de LEA envía un mensaje a: lea-baja@...
Solicitar ayuda: visita http://www.eListas.net/foro/lea
----


_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.






_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~
                       >>> NISSAN <<<
            ¿Y tú? ¿Te has enterado? ¿Ya lo sabes?
  Haz clic aquí -> http://elistas.net/ml/102/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~