Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2281 al 2310 
AsuntoAutor
Re: <Red CERA> Des Jorge Hi
Re: <Red CERA> Sal Jorge Hi
SOS. E. Galeano Jorge Hi
Curso de Manejo de Familia
Bush!!! F. Eduar
Encuentro de Comun Jorge Hi
Viejas publicacion Andrei J
Re: Solicitud de t Jorge Hi
Re: Viejas publica Jorge Hi
Pincelada de los j Eukarys
Contradicciones!!! F. Eduar
Re: Bush!!! Héctor B
Peligran más de 1 F. Eduar
La política forest F. Eduar
Curso Sistemas de Carlos P
Disculpen la insis F. Eduar
Le chef RAONI Eukarys
Noticia: Documento Lucas Ri
Curso sobre SINTER Jose Rod
Re: Curso Sistemas wrojas
"La mega-reunión e Jorge Hi
Desechos Eukarys
...y la sal ha esc Jorge Hi
Fwd: Re: Palestra Rosa Gue
Desarrollo y Ambie Jose Rod
CACERIA INDUSTRIAL Jorge Hi
Se incendió otra c Jorge Hi
Pincelada de Los J Eukarys
CERCUS en Agosto JAPM
Corran voz a "hotm Jorge Hi
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2695     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] Noticia: Documento de la Santa Sede a Johannesburgo
Fecha:Lunes, 26 de Agosto, 2002  16:02:31 (-0400)
Autor:Lucas Riestra <lucasr @.....net>


La Santa Sede propone en Johannesburgo una «ecología humana»
Documento en preparación de la Cumbre sobre Desarrollo Sostenible

CIUDAD DEL VATICANO, 25 agosto 2002 (ZENIT.org).- Ecología y solidaridad son dos elementos inseparables, afirma la Santa Sede en un documento redactado en preparación de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible en el que propone una «ecología humana».

El documento se ha distribuido en semanas pasadas entre las delegaciones que participan en el encuentro de Johannesburgo, que tiene lugar del 26 de agosto al 4 de septiembre en Johannesburgo (Sudáfrica), diez años después de la Conferencia de Río de Janeiro.

De acuerdo con el documento de cinco páginas, la ecología constituye un auténtico signo «de la solidaridad humana», que implica «obviamente la conservación y el cultivo de los recursos de la Tierra».

Tal desarrollo debe basarse en «sólidos valores éticos» como «la justicia, los derechos humanos, la paz y la libertad», sin los cuales «ningún progreso será sostenible».

«El concepto de desarrollo sostenible --subraya el documento de la Santa Sede-- puede comprenderse sólo en la perspectiva de un desarrollo humano e integral».

Ecología humana
El primer principio de la «Declaración de Río» afirma que «el ser humano está en el centro de todo lo relativo al desarrollo sostenible». Por eso, la Santa Sede pide que la Cumbre Mundial adopte el término de «ecología humana».

«Ecología humana», explica el texto, implica ante todo «asegurar y salvaguardar las condiciones morales en la acción de los seres humanos con el ambiente».

«La primera y fundamental estructura de la ecología humana es la familia --se lee en el documento--, lugar en el que el hombre recibe su primera formación y la idea de bondad y verdad. La familia es donde el individuo aprende a amar y a ser amado, y esto significa crecer como persona. En este contexto, debe prestarse especial atención a la función de ecología social representada por el trabajo».

En relación con la globalización, el documento de la Santa Sede explica que ésta «no es buena o mala a priori. Es necesario insistir en que la globalización, como cualquier otro sistema, debe estar al servicio de la persona humana, debe servir a la solidaridad y al bien común».

Pobreza
El documento de la Santa Sede subraya «la absoluta necesidad de erradicar la pobreza». Se necesita en este punto «la activa participación de los pobres», quienes desgraciadamente «en muchos proyectos en discusión son contemplados como un problema antes que como un potencial productivo y creativo».

Desde este punto de vista, la Santa Sede define como cruciales «la posibilidad de empleo y la difusión de sistemas educativos y sanitarios».

«Se deberían estudiar nuevas formas de consumo y producción --afirma el texto--, promovidas en acuerdo con los principios de la dignidad humana y de la solidaridad».

El documento de la Santa Sede subraya asimismo la necesidad de «facilitar el acceso a los servicios sociales a las personas que viven en las zonas rurales», así como solicita «un adecuado abastecimiento de agua potable y de los sistemas sanitarios para todo habitante de la Tierra».

Nueva solidaridad
Respecto a la relación entre los Estados, el documento pide «una verdadera solidaridad basada en cualidades espirituales como fundamento para abordar los problemas internacionales». En este contexto, propone una «gobernancia internacional» basada en el principio de subsidiariedad, según el cual «cuando una nación no consiga desarrollarse, las demás están obligadas a acudir en su ayuda».

El documento de la Santa Sede concluye explicando «la unicidad del ser humano frente a la creación. Un ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios, pero que se realiza solamente en la donación de sí mismo a los demás. Es el don de sí mismo lo que garantiza el desarrollo de las futuras generaciones».

«En este contexto, los miembros de las futuras generaciones --dice el documento de la Santa Sede-- dependen del don de sí mismo ejercido con plena responsabilidad. Los jóvenes refuerzan su educación sobre la base del generoso sacrificio de los adultos. El don de sí mismo es la forma más noble de libertad humana y es la base de todas las acciones que conducen a un desarrollo humano integral».

El documento original en inglés puede consultarse en la página web de Zenit (http://www.zenit.org/english/visualizza.phtml?sid=22047).
ZS02082506