Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2161 al 2190 
AsuntoAutor
PRODUSAL (CARGILL vitae
(sin asunto) Sociedad
Noticias y Novedad Vitae
?????????????????? interfaz
RE: ?????????????? Dominga
South Africa to Co Sociedad
Resumen sobre la a Vitae
Re: denuncia ambie Vitae
ONU ADVIERTE QUE L Julio Ce
Bacardí Édinson
En Paraguaná la pe Jorge Hi
Recordar "Instante Vitae
Consulta Publica N Miguel A
Re: Re: denuncia a Héctor B
Lago y oxigenación Jorge Hi
Dar de baja: Dominga
Nuestra voz en Ear Carlos P
Felicitan a Julio Vitae
PVSA cree que "nos Vitae
Invitación Danzas. Maria Pa
Invitación Danzas. Maria Pa
Sustancias peligro Vitae
Lombricultura. Una pefaur
LOS ASALTANTES DE Julio Ce
Fwd: Push New York Carlos P
Concierto 15 Aniv pefaur
Fw: BASURA EN RIBA Germantr
Contaminados con m Vitae
(sin asunto) Carlos P
Nuestras mentes am Carlos P
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2579     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] Sustancias peligrosas
Fecha:Martes, 23 de Julio, 2002  16:16:33 (-0400)
Autor:Vitae <vitae1 @.......net>


“En 20 minutos un hombre perdía un kilo. Antes de finalizar su trabajo debía pasar al área de descontaminación y luego con los médicos para hidratarse”, precisó Willian Urdaneta, quien agregó que la pérdida de peso era ocasionada por el calor, dado que debían utilizar trajes especiales.

La unidad marabina comenzó sus funciones en 1995 con 12 personas quienes habían recibido el entrenamiento básico.
 
 
Panorama, Maracaibo, martes 23 de julio de 2002
 
Especialistas hablan del manejo de materiales peligrosos
Sustancias efervescentes

La accidentalidad se registra durante el almacenamiento y la transportación. El cloro y los destapacañerías constituyen los productos riesgosos en el hogar. Reacciones en el cuerpo y contaminación ambiental entre las consecuencias.


Texto: Yennys Rojas

Algunos los vieron como envases idóneos para recolectar agua. Los lavaron y desecharon las sustancias de su interior. Quizás deslizaron sus manos, desprovistas de guantes, por la superficie sin el más mínimo temor de que su piel hiciera contacto con el material tóxico.

Pocos sabían que los barriles que sustraían de la abandonada tenería de Gustavo Zingg, en el sector de La Arreaga, en Maracaibo, servían para guardar siete tipos de tóxicos, como lo precisaron las investigaciones en el área.

Días después, sus pieles se brotaron y sus cuerpos reaccionaron, porque la manipulación de los productos siempre requiere de personal y equipos adecuados. Pero, ellos desconocían los alcances de la acción.

Definición

Se trata de sustancias peligrosas que pueden producir un efecto adverso sobre la salud o seguridad de la persona expuesta, según lo define Helim Pirela, jefe de la Unidad de Materiales Peligrosos del Cuerpo de Bomberos de Maracaibo.

Desechos de hospitales, nucleares o corrosivos engloban el renglón anterior y con los cuales se lidia en empresas y hogares, aunque en menor escala.

“La realidad nos dice que no estamos preparados para los siniestros”, comenta Estela Portillo, coordinadora de la brigada infantil y juvenil del Cuerpo de Bomberos.

Menciona los riesgos que se respiran en los laboratorios de las universidades. “Durante años han manejando químicos sin tener las condiciones mínimas de resguardo”.

La situación se agrava en ciertos hospitales y clínicas, “que desechan equipos y los colocan en la parte posterior de la institución. Vemos que el transeúnte cuando camina por allí se contamina sin darse cuenta, porque no fueron guardados en depósitos especiales”, admite Portillo.

Transportistas

Las principales contingencias en el ámbito de tóxicos se vinculan con el transporte y almacenamiento, manifesta el jefe de la Unidad de Materiales Peligrosos.

Refiere que organismos bomberiles prosiguen las indicaciones de la norma Covenin y la 2.670, entre otras, en las que se establecen formas para identificar las sustancias de acuerdo con su grado de peligrosidad, qué hacer ante contingencias y cuáles son los daños en el organismo de no protegerse.

Incentivar a que los transportistas, por ejemplo, señalicen qué tipo de productos trasladan supone una de las mayores metas de la unidad zuliana.

“A veces tienen un número o un rombo de identificación con un símbolo de grado tres (líquidos inflamables), pero lo que llevan es grado ocho (corrosivos)”, admite Willian Urdaneta, miembro de la Unidad de Materiales Peligrosos.

Ante un siniestro o una errada manipulación, las consecuencias se perciben también en el ambiente.

Los daños ecológicos van en función del producto químico y del área donde ocurre el accidente”, señala Rosa Paz, jefa de la división de calidad ambiental del Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Marnr).

Acota que el impacto puede ser inmediato o a mediano plazo. Menciona que una de las labores que prosigue el ministerio para vigilar la trasportación de químicos se relaciona con el Registro de Actividades Susceptibles de Degradar el Ambiente.

“A los transportistas se les exige la identificación del material, según lo establecen las normas de la Organización de Naciones Unidas, entre otros requisitos”, refiere Paz.

Una de las eventualidades atendidas por el Cuerpo de Bomberos de Maracaibo ocurrió con una gandola que trasladaba ácido clorhídrico, indica Pirela.

“Ocurrió en la vía de La Paz, (en La Concepción). Allí se contaminó un potrero donde bebían agua los animales por efecto del derrame del producto”.

Imprudencias

En los hogares la manipulación de productos tiene sus efectos aun cuando éstos resultan menores que los empleados en la industria.

El uso de hipoclorito (cloro) o los destapacañerías genera las principales emergencias en las casas, a decir de Urdaneta.

“Se recomienda que empleen guantes y sobre todo que no los dejen al alcance de los niños. La ingestión de cloro les irritaría la tráquea, por ejemplo. Con los destapacañerías, por ser ácido clorhídrico, las consecuencias son más fuertes”.

Por lo general, una de las imprudencias con cloro ocurre cuando limpian la sala sanitaria, según lo admite Manuel Boscán, bombero con siete meses en la unidad.

Explica que el cloro es un gas que por la presentación comercial se ve disuelto en líquido. “Es corrosivo, venenoso y tóxico. Al inhalarlo puede darle ceguera o carraspera. Pero los usuarios desestiman el poder del hipoclorito y se encierran en el baño con un escasa ventilación”.

En el plano industrial, el almacenamiento inadecuado, tiene su repercusiones, “porque no consideran el tipo de sustancias que tienen y las colocan juntas sin discriminar sus reacciones. Hemos visto casos que ponen el cloro junto con líquidos inflamables o cerca de grasas con la cual reacciona”, dice Urdaneta.

Prudencia, respeto y cuidado resumen las recomendaciones de los expertos. Desestimar sus sugerencias coloca a la población a un paso del riesgo.

DATOS CLAVE

Venezuela posee 107 Cuerpos de Bomberos, de los cuales sólo nueve tienen Unidades de Manejo de Materiales Peligrosos.

Cuando los bomberos efectuaron la recolección de los barriles en la tenería de Gustavo Zingg, se dispuso de siete intervenciones por día para cada bombero.