Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2131 al 2160 
AsuntoAutor
Re: Peligra la rep Vitae
La versión de Prod Jorge Hi
población en ALC pefaur
Plan Gasolinero Vitae
nuevo eco-cemento Germantr
Re: PDVSA Vs. Kyot Vitae
¡ Bienvenido Franc Jorge Hi
Direcciones de uti Jorge Hi
CURSO DE ECONOMIA Jorge Hi
A PROPOSITO DE NUE Eukarys
Curso Producción d pefaur
Taller sobre Hongo pefaur
No a la Violencia Vitae
(sin asunto) Sociedad
Exxon Mobil retira Vitae
EEUU cuestiona a U Vitae
Fw: Invitación Bau Luisa Vi
Foro Cienaga Los O Carlos P
Número 16 de la Ca Andrei J
acción de protest Sociedad
(sin asunto) Maria Pa
PINCELADAS DE LOS Eukarys
Conozca a nuestro interfaz
XXII ASAMBLEA NACI Vitae
¡Bienvenido Celest Jorge Hi
Medical plastics p Jorge Hi
PINCELADAS DE LOS Eukarys
Sobre la lucha por Carlos P
Comisión evaluará Vitae
PRODUSAL (CARGILL vitae
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2533     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] Re: PDVSA Vs. Kyoto
Fecha:Sabado, 13 de Julio, 2002  08:45:56 (-0400)
Autor:Vitae <vitae1 @.......net>

 

PETROLEO VS. AMBIENTE     Francisco Mieres

La paradoja del petróleo es para nosotros inevitable, interminable, lamentable. No hay forma de liberarse de ella, como fuente de dilema, de problemas de frustración. La pregunta que asedió a nuestros pensadores del siglo pasado y que retó a los gobernantes vuelve una y otra vez, tal como la formuló Prieto Soto: “Petróleo. ¿gracia o maldición?” o como la respondió Pérez Alfonso, tajantemente: “Hundiéndonos en el excremento del diablo”. Desde luego, los hombres del petróleo y del capital, de la empresa, de los medios y del poder no pueden tolerar una respuesta tan contundente, tan radical, tan negativa. “No se puede difamar al petróleo, que no tiene la culpa.” Es el alegato serio, moderado, salomónico, adoptado por el grueso de profesionales e intelectuales, e impuesta a la opinión pública, que le abre paso luego a la idolatría del petróleo y la sumisión a su capital internacional, el más poderoso del s. XX y el más ducho en el manejo de la (des)información. De allí que la primera ley de nuestras relaciones exteriores es que nos está prohibido desobedecer a los dueños del gran capital, del mayor mercado y por añadidura del mayor poder militar y político mundial, amén de “big brother” del hemisferio. PDVSA, fiel a su herencia de Exxon, Shell, Gulf, ha sido santuario de este credo, cuyos sacerdotes fueron formados por las casas matrices han sido celosos defensores y propagadores de este culto, para el cual han logrado catequizar al MEM y otros organismos del Estado, mezclando la persuasión, el soborno,

la mentira, y llegado el momento, la presión política, la conspiración y el golpe, como vimos en marzo y abril pasados. Este meta-Estado transnacional sometió  el supuesto Estado nacional, en el penúltimo gobierno, a la condición de pseudo-estado. El intento de Chávez de rescatar la dignidad de Estado soberano, y de hacerlo en el santuario petrolero, fue la causa principal del golpe. Fracasado patéticamente, cierto, pero sólo a medias en el levantamiento dentro del enclave transnacional, donde los gerentes golpistas han recuperado posiciones de poder, merced a un repliegue presidencial y a la negociación que tiende a restablecer la crónica dependencia, pues detrás de Giusti, Quirós, Sosa y demás se ha alzado la figura amenazante de G. W. Bush y sus petroleros. En la relación gobierno-PDVSA está en juego hoy el dilema de o Estado genuino soberano o pseudo estado semicolonial. No se trata sólo del control de las decisiones en la empresa y del  inmenso botín  oculto en la caja  negra en manos de su  gerencia transnacional, manejada según el ministro Nóbrega con cuentas (opacas) y cuentos (de camino) a espaldas del Estado y del país propietarios. Se trata del ocultamiento perverso del fraude gigantesco contra el Fisco y contra el BCV, que J. C.Boué ha develado al menos en parte, al que me he referido aquí varias veces, y que por fin ha logrado eco en la gran prensa en la reseña de Carquez el 1º-07-02 en El Nacional. Es increíble como los ministros, vices, jefes y directores designados por Chávez, aceptaron,  legitimaron, o se plegaron a estas prácticas fraudulentas cada vez más graves. La cuestión ahora es si los recién designados seguirán admitiéndolas.

