Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2251 al 2280 
AsuntoAutor
ELl Tuqueque 1 (Ma Vitae
Re: <Red CERA> Ant Jorge Hi
Fw: Regional and G Sociedad
DEFORESTACION GLOB interfaz
"LA NUBE MARRON Eukarys
Expertos aseguran interfaz
Fw: MAESTRIA EN GE Jaime E.
Waraos en caracas? interfaz
(sin asunto) AnaChauc
RE: Waraos en cara Fundagre
Re: Waraos en cara F. Eduar
ADOPTA UN TIBURÓN Jorge Hi
Si son Waraos!!!!! interfaz
NEOINDIGENISMO, IN interfaz
El aire que respir Carlos P
Habilitarán otra l Jorge Hi
Entregan Premio de Jorge Hi
RE: El aire que re Dominga
Aragua Presente en Maria Pa
NOSOTROS LOS PUEBL Sociedad
RE: Waraos en cara Fundagre
Re: Waraos en cara F. Eduar
RE: Waraos en cara Fundagre
El programa HAARP. F. Eduar
Avanza desastre pe Jorge Hi
Informacion de int Miguel A
informacion de int Miguel A
Re: Actualizacion Jorge Hi
Moradores de la co Jorge Hi
Un proyecto urbaní Jorge Hi
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2676     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] Moradores de la costa
Fecha:Martes, 20 de Agosto, 2002  06:04:07 (-0400)
Autor:Jorge Hinestroza <vitae1 @.......net>

Panorama, Maracaibo, martes 20 de agosto de 2002
 
 

De las diferencias entre los caimanes de la costa y del Orinoco, destacan:El residente de las costas tiene siempre un hocico más ancho y robusto. Además, posee una elevación o morro en la parte superior del hocico que no la presenta su pariente del Orinoco.

El rasgo más notorio que los distingue a ambos es la escamación dorsal. En el acutus se da de manera irregular, mientras en los otros prosigue siempre un orden.
En el Zulia reside una de las dos especies de caimanes venezolanos
Moradores de la costa

Se les considera en peligro de extinción, por la caza furtiva y la destrucción de sus hábitats. En la Ciénaga de Los Olivitos, en la COL, se liberan animales como parte de un programa de reintroducción. Ponen entre 30 y 45 huevos de los que sobrevive sólo 10%.


Texto: Yennys Rojas

 
Si pensó que el dicho “lágrimas de cocodrilo” se alejaba de la realidad, ignora cómo el caimán de la costa excreta el exceso de sal.

En su cuerpo escamoso su ubican unas glándulas que cumplen esa función, en especial cuando el reptil se encuentra en zonas con altas salinidades, asegura el guardafauna Carlos Chávez, desde Apure, vía e-mail.

El crocodylos acutus -nombre científico- es un animal que reside, principalmente, en ambientes costeros, en palabras de Andrés Eloy Seijás, profesor de la Universidad Nacional Experimental de los Llanos Occidentales Ezequiel Zamora (Unellez) y experto en cocodrilos.

Presencia mermada

Seijás recordó que históricamente el acutus se encontraba en la mayor parte de los ríos que desembocan al Lago de Maracaibo, como el Catatumbo y el Escalante y en los afluentes que llegan al Mar Caribe, como el Tocuyo, Yaracuy, Neverí y Tuy, entre otros.

Sin embargo, como ocurre con otras especies en el mundo, se encuentra en peligro de extinción, producto de la caza con fines de comercializar su piel; aunque en la actualidad el mayor problema se relaciona con la destrucción de sus hábitats.

Entre las décadas de los años 30 y 60 se catalogan como las más fatídicas, por la drástica disminución de las poblaciones, según lo reconoce Andy Urdaneta, estudiante del décimo semestre de biología en La Universidad del Zulia (LUZ) y quien desarrolla su tesis sobre este cocodrilo.

Características

“Existen datos que indican que las especies venezolanas, es decir el caimán de la costa y del Orinoco, podían superar los seis metros de longitud, pero hoy día, con el acoso implacable del hombre, es raro que lleguen a los 4,5 metros”, afirmó Seijás.

