Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2611 al 2640 
AsuntoAutor
CONFERENCIA MUNDIA Jorge Hi
"Management proced Andrei J
Eliminar de la lis Luisa Vi
documento juridico FRANCISC
Ante el simplismo. F. Eduar
Boletin de COP 8 s Jorge Hi
RE: Ante el simpli interfaz
Pinceladas de los Eukarys
FALLA DE SEGURIDAD Julio Ce
Sobre el Golfo de Jorge Hi
Re: Carta al Coman Jorge Hi
Boletin de COP 8 s Jorge Hi
¿Adelanta Chavez p Jorge Hi
V Congreso Venezo Jaime E.
presentaciön. Enrique
DENUNCIA ETNOCIDIO francisc
DENUNCIA ETNOCIDIO francisc
GASOLINA SIN PLOMO Julio Ce
Boletín 14 - porta Jorge Hi
Trasgenicos de ayu F. Eduar
Boletin de COP 8 s Jorge Hi
Hundimiento del «P Lucas Ri
Boletin de COP 8 s Jorge Hi
CENTRO MUNDIAL PAR Julio Ce
Indígenas abandona Jorge Hi
Riesgos Petroleros Jorge Hi
Depredadores mayor F. Eduar
Fe de erratas/Ries Jorge Hi
Re: CENTRO MUNDIAL Eukarys
Riegos petroleros Jorge Hi
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3067     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] 1ª. Cumbre de Mujeres Indígenas de las AméricasCARTA EPISCOPADO
Fecha:Miercoles, 4 de Diciembre, 2002  10:56:22 (-0400)
Autor:Sociedad de Amigos en defensa de la Gran Sabana-Orinoco Oil Watch <amigrans @........ve>

CARTA ABIERTA A LA CONFERENCIA EPISCOPAL MEXICANA

CARTA ABIERTA A LA CONFERENCIA EPISCOPAL MEXICANA

 

 

En conocimiento del mensaje emitido por el Consejo Permanente Episcopal Mexicano, las participantes de la 1ª. Cumbre de Mujeres Indígenas de las Américas tienen a bien manifestar lo siguiente:

 

1.                  El interés que la Conferencia Episcopal ha demostrado por este evento evidencia el reconocimiento de su trascendencia y la preocupación de la iglesia católica por las conclusiones a las que podamos arribar, constituyendo un estímulo adicional para llevar nuestras deliberaciones a profundidad, con la responsabilidad y el entusiasmo que han caracterizado a este esfuerzo desde el origen de su convocatoria.

2.                  Sin embargo, el mensaje del Episcopado mexicano vierte críticas que son, lamentablemente, apresuradas y se fundan en documentos preliminares que no tenían otro propósito que el de desatar el debate que no hemos hecho más que comenzar. “Por sus frutos los conoceréis”, dice el evangelio, y lo menos que pedimos es que esta Cumbre sea juzgada por sus resultados y no por sus frases aisladas tomadas fuera de contexto de alguno de sus documentos referenciales.

3.                  El mensaje de los obispos desconoce la pluralidad de opiniones que existen en el seno de los pueblos indígenas del Hemisferio y de las más de 300 delegadas a esta Cumbre, así como nuestra capacidad de someter nuestras opiniones a un debate genuinamente democrático para construir los consensos que han permitido a nuestros pueblos sobrevivir a la historia de imposiciones que queremos dejar atrás.

4.                  Reivindicamos nuestro derecho a aprender de nuestras propias experiencias, a sistematizar nuestros avances y a labrar un camino propio y libre de cualquier injerencia.

5.                  Reafirmamos nuestro derecho como pueblos a la libre determinación –como medio y nunca como un fin en sí misma-, y la validez de nuestra lucha pacífica por alcanzarla.

6.                  Si de verdad “ahora” la iglesia no pretende imponer el evangelio podría demostrar un verdadero respeto por nuestra propia espiritualidad y estar dispuesta a un diálogo horizontal.

7.                  La iglesia se preocupa por la ideologización de nuestras críticas a la globalización, como si la globalización no conllevara en sí misma una propuesta ideológica, que prolonga y exacerba las relaciones de marginación y exclusión que nuestros pueblos han padecido durante siglos.

8.                  El mensaje de la iglesia se preocupa también por los valores subyacentes a algunos de nuestros debates, ignorando que nuestra relación con la vida –con las vidas- tiene un valor sagrado, por lo que no requerimos de ninguna doctrina ajena para defender nuestros derechos y los de nuestras generaciones futuras.

 

 

Oaxaca, 3 de diciembre de 2002

 

Las delegadas de: Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela.

 

 

RIGOBERTA MENCHÚ TUM

PRESIDENTA