Pues bien, un caso que viene a agravar este cuadro inaceptable es el de la posición del gobierno sobre el protocolo de Kyoto firmado en esa ciudad japonesa en diciembre de 1997 por la mayoría de los países del planeta para reducir el nivel de las emisiones de gases de invernadero a la atmósfera cuya secuela es el calentamiento creciente de la misma y el deterioro climático en detrimento de recursos marinos y terrestres y de la calidad del hábitat humano. El problema es que la causa fundamental de esas emisiones es la combustión de petróleo (en 1er lugar), gas y carbón (combustibles fósiles) en la industria y los automóviles, y en la extracción, refinación y transporte de esas sustancias. Los países desarrollados, principales causantes, se comprometieron a disminuir sus emisiones de dióxido de carbono hacia el 2010 respecto a los niveles de 1990. De esos 34 países, EE UU emitía para entonces el 36% del total. Otra región obviamente afectada es la de grandes exportadores de petróleo, la OPEP ante todo. Los gobiernos impulsores del Protocolo y de su documento base, la Convención de Cambio Climático, salido hace 10 años de la cumbre de Rio de Janeiro, son los del 3er mundo, coordinados en su mayoría en el “grupo de los 77 + China”, que hoy enlaza 133 países pobres, además de China. A todas estas, ya está en marcha la preparación bajo el auspicio de la ONU de la 2ª “cumbre de la tierra” que se inicia el próximo agosto en Johannesburgo, Suráfrica. Uno de los objetivos claves de los países pobres es lograr la ratificación formal y definitiva del protocolo de Kyoto, y Venezuela tiene hoy el papel de coordinador del grupo de los 77+China. La situación está muy tensa porque, luego de una actitud positiva hacia el convenio por parte del gobierno de USA, al llegar Bush jr a la presidencia, decidió desconocerlo, no ratificarlo. En la última reunión mundial, en Bonn, se quedó solo frente a todos los demás países. ¿Cuál es, entonces, el problema?.

El problema es que entre los países que no se declaran en contra, hay algunos que tampoco están a favor, y entre ellos está..... ¡Venezuela! ¿Por qué razón? Porque S. M. PDVSA está contra el protocolo, y le niega su aprobación. Además, ha ganado la complicidad del MEM, que además ha vetado en el gabinete la creación de una comisión con participación de la sociedad, de las ONG ambientales, como se hizo hace una década. En otras palabras, también en este aspecto la gerencia transnacional se cuadra con Bush, contra la causa ambiental del resto del mundo, y los rectores de la política energética se pliegan a la “obediencia debida”. Si el gabinete desautorizó al MARNR y aprobó el veto del MEM, contra lo pautado en la Constitución y en la Ley del Ambiente sobre los derechos a la participación social, confiesa no tener política ecológica,  o, más bien, tenerla negativa, al someterla al poder petrolero transnacional. En esta tragicomedia hay un agravante, y es que la posición de PDVSA y del MEM, heredada y adoptada acríticamente por el actual gobierno, se apoya en un “modelo econométrico” elaborado por la OPEP usaudí del período Giusti-Arrieta, similar al que le recomendó aumentar la producción en pleno estallido de la crisis asiática, en diciembre 1997, para provocar el famoso colapso de precios petroleros. Se trata de una versión ampliada de las cuentas y cuentos de PDVSA, en los que todavía hay gente adulta que cae. Por cierto, no sólo en el gobierno, y en los medios, también entre los académicos. De ello es testimonio el último número de Nueva Economía, revista de la academia del ramo, que publica tres colaboraciones que abordan el tema fiscal petrolero: todas pasan por alto el detalle de la evasión impositiva por parte de PDVSA.






MSN. Más Útil cada Día. Haga clic aquí