Los estudiosos del cocodrilo destacan que al nacer su tamaño oscila entre los 24 y 28 centímetros. En ese período, su alimentación -acotó Chávez- se basa en insectos, arácnidos y otros invertebrados y peces pequeños.

“En la medida que aumentan de tamaño su dieta cambia a vertebrados (pequeños mamíferos, aves, reptiles como iguanas, lagartijas y tortugas), las cuales consumen de acuerdo con la abundancia o preferencia”, puntualizó el guardafauna apureño.

Al alcanzar los 240-260 centímetros de longitud se consideran en plena madurez sexual: comienzan los contactos que realizan dentro del agua.

La puesta de los huevos ocurre en tierra, según lo describió Chávez. “La hembra escarba con sus patas traseras la arena. Luego, deposita todos los huevos (en promedio 30-45), los tapa e inicia el receloso cuidado para protegerlos de los depredadores”.

Pero de los casi 50 huevecillos sólo 10% sobrevive al año de la eclosión (salida del cascarón).

La alta mortalidad postnatal se relaciona mucho con la vulnerabilidad de los caimancitos. “El primer año es considerado como la fase crítica cuando los neonatos están sujetos a factores intra y extraespecíficos”, contó Andy Urdaneta.

Agregó que existe mucha competencia entre ellos, aunado al canibalismo y las lesiones que presentan algunas crías al nacer.

Planes

Una de las alternativas consiste en levantar las crías en cautiverio e, incluso, manipular los huevos. “Se puede controlar la temperatura, la humedad relativa y otros factores que influyen en el tamaño de la nidada. Al lograr ello se asegura un porcentaje más alto de reproducción en los animales”, señaló el estudiante de biología.

El Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Marnr) desarrolló en coordinación con otras instituciones y expertos zoocriaderos especialmente en los llanos del país.

En esos lugares -quedan muy pocos en funcionamiento- se obtendrían las crías en cautiverio para luego reintroducirlas a sus hábitats, en procura de recuperar las poblaciones, no sólo del acutus, explica Alfredo Lander, funcionario del Marnr.

“La estrategia se basa en proteger a los caimancitos en las primeras etapas de la vida, pues allí son vulnerables y con alta morbilidad”.

Esfuerzos locales

Desde 1998 se desarrolla de manera formal un programa de reintroducción del caimán en la Ciénaga Los Olivitos en la Costa Oriental del Lago (COL).Para la fecha se liberaron 11 ejemplares, 32 en 1999 y en 2002 se cuentan 45, según los cálculos de Andy Urdaneta.

Sobre la colaboración del Parque Sur, Luis Áñez, veterinario de la institución, refirió que en abril de 2001 nacieron en cautiverio 11 caimanes, de los cuales sólo sobrevivieron 7.“Mantenemos a los caimancitos hasta que alcanzan el peso y tamaño adecuados para ser llevados a Los Olivitos”.

Si bien las intenciones por incrementar lo acutus, son positivas, en el caso de la ciénaga zuliana adolece de seguimiento después de soltar los animales.

“Se liberan los animales y durante mucho tiempo -desde 1998- hasta que comencé a realizar mi tesis, en el 2001, no se habían efectuado monitoreos”, aseguró Urdaneta.

El joven recordó que hubo intentos previos, pero no de manera formal. “Casi todos los caimanes fueron liberados en el sector de la ciénaga llamado "Laguna la Palúa". Esperaba encontrar un índice aceptable de caimanes, en el orden de tres individuos por kilómetro, pero no fue así. Los animales se desplazaban o por ser un zona de pescadores, quedaban atrapados en las redes”.

DISTINTOS

De las diferencias entre los caimanes de la costa y del Orinoco, destacan:

El residente de las costas tiene siempre un hocico más ancho y robusto. Además, posee una elevación o morro en la parte superior del hocico que no la presenta su pariente del Orinoco.

El rasgo más notorio que los distingue a ambos es la escamación dorsal. En el acutus se da de manera irregular, mientras en los otros prosigue siempre un orden.

El caimán de la costa es relativamente manso y tímido. Esa cualidad le ha permitido sobrevivir en áreas o lugares como Punta Brava, en el Parque Nacional Morrocoy, muy visitado por turistas.